Cinco Observaciones (Semana 11)

5 observaciones del triunfo de Raiders vs Texans

Por fin llegó el día en el que la NFL regresó a México. El estadio Azteca fue el escenario del juego Raiders vs Texans ante 76,467 espectadores, y en cuanto al nivel de ambos equipos en el terreno de juego, tampoco decepcionó. Hubo detalles que mancharon el partido, sobre todo desde la tribuna pero finalmente la mayoría de la afición a los Oakland Raiders salió feliz.

En realidad si sorprendió la actuación de ambos equipos. La Ofensiva explosiva de Raiders no lució como se esperaba ni la triste ofensiva que había mostrado Texans vino a México. En general fue un buen juego y los árbitros también agregaron su parte.

Jadeveon Clowney juega cuando quiere

Me impresionó ver a este jugador jugando la forma en la que lo hizo, muy similar a sus highlights de sus épocas en Colegial. Su primer paso era impresionante y ganaba de una a dos yardas a los linieros ofensivos y así ayudar a detener el juego terrestre de Oakland. Incluso fue clave para que la ofensiva de Raiders no anotara dentro de la yarda 10 de Texans y tuviera que quedarse con intentos de field goal.

Si Clowney jugara a este nivel de forma constante, sería de los mejores de la liga.

Mal juego de la mayoría de los receptores de Raiders

Principalmente Michael Crabtree tuvo una mala noche. Muchos pases dejaron caer cuando parecían recepciones de rutina. También Seth Roberts tuvo algunos y de esa forma cortaban el avance de la ofensiva. Hubo una jugada donde Derek Carr lanzó el pase largo hacia Crabtree y por el simple hecho de quedarse el balón con una mano al final del proceso de la recepción, hace contacto el ovoide con su casco y lo deja caer.

Me decepcionó ver este tipo de actuación por parte de estos jugadores quienes venían mostrando un buen juego y eran los principales responsables de las buenas estadísticas de su quarterback.

Raiders se vió frágil ante los tight ends de Houston

El plan de juego de la ofensiva de Texans fue ser incisivos con Lamar Miller y buscar a su par de tight ends. C.J. Fiederowicz y Ryan Griffin tuvieron una noche para destacar y ambos se combinaron para 114 yardas terminando Fiederowicz como el líder en yardas por recepción.

Estuvieron atacando a los linebackers y Raiders no tuvo una respuesta a pesar de la intercepción que consiguiera Malcolm Smith. Y las rutas en su mayoría eran básicas como escuadra hacia la banda pero les resultaron efectivas para mantener la series ofensivas. Desafortunadamente para los de Houston no fue suficiente.

Aún sigo esperando el día en que usen mejor y con mayor frecuencia a DeAndre Hopkins.

El primero y diez que nunca fue

Poco después de la mitad del último cuarto, Texans se quedó a escasos centímetros de conseguir el primero y diez en una tercera oportunidad. Estaban en la yarda 15 de Raiders y el marcador se encontraba empatado a 20 puntos. O’Brien decide jugarse la cuarta oportunidad con una directa con Akeem Hunt y parecía que lo habían conseguido.

Vino la medición con las cadenas y se marcó que no había conseguido lo necesario. Fue increíble.

En el siguiente drive de Oakland termina en touchdown, el del triunfo.

La decisión fue la correcta e incluso la jugada también y aunque parecía que Hunt había hecho lo necesario, la colocación del balón por parte de los árbitros determinó que no había llegado. Jugada crucial que terminó por darle rumbo al juego.

La afición en el estadio falló

“Esto es México” dirían por ahí. Independientemente de los gritos carcaterísticos, homofóbicos o parte de la idiosincrasia de nuestro país, que pueden ser divertidos para unos y molestos para otros cuando los Texans se preparaban a realizar el kick off, el aficionado que tuvo la “grandiosa” idea de llevar un láser y apuntarlo al rostro de Brock Osweiler justo cuando buscaba a sus recpetores.

¿Es necesario buscar la trampa para ayudar? Raiders no lo necesitaba.

Ojalá algún día estemos a la altura de estos eventos…si vuelve haber.

Comentarios

5 observaciones del triunfo de los Patriots vs 49ers

Tom Brady por primera vez en su carrera pisó la bahía que lo vio crecer, San Francisco buscaba dar la sorpresa pero New England no quería perder la oportunidad de ponerse al frente en la carrera por la conferencia rumbo a los Playoffs. Estas son 5 observaciones del triunfo de los Patriots vs 49ers.

