Doug Baldwin dio un pase de touchdown… y una peineta

El receptor ejerció de quarterback en una jugada ordenada por el coordinador ofensivo, Darrell Bevell, algo que no le gustó nada aún consiguiendo anotar.

Una de las jugadas más impresionantes del pasado domingo fue el touchdown de los Seattle Seahawks protagonizado por Russell Wilson y Doug Baldwin. Que dicho así no parece que tenga mucho chiste, pero la cosa cambia bastante si se explica que el que dio el pase fue Baldwin y el que lo recibió Wilson.

 

Darrell Bevell, el coordinador ofensivo de los Seahawks, ordenó esta jugada y fue felicitado efusivamente por propios y extraños por el acierto y la valentía. Ganaron el partido y, bueno, no es que fuese gracias a estos siete puntos, pero sin duda que la imaginativa solución fue un plus para todo el equipo.

¿Para todo?

Pues no. A uno de los protagonistas de la acción, puede decirse sin exagerar que el protagonista principal,le sentó la frivolidad a cuerno quemado. Y, además, no se cortó a la hora de hacerlo saber.

Doug Baldwin escuchó en el huddle que jugada tenían que ejecutar y, enfadado como una mona, le dedicó una peineta, o un corte de mangas, como prefiráis, a su coordinador ofensivo. Nada sutil, el receptor:

Y es que, como declaró al final del partido, «yo soy receptor: lo que quiero es recibir el balón para anotar, no pasarlo». Ni siquiera ser parte fundamental de una de las acciones más renombradas de la jornada aplacó su mal sabor de boca. Cosas de receptores.

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.