Combo de Primero y Diez.com

Overrated/Underrated Semana 15 NFL 2016

Son estas últimas semanas de la temporada regular donde se ve cuáles jugadores y equipos entran a Playoffs con fuerza y cuáles de panzazo. Esta entrega de la Semana 15 NFL 2016 y las que quedan serán cada vez más interesantes.

Jugador Overrated 

Adrian Peterson

El veterano RB de los Minnesota Vikings será parte del Salón de la Fama en un futuro, merecidamente. AP ha tenido una carrera fantástica y como fanáticos y seguidores de la NFL hemos puesto nuestros ojos en él a lo largo de su ilustre carrera, la cual ya está terminando. Hay reportes de que Peterson podría regresar de la lesión que lo dejó fuera desde la Semana 3. Puede ser la bujía emocional para que los Vikings se levanten, aún pueden llegar a Playoffs a pesar de su terrible segunda mitad de temporada, pero no puede levantar solo el ataque de Minnesota, el cual cada vez parece tener un mayor problema de talento que de motivación.

Equipo Overrated

Miami Dolphins

Los Dolphins son uno de varios equipos que con marca de 8-5 tienen posibilidades de Playoffs como comodines, con los Patrots dominando la AFC East. Por supuesto que es una temporada positiva para Miami, sin embargo rara vez se ve a un equipo con ese record y más puntos recibidos que los anotados, con un -20 para ser exactos. Ahora con la lesión de Ryan Tannehill y tres partidos divisionales frente a ellos, el futuro no parece estar del lado de los de Florida. De esas ocho victorias sólo una ha sido frente a un equipo con marca ganadora. Los Dolphins están lejos de merecer un lugar en Playoffs.

Partido Overrated

Green Bay Packers vs Chicago Bears

Lo único que prende un poco este partido es la enorme rivalidad que existe ambos conjuntos, la más importante en la historia de la NFL, pero aunque los Packers tienen claros problemas defensivos y no han sido lo que esperábamos de ellos esta temporada, son un equipo muy superior a unos Bears que al parecer apenas saben qué jugadores tienen. Quizás, siendo el partido en Chicago y viendo cómo Matt Barkley ha jugado en lugar de Cutler, podamos tener un duelo interesante, pero lo dudo muchsísimo.

Jugador Underrated

Cole Beasley

Tomando en cuenta el sistema West Coast que utilizan los Cowboys,los receptores slots trabajan un poco más de lo normal, sin embargo Cole Beasley se ha transformado en el receptor predilecto del novato Dak Prescott. 64 recepciones y 711 yardas avalan su presencia en este artículo y por más que se hable de Dez Bryant como el WR más talentoso de Dallas, es Cole Beasley el más importante este año.

Equipo Underrated

Tampa Bay Buccaneers

La manera en que este equipo ha evolucionado desde el año pasado, poco a poco, sin hablar mucho, sin brillar pero a paso firme, es impresionante. Además su calendario ha sido realmente difícil. Haber sacado ya ocho triunfos con rivales como Kansas City, Atlanta, Seattle y Denver, los hacen un equipo realmente muy peligroso. Si este año no logran Playoffs, el 2017 será muy interesante.

Partido Underrated

St.Louis Rams vs Seattle Seahakws

Parece un partido sin mucho qué ver, pero dado que Jeff Fisher fue despedido esta semana el partido toma algo de interés. No sólo eso, normalmente los partidos entre Rams y Seahawks han sido muy cerrados en las últimas temporadas y con nuevo coach, quizás los jugadores de los Rams se tomen diferente el partido, con más profesionalismo.

Comentarios

¿Qué están haciendo bien Titans y Steelers?

Bien dice José Alfredo Jiménez que lo importante no es llegar primero sino saber llegar. En la NFL ser el primer sembrado ya no representa gran ventaja como en décadas anteriores, hemos sido testigos incluso de un equipo que ganó 18 juegos al hilo y terminó perdiendo con el sexto sembrado de su Conferencia.