1.- Brady Houdini

El nativo de California se pasó el juego ante los Niners corriendo por su vida, sin embargo los Niners apenas lograron capturarlo en una ocasión, Tom Brady logró correr para 12 valiosas yardas y logró improvisar de manera positiva como el pase de anotación que lanzó a Danny Amendola para poner punto y final al juego ante los Niners.

El veterano mariscal lanzó para 280 yardas, 24 completos de 40 intentos con cuatro pases de anotación. No fue la mejor de sus tardes, ya que varios pases los terminó volando, aunque el clima lluvioso perjudicó al espectáculo aéreo para ambos equipos, sobre todo durante la primera mitad.

Brady no sólo consiguió su primera victoria “en casa” además empató a Brett Favre con 199 victorias en la NFL y se pone en segundo lugar, detrás de las 200 victorias de su archirrival Peyton Manning.

2.- Colin Kaepernick no es la respuesta

El egresado de la Universidad de Nevada nos sorprendió durante sus primeras dos temporadas, incluso llevando a los 49ers a su primer Super Bowl desde 1995. Sin embargo poco a poco se ha ido desinflando y sus mejores highlights últimamente están fuera de la cancha en sus protestas durante el himno nacional y su negación a votar en las recientes elecciones en Estados Unidos.

Kaepernick no tuvo precisamente un mal juego al lanzar para 206 yardas en 16 pases completos de 30 intentos y un par de anotaciones, sin embargo es obvio que no es la respuesta en la posición de mariscal, los Patriots mostraron sus defectos y se anticipa que los Niners serán protagonistas en el próximo Draft para cubrir su posición.

3.- Resurgió la presión al mariscal

No se puede ocultar lo evidente: los Patriots seguirán sufriendo sin Chandler Jones y Jamie Collins, dos de sus mejores jugadores en la defensiva durante los últimos años. Sin embargo este equipo nuevamente pudo llegar al mariscal, luego de pasar desapercibidos ante los Seahawks. Los Patriots le pegaron en cinco ocasiones al mariscal de los Niners para registrar una captura ,

Las capturas y la presión que tuvo el mariscal de San Francisco terminaron decidiendo el juego cuando el equipo local necesitaba remontar y no tuvo el tiempo necesario para encontrar a sus receptores, mostrando al errático Kaepernick que conocemos y facilitando el trabajo para la secundaría de Matt Patricia.

 4.- ¿ Qué será de Chip Kelly?

No fue hace mucho cuando el mundo estaba maravillado con el juego de los Oregon Ducks. Los Eagles querían a Chip Kelly en los controles y lo obtuvieron, luego de un inicio prometedor las cosas se pusieron bastante raras y el entrenador terminó despedido, sin pena ni gloria en su paso por los Eagles.

Su llegada a San Francisco era interesante pero la realidad es que este equipo no tiene ni pies ni cabeza y, salvo algunos momentos, los Niners realmente dan pena, arrastrando la historia de una de las mejores franquicias de la NFL.

Aunque el reinado de Chip Kelly pinta para largo plazo, no sería nada extraño que el equipo y el entrenador decidan terminar su relación a final de año. Con el programa de la Universidad de Texas por los suelos, Kelly se podría convertir en un fuerte candidato de los Longhorns y emular el éxito que tuvo con los Ducks. ¿Recuerdan a Nick Saban y los Dolphins?

 5.- Una vez más la ofensiva Patriot se reinventa

La ausencia de Rob Gronskowski mermó a los Patriots en la primera mitad. Eso y el chubasco que cayó en en San Francisco hicieron de los Patriots un equipo errático. Sin embargo esta ofensiva encontró a un Julian Edelman que había desaparecido toda la temporada de la zona roja y consiguió apenas su segunda anotación de la temporada.

El novato Malcolm Mitchell registró su mejor actuación en el año con cuatro recepciones y 98 yardas, además de un touchdown que cambió el momentum del juego a favor de New England luego de una recepción de 56 yardas. Aunque no tuvo los mejores números, Dion Lewis regresó con 49 yardas por pase y tierra que nos mostraron lo peligroso que puede este corredor aún con la presencia de James White, quien también tuvo una gran actuación con un touchdown.

Los Patriots no son perfectos, pero ante tal arsenal ofensivo es muy difícil descartarlos como favoritos hacia el Super Bowl.

