Los 12 sucesos que han marcado la carrera de Tom Brady

MÉXICO — El mariscal de campo Tom Brady sigue construyendo una de las carreras más prolíficas en la historia de la NFL, misma a la que añadió otro capítulo este domingo.

El jugador de los New England Patriots comandó el triunfo de su equipo ante Los Angeles Rams para llegar a 201 victorias de por vida, superando al ya retirado Peyton Manning.

A continuación, presentamos 12 situaciones claves en la carrera del cuatro veces campeón.

1) Proceso para llegar a la NFL

Tras disputar apenas 29 partidos en su era con los Michigan Wolverines, Tom Brady hizo lo suficiente para que un equipo manejado por Bill Belichick y comandado a la ofensiva por Charlie Weis lo vieran como un prospecto y ‘pagaran’ un precio que no asumiera un gran riesgo al tomarlo en la sexta ronda del draft del 2000 por debajo de mariscales de campo como Chad Pennington, Giovanni Carmazzi, Chris Redman, Tee Martin, Marc Bulger y Spergon Wynn, quienes se combinaron para 229 juegos en total, a diferencia de los 233 que ya contabiliza el N°12 de los Patriots.

El semblante de Brady en ese sorteo colegial era el de un jugador poco atlético y recibía pocas alabanzas por la potencia en su brazo.

2) Lesión de Drew Bledsoe

La noche del 23 de septiembre del 2001 tiene un significado especial para los seguidores de los Patriots.

En una jugada que parecía no tener mayor trascendencia, el apoyador de los New York Jets, Mo Lewis, golpeó al entonces veterano de nueve temporadas en una jugada cerca de la banda para que soltara el balón, pero, más importante, la titularidad con la franquicia de Boston.

Brady, quien vivía su segunda campaña en la liga, entró para la última serie y a partir de ese momento empezó a fraguar una de las historias más enigmáticas en la historia de la liga.

Una de las imágenes más famosas a lo largo de su carrera llegó en su primer juego de playoffs. Getty Images

3) Tuck Rule

En su primera temporada como titular, el egresado de Michigan condujo a los Patriots a la postemporada con una marca de 11-5 como primer lugar de la División Este la AFC, lo que les llevó a enfrentarse a los Oakland Raiders en la Ronda Divisional, en el Foxboro Stadium.

En un juego disputado bajo una intensa nevada, y con el marcador 10-13 a favor de los Raiders con 1:50 por jugar, Brady se vio involucrado en una de las jugadas más controversiales cuando fue capturado por el profundo Charles Woodson, quien provocó el balón suelto que recuperó su compañero Greg Biekert en su propia yarda 48 y abría la puerta al triunfo para los visitantes.

Los oficiales revisarían la jugada y finalmente el referee Walt Coleman determinó que el brazo ya iba hacia adelante, por lo que se cambió a un pase incompleto.

Cinco jugadas después, Adam Vinatieri conseguiría un gol de campo de 45 yardas que puso el empate y mandó el juego a tiempo extra, mismo en el que ganarían los locales por 16-13, pero hasta la fecha se sigue hablando sobre esa jugada.

4) Primer anillo de Super Bowl

Después de eliminar a los Oakland Raiders en casa y a los Pittsburgh Steelers en calidad de visitantes, los de Boston sellaron su pasaporte al Super Bowl frente a St. Louis Rams, equipo que recibía el mote de ‘The Greatest Show on Turf’ con jugadores como Kurt Warner, Isaac Bruce, Torry Holt, Marshall Faulk, entre otros.

La encomienda para el Bill Belichick en compañía era gigantesca, pero ya habían dado indicios de lo que podían hacer, aunque en la temporada regular habían caído 17-24 en su propio feudo.

Pero tal y como lo menciona Ron Jaworski en su libro The Games that changed the game, «Desde que llegó Belichick a New England en el 2000, lo he visto idear formaciones defensivas que nunca creó mientras estuvo con los Browns o los Giants«.

Hicieron todo lo posible para contener a una poderosa ofensiva, al tiempo que Brady montó una serie maestra en el último cuarto de ocho jugadas en la que nunca encaró tercera oportunidad para que Adam Vinatieri sellara el triunfo con un gol de campo de 48 yardas.

Brady conseguía su primer anillo de Super Bowl a los 24 años.

5) ‘La temporada perfecta’

La encomienda era clara. Con sus adiciones en la temporada baja, los Patriots dejaban en claro que iban por su tercer anillo en los últimos cinco años.

La gerencia general hizo su trabajo al sumar al roster a los receptores Wes Welker y Donte’ Stallworth, pero quien más llamaba la atención era Randy Moss.

Brady tenía nuevos ‘juguetes’ y se encargaba de explotar a cada uno al máximo. Rival que osaba retarlos salía con al menos 30 puntos en contra, a excepción de cuatro de ellos en todo el año.

Cuando llegó el momento de la hora cero, tras una temporada en la que se combinó para 23 anotaciones y casi 1,500 yardas con Randy Moss, los Patriots no pudieron cerrar la segunda campaña perfecta en la historia de la NFL al caer sorpresivamente ante los New York Giants 14-17, compromiso que incluyó una jugada de David Tyree que fue bautizada como ‘Miracle in the Desert’.

6) Brady no es de hierro

La amarga derrota en el Super Bowl ante los Giants todavía se respiraba en los pasillos del Gillette Stadium, pero uno de sus principales temores tocaban a la puerta en apenas el primer partido de la temporada.

Una lesión en la rodilla marginaba a Tom Brady por el resto de la campaña.

