Panthers revive demasiado tarde y le mete el pie a los Redskins

Washington retó a Cam Newton a vencerlos con el brazo y Carolina los hizo pagar con sus aspiraciones de playoffs.

 

Fiel a su temporada 2016, los Carolina Panthers hicieron todo lo posible por entregar un partido. Solo que esta vez, los Washington Redskins hicieron más.

Cam Newton lanzó para 300 yardas con dos touchdowns, Jonathan Stewart corrió para 132 yardas y la defensiva de los Panthers forzó tres intercambios de balón para que Carolina venciera 26-15 a Washington, que dejó ir la oportunidad de afianzarse como el sexto invitado provisional a playoffs en la Conferencia Nacional.

Con la derrota, Washington desapareció de momento del panorama de playoffs, que ubica en esa sexta posición a los Green Bay Packers, para temor del resto de la conferencia.

Newton y la ofensiva de Carolina convirtieron dos de entregas de balón de Kirk Cousins, una intercepción y un fumble, en 10 puntos, en el primer y tercer cuarto para que el campeón defensor de la NFC se mantenga “matemáticamente” con vida.

Eso es en el sentido más estricto de la palabra. Las aspiraciones de playoffs de Carolina dependen de un número de combinaciones que incluyen un segundo empate de Washington entre otras cosas. Pero el orgullo sobrevivió una semana más.

Para Cousins (32 de 47 para 315 yardas y una intercepción), el resultado podría no solo afectar las aspiraciones de playoff de su equipo, sino su próximo contrato luego de jugar este año con la etiqueta de jugador franquicia y no poder mantener a los Redskins en el sexto lugar de la NFC en un duelo ante la defensiva número 28 de la NFL, que jugaba sin su líder Luke Kuechly.

Newton colocó a los Panthers al frente 10-3 en el primer cuarto al coronar una larga ofensiva con un pase de touchdown de 30 yardas a Ted Ginn Jr. El veloz receptor de Carolina dejó ir al menos dos oportunidades claras más adelante en el partido gracias a sus inseguras manos luego de dejar atrás al vulnerable perímetro de Washington.

Los Redskins se acercaron 13-9 con 3:43 por jugar en la primera mitad gracias a un acarreo de cinco yardas de Robert Kelley, quien finalizó el encuentro con tan solo ocho yardas en nueve acarreos.

Los Redskins tenían a los Panthers donde los querían. A una posesión de distancia y con la primera ofensiva de la segunda mitad.

Ese ataque que duró exactamente una jugada. Wes Horton capturó a Cousins, forzó el fumble y él mismo lo recuperó a una yarda de la anotación para inyectarle nueva vida a los Panthers.

Newton encontró a Mike Tolbert para el touchdown dos jugadas después y eso fue prácticamente todo para Washington, que se conformaría con dos goles de campo de Dustin Hopkins el resto del trayecto.

La frustración fue evidente en unos Redskins plagados de indisciplinas, que perdieron 70 yardas producto de siete castigos y al tight end Jordan Reed, quien salió expulsado tras lanzar un gancho de derecha al casco de Kurt Coleman.

Esa penalización simplemente fue demasiado costosa, no solo por la ausencia del objetivo favorito de Cousins sino por convertir un segundo y goal desde la yarda 12 en segunda oportunidad y 27 yardas para anotar. El juego de Washington resumido en una sola jugada.

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.