Ante Buccaneers, continúa la novela de los Dallas Cowboys

DALLAS — La novela que viven los Dallas Cowboys es eterna, nunca termina, ni con marca 11-2, la mejor en la NFL en una temporada que muchos pensaron había terminado antes de empezar.

Con la mejor marca de la temporada (11-2) los Cowboys reciben a los Buccaneers en el AT&T Stadium este domingo. Getty Images

El más reciente capítulo está por escribirse este domingo, cuando los Cowboys reciban en su AT&T Stadium a los Tampa Bay Buccaneers.

Ganen o pierdan, aún habrá polémica sobre si el novato Dak Prescott merece seguir como mariscal de campo titular o el veterano Tony Romo debe volver; si la sobre carga de trabajo de Ezekiel Elliott puede mermar su rendimiento hacia playoffs.

También se cuestionará si Dez Bryant todavía es un receptor élite; si Jason Witten y Cole Beasley están subutilizados, etcétera, etcétera, etcétera.

El más reciente capítulo en el rancho de los Cowboys vio una incipiente polémica sobre Prescott y su titularidad por encima de Romo.

“Es increíble que estemos hablando sobre eso, cuando Dak ha guiado a un equipo a un récord de 11-2 y que incluyó 11 triunfos consecutivos“, dijo el entrenador Jason Garrett en la semana.

Es un hecho que Prescott jugó su peor partido de la temporada. Pero también que sus entrenadores tienen que ponerlo en mejor posición para ser exitoso.

Mucho tiene que ver el plan de juego y su consistencia. El principal problema ofensivo de los Cowboys en las semanas más recientes tiene que ver con la ineficacia para convertir situaciones de tercera oportunidad en primero y 10.

En las últimas dos semanas, Dallas ha logrado dos primeros y 10 en 24 situaciones de tercera oportunidad, luego de que en los primeros 10 partidos de la campaña, estuvieron entre los cinco mejores en esas situaciones.

“Nosotros solos nos estamos disparando en los pies y provocando situaciones complicadas», consideró Elliott. «Cometemos castigos, nos distraemos en ejecución. También tenemos muchas situaciones de tercero y largo yardaje. Hay que corregir esos problemas, como hemos hecho toda la temporada y asunto arreglado».

El problema es que Tampa Bay tampoco será fácil, como no lo fueron las defensivas de Minnesota y New York. Los Buccaneers tienen a la segunda mejor defensiva en situaciones de tercera oportunidad. Sólo han permitido que sus rivales conviertan en primero y 10, el 34 por ciento de situaciones de tal tipo.

Mucho ayudará que coopere Bryant, quien sólo tuvo una recepción contra los Giants, en la que, por cierto, soltó el balón después.

“Todos tenemos que mejorar en ciertas áreas», dijo el coordinador ofensivo de los Cowboys, Scott Linehan. “Nuestro enfoque es regresar al camino correcto en tercer down y regresar a donde estábamos».

La defensiva ha mejorado, en especial la semana anterior cuando recuperó tres balones, incluidos dos en la primera mitad, además de tres capturas de Eli Manning.

El problema es que los descuidos se traducen en jugadas grandes, como el pase de 61 yardas de Manning a Odell Beckham para el touchdown que al final representó la derrota.

Esta semana extrañarán al ala defensiva DeMarcus Lawrence, quien está lastimado de la espalda. El esquinero Morris Claiborne aún está fuera por su dolencia de ingle, aunque es posible el profundo J.J. Wilcox vuelva al campo después de perderse los dos partidos anteriores por problemas en la ingle.

La buena noticia para Dallas es que el ataque de los Bucs, guiado por el quarterback Jameis Winston, tampoco es una potencia, como no lo eran ni los Vikings ni los Giants.

Tampa Bay representa la ofensiva total número 21 en la NFL; 21 por carrera y 16 por pase.

Su corredor Doug Martin promedia 102 yardas en los últimos 13 partidos como visitante. Nadie ha superado las 100 yardas por tierra contra los Cowboys esta semana.

El receptor Mike Evans suma 1,100 yardas, quinto en la liga para los Buccaneers, que llegarán a Arlington con cinco victorias consecutivas.

“No será fácil, como nunca es en la NFL», dijo el esquinero de los CowboysBrandon Carr. “Es diciembre y todos los equipos juegan su mejor futbol“.

LOS LASTIMADOS

COWBOYS

Cuestionables: Dez Bryant (espalda), Barry Church (antebrazo), Jack Crawford (pie), Louis-Philippe Ladouceur (tobillo), Ron Leary (espalda), Sean Lee (rodilla), Orlando Scandrick (pie), Tyron Smith (espalda-cadera), Cedrick Thornton (tobillo) y J.J. Wilcox (muslo).

Fuera: DeMarcus Lawrence (espalda), Morris Claiborne (ingle).

BUCCANEERS

CuestionablesChris Conte (pecho), Lavonte David (corva), Gerald McCoy(pie), Sealver Siliga (pantorrila) y Luke Stocker (tobillo).

FueraDemar Dotson (conmoción)

ES BUENO SABER QUE…

  • Los Buccaneers llegarán al AT&T Stadium con cinco victorias consecutivas.
  • La marca como entrenador de Jason Garrett cuando enfrenta a equipos con al menos cinco triunfos seguidos es de 1-4.
  • Los Cowboys han ganado cuatro partidos al hilo a Tampa Bay.
  • El linebacker de Dallas Sean Lee puso marca para la franquicia con 22 tackleadas la semana pasada y empató su mejor marca de temporada con 156, con tres juegos restantes.

CONTENIDO PATROCINADO

Comentar

1 comentario

    • Rey Cowboy en 23/12/2016 a las 4:37 pm
    • Responder

    La actuacion maginifica sin dudas,solo que todo en esta vida tiene su lado negativo pero en general estan muy bien y es mejor algun que otro bajon ahora que no en Play Off.

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.