Con Rodgers también iremos a por los dos puntos… (Sííí claaro)

Mike McCarthy dijo «contamos con Aaron Rodgers y tengo plena confianza en el equipo ofensivo para ir a por los dos puntos siempre».

Hace unos días, Big Ben salió en los medios hablando sobre la posibilidad de ir a por los dos puntos en vez de patear el extra point tras touchdown. Drew Brees fue el siguiente en expresarse en los mismos términos que el QB de los Steelers y, en rueda de prensa, Mike McCarthy (entrenador de los Green Bay Packers) fue preguntado por estas dos declaraciones. La respuesta de McCarthy siguió en la misma línea que Roethlisberger y Brees. El argumento para ponerse valiente es que «contamos con Aaron Rodgers y tengo plena confianza en el equipo ofensivo para ir a por los dos puntos cada vez». No se lo cree ni él.

Es cierto que jugar con Rodgers es trampa. Si cuentas con el mejor QB de la liga, la posibilidad de jugarte estas acciones es mucho más sencilla. A su vez, si en tu cuerpo de receptores están jugadores como Nelson, o Cobb, sigues teniendo «chances» de éxito. E incluso con un Eddie Lacy en forma, si eliges ir por tierra, es posible que los dos puntos suban al marcador. Pero llevamos mucho tiempo viendo a McCarthy como para esperar que se arriesgue cuando el partido está apretado o cuando se están jugando algo grande. Esto es así. No lo digo yo, lo dice la historia.

Las estadísticas dicen que la conversión de dos puntos tiene un 50% de acierto, mientras que los extra points conservan un porcentaje bastante más alto. Además, Mason Crosby es un buen kicker y no suele fallar cuando patea el football. Que ahora salga McCarthy diciendo estas cosas no puede ser más bochornoso. El Head Coach de la franquicia de Wisconsin tiene cosas buenas, pero la agresividad y la valentía no son, precisamente, dos adjetivos que se vean mucho cuando dirige al equipo.

En su defensa puedo decir que, viendo los problemas que arrastra la ofensiva cuando llega a red zone, ponerse a jugar conversiones de dos puntos tal vez sea un poquito peligroso. Claro que, la culpa de que el ataque se atasque cuando el campo se estrecha, también es culpa suya. Es decir, «las gallinas que salen por las que entran». Nos quedamos como estamos y que Crosby siga poniendo un puntito en el marcador tras cada touchdown, ya que así nos ha ido bien hasta ahora, ¿no? Bueno, a lo mejor no todo lo bien que deberíamos, pero él sigue teniendo un banco donde sentarse a entrenar a un equipo NFL, que es lo importante.

Mike McCarthy ha sido un hombre importante dentro de la franquicia. Consiguió el anillo en 2010 y ha dominado su división durante mucho tiempo. Eso no se lo quita nadie, como tampoco se ignora que, últimamente, se le ha pedido más y no ha sabido responder. Quizás es el momento de cambiar el paso y empezar a arriesgar. Ya sabemos que con Aaron Rodgers, los milagros existen.

Hazlo, Mike, pero no nos engañes.

2 comentarios

  1. El año pasado Rodgers lanzó par de Hail Mary de película contra Lions y Cardinals. Con él todo es posible.

    • Rey Cowboy en 04/07/2016 a las 11:40 am
    • Responder

    Seguro el es una bestia

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.