Cinco Observaciones de la Semana 15 (Parte I)

5 observaciones del triunfo de los Cowboys vs Buccaneers

En su segundo encuentro consecutivo de Sunday Night Football, Dallas se impuso 26-20 a Tampa Bay. Estas son las 5 observaciones y un bonus del Cowboys vs Buccaneers

1.- David Irving, el jugador del partido de los Cowboys

En la visita de la Semana 6 a Green Bay se colocó como protagonista de la defensiva, incluso nombrado Jugador Defensivo de la Semana de la NFC. Después de eso, desapareció hasta el día de hoy al aprovechar la debilidad del lado derecho de la línea ofensiva de los Bucs y se la vivió en el backfield rival, consiguiendo dos sacks y un pase desviado, además de generar presión constante al QB.

En un equipo necesitado de un pass rusher que pueda hacer jugadas en momentos importantes, Irving comienza a destacar.

2.- Dak Prescott regresando al buen nivel

El novato dejó claro que no es tiempo de regresar a Tony Romo en una noche en que completó el 88.9% de sus pases y sumó 279 yardas por aire, además de otras 20 por tierra con un touchdown, en una jugada de atracción muy al estilo Aaron Rodgers.

Es cierto que los pases que intentó fueron en su mayoría cortos, promediando 7.8 yardas por intento, pero destaca que recuperó la paciencia dentro de la bolsa de protección y supo salir de ella cuando hizo falta para alargar la jugada y encontrar a su receptor.

Conectó con un total de ocho receptores diferentes, siendo el principal el TE Jason Witten, quien acumuló diez recepciones. Buena señal para los Cowboys el hecho de que su QB haya recuperado la confianza contra una defensiva oportunista como la de Tampa Bay.

3.- El regreso de Darren McFadden y el uso de Lance Dunbar

No hay que perder de vista que el novato Ezekiel Elliott es la estrella del backfield de los Cowboys, las 159 yardas y un TD que consiguió son la prueba, sin embargo esta semana vimos un planteamiento interesante. Con Alfred Morris inactivo, vimos regresar a Darren McFadden (aquel corredor que superó las mil yardas la temporada pasada) y un uso correcto de Lance Dunbar.

A pesar de sólo tener tres oportunidades para acarrear el balón, McFadden mostró la explosividad del año pasado; además en zona de goal lo alinearon como fullback en formación I con Elliott detrás de él, lo que incrementa el peligro y aumenta la variedad de jugadas que se pueden mandar con ese personal y esa formación en el campo. En esta ocasión Prescott le entregó el balón en una jugada directa que consiguió primero y goal, quedándose a un par de yardas de la anotación.

Luego está el caso de Dunbar. Su rol como “scatback” esta noche fue mejor entendido. En semanas anteriores entraba en terceras oportunidades, pero con asignación de bloqueo, lo que resultaba en una desventaja debido a su físico pequeño contra defensivas agresivas en situación obvia de pase. Esta vez, salió en movimiento desde el backfield hacia los extremos de la formación para colocarse como receptor o ejecutar trayectorias de pase desde su posición natural, lo que dio muy buenos resultados. De no ser por un castigo de Tyron Smith, habría anotado en una recepción fruto de una jugada perfectamente diseñada.

4.- La batalla de entregas de balón.

Si algo sabe hacer bien la defensiva de Tampa Bay es robarse el balón, sin embargo en esta ocasión sólo recuperó un fumble en todo el partido. El enfoque “seguro” que adoptó el ataque rival no les permitió llevarse intercepciones.

Por otro lado, la defensiva Cowboy generó un par de fumbles, de los cuales recuperó uno, y tres intercepciones, dos de ellas en momentos clave; la primera a manos de Jeff Heath cuando los Bucs tenían la oportunidad de anotar y retomar la ventaja en el marcador y la segunda cortesía de Orlando Scandrick en el último cuarto para sellar la victoria.

