Brady vuelve a los tribunales para combatir el Deflategate

El quarterback de los New England Patriots, junto al sindicato de jugadores, ha solicitado a la justicia que le levanten su sanción de cuatro partidos.

491 días. Pensadlo bien. 491 días. Echad cuentas de lo que habéis hecho en los últimos 491 días. Pensad, incluso, en lo que no habéis hecho en estos 491 días. Todo eso tiene más sentido que el Deflategate, que hoy cumple 491 días. La monda. Nunca nada tan insustancial estuvo tan presente en nuestras vidas durante 491 días.
Para celebrar la efemeride, Tom Brady ha decidido meter una marcha más y tenernos hablando del asunto hasta, no sé, alcanzar la barrera de los 700 días. Vamos con todo a por ello, chicos. El quarterback de los New England Patriots, junto al sindicato de jugadores de la NFL, han solicitado una petición de revisión de la apelación de la sanción (… …) que le ha sido impuesta.
El Deflategate tuvo lugar en la final de la AFC de la temporada 2014. Los Patriots arrasaron a los Indianapolis Colts, pero estos acusaron a los primeros de hacer trampa al jugar con balones inflados por debajo del límite establecido en el reglamento. La NFL, que estaba con la mosca detrás de la oreja por denuncias similares por parte de los Ravens, inició una investigación que concluyó que ‘más probable que no’ Tom Brady había ordenado de forma consciente el desinflado de los balones. Le cayeron cuatro partidos sin jugar y a los Patriots le costó un millón de dólares, una primera ronda del draft de este año y una cuarta del año que viene.
Brady se ha puesto en manos de Ted Olson, uno de los abogados más prominentes de Estados Unidos, para recurrir, de nuevo, a la justicia ordinaria para intentar que le levanten los cuatro partidos de suspensión que le impuso la NFL.
El asunto ya estuvo en los tribunales con anterioridad. Un juzgado dio la razón al jugador, diciendo que la investigación del Deflategate había sido una chapuza y que la liga no podía imponer tamaña sanción de cuatro partidos. La NFL recurrió y ganó, así que la multa se aplicó de nuevo. Ahora Brady recurre esta última decisión.
Cuentan los que saben del funcionamiento del sistema de justica norteamericano que las opciones del QB de los Patriots son limitadas así que toda la NFL, incluido el propio equipo de New England, se está preparando para que no veamos a Brady durante el mes de septiembre.
Y, por favor, que esto acabe de una vez. Por la salud mental de todos.

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.