Combo de Noticias ESPN (2)

Tony Romo muestra madurez y antepone a los Cowboys a sus intereses

DALLAS — Tony Romo sabía que era imposible convertirse en una distracción para los Dallas Cowboys. Mucho menos provocar más presión en un chamaco de 23 años que se fue a la cuarta ronda del pasado Draft por un “problema” extra futbol, pero que a poco más de seis meses tiene soñando a una afición completa alrededor del mundo.

Y estos aficionados y la opinión pública en general cada vez exigirán más conforme los triunfos, logros y sueños de campeonato avancen.

El hoy quarterback suplente de los Cowboys tenía que atender a la prensa cuanto antes, tenía que evitar que llegara el miércoles, el día que el quarterback titular tiene que presentarse frente a todos los periodistas para comentar sobre el siguiente partido.

La incógnita está resuelta y Dak Prescott es ahora el quarterback titular en Dallas y Tony Romo su suplente. Getty Images

Romo, de 36 años, y la organización estaban conscientes de que este miércoles, cuando el vestidor de The Star se abra para la prensa, Prescott tiene que hablar con toda la confianza como quarterback titular de los Cowboys y saber que cuenta en todo momento con el respaldo de Romo, quien ha sido, es y seguirá por buen tiempo siendo el líder de ese grupo de jugadores, dentro y fuera de la cancha.

El número 9 de los Cowboys pasó por eso el 25 de octubre de 2006, cuando el entonces entrenador Bill Parcells anunció temprano por la mañana que era el nuevo quarterback titular y que el veterano Drew Bledsoe su suplente.

Ese día, apenas un par de horas después en Valley Ranch, Romo atendía a los medios de comunicación como titular. Pasaron semanas antes de que Bledsoe quisiera dar una opinión al respecto; se notaba molesto, traicionado tal vez por el entrenador que lo había llevado a Dallas.

Los Cowboys tenían marca de 3-3 en ese entonces y Romo ya había pasado tres años en la banca tratando de aprender y como suplente de al menos dos titulares indiscutibles, Vinny Testaverde y Bledsoe.

Tony Romo se ganó la titularidad en 2006, luego de suplir a Drew Bledsoe, quien perdió varios juegos por una lesión y nunca más la recuperó. Getty Images

Esta vez, la gran diferencia es que Dallas está 8-1, con todas sus victorias consecutivas de la mano del quarterback novato que, para su fortuna, tuvo que entrar a jugar por lesiones de Romo y Kellen Moore. Si no, es probable que ni siquiera lo hubiéramos visto equipado todavía.

Romo ha estado pegado a Prescott desde el primer día, en prácticas y los días de partido, como si fuera un entrenador más del staff de Jason Garrett, quien, por cierto, todavía el lunes rechazó confirmar al nuevo quarterback titular de sus Cowboys.

“(Prescott) se ha ganado el derecho a ser nuestro quarterback. Tan duro como es para mí decirlo, se ganó ese derecho”, leyó Romo en la declaración que escribió.

Sus palabras el miércoles reiteraron la clase de gran líder y persona que es. Mostraron aún más que jugar fracturado o casi sin talento a su alrededor sin quejarse en público, más que aguantar la crítica y durante años ser culpado de todos los males del equipo, en especial por sectores de prensa y aficionados que están muy lejos del club y que ni siquiera han visto un partido en vivo, mucho menos una práctica o el vestidor de los Cowboys de cerca.

Lo que hizo Romo era el mínimo gesto que cualquiera que haya estado relativamente cerca del equipo podría esperar, después de que Garrett y el dueño Jerry Jones le dieron toda la confianza y por momentos poder del equipo.

Para ambos, Garrett y Jones, debe ser uno de los momentos más complicados en buen tiempo, por la relación personal entre los tres. Y es un hecho que Romo debió hacerlo fácil para ellos desde el fin de semana.

Romo dijo a Jones en voz alta, cuando media centena de reporteros aún estaba en el vestidor visitante del Heinz Field de Pittsburgh, que Prescott “es el hombre; llegó su momento”.

Minutos después, Jones confirmó que Prescott abriría el partido del domingo contra los Baltimore Ravens y que Romo estaría equipado como suplente.

Hoy, Romo está convencido de que ésta puede ser la primera gran oportunidad en tiempos recientes para que los Cowboys peleen por un campeonato y no quiere entorpecer o trabar en lo más mínimo. Es parte del equipo.

“Lastimarte cuando sientes que tienes el mejor equipo que has tenido fue un momento que me rompió el alma”, reconoció Romo. “Después, enterarte de que no son tres o cuatro semanas sino 10 es otra explosión. En medio de todo esto, tienes un tremendo sentimiento de culpabilidad por decepcionar a tus compañeros, aficionados y la organización.

“Después de todo, ellos dependían de ti para traer un campeonato. Es lo que se supone que los quarterbacks deben hacer”, añadió Romo. “Es como somos juzgados. Me encanta eso. Aún me seguirá encantando”.

En realidad, Romo está convencido que debe hacerse a un lado, al menos de momento caminar hacia la banca.

“Creo que todos sabemos que algo mágico está sucediendo aquí con este equipo”, expresó Romo. “No voy a permitir que esta situación afecte negativamente a Dak o a este equipo de futbol por convertirme en una constante distracción.

“Creo que Dak sabe que lo respaldo y creo que yo sé que él me respalda. Ultimadamente, se trata del equipo”, sentenció Romo.