5.- Jameis Winston

Realmente destacado el QB de los Buccaneers. Partidos en horario estelar, como fue el caso de éste, permiten a una audiencia de mayor tamaño darse cuenta de su buen desempeño. De pronto es un tanto impredecible y puede tomar decisiones cuestionables, pero en general su madurez  con sólo dos temporadas de experiencia NFL es bastante alentadora.

Constantemente ejecuta pases con muy buena fuerza y colocación, como el TD a Cameron Brate, donde aprovechó una ventana en el centro de la defensiva poniendo el balón en un espacio corto y con la altura necesaria para que su TE pudiera hacer la atrapada.

También alarga la jugada saliendo de la bolsa de protección y aguanta hasta el último momento para lanzar el pase, manipulando a la secundaria.

Bonus: Aguayo vs. Bailey

Si vemos este duelo antes del partido, probablemente la inmensa mayoría habría apostado a que el pateador de los Cowboys terminaría con mejores números. En este partido Roberto Aguayo tuvo 2 de 2 intentos de gol de campo acertados, mientras que Dan Bailey metió 4 de 6 intentos.

Los intentos de Aguayo fueron de 25 y 34 yardas, dándole una probabilidad mucho mayor de acertar, mientras que los dos fallados de Bailey fueron de 56 y 52 yardas, lo que muestra una gran confianza en lo que este hombre puede hacer. Lo interesante es que esos seis puntos no obtenidos por Dallas parecían pesar, sin embargo al final no marcaron diferencia.

Comentarios

5 observaciones del triunfo de Patriots vs Broncos

Lo que en apariencia sería uno de los mejores juegos de la Semana 15, resultó en un partido donde los visitantes no obtuvieron mucha resistencia a pesar de los pocos puntos conseguidos. Patriots vs Broncos no llenó las expectativas de la mayoría, hubo altas y bajas pero New England sigue adelante buscando el primer lugar de la Conferencia Americana.

Por su parte Broncos comienza a ver lejana la posibilidad de avanzar a postemporada con una de las ofensivas menos efectivas de la NFL y sus próximos juegos en Kansas City y recibiendo a Raiders. La defensiva sigue siendo buena pero necesitan ayuda de su ataque.

Estas son mis observaciones del juego.

1.- La falta de ofensiva de Broncos ya rebasó el límite

Fueron tres los puntos que pudo conseguir la ofensiva de Broncos contra los Patriots. En lugar de mejorar han venido a menos y han sido incapaces de generar series ofensivas sostenidas. Podemos pensar que las lesiones han sido el problema pero ello sólo evidencia más la incapacidad de actuar ante las contingencias usuales en esta liga.

Trevor Siemian lanza un pase bien y al siguiente no tiene precisión. La línea ofensiva no está ayudando y permite cualquier cantidad de jugadas defensivas detrás de la línea. Los wide receivers dejan caer pases importantes para mantener el avance. Los entrenadores no hacen cambios para mejorar.

Esta ofensiva es un desastre y comienza a ser un factor de división dentro del equipo. Será interesante ver cómo lo puede resolver John Elway.

2.- Patriots anotó la menor cantidad de puntos con Tom Brady como titular esta Temporada

Por otro lado, la defensiva de Broncos jugó muy bien ante Patriots, permitiendo 16 puntos en todo el encuentro. Esa ha sido la puntuación más baja conseguida por NE este año con Tom Brady. Parecía que sería una gran tarde para LeGarrette Blount pero consiguió sólo 31 yardas. El que destacó fue Dion Lewis con 95 yardas.

Brady por su parte sólo lanzó para 188 yardas (la menor cantidad en la temporada) y por segunda vez en el año se fue sin un pase de TD. A pesar de ello los Patriots encontraron la forma de ganar, su idea no fue ir por muchos puntos, simplemente los suficientes para asegurar el juego, controlar el balón y el reloj. Una vez más Belichick hizo pedazos a una ofensiva con un QB sin experiencia.

3.- Las entregas de balón de Broncos fueron clave

Después de que la defensiva detuvo en tres jugadas la primera serie de los Patriots vino Jordan Norwood y soltó el balón en la patada de despeje para que los Patriots sacaran un FG. Los entrenadores siguen confiando en un jugador que ya ha mostrado inseguridad con el balón en sus manos.

