Equipos con mariscales veteranos no siguen ejemplo de Patriots

BRISTOL — Los equipos de la NFL han tratado de seguir el ejemplo de los New England Patriots para ganar, pero hay una fórmula del entrenador en jefe Bill Belichick que no están copiando, al menos no todavía: la estrategia a largo plazo en la posición de mariscal de campo detrás de un titular veterano.

Algunos no parecen tener una estrategia definida, en parte debido a que la calidad de su pasador no hace que sea necesario un cambio. Pero lo será.

New England es uno de siete equipos con un mariscal de campo titular de calidad con 34 años de edad o más. Sin embargo, los Patriots son el único club de ese grupo en reclutar un pasador–Jimmy Garoppolo— en las primeras dos selecciones del draft durante la era de su titular actual.

Los 24 mariscales seleccionados en las primeras dos rondas desde el 2011 son muestra de la desesperación que se ha sentido alrededor de la liga en la posición, a excepción de los Pittsburgh SteelersDallas CowboysNew York GiantsSan Diego ChargersNew Orleans Saints y Arizona Cardinals, quienes se han abstenido de abastecerse de pasadores para desarrollo a pesar de tener a titulares con una edad promedio de 35.3 años. Los Chargers no han seleccionado un mariscal más alto de la quinta ronda desde el 2006.

Tom Brady tiene 38 años, así que quizás los Patriots tuvieron que iniciar antes con su plan de sucesión. Incluso repitieron su fórmula con Jacoby Brissett en la tercera ronda este año.

Para otros, el panorama parece claro: exprimir al titular hasta que el padre tiempo rompa la bolsa de protección, después habrá que buscar un reemplazo.

«Vamos a montar el caballo que tenemos», declaró el presidente del Senior Bowl, Phil Savage, ex gerente general de los Cleveland Browns. «Esa es la mentalidad».

Y debería serlo. ¿Por qué no celebrar un lujo que muy pocos equipos tienen?

Sin embargo, los Cowboys, que vienen de una temporada de cuatro victorias conTony Romo fuera durante la mayor parte del año aún no quedaron lo suficientemente convencidos para realizar un movimiento importante en un draft que tuvo a 15 mariscales seleccionados. Los Cowboys exploraron el mercado de Paxton Lynch, pero al final salieron con Dak Prescott en la cuarta ronda, quien es un jugador que pide a gritos ser desarrollado.

El pasador elegido más alto en ese grupo de seis equipos en la última década fueGarrett Grayson con New Orleans, con la selección global N° 75 en el 2015. Después de eso, la lista empeora.

AYUDA NECESARIA EN LA POSICIÓN

La mayoría de los equipos con mariscales de campo consagrados que superan los 30 años de edad confían de la estabilidad de ese jugador en lugar de reclutar un futuro reemplazo en las primeras dos rondas del draft.

EQUIPO MARISCAL DE CAMPO EDAD RESERVA RONDA DEL DRAFT
Steelers Ben Roethlisberger 34 Landry Jones 4a del 2013
Chargers Philip Rivers 34 Zach Mettenberger 6a. del 2014 (reclamado)
Giants Eli Manning 35 Ryan Nassib 4a. del 2013
Cowboys Tony Romo 36 Dak Prescott 4a. del 2016
Cardinals Carson Palmer 36 Drew Stanton 2a. del 2007 (por Lions)
Saints Drew Brees 37 Garrett Grayson 3a. del 2015

Este no es un síntoma nuevo, tampoco. El reserva principal de Peyton Manning con los Indianapolis Colts era Jim Sorgi. El entonces gerente general Bill Polian podría no haber dormido bien.

«El proceso de pensamiento es que si tu jugador se lesiona, no vas a ganar de ningún modo», indicó un ejecutivo de la NFL de un equipo con un pasador establecido. «No piensas en que conseguirás a tu jugador franquicia en la segunda o tercera ronda. No hay mucho ahí, incluso para los equipos en la parte alta».

Entones, ¿por qué tomar uno en rondas medias? El ex ejecutivo de la NFL, Joe Banner, ahora analista de ESPN, dijo que los equipos esperan que esos jugadores sean mejores de lo que realmente son.

«¿Sólo estás desperdiciando una selección de tercera ronda para hacerte sentir que encontraste una solución?», cuestionó Banner. «¿O tus calificaciones proyectan que este puede ser un titular de calidad para el futuro? Aquí es donde entra la disciplina, no hay que forzar las necesidades e implementar un plan institucional que considere el corto y largo plazo».

EL EFECTO BROCK OSWEILER

John Elway jugó a la perfección en el 2012. Tenía a Manning, pero debido a preocupaciones por una lesión en el cuello, los Denver Broncos se cubrieron con Brock Osweiller en la posición global N° 57.

Presente y futuro vivieron juntos en armonía en Mile High. Los Broncos convirtieron a Osweiler en un titular de calidad. Él era el plan de sucesión.

