Pateador Blair Walsh no dejará que lo definan por falla en playoffs

EDEN PRAIRIE — En el segundo día de actividades organizadas en equipo de los Minnesota Vikings, el pateador Blair Walsh convirtió los cinco intentos de gol de campo que intentó dentro de las instalaciones techadas. En palabras posteriores a la sesión, Walsh sostuvo que ya cerró la puerta al frío error que puso fin a la temporada 2015 de los Vikings.

Walsh, quien pateó desviado un intento de 27 yardas en los últimos segundos de la derrota de los Vikings ante los Seattle Seahawks en ronda de comodines (10-9), dijo que ya no piensa en esa falla de forma cotidiana. Y aunque admitió que le emociona volver a patear bajo techo tras dos años en el TCF Bank Stadium (donde la temperatura era de -21 °C al inicio de su último partido), Walsh dijo que tiene una simple respuesta para aquellos que se lo recuerdan.

«Mi mensaje general es: sólo fue un momento», dijo Walsh. «No me definirá».

El pateador, que convirtió 34 de 39 intentos de gol de campo en el 2015, fue objeto de la atención nacional en los días posteriores al juego, tanto por el gol de campo como por su manejo del error. Un grupo de primer grado de primaria de Blaine, Minn., le envió cartas de apoyo a Walsh después del partido; el jugador de 26 años pospuso su viaje afuera de las Ciudades Mellizas para visitar a los estudiantes y agradecerles su gentileza.

Jugará en la primera temporada de una extensión de contrato por cuatro años, la cual firmó en julio, y nuevamente pateará bajo techo en casa por la mudanza de los Vikings al U.S. Bank Stadium este otoño. Walsh, que tuvo 100 por ciento de efectividad en patadas desde 50 yardas o más como novato, pateara en la sede del estadio donde consiguió su boleto al Pro Bowl en el 2012.

Y aunque considera que el 2015 ha sido uno de sus mejores años, Walsh no ansía un regreso al aire libre.

«No les voy a mentir y decirles que es más fácil patear en el TCF que bajo techo», reconoció Walsh. «Es sólo que te libras de los elementos y te enfocas en tu forma y técnica. Te puedes olvidar del, ‘oye, amigo, estamos a menos 10 hoy’. Puedes entrar allí y actuar como si fuera un día normal afuera».

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.