En lo que parecía una jugada de rutina, el profundo Bernard Pollard golpeó al mariscal de campo en la pierna izquierda, lo que conllevó a un año fuera de los emparrillados y la oportunidad para que Matt Cassel asumiera en los controles. Los Patriots quedarían fuera de la postemporada pese a una marca de 11-5 y desde entonces no faltan a los playoffs.

En su más reciente aparición en un Super Bowl (XLIX), Brady obtuvo el Vince Lombardi y el MVP Getty Images

7) La ‘resurección’ de Brady y los Patriots

Muchas veces una derrota es suficiente para que se hable del inicio del fin y por supuesto que la dinastía de New England también atravesó por esto.

Nuevamente aparecieron los Chiefs en el camino para endosarle un estrepitoso descalabro a Belichick y compañía. 41-14 ante una audiencia nacional de Lunes por la Noche. Los análisis que hablaban sobre la curva descendente de Brady no se hicieron esperar.

Desde aquel descalabro, los Patriots acumulan 35 triunfos, dos visitas a la Final de Conferencia, un anillo de Super Bowl y nueve derrotas, incluyendo la postemporada.

8) ‘La mancha’

Por diversos motivos, así como es alabado, el pasador californiano también tiene muchos detractores, especialmente por el hecho que en su era con los Patriots ha sido señalado por diversas situaciones bochornosas como lo fue el ‘Spygate’, mismo en el que se les acusó de robarse las señales de sus rivales, específicamente de los New York Jets.

En un caso más reciente, los Indianapolis Colts acusaron a la franquicia comandada por Robert Kraft de jugar con balones inflado por debajo de lo especificado por la liga, lo que derivó en la suspensión de Tom Brady, quien apeló la decisión inicial de la NFL y llegó hasta los tribunales.

El N°12 es un jugador, que por su simple presencia, polariza las discusiones.

9) Consistencia en los playoffs

Desde que Brady asumió los controles de los Patriots en 2001, el equipo tiene 13 visitas a la postemporada en 14 oportunidades y no deja de clasificar en un año como jugador en activo desde 2002, donde quedaron con registro de 9-7.

Si bien es cierto que 22 de sus 31 compromisos –mejor marca en la historia de la NFL– son como local, tiene un porcentaje de victorias de .710 para que aparezca en lo más alto de la clasificación, al igual que en los departamentos de pases de anotación (56), yardas (7,957) y triunfos viniendo de atrás (nueve), superando a jugadores como Joe Montana, John Elway, Dan Marino, Brett Favre, entre otros.

Brady sigue rompiendo marcas que estableció recientemente el ya retirado Peyton Manning. Getty Images

 

10) Rivalidad con Peyton Manning

Cuando se trata de elegir a los mejores jugadores de su posición, nos resulta casi indispensable el compararlos con alguien de su propia era para tener un marco de referencia más óptimo ya que el estilo de juego en otra época puede brindar resultados que no serían los más adecuados y, para fortuna de Brady, siempre tuvo un ‘antagonista’ que está a la altura: Peyton Manning.

En la década de los 70 se puede hablar de Terry Bradshaw y Roger Staubach, en los 80 de Joe Montana, en los 90 de Dan Marino, Jim Kelly, Joe Montana y así sucesivamente, pero, definitivamente, la época de los 2000 correspondió a Manning y Brady.

Ya sea con los uniformes de los New England Patriots, Indianapolis Colts o Denver Broncos, siempre entregaron batallas memorables y se repartieron seis anillos de Super Bowl 16 temporadas que se ‘dividieron’ la liga.

En el tema de las estadísticas, es mejor no especular si Brady superará a Manning en todos los departamentos, pero pasarán a la historia como dos de los mejores jugadores de su posición.

11) La dupla Belichick-Tom Brady

Este apartado es uno de los más sencillos de resumir entre los puntos de la carrera de Salón de la Fama de Brady con un par de simples enunciados:

-Bill Belichick, con el triunfo de la Semana 12 de la temporada 2016 ante los New York Jets, superó al icónico Earl Lambeau, ubicádolo en la cuarta posición histórica, sólo por debajo de Don Shula, George Halas y Tom Landry.

-Una semana después, con la victoria ante Los Angeles Rams en la Semana 13 de la campaña 2016, Tom Brady se convirtió en el mariscal de campo con más éxitos en la existencia de la NFL.

SELECCIONES EDITORIALES

El mariscal de campo estelar de los Patriots se convirtió en el pasador más ganador en la historia de la NFL.

El pasador ha contribuido con cuatro títulos de Super Bowl a una franquicia que elevado su costo en 3,000 millones de dólares.

El pasador de los Patriots es el máximo ganador en la historia de la NFL para su posición.

12) La fortaleza llamada Foxborough

Hay ciertos jugadores que deben compararse con los jugadores contemporáneos y hay otros que alcanzan un nivel superior, lo que nos obliga a revisar los archivos históricos de la NFL.

El éxito de Brady ha sido tal desde que irrumpió en la liga que su marca como local está cerca de ser la más prolífica ya que está a ocho triunfos de superar a Brett Favre como el mariscal de campo con más victorias en casa. El pasador de los Green Bay Packers dijo adiós con 123 conquistas como local, por lo que esta misma temporada podría poner su nombre en lo más alto de la lista.

Los números de Brady al momento en Foxborough son: 115 triunfos y 21 derrotas, al tiempo que Favre concluyó 123 partidos con el puño en alto y 39 descalabros. Peyton Manning es el tercero en la lista con 112.

CONTENIDO PATROCINADO

Comentar

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.