Sin embargo, la partida de Osweiler a los Houston Texans con un contrato de 18 millones de dólares al año recordó dos cosas a los equipos con titulares establecidos: que los contratos de novatos por cuatro años se acaban muy rápido y que algunos jugadores podrían estar buscando un cambio.

«Es como si al seleccionar un pasador muy pronto, podrías estar preparándolo para alguien más», sentenció Savage. «Y cuando ya tienes el tipo de compromiso financiero en una posición, descubres que tu pasador principal es lo suficientemente durable para poder repartir el dinero en otras áreas».

El cambio de Brett Favre a Aaron Rodgers es el mejor ejemplo para renovar la posición de mariscal, pero hizo que creciera la idea que los Green Bay Packersforzaron a Favre para hacer que sucediera.

Se podría decir que la selección de Brissett con los Patriots no se debe a Brady, sino a un plan de contingencia para Garoppolo, quien tiene dos años restantes en su contrato de novato mientras que Brady está bajo contrato por cuatro campañas más.

La mayoría de los mariscales de campo buenos van a jugar de inmediato de todas maneras. Los Eagles tuvieron la extraña oportunidad de reclutar y desarrollar al tomar a Carson Wentz en la posición global N° 2, pero sus opciones temporales en Sam Bradford y Chase Daniel hacen que esta solución sea viable.

FALTA DE OPCIONES REALISTAS

Aquí está una estadística inquietante de Kevin Seifert de ESPN: 21 de 62 mariscales elegidos entre el 2010 y 2014 fueron cortados antes del inicio de su tercer año.

El capital de mariscales de campo es un debate extendido a nivel de la NFL. ¿Hay suficiente talento disponible? Acentúa el problema la falta de repeticiones disponibles en las prácticas para los suplentes. El tiempo que pasan mariscales jóvenes y entrenadores está limitado por el contrato colectivo de trabajo.

El pasador de segundo año de los New York JetsBryce Petty, llegó al punto de citar que el videojuego de la NFL, «Madden», de EA Sports es una ayuda para detectar coberturas.

Muchos consideran la generación del draft del 2014 con tres mariscales que son titulares legítimos —Blake BortlesTeddy Bridgewater y Derek Carr— como sobresaliente.

«Sólo hay un par de buenos [pasadores] por año», indicó un entrenador ofensivo de la NFL. «Los equipos no van a tomar alto a un jugador que no crean que puede ser indicado».

Las lesiones son una razón por la cual tener ayuda disponible.. Ben Roethlisberger se perdió cuatro partidos por una lesión de rodilla la temporada pasada, y aunque la combinación de Mike Vick con Landry Jones ayudó a los Steelers a ganar dos de esos juegos, la situación no fue nada sencilla. Carson Palmer de Arizona tiene menos de dos años de haber experimentado una temporada de seis partidos.

Si un equipo tiene seis selecciones del draft y tres claras necesidades en la defensiva, perseguir agresivamente a un mariscal de campo simplemente no es una prioridad.

Después está el factor de los medios. Sin una selección alta en un mariscal reserva, no hay clamor por respuestas sobre cómo lo está haciendo el joven jugador.

«Probablemente sea la postura del entrenador, vamos a poner tiempo y energía en un jugador que no va a ver el campo, esencialmente», expresó Savage. «Es la mentalidad de ganar ahora».

LA EDAD DE LOS MARISCALES ETERNOS

Los mariscales de campo son los nuevos pateadores. Parece que los jugadores de ambas posiciones pueden jugar hasta cerca de los 40 años o un poco más.

Drew Brees y Brady han señalado que quieren jugar hasta pasados los 40 años. El gerente general de los Steelers, Kevin Colbert, dijo a ESPN esta temporada baja que Roethlisberger, 34, tiene al menos tres o cuatro años a gran nivel todavía.

Si un pasador evita una gran regresión, no hay urgencia por buscar reemplazarlo.

«Se debe principalmente a la orientación a corto plazo en la mayoría de la gente en la liga, junto con ver a todos estos tipos jugar bien a los 37, 38 años», refirió Banner. «Están cruzando sus dedos para tener al siguiente jugador que pueda hacer lo mismo en los próximos años».

Es por eso que Banner dice que es crucial para al menos un ejecutivo ampliar el alcance de la plantilla.

Los Patriots han intentado dominar el equilibrio del corto plazo/largo plazo, pero el tiempo es crucial. Recibir poco rendimiento de un pasador de segunda ronda durante cuatro años es complicado para los entrenadores. El trabajo de los cazatalentos de New England probablemente permite correr más riesgos en el draft.

Sin embargo, las preguntas difíciles deben hacerse a nivel interno porque los equipos no pueden predecir exactamente cuándo comenzará el declive.

«Necesitas una voz o dos dentro del edificio que estén luchando por el equilibrio, alguien que diga ‘nuestro pasador tiene 34 años, vamos a seleccionar a un chico que cuando [nuestro titular] tenga 36 años posiblemente pueda entrar en acción», sentenció Banner.

O simplemente seguir esperando.

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.