La incógnita y el convencimiento de la defensa de los Denver Broncos

Los Denver Broncos han atravesado esta temporada muerta con la convicción de que su defensa, la cual fue la mejor de la NFL durante la campaña pasada, puede sostener ese nivel en el 2016.

El defensivo profundo Darian Stewart dijo hace unos meses que “va a ser un infierno para nuestros rivales este año”.

Sin embargo, era difícil detectar como estaba la defensa de Denver durante las prácticas obligatorias de la semana pasada; Von Miller, el MVP del SuperBowl, se ausentó con aviso de ellas ya que está negociando su vínculo a largo plazo con el equipo – dichas negociaciones han sido contenciosas.

Además, el apoyador DeMarcusWare no estaba en acción por haberse resentido de una molestia en la espalda y los Broncos quieren asegurarse de que él estará listo para el campamento de entrenamiento en julio y el comienzo de la temporada regular en septiembre.

Los Broncos esperan usar a DeMarcusWare exclusivamente como especialista en situaciones de pase.

El apoyador Brandon Marshall tampoco ha participado del todo en las actividades de los Broncos hasta ahora.

Por otra parte, el esquinero AqibTalib tampoco ha pisado el campo de juego debido a una herida de bala que sufrió durante un conflicto que todavía se ve inmerso en un mar de dudas,

Todo eso llega tras la ida del ala defensivo Malik Jackson, del apoyador Danny Trevathan y del defensivo profundo David Bruton Jr. como agentes libres en marzo.

De esta manera, los Broncos creen que su defensa puede ser la mejor de la liga nuevamente sin haber visto a sus titulares trabajando juntos. De todos modos, esa asunción de por si ya viene con los dedos un poco cruzados.

“Este es un gran grupo”, opinó el coordinador defensivo Wade Phillips. “Esa fue la razón por la cual tuvieron éxito la temporada pasada. Nosotros tuvimos jugadores inactivos, otros que se perdieron algunos partidos, situaciones que se presentaron ante nosotros y seguimos adelante. Si trabajas duro y haces lo correcto, entonces te van a pasar cosas buenas”.

Los defensores de los Broncos se han visto ofuscados durante gran parte de esta pretemporada cuando el público ha opinado sobre la temporada que está por venir. Ellos han expresado su desprecio por lo que ellos consideran que han sido múltiples predicciones catastróficas para el equipo.

Una nota en particular – la cual sugirió que los Broncos contarían con una marca de 7-9 en el 2016— resaltó por sobre las otras.

“¿Siete y nueve? Nosotros tenemos a casi toda nuestra defensa de regreso”, dijo el esquinero Chris Harris Jr.

“Nuestros jóvenes están listos para jugar, contamos con Wade como entrenador, vamos a trabajar y alistarnos para jugar”.

Más allá de si los Broncos llegan a un acuerdo a largo plazo con Miller o él juega bajo la designación de franquicia esta temporada, nueve de los 11 titulares de la defensa de los Broncos que salió campeona siguen vigentes en el equipo.

Eso no incluye al esquinero Bradley Roby, a quien Phillips considera virtualmente titular ya que está en la cancha tan seguido cuando Denver juega con cinco o seis esquineros.

Además, los Broncos son optimistas sobre el potencial de ShaneRay, el apoyador interno que fue su selección de primera ronda en el Draft del 2015, para tomar un rol con más protagonismo mientras Ware se dedica a ser un especialista en acosar al quarterback contrario.

La combinación de Vance Walker, el novato Adam Gotsis y el agente libre Jared Crick también será capaz de sufrir la partida de Jackson. Si su intuición es correcta, la defensa de Denver debería volver a ser una de las mejores de la liga.

“Más o menos lo mismo que lo que pensábamos el año pasado”, dijo Phillips. “Nosotros sentíamos que íbamos a ser bastante buenos y luego comenzamos a hablar sobre ser los mejores. Ahora seguimos teniendo esa mentalidad, ya que ser los mejores es nuestro objetivo. Va a ser difícil de emular al equipo del año pasado, pero lo único mejor que ganar un SuperBowl es ganar dos. Eso es lo que envisionamos”.

La gran clave sigue siendo la condición física de Miller y su capacidad para dejar atrás las duras negociaciones con los Broncos mentalmente.

Gary Kubiak, entrenador en jefe de los Broncos, ya ha dicho que espera que Miller “esté listo” para jugar cuando regrese al equipo.

“Yo sé que él está haciendo su trabajo”, dijo Kubiak.

Sin embargo, el look de la defensa de los Broncos sigue siendo una incógnita.

“Estaremos listos”, dijo Harris. “Nosotros sabemos lo que es necesario hacer y lo que toma lograrlo con nuestro plantel”.

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.