Rob Ryan califica como pérdida de tiempo su paso por los Saints

BRISTOL — Rob Ryan indicó que sus últimos dos años como coordinador defensivo de los New Orleans Saints fueron «una pérdida de tiempo» debido a que estaba «amarrado de manos» cuando New Orleans decidió tratar de imitar el esquema de los Seattle Seahawks.

«Hay dos años que no tienen mi firma sobre ellos, y son los últimos dos años en New Orleans. Y esa es la verdad», declaró Ryan durante una entrevista con The MMQB.

Ryan, quien fue despedido por los Saints en noviembre pasado, dijo que de lo que más se arrepiente fue de no hablar con el entrenador en jefe Sean Payton cuando New Orleans cambió su esquema tras una exitosa temporada en el 2013.

«Debí haber acudido con Sean y hablar con él, Sean es una buena persona. No lo hice, y dejé que pasara, así que merezco lo que me pasó», sentenció Ryan. «Miren, he sido despedido antes. Pero me molesté en New Orleans porque sé que soy mejor que eso. Soy mucho mejor entrenador de lo que se me permitió ser, y esa es la verdad.

«Vaya, fuimos la peor defensiva. Bueno, sí, uno queda en último lugar jugando esa defensiva. Pero es mi culpa porque no dije nada. Nunca me levanté y dije, ‘Al demonio, no voy a dirigir esto’. Les prometo que lo diría ahora».

Payton, cuestionado sobre los comentarios de Ryan durante una entrevista con NBC Sports, dijo que «la idea que no era su defensiva, o que no estaba a cargo de ella, es absurdo».

Payton reconoció que los Saints hicieron cambios en su esquema.

Los Saints pasaron de estar en la cuarta posición en yardas permitidas en la NFL en el 2013 –el primer año de Ryan en New Orleans– al lugar N° 31 en el 2014 y 2015. El año pasado, rompieron el récord de más pases de touchdown permitidos en una temporada e índice de pasador en los rivales.

Payton explicó cuando Ryan fue despedido que uno de los mayores problemas fueron errores de alineación y asignaciones.

«Necesito estar en un sistema múltiple. Fui contratado para estar en un sistema múltiple en New Orleans, y realicé un buen trabajo y fui despedido por ello», expresó Ryan a The MMQB durante su entrevista junto a su hermano Rex, a quien se unió como entrenador en jefe asistente con los Buffalo Bills. «No voy a decir que fui ‘obligado’ [a cambiar esquemas]. Asumí el plan con lo mejor de mi capacidad. De pronto, dejamos ir a algunos buenos jugadores; cambiamos el sistema luego que terminamos en el cuarto lugar de la liga en defensiva. No lo sé, pero me parece extraño.

Cuando se le preguntó quién implementó el cambio de sistema, Ryan indicó, «creo que todo comienza con el entrenador en jefe y va más allá de eso».

«Firmaron jugadores; firmaron un profundo agente libre [[Jairus Byrd] y dijeron, ‘Vamos a mantenerlo por el centro del campo como un poste'», sentenció Ryan. «Bueno, eso es fantástico. No va a hacer ninguna jugada allá atrás, y ahora hemos cambiado toda la defensiva por una contratación, y eso nos arruinó. Es un gran chico. Pero la verdad del asunto es que, dejas ir un profundo All-Pro,Malcolm Jenkins, y pierdes a tus dos mejores líderes del equipo, él y Roman Harper. Cambiamos todo el estilo de juego. Fue extraño.

«Pero vamos, hice el mejor trabajo posible. Y no fue lo suficientemente bueno. Debían haberme despedido. Probablemente debían haber despedido a todos los que hicieron que esa decisión fuera en esa dirección. Ahora voy a mudar a toda mi familia aquí a Buffalo por una razón: ir a patear el trasero de todos, incluyendo el suyo».

Ryan dijo que «no estaba seguro realmente» de por qué los Saints querían imitar la defensiva de Seattle, y señaló que no muchos equipos han tenido éxito haciéndolo.

«Los Seahawks han hecho un trabajo fantástico en su sistema. Creen en él. Yo creo que ser una defensiva múltiple, una defensiva que ataque, que sea defensiva», indicó Ryan. «Eso no está cerca a lo de Seattle. Ellos son una defensiva muy física, juegan un esquema muy sencillo y dejan que sus muchachos jueguen. Pero no creo que esa sea una razón por la que contratas a Ryan. Creo que contratas a Ryan para sacar lo mejor de tus jugadores y poner una gran presión en los hombros de los rivales. Seattle ha sido grandioso, pero el resto de los equipos que tienen ese sistema son un fiasco. Junto a New Orleans está Atlanta, Jacksonville. Y eso no es resentimiento. Soy yo estando enojado. Porque soy muy bueno».

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.