Tom Brady presentará nueva apelación por el Deflategate

 

El mariscal de campo de los New England Patriots, Tom Brady, apelará este lunes para buscar una segunda audiencia en el tribunal de apelaciones de segundo circuito de los Estados Unidos respecto a sus suspensión de cuatro partidos establecida por la NFL por su participación en el Deflategate.

El abogado de la Asociación de Jugadores de la NFL (NFLPA por sus siglas en inglés), Theodore B. Olson dijo a ABC News este lunes por la mañana en una entrevista que planean presentar la apelación este día.

El tribunal confirmó la suspensión de Brady en una decisión mayoritaria 2-1 el 25 de abril, apuntando que el castigo del comisionado Roger Goodell fue fundamentado de manera apropiada en el contrato colectivo de trabajo y que Brady fue tratado justamente.

Brady apelará en pleno, pidiendo a todo el panel del tribunal de apelaciones de segundo circuito que participe en la audiencia. Siete de los 13 jueces tendrían que acordar que la sesión en pleno es la decisión correcta antes de celebrar una audiencia.

Si la sesión en pleno no se concede, Brady podría llevar su caso a la Suprema Corte de Justicia de los Estados Unidos.

Este lunes es el último día para que Brady y su equipo legal presenten la apelación luego de recibir una extensión de dos semanas respecto a la fecha límite inicial del 9 de mayo.

La NFLPA sumó a Olson a su equipo legal para defender a Brady en los días posteriores a la determinación de la corte. Olson ha presentado 62 casos en la Suprema Corte, incluyendo dos casos de Bush vs. Gore, derivados de la elección presidencial del 2000. Ha tenido resultados favorables en más del 75 por ciento de esos casos.

Olson también representó a la NFLPA durante las negociaciones laborales del 2011.

«Nuestros dos argumentos principales son que el comisionado en primer lugar realizó una investigación y después el comisionado impuso un castigo. Después el comisionado se autonombró como juez de apelación o árbitro y luego decidió algo nuevo en el proceso de apelación, abandonando las bases originales para el supuesto castigo», expresó Olson a ABC News. «Ese es el N° 1, y un juez de apelación se supone que debe ver el registro y tomar una decisión sobre la base de lo que sucedió antes. Él se apartó de lo que sucedió antes. En segundo lugar, ignoró disposiciones importantes del contrato colectivo de trabajo sobre castigos que podría haber impuesto por violaciones al equipamiento. Se apartó de eso por completo y se desvió».

Al solicitar la extensión de dos semanas, el equipo legal de Brady escribió que la decisión «plantea importantes dudas de derecho laboral que podrían tener consecuencias de largo alcance para todos los empleados sujetos a contratos colectivos».

Si Brady es suspendido por los primeros cuatro partidos del 2016, se perdería los partidos contra los Arizona Cardinals, Miami Dolphins, Houston Texans yBuffalo Bills. Sería elegible para tener su debut de temporada regular en la Semana 5 contra los Cleveland Browns.

Brady firmó una extensión de contrato por dos años durante la temporada baja que redujo su salario del 2016 de 9 millones de dólares a 1 millón. Eso podría ahorrar a Brady cerca de 2 millones en salarios perdidos durante la suspensión de cuatro partidos.

Información de Mike Reiss y AP fue utilizada en la redacción de esta nota.

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.