Decker y Marshall no entrenan con los Jets por Fitzpatrick

Los dos receptores se han saltado las actividades voluntarias del equipo en solidaridad con su QB, al que quieren de vuelta para esta temporada.

Que los compañeros de Ryan Fitzpatrick en los New York Jets le tenían cariño es algo que habíamos visto en épocas recientes. Y más aún entre aquellos que comparten el ataque con él, tanto los hombres de la línea como los receptores. Por eso en estos tiempos en los que está negociando (o no) su nuevo contrato con el equipo se le ha visto compartiendo ocio y tiempo libre con ellos, ya sea en partidos de hockey o por Nueva York.

Sin embargo, dos de sus lugartenientes en el ataque, Brandon Marshall y Erik Decker, han ido un paso más en la defensa de su compañero. Los dos receptores se han saltado los entrenamientos voluntarios del equipo y, según la prensa de Nueva York, es debido a que están de silenciosa protesta por la falta de acuerdo entre Jets y Fitzpatrick. En otras palabras: presionan a la franquicia para que se vuelva a sentar con el QB.

Fitzpatrick fue el QB titular la pasada campaña con los Jets. Jugó decentemente, en mi opinión, y notablemente, en opinión mayoritaria. Pero acabó el año y, con él, su contrato. Se sintió legitimado para exigir como un buen QB titular, y más aún viendo que Sam Bradford, Kirk Cousins o Brock Osweiler pasaron de los 18 millones de dólares por temporada en contratos de este mismo año. Pero los Jets le dijeron que 7 y gracias, y las conversaciones murieron entre mutuos gestos de enfado.

Ahora mismo la situación es diferente que entonces. El mercado de QBs, tanto titulares como suplentes, parece cerrado y el poder de negociación de ambas partes ha bajado. Ni Fitzpatrick tiene sitio en otro lado, ni los Jets tienen más opción que Geno Smith (o el rookie Christian Hackenberg) para suplir al titular en el puesto, y, por lo tanto, todo parece indicar que las posturas se acercarán y la reconciliación llegará.

Por si acaso, Marshall y Decker, que bien que disfrutaron del juego de su amigo en 2015 y quieren seguir por la misma senda, están poniendo su granito de arena para que los Jets se muevan ya y acaben con el único culebrón de QBs que nos queda vivo a estas alturas de offseason.

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.