Playbook

Un playbook, o libro de jugadas, es el libro de trucos del equipo, es el libreto que se tendrán que aprender de memoria todos los jugadores para saber, como en una obra, cuándo tienen qué entrar a escena, qué hacer y cuándo tienen que salir de ella.

Es la final y toda tu temporada están en juego. Cuarta y gol en la yarda 3. Quedan 6 segundos en el reloj de juego. Vas abajo en el marcador 24 a 20: un gol de campo no te servirá de nada.

Tienes qué jugártela.

Tu ofensiva está en el campo esperando tus órdenes. Tienes 40 segundos para sacarte de la manga la jugada que te dará el campeonato. ¿Qué está esperando la defensiva? ¿Esperan pase? ¿Esperan carrera? ¿Cómo puedes sorprenderla?

Consultas tu libro de jugadas.

Para ilustrar un poco más, en un playbook se indican las asignaciones de cada uno de los jugadores que participan en determinada jugada.

Esta es una vista panorámica de lo que podemos encontrar en un playbook, de lo general a lo específico:

   La filosofía en general del equipo.

   Si es un equipo mayormente corredor o pasador.

También:

   Catálogo de jugadas defensivas.

   Catálogo de jugadas ofensivas.

   Catálogo de jugadas de equipos especiales.

   Asignaciones en cada una de las jugadas.

Luego de revisar el playbook decides que lo más adecuado, considerando la situación, es dársela a tu corredor. Pero ¿no será mejor un engaño de carrera y un pase?

Reflexionas: tu quarterback es muy rápido… puedes dársela a él y que él la corra. Pero el ala cerrada ha estado descubierto todo el partido, tal vez lo mejor sería tírale un pase a él.

El tiempo se agota… ¿qué haces?

Después de repasar mentalmente tu libro de jugadas y evaluar la situación y al equipo contrario, decides volver a los básicos.

Decides usar la formación “I”, y mandar una jugada de pase al flat con el halfback, después de hacer un engaño con el fullback, que finge traer el balón.

El playbook es una guía para la creatividad del head coach

Como ya lo mencionaba, la Formación “I” es una de las jugadas más básicas de cualquier playbook, y obviamente las hay mucho más complicadas, aunque también las hay más sencillas.

El tipo de jugada que se elija tendrá qué ver con la situación en la que se esté en ese momento (qué down es, cuántas yardas hay que avanzar para el primero y diez o el touchdown, cuánto tiempo queda en el reloj de juego, el marcador, el cuarto que se está jugando, etc.).

Dando por hecho que el equipo ejecutará a la perfección cada jugada en el campo, está de más decir que el marcador final depende directamente de la selección de jugadas que haga el coach. Mientras más creativo y sorpresivo se muestre, más difícil será parar el éxito de su equipo en ambos lados del balón.

Como verás, se requiere estar siempre uno o más pasos adelante del equipo contrario en este constante juego de ajedrez que es el futbol americano.

Esto es justo lo que tienen en común los genios de los playbooks como Bill Belichick (actual head coach de los Patriotas de Nueva Inglaterra), Bill Walsh (head coach de los 49s de San Francisco de 1979 a 1988) y claro, el maestro Vince Lombardi (head coach de los Empacadores de Green Bay de 1959 a 1967).

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.