El football del mes de diciembre es como una temporada aparte en la NFL. Los Tennessee Titans y los Pittsburgh Steelers están resurgiendo y buscan liderar sus divisiones para meterse a la Postemporada. Analizamos qué están haciendo bien Titans y Steelers, sus números y escenarios posibles.

TENNESSEE TITANS

Ahora mismo lideran la AFC South con marca de 7-6 y tres victorias de los últimos cuatro encuentros. Están aprendiendo a ganar mientras se marca la curva de aprendizaje de su joven plantel. Los buenos equipos saben ganar como sea y los Titans tienen marca de 4-0 en juegos decididos por seis o menos puntos, sin duda están forjando una cultura ganadora.

Es verdad que no han tenido el calendario más complicado, pero victorias ante Green Bay o el campeón defensor Denver los ponen como un digno candidato para representar a su división en Playoffs. Tampoco es momento de festejar pues aun tienen tres citas muy importantes: la primera ante los Chiefs -uno de los equipos más completos de la NFL-, los Jaguars -un juego que luce favorable- y finalmente un duelo adelantado de Playoffs ante los Houston Texans que podría definir al campeón divisional en año nuevo.

La clave para el éxito del equipo ha sido su línea ofensiva, construida alrededor de dos reclutas de primera ronda como Taylor Lewan (2014) y Jack Conklin (2016). Actualmente tienen al segundo mejor corredor de la liga en DeMarco Murray, a 257 yardas del líder Ezekiel Elliott. Colectivamente, los Titans están a sólo cien yardas de los Cowboys con (1,878 yardas) y 132 de los Buffalo Bills (2,010 yardas) como las mejores ofensivas por tierra.

Esta línea ofensiva hace un trabajo muy bueno protegiendo a su mariscal, apenas registra 20 capturas permitidas, siete más que los Oakland Raiders (13) y a un mundo de distancia de los Browns (48). Marcus Mariota, por su parte, ha tenido una evolución con Murray a su lado, apenas 8 intercepciones por 25 pases de touchdown, a 7 del líder Aaron Rodgers (32 TD).

Defensivamente Tennessee presenta altibajos, lo cual es normal en un equipo que se ha enfocado tanto en el costado ofensivo en los recientes Drafts, sin embargo presentan 33 capturas, a sólo seis de los Panthers (líderes con 39) y pueden presumir ser la tercer mejor defensa contra el juego terrestre con 1,126 yardas, 145 yardas más que los Baltimore Ravens (981).

El equipo de Mike Mularkey presenta buenas credenciales rumbo a los Playoffs, la cual podría ser la primera aparición de este equipo en esa instancia desde el 2008. El final de temporada no será nada fácil pero podría convertirse en un interesante animador.

Pittsburgh Steelers

Uno de los equipos que sabe que el momento lo es todo. En 2005 se recuperaron de un bache a media temporada donde perdieron tres juegos en fila y terminaron ganando cuatro durante el último mes para convertirse en el primer equipo en jugar toda la postemporada fuera de casa y coronarse en el preciado Super Bowl.

En este momento manejan su propio destino, pero con Baltimore vigilando el menor desliz -“Ravens” al fin- y con una cita entre ambos en Navidad. La buena noticia es que dos de sus próximos tres duelos son ante equipos perdedores. La mala es que son juegos divisionales, con Bengals aún con esperanzas de Playoffs y probablemente enfrenten a unos Browns con la misión de darlo todo y evitar el 0-16.

Con la derrota ante los Cowboys en la Semana 10 los Steelers tocaron fondo con su cuarta derrota en fila. A partir de ese momento los de Mike Tomlin hilan cuatro triunfos. En este periodo, la Cortina de Acero promedia 12.5puntos por partido y 4.5 capturas, con un total de 18 sacks en los últimos cuatro encuentros.

