Un extra point retornado le da la victoria a Broncos sobre Saints

La defensa de Broncos, y en última instancia sus equipos especiales, marcaron la diferencia en un partido muy igualado. Darian Stewart fue el artífice.

El New Orlean Saints vs Denver Broncos prometía emociones fuertes y las cumplió, pero no como cabría esperar. Así es la NFL. Un partido que enfrentaba a una de la mejores defensas de la NFL y uno de los mejores ataques aéreos se decidió por los equipos especiales. Trevor Siemian, que terminó el partido con 25/40 para 258 yardas, dos TD y 2 intercepciones, lideró la victoria de su equipo fundamentando su ataque en las manos de Demaryius Thomas. El receptor terminó el partido con 8 balones cogidos para 87 yardas y 1 TD. Por su parte Drew Brees terminó el partido con 21/29 para 303 yardas, 3 TD y 2 intercepciones. Destacar el partido de Willie Snead con 5 recepciones para 47 yardas y 2 TD.

El partido comenzó con una defensa de los Broncos muy agresiva que maniató el juego aéreo de los Saints. Darian Stewart, safety de los Broncos, se convirtió en el mayor enemigo de Drew Brees logrando dos intercepciones y un recuperar un fumble de Michael Thomas, fundamentales para su equipo. El ataque de los Broncos no sabía cómo meter mano a la defensa de Saints, pero en la primera mitad, tras la intercepción de Brees, lograron anotar 10 puntos, merced a un TD de Jordan Taylor y un FG de McManus. La defensa de Saints entendió el juego que proponía los Broncos y comenzó a superar claramente a la ofensiva rival.

El ataque de Saints intentaba una y otra vez establecer el juego de carrera sin éxito. En el último drive antes del descanso Drew Brees encontró la falla en la defensa de Broncos, pases cortos al slot donde Snead y Michael Thomas aparecen con muchísima facilidad. El quarterback guio a su equipo hasta un cómodo FG para irse al descanso con un 3 -10, y con la sensación de que habían encontrado la manera de ganar el partido. Defensa agresiva y ataque aéreo.

La segunda parte empezó con la defensa de los Saints frenando un 3 y 1, algo que no habían conseguido anteriormente. Brees cogió el balón en su yarda 10 y comando un drive pasador, culminado con un pase de 38 yardas a Brandin Cooks hasta la yarda 2 de Denver y un pase sencillo a Snead que ponía el 10 – 10 en el marcador.

La defensa de los Saints continuó apretando mucho a los Broncos. Kenny Vaccaro puso de manifiesto este dominio interceptando un balón y llevando el balón a la yarda 38 de los Broncos. Dos pases cortos a sus running backs llevó el balón a la 5 de los Broncos, para que Brees volviese a encontrar a Willie Snead. 17 – 10. Los Saints mostraban así que un nuevo partido había comenzado y Brees estaba encendido.

En contra posición estaban Siemian y sus compañeros de ataque. Cameron Jordan y el resto del front seven de los Sainst eran un muro infranqueable para los corredores de Broncos. Siemian sólo encontraba con claridad a Demaryius Thomas y ese sería el arma que intentarían utilizar. La defensa local tenía controlado el juego de carrera de Broncos, pero la velocidad y las buenas manos de Thomas se convirtieron en imparables.

Los Broncos intentaron frenar la masacre en que se estaba convirtiendo el partido con un FG de 42 yardas. McManus lo falló. El balón en una inmejorable posición de campo para los Saints no hacía presagiar lo que ocurriría. Michael Thomas, que está peleando por ser el mejor rookie del año cometió un error de novato. Recibió un balón y no supo protegerlo de un impacto lo que permitió a Stewart cogerlo en el aire y volver a meter a sus compañeros del ataque en el campo de New Orleans. Broncos aprovechó el regalo y Demaryius Thomas anotó un TD de dos yardas que ponía la igualdad en el marcador con 9:37 por jugarse.

El golpe de efecto resultó fatal para los Saints. La defensa de Broncos logró frenar el siguiente ataque de los locales con un sack a Brees en un tercera y corto que le devolvió el balón a su equipo cerca de la yarda 50. El ataque de Broncos permitió a McManus anotar un FG de 28 yardas y poner a su equipo 17 – 20 con 3:20 minutos por jugarse.

De nuevo el balón en las manos de Brees para poner a su equipo por delante. Nuevo pase al slot para Michael Thomas y un nuevo fumble del rookie. Esta vez el ataque de Broncos terminó en un nuevo FG anotado.

Brees tenía 2:50 para conseguir un TD y la victoria de su equipo. Drew Volvió a hacer magia y con un pase de 32 para Brandin Cooks puso el marcador en tablas, a falta del extra point. Los equipos especiales de los Broncos bloquearon el intento y lo retornaron para dos puntos y balón recuperado para Broncos a falta de poco más de 1 minuto lo que le dio la victoria a Denver. Los Saints intentaron un on side kick, pero Demariuys Thomas, quién sino, cogió el balón y sello la victoria visitante.

Enorme victoria para los Broncos que se ponen con 6-3 y meten mucha presión a sus rivales divisionales. La defensa de Broncos sigue siendo tan buena como la del año pasado y ello les permite ser un equipo muy competitivo. La única nota positiva para los locales es que su defensa ha despertado y parece ser una fuerza más que interesante (cinco sacks y dos intercepciones mediante) y, posiblemente, lo único que necesiten Sean Payton y Brees para llevar a su equipo a los playoffs. Bueno que los equipos especiales la metan.

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.