Cowboys mostraron ante los Giants lo vulnerables que pueden ser

EAST RUTHERFORD, NJ — Los Dallas Cowboys mostraron lo vulnerables que pueden ser y algunos de sus jugadores jóvenes pudieron darse cuenta de la rapidez con que cambian las cosas en la NFL.

Dallas perdió 10-7 ante los New Giants este Domingo por la Noche en el MetLife Stadium y por segunda ocasión en la temporada contra este mismo equipo.

Sin embargo, esta vez fue peor que la primera, cuando en el partido inaugural de temporada pudieron producir más puntos pero la defensa nunca frenó por completo a los Giants, en especial en la segunda mitad.

Y fue peor no sólo porque la ofensiva desaprovechó el mejor desempeño de su defensiva en buen tiempo, que incluyó tres capturas y dos balones recuperados de los cuatro que soltaron los neoyorquinos.

Fue peor porque puede mermar mucho en la confianza de su mariscal de campo novato Dak Prescott, cuando están a tres partidos de disputar postemporada.

Dak Prescott es capturado por Robert Thomas (99) y Romeo Okwara (78) en la primera mitad del partido. AP Photo/Bill Kostroun

Prescott tuvo su peor desempeño en años; como profesional y amateur. Fue interceptado en dos ocasiones por vez primera desde su tercer año colegial.

Apenas completó 17 de 37 pases con un touchdown provocado más por error puntual de la defensa anfitriona que su habilidad personal. Al final salió con un índice de efectividad de 45.4 puntos; por mucho su peor desempeño desde que debutó en la NFL el 11 de septiembre contra los Giants.

Prescott pareció un novato por completo ante ciertos paquetes defensivos que tuvo enfrente.

»Es un mal sentimiento pero te hace recapacitar y regresar a la realidad», dijo Prescott. »Después de que perdimos frente a estos muchachos la primera vez, comenzamos nuestra carrera. Tal vez podemos hacer algo similar».

Salvo Zeke Elliott, quien cumplió cuando advirtió en la semana que los Giants verían a un mucho mejor jugador que la primera vez que se enfrentaron, el resto de los jugadores ofensivos lució poco.

Elliott terminó con 107 de las 260 yardas que generaron los Cowboys.

Dez Bryant tuvo la misma cantidad de recepciones que la ocasión anterior que se habían enfrentado; es decir, una. Y eso que esta vez dijo de antemano que venía al máximo de sus capacidades.

»Estoy sin palabras», dijo Bryant, quien además regaló un balón. »No puedo creer la manera en que jugamos este partido. Cometimos demasiados errores y nos costaron. Pero es simple. Tenemos que regresar a trabajar en tratar de eliminar nuestros errores».

»Hay que dar crédito a ellos», agregó. »Jugaron gran defensiva. Jugador una muy buena defensa durante cuatro cuartos».

El peor factor, comparado con sus partidos más recientes, fue la incapacidad de convertir terceras oportunidades en primero y 10. Sólo movieron las cadenas en uno de 15 intentos.

»Hay momentos en que tienes que hacer las jugadas y no pudimos hacerlas esta noche», dijo el entrenador Jason Garrett. »Si no conviertes terceras oportunidades, es difícil aspirar a ganar. Hoy desperdiciamos demasiado».

Los Giants tampoco hicieron gran cosa con el balón. Su touchdown también fue productor de la habilidad individual de Odell Beckham, quien se quitó la cobertura personal del esquinero Brandon Carr para convertir un pase rápido adentro en anotación de 61 yardas.

Eli Manning completó 17 de 28 pases con el touchdown y la intercepción del esquinero novato de los Cowboys Anthony Brown.

»La defensa hizo todo lo que necesitaban hacer», reconoció Prescott. »Esto definitivamente cae en nuestro ofensiva y diría que en mi particularmente».

Para los Cowboys (11-2), la racha histórica de victorias quedó en 11 partidos. La buena noticia para sus seguidores es que aún tienen dos partidos de ventaja en la División Este de la Nacional sobre los Giants (9-4) e igual número sobre los Detroit Lions en la conferencia.

Habrá que ver si este lunes aún amanecen como el favorito casi unánime para el Super Bowl en la Conferencia Nacional, después de dos semanas consecutivas con cuestionables desempeños ofensivos.

Aún tienen tres oportunidades para ganar un juego y que los Giants pierdan uno para coronar la división, cuando apenas el sábado ya se hablaba de la posibilidad de descansar titulares, si amarraban su grupo y la primera siembra de toda la conferencia.

Y el calendario está complicado todavía. El próximo domingo reciben a los Tampa Bay Buccaneers (8-5), la siguiente semana a los Lions (9-4) y cierran contra sus grandes rivales divisionales Philadelphia Eagles (5-8).

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.