Defensivamente deben mejorar el juego aéreo, donde figuran en la posición 21 recibiendo 252.6 yardas por partido pero ante el juego terrestre son la cuarta mejor defensiva permitiendo 1,171 yardas en la campaña, apenas 190 yardas más que los líderes Ravens. Su gran momento llegó el pasado domingo cuando limitaron a la mejor ofensiva terrestre, la de los Bills a sólo 67 yardas totales y 27 de su mejor jugador, LeSean McCoy.

A la ofensiva, la gran estrella es el corredor Le’Veon Bell, quien aún con tres juegos de suspensión al inicio de la temporada se coloca como el cuarto mejor corredor de la NFL con 339 yardas de desventaja frente a Ezekiel Eliott quien tiene 69 acarreos más. Antonio Brown es de los mejores receptores, líder con 93 atrapadas. En yardas por recepción apenas es superado por Julio Jones con 123 yardas y en recepciones de anotación sólo es superado por un touchdown por Jordy Nelson (12).

Este equipo aún tiene aspiraciones como el mejor sembrado de la Conferencia Americana, aunque requiere un milagro, pero en un escenario realista los Steelers van por el tercer sembrado de la Conferencia y evitar a los Patriots hasta el Juego de Campeonato.

Comentarios

Por qué Tom Brady debe ser el MVP 2016

Nota del Editor: Esta es una colaboración de nuestra sección Practice Squad, donde nuestros lectores aportan sus puntos de vista sobre lo que pasa en la NFL.

“The hardest tumble a man can take is to fall over his own bluff.” (La caída más dura de un hombre es aquella sobre sus propias mentiras) – Ambrose Bierce

El juego más famoso de cartas no ganó su popularidad por interesante, difícil o divertido. Si lo analizamos, jugar Blackjack es más interesante, la creación del “Solitario” fue mucho más difícil y la diversión que deja el jugar “Manotazo” es superior al Poker. Lo que realmente provocó que este juego se convirtiera en un fenómeno fue incorporar la habilidad más inexplicable y a la vez peligrosa que tiene el cerebro humano: mentir. No hay nada que se parezca a la adrenalina generada por blofear. La aceleración del ritmo cardiaco al subir la apuesta con un par de cuatros no tiene comparación alguna. La adrenalina es resultado del miedo de saber que no hay vuelta atrás. Después de mentir, sin importar las consecuencias, no se puede mostrar el mínimo arrepentimiento.

La Semana 13 de la NFL (es decir, hace dos semanas), estuvo llena de emociones, historias y equipos patéticos (véase Browns, 49ers). Sin embargo, hubo una historia que sorprendentemente pasó desapercibida: Los New York Giants en su partido contra Pittsburgh se quejaron después de haber sentido que dos balones estaban por debajo del mínimo de aire permitido. ¡¿Qué?! ¿Nos recuerda esto algo? Según los parámetros de la NFL, Ben Roethlisberger tendría que ser suspendido por cuatro juegos, la familia Rooney tendría que pagar un millón de dólares y Pittsburgh tendría que perder una primera selección en el Draft. Pero, ¿cómo respondió la liga esta vez? ¡Haciendo absolutamente nada! En un comunicado con la misma longitud de un tweet, la NFL patéticamente respondió: “se revisaron los balones y se determinó que no ha habido ninguna violación…ninguna queja formal ha sido presentada…caso cerrado”. ¿Es en serio? ¿Queja formal? ¿Acaso los Colts levantaron una demanda en la Suprema Corte? ¿Se revisaron los balones? Los Giants comunicaron que los balones tenían 11.4 y 11.8 de psi respectivamente, ¡muy por debajo del 12.5 permitido!

