Mark Sanchez, Jake Peavy y otros, defraudados en esquema financiero

HOUSTON — Diversos atletas profesionales, incluyendo el mariscal de campo de los Denver BroncosMark Sanchez, el lanzador de los San Francisco GiantsJake Peavy, y el ex lanzador de los Houston Astros, Roy Oswalt, fueron engañados hasta perder más de 30 millones de dólares en conjunto por un consejero de finanzas en un esquema Ponzi, revelaron investigadores federales este martes.

En una demanda presentada el mes pasado en la corte federal de Dallas, la Comisión de Seguridades e Intercambios (SEC, por sus siglas en inglés) sostuvo que Ash Narayan le dijo a sus clientes que buscaba una estrategia de inversión de bajo riesgo para su dinero, pero realmente metió más de 33 millones de dólares en un negocio de boletos deportivos y de entretenimiento en línea basado en Illinois, The Ticket Reserve, que había sufrido pérdidas los últimos cuatro años. También acusan que nunca les informó que la empresa le pagó casi 2 millones de dólares en recompensa de referencia por el dinero que llegó.

«Narayan explotó a los atletas y otros clientes que creyeron en él para manejar sus finanzas. Desvió sus ahorros de forma fraudulenta hacia un negocio inestable y a su propio bolsillo», expuso Shamoil T. Shipchandler, director de la oficina regional de la SEC en Fort Worth, en un comunicado.

Mark Sanchez afirmó que nunca autorizó dichas operaciones ni cantidades en la inversión.

La demanda de la SEC afirma que Narayan, The Ticket Reserve, el jefe ejecutivo de la compañía de boletos, Richard Harmon, y su jefe operativo, John Kaptrosky, violaron provisiones antifraude de las leyes federales y una regla antifraude relacionada de la SEC, y acusan a Narayan de infringir normas similares y la ley de Consejeros de Inversión de 1940.

De acuerdo con documentos de la corte, Narayan dirigió más de 30.4 millones de dólares a la compañía reunidos entre tres atletas actuales y retirados: 15.1 millones de Peavy; cerca de 7.8 millones de Sanchez y casi 7.6 millones de Oswalt.

En comunicados anexos a la demanda, tanto Peavy como Sanchez dicen creer que Narayan falsificó sus firmas para transferir dinero de sus cuentas al negocio.

Peavy dijo que había estado trabajando para apartar 20 millones de dólares como fondo para su vida después del deporte.

En su mensaje, Sanchez dijo que accedió a disponer únicamente 100 mil dólares de inversión en la compañía de boletos y «por ser una inversión tan arriesgada, nunca hubiera metido de forma consciente fondos adicionales [al negocio], mucho menos comprometer millones de dólares a esa compañía».

Los tres atletas contrataron a Narayan, en parte, porque se presentaba como un cristiano devoto involucrado en causas caritativas y presumió ser un contador público certificado. La SEC asegura que Narayan nunca ha tenido esa profesión.

Comentar

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.