Al inicio del segundo cuarto, justo cuando la ofensiva de Broncos estaba teniendo su mejor serie (diez jugadas y estando en la yarda 14 de Patriots), Siemian mira todo el tiempo la ruta que desarrollaba Demaryius Thomas y lanza un mal pase a la cobertura de Logan Ryan, quien intercepta el balón y tiene un gran regreso para dejar a su ofensiva en territorio de Broncos. De esa intercepción vino el único TD del encuentro.

Diez de los 16 puntos de los Patriots vinieron de entregas de balón de Broncos. Al final Norwood volvió a soltar el balón para que New England simplemente asegurara el juego.

4.- ¿Y Von Miller?

Si hablamos de que Brady no obtuvo touchdowns también hay que mencionar que Von Miller no consiguió ningún sack. Marcus Cannon tuvo un gran juego protegiendo a Tom Brady, con la ayuda en ocasiones de un running back o tight end. Pero en general Miller pocas veces amenazó a Brady. Broncos esta vez consiguió sólo un par de sacks y en comparación con la final de la Conferencia de 2015, el QB de New England salió casi limpio.

Las ofensivas se preparan mejor cuando enfrentan a Von Miller pero no todos tienen la fortuna de salir bien librados de este pass rusher. Gran trabajo de la línea ofensiva de Patriots.

5.- La selección de jugadas de Broncos facilitó el trabajo de Patriots

Rayando en lo increíble. Llegó el momento en que necesitaban arriesgar más y seguíamos viendo la misma secuencia de jugadas. Primera oportunidad, venía un pase, corto en su mayoría. Segundo down, un acarreo sin mucho resultado y tercera oportunidad una vez más pase donde la presión de Pats resultaba en un mal envío o sack.

Nunca vi un ajuste en la ofensiva y ante un head coach de la experiencia de Bill Belichick es entregarle el juego. Hay mucho trabajo por hacer en una ofensiva cuyo principal problema no es el QB como algunos creen. Se fue Manning y también el sistema ofensivo que él empleaba, porque el de Gary Kubiak nunca pudo llevarse a cabo con éxito. Parece que el problema está en la estrategia e implementación y buscar un cambio, incluso dentro del mismo Kubiak, no sería mala idea.

Comentarios

5 observaciones del triunfo de Raiders vs Chargers

Se adelantó la navidad para los Raiders. Después de una de las peores rachas para cualquier franquicia en la historia de la NFL, Oakland por fin puede decir que su periodo de reconstrucción terminó y que están listos para ser un contendiente esta temporada. Con un triunfo 19-13 contra San Diego amarraron un lugar en los Playoffs y aquí puedes leer nuestro análisis del triunfo de Raiders vs Chargers:

1.- Se terminaron los malos tiempos de los Raiders.

26 de enero de 2003. Esa fue la última vez que el equipo de Oakland disputó un partido de Playoffs… una racha que se romperá esta temporada. Por fin se terminó la casi eterna reconstrucción de la franquicia de la familia Davis y estos nuevos Raiders no sólo ya están en postemporada, sino que van a ser un protagonista en esta y en las próximas temporadas. Se terminó la reconstrucción en Oakland y este es el momento que esperaban los fans de los Raiders, el decir que tienen un equipo de Playoffs…

2.- Una vez más San Diego se destruye en el último cuarto.

Ya no es noticia, es una tendencia y el epitafio de la temporada 2016 de los Chargers. Una vez más este equipo no supo aprovechar la ventaja que tenía en el último cuarto y con entregas de balón (fumble/intercepción) este equipo volvió a caer en los minutos finales de un partido, una historia que ya debe ser frustrante para sus fans.

3.- Michael Crabtree y las recepciones espectaculares.

Michael Crabtree es uno de los líderes de la NFL en drops con 7. También es uno de los jugadores que pueden realizar recepciones completamente espectaculares y fuera de serie, como el pase de TD que atrapó en este partido. Crabtree es una pieza fundamental en este equipo, pero no es lo suficientemente confiable para ser una constante de esta ofensiva. Pero cuando atrapa el balón de esa forma es muy complicado cuestionar lo que hace.