Si como fan y amante de la NFL me siento ofendido, no puedo imaginar cómo se siente un amante de los Patriots, o bien, una amante de Brady. Por dos años nos hicieron creer que desinflar balones era igual de grave que pegarle a una mujer y que justificaba destruir la integridad de uno de los mejores quarterbacks de todos los tiempos. Hoy han decidido arbitrariamente burlarse de nosotros e insultarnos asumiendo que nadie se daría cuenta de la mentira y contradicción más grande de su historia.

Gracias, NFL, por abrirnos los ojos y recordarnos que, al igual que las llantas de los coches, los balones se desinflan naturalmente en bajas temperaturas (ambos juegos, 2017 y 2014, se jugaron en temperaturas bajo cero). Gracias por recordarnos que no tratas a todos los equipos por igual pues sólo con los Patriots el término “chivo expiatorio” es aplicable. Gracias por enseñarnos que, aún después de haber invertido 22 millones de dólares en investigaciones y procesos para que esto no se repitiera, tus lineamientos siguen siendo grises e inservibles. Gracias porque al pensar que seríamos suficientemente estúpidos para ignorar esta historia, nos demostraste la gran la mentira en la que te metiste al querer pintar una imagen de disciplina y transparencia que terminó en fiasco e injusticia.

Sólo queda una cosa que hacer. Igual que las aerolíneas dan “boleto abierto” de consolación cuando deciden sobrevender sus vuelos, la liga tiene la obligación moral de provocar que Tom Brady gane el MVP esta Temporada 2016. Si bien la NFL no es directamente responsable de elegir al ganador, seríamos ingenuos al pensar que no tiene la fuerza e influencia para hacer que esto pase. Hoy, el único argumento que existe en contra de Brady como MVP es su ausencia de cuatro juegos mientras cumplía LA SUSPENSION MAS RIDICULA DE LA HISTORIA.

En cuestión estadística (2,876 yardas con tan sólo dos intercepciones), nivel de juego (destruyó a la mejor defensiva de la liga con 406 yardas) y récord (8-1 desde su regreso), Brady es altamente superior a cualquier otro candidato. Aún así, el MVP 2016 debe de ir más allá de los números. Tiene que ser un intento de pedir perdón a una de las mejores franquicias del mundo. Tiene que ser, después de tantas mentiras, una mínima muestra de arrepentimiento.

Comentarios

Head Coaches que deberían ser despedidos – Temporada NFL 2016

Después del extraño caso donde a Jeff Fisher se le extendió el contrato por dos años con Los Angeles Rams y días después lo despidieron, es momento de pensar en los head coaches que deberían ser despedidos, si bien les va, al finalizar la Temporada NFL 2016.

Encontrarás nombres que llevan mucho tiempo y otros que no me sorprendería que pierdan su trabajo con tan sólo un año al mando de su equipo.

Gus Bradley

En 2013 llegó al equipo de Jacksonville proveniente de Seattle donde fue coordinador defensivo y estaba haciendo bien las cosas con una de las mejores defensivas en la actualidad.

Lamentablemente su labor como head coach ha dejado mucho a desear. No ha tenido una temporada con más de cinco victorias y parece que 2016 tampoco será el caso. Su récord actual como HC es de 14-47 faltando tres semanas para que termine la Temporada Regular y debería ser razón suficiente para pensar que no regresará en 2017 con Jaguars.

Además ha tenido en todos sus años en Jacksonville selecciones Top-5 y no vemos que este equipo tenga una mejoría en una división tan mala como lo es la AFC South. Sus días deben estar contados.

Chuck Pagano

Su llegada a los Colts fue bien acogida cuando este equipo tenía la primera selección del Draft 2012 y estaba Andrew Luck como el mejor prospecto colegial en años. Comenzó bien su era en Indianapolis pero por su salud (se ausentó 12 juegos esa temporada) el equipo tuvo el interinato de Bruce Arians quien ganó el premio al Coach del Año. Estuvo en Playoffs el siguiente par de años aunque la división le ha ayudado mucho para lograrlo.

