Los contratos onerosos en el panorama próximo de la NFL

Los Minnesota Vikings hicieron de Harrison Smith el safety mejor pagado de la NFL, culminando una de las negociaciones contractuales más anticipadas del verano. Eso solamente puede generar una pregunta: ¿quién sigue?

Junio y julio son meses de negocios para la NFL, pese a la relativa carencia de actividad sobre el campo. El plazo del 15 de julio para extender a jugadores con designación de franquicia genera algunos acuerdos. Para otros, la motivación es el deseo de terminar las negociaciones antes del arranque del campamento de entrenamiento.

Lo que sigue es una proyección de los siguientes contratos grandes en la NFL. Están listados en orden alfabético, y siempre es posible que se demoren. Pero en algún momento, relativamente pronto, estos jugadores podrán sumar algunos ceros al final de sus actuales salarios.

Le’Veon Bell
Posición: Corredor
Equipo: Pittsburgh Steelers
Bell es el mejor de un trío de corredores seleccionados en la segunda vuelta del draft del 2013, y su contrato expiraría al final de esta campaña (junto a los de Giovani Bernard y Eddie Lacy) sin una extensión. A menos que tu nombre sea Adrian Peterson, no vas a recibir un salario anual de ocho dígitos como corredor. Pero Bell debe empujar por un convenio que se aproxime a los 9.05 millones que promedia Jamaal Charles con los Chiefs.

Eric Berry
Posición: Safety
Equipo: Kansas City Chiefs
Berry tiene programado cobrar 10.8 millones esta temporada como jugador franquicia de los Chiefs. El acuerdo de cinco años y 51.5 millones de dólares de Smith ofrece a las partes un buen vistazo del valor de mercado para profundos de Pro Bowl.

Drew Brees
Posición: Quarterback
Equipo: New Orleans Saints
Brees ingresa al año final de un contrato que le paga 20 millones de dólares y cuenta por 30 millones de dólares contra el tope salarial. Cumplió 37 años de edad en enero, pero los Saints no cuentan con un heredero aparente en plantilla y se necesitaría de unos impensables 43.09 millones de dólares para etiquetarlo como jugador franquicia la siguiente campaña. A menos que los Saints desean seguir en otra dirección en el 2017, necesitarán completar una extensión multianual antes de ese momento.

Jamie Collins
Posición: Apoyador
Equipo: New England Patriots
Collins es el más talentoso de un número de jugadores de los Patriots que estarán en el mercado en busca de un nuevo convenio en el siguiente año, aproximadamente, especialmente después del canje de Chandler Jones. Los Patriots no ofrecen a menudo contratos premium, y a lo largo de los años han sido capaces de recuperarse de pérdidas clave. Pero Collins desea un acuerdo de élite, y si los Patriots no están dispuestos a otorgarlo, alguien más lo hará el año entrante.

Las negociaciones entre Cousins y los Redskins no avanzan, pero eventualmente lo harán millonario. AP Photo

Kirk Cousins
Posición: Quarterback
Equipo: Washington Redskins
Al momento, parece que Cousins jugará la campaña bajo su etiqueta de jugador franquicia a un precio de 19.953 millones de dólares. Pero eso puede cambiar, y a menos que dé un paso en retroceso sobre el campo durante el 2016, Cousins recibirá un contrato multianual que promedie cerca de 20 millones por temporada en algún momento del año que viene.

Alshon Jeffery
Posición: Receptor abierto
Equipo: Chicago Bears
Como jugador franquicia, Jeffery tiene programado cobrar 14.599 millones de dólares este año, el total más alto en efectivo para cualquier receptor en la NFL. Ambas partes están interesadas en extender el acuerdo más allá del 2016, pero será difícil. Jeffery alcanzó el Pro Bowl en el 2013 pero ha sufrido algunos problemas de lesiones, y los Bears deben decidir si debe convertirse en uno de los receptores abiertos mejor pagados de la liga. El tope actual para salarios anuales para receptores son los 15 millones para A.J. Green de los Cincinnati Bengals.

Andrew Luck
Posición: Quarterback
Equipo: Indianapolis Colts
Luck cobrará 16.155 millones de dólares en el quinto y último año de su contrato de novato. Dada su importancia para los Colts, debe estar en fila para recibir un convenio que restablezca de nuevo el mercado. Al momento, el mariscal de campo mejor pagado de acuerdo al promedio anual es Joe Flacco de los Baltimore Ravens, con 22.13 millones de dólares.

Tyrann Mathieu
Posición: Esquinero/Safety
Equipo: Arizona Cardinals
Mathieu ha sufrido dos lesiones mayores de rodilla en tres campañas, pero los Cardinals están convencidos de que será un pilar para su defensiva por años. Ambas partes desean un acuerdo antes de que sea elegible para la agencia libre. El truco: cuantificar el tiempo que pasa como esquinero Mathieu (una posición más cara) y el modo en que impacta su valía.

Von Miller
Posición: Apoyador
Equipo: Denver Broncos
Miller probablemente recibirá 14.129 millones de dólares este año, si permanece bajo la etiqueta de jugador franquicia. El estándar que presumiblemente desearía rebasar son los 16.83 millones anuales que promedia el apoyador de los Chiefs, Justin Houston. Los Broncos tienen una situación apretada en contra del tope salarial, pero podrían lograr que funcionara si quisieran.

Muhammad Wilkerson
Posición: Ala defensiva
Equipo: New York Jets
Wilkerson no está contento con su status como jugador franquicia de los Jets. Al momento, los Jets no parecen tener ninguna prisa de darle un acuerdo a largo plazo, especialmente con Sheldon Richardson y Leonard Williams también en la misma línea defensiva. Ha existido alguna especulación de que los Jets etiquetarían a Wilkerson en años consecutivos en lugar de un compromiso a largo plazo, pero la presunción es que algo llegará antes de ese momento, ya sea con los Jets o con otro club.

Comentar

1 comentario

    • Rey Cowboy en 11/06/2016 a las 9:44 am
    • Responder

    Muy interesante

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.