Brees y ‘Big Ben’, dos pistoleros a punto de desenfundar

Los quarterbacks de Saints, Drew Brees, y Steelers, Ben Roethlisberger, quiren jugarse todos los 4º downs y las anotaciones de dos, respectivamente.

Que Drew Brees y Ben Roethlisberger son dos de los pistoleros más impresionantes de la NFL, lo sabemos todos. Dos jugadores muy valientes, capaces de aguantar con el balón hasta el último instante, buscando ese pase que acabe en la zona de anotación desde cualquier posición del campo. Dos tipos cargados con un componente fundamental para ser quarterback de la NFL, esto es, confianza.

Esa plena confianza en su capacidad para leer las defensas y poner el balón donde quieran les hace ser más atrevidos. Esta offseason ambos han comunicado sus intenciones de cara a la próxima temporada, y son, igual que ellos, muy valientes.

Drew Brees es el líder de los Saints. El año pasado fue el quarterback con más yardas de pase de toda la NFL. Su juego vertical y veloz hace del ataque de New Orleans uno de los más peligrosos de la liga. Por el contrario, su talón de Aquiles sigue siendo el control del tiempo; puede hacer un tres y fuera con la misma velocidad que anota un TD. Precisamente es en este punto donde Brees quiere realizar cambios.

El quarterback ha comentado públicamente que quiere que su ataque se juegue todos los cuartos downs. Las estadísticas dicen, siempre en teoría, que se completan en torno al 50% de los intentos de 4º down. Brees cree estar capacitado para elevar significativamente ese porcentaje. Nadie le discute la capacidad, sólo falta saber si su entrenador está de acuerdo con él a la hora de asumir esos riesgos. Además, ha comentado que también le gustaría jugarse más anotaciones de dos. Los fuegos artificiales continuarán en New Orleans, al menos, un año más.

Por otro lado está Ben Roethlisberger. El quarterback de “Los Señores del Acero” es un tipo al que todo el mundo querría en su vestuario. Es tan grande como un oso, tiene uno de los brazos más potentes de la NFL y, hasta ahora, ha sido capaz incluso de pelear yardas de carrera con una bravura impresionante.

“Big Ben” quiere ir a por todas, y su head coach, Mike Tomlin, está más que de acuerdo. El año pasado fueron a por muchas jugadas de dos puntos, en lugar del clásico extra point. Como las cosas salieron bien, el reto para este año es ir en todas las ocasiones a por la anotación de dos. Para ganar hay que arriesgar, así lo creen en Pittsburgh. Claro que con Antonio Brown, Martavis Bryant, Le´Veon Bell o Ladarius Green el riesgo es menos.

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.