CONTENIDO PATROCINADO

Comentar

El legendario Anthony Muñoz pidió más partidos de NFL para México

MÉXICO — Anthony Muñoz, exjugador de los Cincinnati Bengals, espera que «no sea la primera vez que un ‘Monday Night’ se juegue en México», y subrayó que el encuentro a llevarse al cabo el próximo lunes 21 de noviembre en el Estadio Azteca entre los Houston Texans y Oakland Raiders, «será algo parecido a un Super Bowl».

Muñoz presumió su ascendencia mexicana. ESPN Digital

Muñoz fue uno de los invitados del Jefe de Gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera, en el Palacio del Ayuntamiento en el centro histórico esta tarde.

«Cada año debería venir un juego de la NFL; que sean dos, tres en México. A la gente mexicana le gusta mucho ver estos partidos», recalcó el ex tackle ofensivo. «Hace 11 años –cuando se jugó el primer partido de NFL en México– yo estaba aquí y me gustaba mucho el Azteca. Va a ser un gran evento, como un Super Bowl; así lo sentí en ese tiempo».

El miembro del Salón de la Fama se dijo feliz de estar en el país de sus abuelos maternos.

SELECCIONES EDITORIALES

De acuerdo a Arturo Olivé, la liga seguirá de cerca el «MNF» entre Texans y Raiders antes de dar su aprobación final.

«Ellos eran de Chihuahua», señaló, y enseguida abogó por los latinos en la NFL diciendo que «hoy hay más de cuando yo jugaba, como los lineros [Roberto] Garza y [Max] García. Creo que sí pueden y tienen que trabajar muy duro, ser disciplinados. Si tienen un sueño, que luchen por cumplirlo».

Muñoz jugó 13 temporadas de NFL, todas con Cincinnati (1980-1992), y se retiró considerado ampliamente como el mejor tackle izquierdo en la historia del juego. Fue elegido en 11 años consecutivos al Pro Bowl, y enaltecido al Salón de la Fama en 1998.

CONTENIDO PATROCINADO

Comentar

Bills refuerzan a su defensiva secundaria con James Ihedigbo

ORCHARD PARK — Los Buffalo Bills han firmado al profundo veterano James Ihedigbo.

El jugador de 32 años tiene cuatro equipos en ocho temporadas, iniciando 52 compromisos en este lapso que inició en 2008 con los New York Jets y posteriormente tuvo un par de campañas con los Jets del 2009 al 2010. También ha jugado para los New England PatriotsBaltimore Ravens y Detroit Lions.

Getty Images

Ihedigbo inició ocho juegos la temporada pasada con la franquicia de Michigan, mismos en los que sumó una intercepción y tres balones sueltos. Acumula 332 tacleadas, nueve capturas y ocho intercepciones en su carrera.

Los Bills tenían la necesidad de un profundo libre desde que Aaron Williams apareció en la lista de lesionados el 1° de noviembre tras sufrir su segunda lesión seria en el cuello durante el juego de la Semana 7 ante los Miami Dolphins, por lo que su futuro en la liga está en riesgo.

Para generar el espacio necesario en el equipo, los Bills liberaron al profundo Duke Williams, quien fue seleccionado en el draft del 2013. Su rol principal fue en equipos especiales.

CONTENIDO PATROCINADO

Comentar

Kaepernick: Votar no es la única forma para traer cambios

SANTA CLARA, Calif. — El quarterback de los San Francisco 49ersColin Kaepernick está consciente que su decisión de no participar del proceso de la elección presidencial mientras promueve un mensaje de cambio ha sido recibido.

Pero cuando se le preguntó el por qué optó por no participar de decisiones que iban más allá qwue la elecció del presidente, Kaepernick ofreció una respuesta familiar mientras intentaba enfatizar su creencia que el voto no es la única manera en la cual uno puede hacer una diferencia.

El quarterback de los San Francisco 49ers, Colin Kaepernick, nunca se ha registrado para votar en los Estados Unidos. AP

«Pensé en muchas cosas distintas sobre el proceso y sobre lo que yo podía, o no podía, hacer», dijo Kaepernick. «Una vez más, es el sistema de opresión con el cual yo tengo un problema. Hay más de una manera para traer el cambio».

El diario The Sacramento Bee reportó esta semana que Kaepernick, quien se ha estado arrodillando durante el himno nacional en protesta contra la inequidad y opresión toda la temporada, nunca se ha registrado para votar ni en California, ni en Nevada, en donde hizo sus estudios universitarios.

Kaepernick no confirmó que nunca se ha registrado, pero una vez más apuntó a su sentir sobre el sistema electorias cuando se le preguntó sobre el tema.

«De nuevo, lo he dicho, y seguiré diciéndolo, no estoy de acuerdo con el sistema de opresión y eso es algo con lo que yo continuaré en desacuerdo», dijo.

En los días antes de la elecció, Kaepernick en repetidas ocasiones hizo claro que no estaba de acuerdo ni con el presidente-electo Donald Trump ni con su contrincante demócrata Hillary Clinton. El día de las elecciones, Kaepernick dijo que no estaría votando y cumplió con su promesa.

El miércoles, Kaepernick dijo a los reporteros en Arizona durante una llamada de conferencia que «no importaba» quién ganara la elección porque ninguno de los candidatos era una buena opción.

El domingo, Kaepernick dijo que se sentía que hubiera sido una hipocresía el haber votado porque sería el equivalente a apopyar un sistema en el cual no cree. También dijo que la opción de Trump debería aumentar la urgencia de todo el mundo para trabajar en una solución para mejorar el sistema.

CONTENIDO PATROCINADO

Comentar

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.