David Johnson te puede ganar una fantasy esta temporada

El runningback de segundo año promete grandes tardes para los Cardinals y para sus propietarios de fantasy. El año pasado explotó al final del año.

“No puedo decir que tras un año de trabajo sea uno de los mejores, pero tiene la oportunidad de convertirse en uno de los más grandes de la historia”. Que te dedique este cumplido tu entrenador no está nada mal. Que haya salido de la boca de Bruce Arians, alguien más dado a la crítica más cruda hacia sus jugadores que a los elogios, son palabras mayores.

El beneficiario de esta cita es el corredor de los Arizona Cardinals, David Johnson. Como rookie la pasada temporada acumuló más de mil yardas de scrimmage y anotó la friolera de trece touchdowns pese a que sólo empezó a ser titular a partir de la Semana 13. Desde ese momento hasta el final de la post-temporada nadie generó más yardas de scrimmage que él. De sus 581 yardas de carrera, 442 llegaron en los cinco encuentros finales de la campaña 2015, amén de otras 216 yardas vía recepción.

Con una sencilla cuenta traslademos lo que podrían ser los números de Johnson en 2016 si mantuviese esos promedios durante 16 partidos: 1414 yardas de carrera y 691 yardas de recepción. No es por tanto de extrañar que a niveles fantasy se esté codeando con los Adrian Peterson, Todd Gurley y Le’Veon Bell para ser incluso el primer runningback elegido en el draft y que en cualquier caso no salga de ninguna primera ronda.

No voy a profundizar mucho más en su posible valor a nivel de fantasy que es territorio de Fernando Kallas. Centrémonos en sus habilidades en el campo: velocidad para llegar al perímetro de la defensa, visión en el segundo nivel, muy buen receptor fuera del backfield y efectivo en sus cortes para ganar yardas en carreras interiores. En la pasada combine hizo Top 10 en cinco de las seis pruebas más destacadas, incluido un 4º puesto en las 40 yardas (4.50) y segundo en el salto vertical (41.5 pulgadas – 105cm). Salió de la universidad de Northern Iowa como el primer runningback con tres temporadas de 1000+ yardas de carrera.

¿Por qué estuvo entonces disponible para el pick 86 de los Cardinals en la 3ª ronda del draft? Hasta seis corredores fueron llamados antes que Johnson: Gurley y Melvin Gordon en primera, T.J. Yeldon y Ameer Abdullah en segunda, Tevin Coleman y Duke Johnson en tercera. Su velocidad de pies era cuestionada para poder convertirse en un efectivo runningback de tres downs y no se le consideraba un buen finalizador, cayendo al suelo más fácilmente de lo deseado. Esta última crítica para un corredor suele ser letal en su salto hacia la NFL.

Sin embargo, las dudas fueron muy pronto solventadas. El 57,4% de sus yardas como rookie llegaron después del primer contacto y forzó al menos un placaje fallado el 21,7% de las veces que tocó el balón. En una formidable actuación en Philadelphia en la Semana 15 provocó que Cris Collinsworth le asemejara al gran Marshawn Lynch (“Beast Mode”) tras anotar en una espectacular carrera de 47 yardas. INSERTAR VINE AQUÍ https://vine.co/v/i9nHjvvH2xx

Arians ha confirmado en estos primeros días de entrenamientos que Johnson se ha ganado el derecho a ser el corredor primario del equipo. La intención es la de darle entre 15-20 toques de balón por encuentro. Sólo tres equipos mantuvieron más la posesión en ataque que los Cardinals en 2015, algo que encaja muy bien con las posibilidades de llegar a esa cantidad de balones. Además, las defensas rivales seguirán concentradas en detener el poderoso juego aéreo que comanda Carson Palmer, lo que supone el alivio para Johnson de no ser el principal foco de atención de sus rivales.

Todo parece pues preparado para que el runningback de segundo año realice una gran temporada y salte al estrellato para convertirse en lo que piensa su entrenador que será: “uno de los mejores de la historia”.

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.