Coordinador ofensivo de Eagles no respalda a Bradford por completo

PHILADELPHIA — Parece que la situación de mariscales de campo en los Philadelphia Eagles no está tan firme como la pintó el entrenador en jefe Doug Pederson.

Tras reclutar a Carson Wentz con la posición global N° 2 y zanjar la huelga de dos semanas de Sam Bradford, el titular por costumbre, Pederson afirmó que Bradford sería el elegido en el 2016. Chase Daniel es N° 2 en la plantilla, según el coach.

Pero ambos coordinadores de Pederson hicieron comentarios públicos en la semana que provocaron dudas sobre el estado de la situación.

En declaraciones a WIP-94.1 FM este miércoles, el coordinador ofensivo Frank Reich sostuvo que la percepción sobre ese orden «probablemente no cause la impresión adecuada».

«He estado mucho tiempo en este negocio como jugador y coach, y una de las cosas que realmente he logrado apreciar es que no es contradictorio decir que tienes orden. Porque si no tienes orden, hay caos. Entonces, si eres el head coach, debes llegar y establecer el orden. Tiene que haber organización, tiene que haber orden.

«Pero la otra cosa –como coaches– que debes establecer es una cultura de competencia. Esta es una de las industrias más competitivas en el mundo, entonces, decir que bo hay competencia, no hay nada más alejado de la realidad.

«Personalmente, no veo problema creando orden y competencia al mismo tiempo. Cada uno de nosotros como entrenador y jugador, trabajas para mejorar, pero en ese proceso debes establecer orden y las cosas tienen una manera de resolverse solas».

Los comentarios de Pederson llegan en la estela de la huelga de Bradford. El mariscal de campo, que firmó contrato nuevo por dos años en marzo, no estuvo contento cuando los Eagles canjearon hacia arriba en el draft para tomar a Wentz.

Para tratar de suavizar el regreso de Bradford al equipo, Pederson le dio el voto de confianza. Dijo que Bradford sería el titular de los Eagles en el 2016.

Jim Schwartz, coordinador defensivo de los Eagles, fue el entrenador en jefe de los Detroit Lions en el 2009. Ese año, los Lions reclutaron al mariscal de campoMatthew Stafford con la primera selección del draft. ¿La opinión de Schwartz en el 2009? «No lo juzguen a partir de otra persona, y tampoco predeterminen los resultados de la carrera», expuso. «Sólo déjenlo ir a jugar. No lo presionen».

Schwartz dijo que no hablaba ni de Wentz ni de los Eagles.

«Tenemos suficientes preocupaciones en la defensiva», dijo. «Pero creo que cuando reclutamos a Stafford, simplemente lo dejamos jugar. ¿Era nuestro mejor pasador? ¿Estaba listo? Desafortunadamente, se lastimó en su primer y segundo año por quedarse el balón mucho tiempo en ocasiones. Aprendió esas lecciones y en su tercer año realmente despegó, realmente lo hizo. Pero pienso que tenía suficiente liderazgo en los otros años como para jugar. No lo hubiéramos mandado al campo si fuese al revés».

Daunte Culpepper era el mariscal de campo veterano de los Lions en el 2009. Stafford inició 10 juegos, luego tres en el 2010 por lesiones. Desde entonces no se ha perdido uno solo.

Podría ser que Reich y Schwartz solo hablan desde su propia experiencia.

O que los comentarios públicos de Pederson tuvieron más que ver con mantener el «orden», como dijo Reich, que su verdadera intención.

Podría ser que tras ver a Wentz en varias prácticas, los coaches piensan que ha cambiado.

El argumento en favor de Bradford se mantiene. Los Eagles le estarán pagando 18 millones de dólares para el 2016. Es mucho dinero para un suplente. Y luego entra el factor North Dakota State. Es válido esperar que le tome tiempo a Wentz realizar el ajuste de un programa de la FCS a la NFL.

Ese fue el escenario que Pederson desplegó. Sus coordinadores ofrecieron un vistazo al plan alternativo.

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.