La lesión de Perriman no es tan grave y los Ravens respiran

El receptor, y los Baltimore Ravens, han recibido la mejor noticia posible, y es que el jugador no tendrá que pasar por el quirófano y podrá jugar este año.

El wide receiver de los Baltimore Ravens, Breshad Perriman, no sufre una rotura en los ligamentos, según ha dado a conocer el cuerpo médico de los córvidos. El Dr. James Andrews ha intervenido al jugador para realizarle una artroscopia y ver el estado de la rodilla, y los resultados han sido que el ligamento no está tan dañado como para que tenga que ser intervenido.

Breshad Perriman ha recibido una inyección de células madre para reconstruir el ligamento. El jugador, que se perdió toda su temporada rookie, podrá disputar esta temporada. Aún se desconoce con exactitud el tiempo que tendrá que estar parado y podrá empezar a correr sin problemas. Pero algunas voces cercanas al equipo reconocen que Perriman, incluso, podría estar listo para la apertura de la temporada. La noticia deja mucho más tranquilos a los aficionados de los Ravens que ya veían peligrar la carrera del que fuera primera ronda del draft 2015.

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.