May 30

Quarterback vs. safety

Igual de legendaria que XBOX contra PlayStation, tan cruenta como Android contra iPhone, una de las tantas épicas batallas que se libran en el campo no se gana con golpes ni fuerza. Es más, la mayor parte de ella sucede incluso antes de que el balón se haya centrado… es la milenaria batalla del quarterback vs. safety.

Desde el punto de vista del quarterback

Una de las cosas más importantes que tiene que aprender un quarterback es a leer la defensiva. En base a esta lectura, él podrá determinar ciertos ajustes finales para la jugada, a qué receptor tirarle el pase, o incluso cambiarla en el último momento ajustando de acuerdo a lo que haya descubierto en la formación contraria.

Una llave –de las más importantes—para realizar esta lectura son los safeties, y lo primero que los mariscales de campo observan es la distancia en la que están colocados. Me explico:

Observando la distancia a la que el safety está parado de la línea de scrimmage antes del snap (momento en que se centra el balón y comienza la jugada), el quarterback se puede dar una buena idea de las intenciones de este defensivo. En una formación defensiva normal, y sin meternos en tantos detalles, un safety se coloca a 15 yardas de la línea. Este es generalmente un indicativo de que su labor será la de lectura y cobertura de pase. Sin embargo, si el safety se coloca más cercano a la línea, probablemente su intención sea la de disparar hacia el quarterback.

Después de checar esto, el mariscal de campo podrá determinar, o al menos darse una buena idea en cuanto al tipo de cobertura defensiva de acuerdo a la distancia del safety y la línea de scrimmage, de manera que, a grandes rasgos, mientras más cerca de la línea se forme, es más alta la probabilidad de una cobertura personal. Caso contrario, cuando se forman más alejados de la línea de scrimmage, es más probable que el tipo de cobertura que estén jugando sea por zona, o al menos el safety, pues estas coberturas pueden ser híbridas.

Como un pequeño ejemplo práctico, si el quarterback decidiera cambiar la jugada en la línea sólo basándose en la posición de los safeties, lo más común sería que cuando note que están formados a 15 o más yardas de la línea de scrimmage, se decida por una carrera o por un pase rápido, pero si están formados más cerca de la línea, la decisión podría ser más bien mandar un pase un poco más largo, confiando en la velocidad de los receptores, acompañándolo tal vez con un engaño de carrera.

Desde el punto de vista del safety

Ahora, analizando la misma situación desde el punto de vista del safety, tenemos que recordar que este jugador es —o debería ser— uno de los más rápidos sobre el terreno de juego, pues es el que más alejado está de la línea, y en cualquier jugada, es muy probable que sea el que más terreno tenga qué recorrer para llegar a la tacleada o al pase.

Además de ágil y ligero de pies, sobre todo tiene que saber leer al quarterback, y desde la distancia que generalmente está, dependiendo de la formación defensiva, no puede leerle los ojos, como lo hacen los apoyadores; tendrá qué “leerle el casco y los hombros”. De esta manera podrá determinar la lectura y la decisión final del quarterback antes de que tire el pase, y así se podrá anticipar al lanzamiento, y tendrá así mayor oportunidad de desviar el pase, o incluso de interceptarlo. En el caso de que la jugada haya sido una carrera, al realizar una lectura acertada, el safety ya habrá recorrido la mayor parte del terreno necesario para llegar a la tacleada.

¿Recuerdas a algún safety destacado? ¿O algún quarterback especialista en las lecturas? ¿Tienes alguna opinión o experiencia en cuanto a las técnicas de lectura, ya sea ofensiva o defensiva? ¡Cuéntame!

Deja un comentario

Your email address will not be published.