En 2015 sufrió la ausencia de Luck por lesión y no pudieron calificar a Playoffs. Parece que este año será lo mismo. No ha podido mejorar una línea ofensiva que permite muchos golpes a su QB y el juego terrestre sigue padeciendo. La gran duda con este coach es ver a los Colts sin rumbo y padeciendo ante Texans, quienes ya les ganaron ambos juegos este año, en la división. Por mucho tienen al mejor quarterback de la AFC South y no pueden hacerlo notar en el terreno de juego.

Me parece que es momento de que los Colts hagan un cambio radical para aprovechar de mejor manera a Andrew Luck.

Marvin Lewis

Un cambio que necesita Cincinnati. Año con año vemos como este equipo tiene buen talento y en Temporada Regular hacían bien las cosas pero llegando a Playoffs todo terminaba. Lewis tiene un récord de 0-7 en Playoffs. Parece que avanzar a su equipo era razón para mantenerlo en el puesto pero este año no sucederá. Necesitan aprovechar las piezas que tiene el equipo para dar el paso.

Lewis cuenta con siete temporadas arriba de .500 (contando 2016) mismas que han concluído en derrota en Playoffs. Bengals es un equipo gris esta temporada y el cambio debe ser inminente. ¿Alguien cree que deba continuar?

Sean Payton

Esta viviendo tiempo extra en New Orleans y va de la mano con la decepción que ha sido este equipo en los últimos tres años. Llegó en 2006 al mismo tiempo que Drew Brees y han sido una de las mejores mancuernas Coach-Quarterback de la liga, pero Brees ya no es un joven. Se hablaba que Payton podría dejar el equipo el año pasado cuando tuvo a la peor defensiva de la temporada. Su ofensiva siempre es considerada como una de las explosivas de la liga pero actualmente es muy irregular. Puede dar un juego de más de 40 puntos y a la siguiente semana no pasa de 14.

Este año volverá a quedar fuera de Playoffs. Me gustaría ver a este head coach sin Brees y lo que puede lograr. No dudo de la capacidad de Payton pero sería un reto interesante para uno de los coaches referentes en la NFL desde 2006. Creo que eso lo veremos en otro equipo. ¿Rams?

Mike McCoy

Por lesiones, mal juego o mala suerte pero San Diego no logra traducir su talento en victorias. Al contrario, pierde de la manera menos esperada. McCoy tuvo sus primeras dos temporadas con 9 victorias pero ya serán tres años sin Playoffs para Chargers y el tiempo se está agotando para el QB Philip Rivers.

Su división ahora es de las más competitivas y eso dificultará la continuidad de McCoy para 2017. Chargers debe buscar un cambio, además del de sede, incluso pensar en otro QB. Posiblemente sea el caso de buen coordinador pero no tan buen head coach.

¿Hue Jackson? ¿Chip Kelly?

Ambos coaches de primer año con sus equipos pero que combinados tienen una victoria en la temporada. En la NFL es poco probable que no tener al menos una victoria pero Browns va que vuela rumbo a lograrlo. Los 49ers por su parte llevan 12 derrotas consecutivas después de dominar en la Semana 1 a los Rams.

Creo que Chip Kelly no es un head coach para la NFL donde su sistema no es del todo efectivo y su proceso de adaptación a la liga ha sido difícil. Los 49ers aún siguen pensando en Jim Harbaugh. Esperaría un cambio radical y no me sorprendería ver a Kelly despedido.

En el caso de Cleveland no soy de la idea de mantener al head coach que no te de oportunidad de ganar en toda una temporada. Jackson no debería tener continuidad con Browns.

…y Rex Ryan

Dicen que sus días están contados en Buffalo. Históricamente no ha tenido buena mano para la posición de quarterback y Tyrod Taylor no es visto con buenos ojos en el equipo. Ni hablar, se nos va uno de los coaches más controversiales en la NFL y veo complicado que regrese pronto al mismo puesto en otro equipo.

Comentarios

 

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.