Los Ravens vuelven a perder a Breshad Perriman por lesión

El receptor de loa Ravens, Breshad Perriman se perdió su temporada de rookie por lesión, y ha vuelto a lesionarse los ligamentos, esta vez de la otra rodilla.

Breshad Perriman ha vuelto a lesionarse de gravedad. El jugador de segundo año de los Baltimore Ravens sufre una ruptura parcial en el ligamento cruzado anterior de la rodilla izquierda, la contraria a la que le hizo perderse la temporada pasada. EL jugador debe reunirse con los médicos de los Ravens y determinar si pasa o no por el quirófano, en tal caso se perdería la temporada completa.

La mala suerte se ha vuelto a cebar con los Ravens, y especialmente con su selección de primera ronda del draft del año pasado. Perriman llegó a los Ravens en 2015 como el arma en profundo más peligrosa del draft. Su misión era la de ser el nuevo Torrey Smith, un receptor rapidísimo que pudiera aprovechar las bombas de Joe Flacco. Sin embargo, sendas lesiones en las rodillas están retrasando su debut en la NFL.

Los Ravens sufrieron una plaga de lesiones la temporada pasada, y este año no han empezado bien las cosas. El ataque perdió a Perriman y Steve Smith, con lo que el cuerpo de receptores se quedó sin sus dos principales armas. La vuelta de Steve Smith aún sigue en el aire. Su recuperación va por buen camino, pero no tiene una fecha concreta para ponerse a las órdenes de los entrenadores.

Smith es uno de los pesos pesados del vestuario, y ha salido a comentar la lesión de Perriman. El veterano receptor ha quitado hierro al asunto, ya que algunas voces empezaban a criticar al joven receptor jugador por su fragilidad. Steve Smith ha comentado que son lesiones que no se puede prever, y que le puede pasar a cualquiera. Los Ravens contaran este año con Steve Smith y Mike Wallace, como receptores principales, por lo que Kamar Aiken y el rookie Keenan Reynolds deberán dar un paso al frente, para dar profundida y calidad al cuerpo de WRs.

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.