May 26

John Riggins

Robert John Riggins, apodado “The Diesel” o “La Locomotora”, (nacido el 4 de agosto de 1949 en Seneca, Kansas) es un ex-jugador de fútbol americano.

Jugó como running back en la NFL para los New York Jets y los Washington Redskins. Riggins fue seleccionado para el Salón de la Fama en 1992.

Durante la temporada de 1982 (acortada por una huelga de jugadores), Riggins ganó 553 yardas.[12] Fue mucho más exitoso durante la postemporada de 1982, logrando ganar 444 yardas en las victorias sobre los Detroit Lions, los Minnesota Vikings (logrando un récord de franquicia con 185 yardas), y los Dallas Cowboys; ayudando a los Redskins a alcanzar el Super Bowl XVII.[12] Riggins corrió para lograr lo que en ese entonces fue una marca de Super Bowl con 166 yardas por tierra en 38 acarreos y los Redskins vencieron a los Miami Dolphins por marcador de 27–17.[3] Fue nombrado como el Super Bowl MVP.[3]

Una jugada diseñada para una ganancia de poco yardaje llamada “70 chip” resultó ser la clave del juego. Quedando solo 10 minutos en el reloj de juego, Riggins recibió el balón en una 4º oportunidad y pulgadas por avanzar , rompió una tackleada del cornerback Don McNeal de Miami y corrió 43 yardas para conseguir un touchdown.[15] Esta victoria de Super Bowl fue el primer campeonato logrado por Washington desde 1942.[16] Riggins totalizó 610 yardas en cuatro juegos de postemporada, el 43 por ciento de la ofensiva total de Washington.[12] Esos cuatro juegos consecutivos de postemporada con más de 100 yardas fue una marca de postemporada en la NFL.[16] El 6 de diciembre de 2007, ese acarreo de Riggins fue votado por los aficionados como el Momento más Grande de los Redskins.[17]

En 1983, Riggins corrió para 1,347 yardas, anotó 24 touchdowns (una marca de la NFL en esa época), ganó el Premio Bert Bell,[12] y fue seleccionado como All-Pro por primera vez en su carrera.[3] Riggins de nuevo tuvo una postemporada sobresaliente, corriendo para conseguir 242 yardas y dos touchdowns en los primeros juegos de postemporada de 1983, extendiendo su récord de la NFL con más partidos con por lo menos 100 yardas por tierra a 6.[3] Corrió para 64 yardas y un touchdown en la derrota de los Redskins por 38-9 en el Super Bowl XVIII en contra de los Los Angeles Raiders.[18]

Otros dos hechos memorables sucedieron en 1983 para Riggins. El 20 de noviembre de 1983, logró otro récord de la NFL, al conseguir su 12º partido consecutivo anotando por lo menos un touchdown en una victoria por 42–20 sobre los Los Angeles Rams. Su récord terminaría siendo de 13 juegos consecutivos, anotando en la siguiente semana.[19] Entonces el 7 de diciembre de 1983, Mark Moseley logró un récord de la NFL para un pateador, anotando 161 puntos en esa temporada, terminando como el líder de la liga en ese departamento. Riggins, quien anotó 144 puntos, quedó en segundo lugar en esa lista. Sucedió que por primera vez desde la temporada de 1951, los dos mejores anotadores de la liga jugaron en el mismo equipo.[19]

Riggins ganó 1,239 yardas en 1984, a pesar de tener problemas en la espalda.[12] En 1985, corrió para más de 100 yardas en tres de sus primeros cuatro juegos, antes de ser reemplazado por George Rogers.[12] Se retiró al final de esa temporada.

Riggins jugó en 175 partidos en 14 temporadas consiguiendo 13,442 yardas totales (11,352 por tierra y 2,090 por recepciones) y 116 touchdowns.[3] Riggins acumuló más de 1,000 yardas en cinco ocasiones a lo largo de su carrera; y más de 100 yardas en 35 partidos, incluyendo el récord antes mencionado de seis juegos consecutivos en postemporada. Corrió en 251 ocasiones para un total de 996 yardas y 12 touchdowns en nueve partidos de postemporada.[3] Fue el segundo jugador en la historia de la liga en conseguir más de 100 touchdowns por tierra, y el primero en conseguirlo desde que Jim Brown lo lograra en 1965.[20]

En 2008, Riggins aún es el mejor corredor en la historia de los Redskins, habiendo conseguido 7,472 yardas por tierra en su estadía en Washington

Deja un comentario

Your email address will not be published.