4.- Se nota la lesión de Derek Carr.

En las últimas dos semanas los Raiders promedian 16 puntos por partido. Derek Carr, a pesar de ser uno de los mejores QB de la NFL, ha fallado una enorme cantidad de pases que hacía sin ningún problema antes de dislocarse el dedo. A pesar de eso los Raiders están encontrando la forma de ganar con defensiva y Carr sigue haciendo jugadas espectaculares, como el acarreo para Primero y Diez en el último cuarto. Lo que si es un hecho es que aunque no esté completamente sano, Derek Carr es un jugador que va a dar todo en el terreno de juego. Los Raiders son muy afortunados de tener un tipo así como líder de su franquicia.

5.- ¿Qué va a pasar con los Chargers?

No sólo fue la derrota de este equipo. Ayer salieron más dudas sobre el futuro de la franquicia, no sólo por algún cambio de coach, de jugadores o de ciudad. Los rumores indican que parece que San Diego terminará jugando en Los Ángeles y que incluso se está contemplando el hacer un cambio de imagen completa (es decir, cambiar el nombre del equipo). Vienen temporadas de incertidumbre para los Super Chargers.

Comentarios

5 observaciones del triunfo de los Dolphins vs Jets

Una victoria más para Miami en este juego nocturno de sábado, logrando así su primera campaña ganadora en casi diez años y el camino a Playoffs se ve cada vez más real. Estas son las 5 observaciones del triunfo 34-13 de los Dolphins vs Jets:

1.- Matt Moore

En el momento en que Ryan Tannehill se lastimó la semana pasada no fui el único que supuso una caída en picada para los Dolphins, sobre todo por el lugar en que se sitúan, la presión y lo poco que queda en la temporada. Sin embargo el relevo Matt Moore llegó a cerrar bocas; tras dos semanas de excelente calidad de juego no me parece  momento de preguntarse quién debería ser titular si regresa Tannehill pero me doy cuenta que Moore es uno de los mejores QB suplentes que hay en la NFL, capaz de darle ese boleto de Playoffs a Miami.

2.- ¿Todd Bowles? 

Ya es momento de cuestionarse se Bowles debe seguir al mando de los Jets la próxima semana, cuando un equipo que esperaba llegar al menos a Playoffs juega así de mal: desorganizado en las tres facetas del juego, sin pelear, es claro que hay más problemas de fondo. Creo que Bowles será uno de los primeros coaches en ser despedidos al final de la temporada, y tras él varios veteranos que no aportan nada a la franquicia.

3.- Adam Gase

Como se ve en el punto anterior, encontrar un coach que tome las riendas de una franquicia, cambie su mentalidad y con ello la balanza en el record es un trabajo complicado y de hecho los Dolphins son un gran ejemplo de esto, pero la llegada de Gase parece que finalmente le cambió la cara a Miami. Si los Dolphins ganan a los Bills la próxima semana y los Broncos pierden ante Chiefs, Raiders o Patriots (algo que sin duda puede pasar), Miami habrá vuelto a los Playoffs

4.-Bilal Powell

Si hay algo prometedor y que genera una sonrisa al ver a los Jets es sin duda este joven RB, un jugador con enrome potencial y que se puede convertir pronto en una pieza angular para la reconstrucción. Ante los Dolphins corrió para 84 yardas en 16 intentos y atrapó 11 pases  para 78 yardas, demostrando su calidad y lo versatilidad.

5.-Brice Petty

¿Vieron el golpe que Ndamukong Suh y Cameron Wake le dieron al QB de los Jets Brice Petty? De los mejores en la temporada. Quizá vino de un error de los Jets, pero tanto Suh como Wake entraron su ningún bloqueo y casi parten por la mitad a Petty, forzando la entrada de Ryan Fitzpatrick hacia el final del partido, quien no pudo hacer nada para sacar a los Jets adelante. De hecho, el golpe a Petty puede describir lo que ha sido este 2016 para los Jets.

Comentarios

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.