Bonus

Este lunes es un día de vital importancia para el presente y futuro de la NFL en México. Dejemos las diferencias políticas a un lado. Mostremos, no sólo a los Estados Unidos sino al mundo, que México es un país respetuoso y con una tremenda pasión hacia la NFL.

Hay que disfrutar esta experiencia de la manera más sana, está en nuestras manos enseñarle a la NFL que México es el mejor mercado fuera de los Estados Unidos para que en un futuro cercano todos tengamos la oportunidad de asistir a un juego de la NFL en nuestro país.

Hagamos de este juego entre los Texans vs Raiders una tradición como ya lo es en Inglaterra. Bienvenida una vez más, NFL.

Comentarios

5 observaciones del triunfo de los Cowboys vs Ravens

La visita de Baltimore al AT&T Stadium terminó convirtiéndose en el noveno triunfo para los Dallas Cowboys, la racha más larga de victorias al hilo en una temporada en la historia de la franquicia. Estas son cinco observaciones sobre el triunfo de los Cowboys vs Ravens.

1.- Steve Smith es de lo mejor (todavía)

A sus 37 años este hombre sigue siendo un receptor sumamente confiable. El nivel de rudeza que tiene al enfrentar a la secundaria rival y sus manos seguras lo convierten en la mejor opción para Joe Flacco (y eso también habla mal del resto de los receptores de Baltimore).

Esta vez terminó con ocho recepciones para 99 yardas y un TD, pero su impacto fue más allá de las estadísticas, su actitud física e intimidante permeó en su equipo para no dejarse intimidar por un encendido equipo de Dallas. Su recepción, pegado a la lateral y arrastrando los pies como bailarina de ballet, muestra la clase de talento que posee.

2.- La frontal de Baltimore, el mejor rival al momento para la línea de Dallas

Mucho se ha hablado de la línea ofensiva de los Cowboys y de cuán dominante es, sin embargo al enfrentar a la frontal de Baltimore se encontraron con un cuadro que simplemente no cedió. Cada yarda ganada en el juego terrestre costó un tremendo esfuerzo tanto de los bloqueadores en cuestión como del corredor Ezekiel Elliott.

La prueba de su efectivo desempeño es que el corredor novato de los Cowboys no alcanzó las 100 yardas y promedió apenas 3.9 por acarreo. Para Baltimore, Michael Pierce y Brandon Williams fueron verdaderas murallas en el centro de la frontal defensiva.

3.- La ofensiva defiende en Dallas

No podemos menospreciar la labor del coordinador defensivo Rod Marinelli, quien no ha permitido ni un solo corredor de más de 100 yardas en toda la temporada. Sin embargo, irónicamente, el papel de la ofensiva es fundamental para limitar el ataque de sus rivales. Especialmente lo hecho en el tercer y último cuarto, con drives sostenidos y que consumen tiempo, fueron clave para preservar la ventaja en el marcador.

A pesar de les tomó prácticamente medio partido, Dallas logró entrar en ritmo y sobrepasó las 400 yardas por octava ocasión consecutiva en la temporada, lo que los coloca empatados en la racha más larga con los Patriots de 2007 y los Broncos de 2013, dos ofensivas históricas.

4.- Dak Prescott en la titularidad indiscutida

En el primer encuentro en que el novato de Mississippi St. salió como QB titular incuestionable, su desempeño fue bastante bueno. A pesar de tener un inicio difícil  contra una dura defensiva, pudo sobreponerse y terminó con excelentes números: 27 de 36 para 301 yardas y tres TD. Encontró a ocho receptores distintos durante el partido.

Parece ya una tendencia que Prescott tenga un primer cuarto difícil y mejorar progresivamente para conseguir la victoria y poner estadísticas bastante decorosas. Este fue su octavo juego consecutivo con más de 100 puntos de QB rating, el segundo número más alto para un QB novato. Fue también el sexto partido en el que completó el 70% de sus pases, empatado como el QB novato con más partidos con ese porcentaje de completos.

5.- Cole Beasley, el factor X

El número 11 se ha convertido en un catalizador del ataque de los Cowboys. En tercera oportunidad, si la jugada es de pase, la probabilidad de que Prescott busque a Beasley es alta, y más probable es que sea un pase completo para mover las cadenas.

Su velocidad para cambiar de dirección es notable, lo que le ayuda a quedar abierto en trayectorias hacia la banda. Esta tarde terminó el encuentro con cinco atrapadas para 59 yardas y un TD. Sin embargo, más que los números, son los momentos de sus recepciones lo más valioso.

Comentarios

 

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.