Los principales aprendizajes que nos dejó la Semana 15

Tendrás que lidiar con muchos temas cuando lo único que tienes que hacer es obtener la corona del Sur de la Conferencia Americana. Esa tarea viene con un gran margen de error. ¿Firmas a un mariscal de campo que no ha probado su calidad por 37 millones de dólares garantizados y lanza 14 intercepciones en los primeros 13 juegos? Evidentemente no es algo positivo, pero sientes que puede salir avante. Ganas con base en la defensiva y sólo necesitas nueve triunfos, ¿cierto? Denle tiempo para que se reponga.

Llegas a la Semana 15 y suma otro par de pases a manos de los enemigos apenas iniciando el juego, pierdes con Jacksonville y, mientras tanto, el otro rival de la división que corrió con la suerte de tomar en el draft a Marcus Mariota está venciendo a los Chiefs y es cuando entiendes que probablemente pases la Navidad en el segundo lugar de tu sector, por lo que decides que has visto suficiente y es el momento de Tom Savage.

Esa es la historia de la temporada 2016 de los Houston Texans, quienes finalmente el domingo relegaron aBrock Osweiler y otorgaron la responsabilidad a Savage, al tiempo que intentan acabar con la rebelión de los Tennessee Titans. En este punto de la campaña, no importa cuánto estés pagando por alguien. Si no es capaz de demostrar su juego, debe ir a la banca y dejar en claro que puede dar vuelta a la situación.

Lo que pase de aquí en adelante con Osweiler es completamente desconocido. Tal vez Savage falle y le devuelva el puesto antes de la postemporada. Puede tener una soberbia pretemporada, recupere la titularidad y no la suelte más. O es probable que nunca vuelva a jugar con los Texans. No hay manera en que podamos predecir lo que pase al largo plazo.

Osweiler suma más intercepciones (16) que pases a las diagonales (14) en 2016 USA Today Sports

Pero en el futuro cercano, fue Savage quien, de acuerdo a lo que externó un jugador de los Jaguars, «nos descifró e hizo un gran trabajo reconociendo los duelos que le daban ventaja y los aprovechó». Ahora se enfrentará a Cincinnati y posteriormente a Tennessee en un juego potencial por la división en la Semana 17. Savage no tiene la presión de salvar a la franquicia o ser la respuesta a largo plazo. Simplemente debe evitar los pases al rival en el próximo mes y entonces los Texans tendrán que ver qué hacen al respecto.

Llegó ese momento del año en el que los entrenadores no pueden preocuparse por los sentimientos, el orgullo o cuál era el plan en agosto. Es ahora cuando debes de cuestionarte «¿Qué nos da la mejor oportunidad de salir con el triunfo ahorita para que podamos llegar con vida la siguiente semana?».

En Houston, en diciembre de 2016, eso significa que ha llegado la época de Savage.

Aquí están los aprendizajes de la Semana 15:

Dak Prescott y Ezekiel Elliott no son obra de la casualidad

Los novatos estrella de los Dallas Cowboys se repusieron de una dolorosa derrota divisional ante los Giants con una gran actuación el Domingo por la Noche. Prescott tuvo 32 pases completos en 36 intentos y Elliott sumó 159 yardas ante una defensiva de los Tampa Bay Buccaneers que acarreaba un gran momento. Los encargados de llamar las jugadas en Dallas necesitan hacerlo aburrido — ya fue suficiente de reversibles en tercera oportunidad y jugadas de engaño. Si se mantienen con el pan de todos los días y ponen al egresado de Ohio State atrás de esa monstruosa línea ofensiva, han encontrado la fórmula que funciona en enero. Sin duda alguna ellos son el tipo de competidores que quieres de tu lado en los partidos importantes.

La defensiva de los Giants tampoco lo es

Le dieron al tackle defensivo Damon Harrison $9.25 millones de dólares por año a pesar que sale del campo en terceras oportunidades. La razón para ello es que basta con lo que hace en la primera y segunda oportunidad para que el oponente encare yardaje largo. Es probable que pasen ciertos problemas en una semana corta si el esquinero Janoris Jenkins no se repone de una lesión para el compromiso del jueves en Philadelphia, pero el contar con Dominique Rodgers-Cromartie brinda cierta tranquilidad y el hecho que no reclame por tener menos participación dice mucho sobre lo que está ocurriendo en este momento en East Rutherford. Su ofensiva hace lo suficiente y su defensiva cree que puede ganar juegos.

Trevor Siemian y la ofensiva de los Broncos promedian 21.4 puntos por juego USA Today Sports

Los Broncos tuvieron suerte con Osweiler, pero las cosas no andan bien en Mile High

Antes que nada, el darle crédito al gerente general John Elway por dejar que Osweiler abandonara al equipo en la agencia libre está fuera de contexto. Luchó por retenerlo y estaba dispuesto a pagarle una suma importante, pero fue superado por Houston. Trevor Siemian no parece ser el problema en Denver y el Plan B para la ofensiva no ha funcionado. La línea no puede protegerlo, sus receptores sueltan muchos pases y en una época en la que deben conseguir triunfos sin importar la forma, los Broncos suman derrotas de forma consecutiva por marcador combinado de 29-13. Están fuera de la lucha por la postemporada en este momento y para volver deben vencer a Kansas City y Oakland para defender su título de Super Bowl. Buena suerte con eso.

No puedes despedir a McCarthy

Los mejores entrenadores en jefe son aquellos que resuelven los problemas, los identifican y hacen lo posible por brindar soluciones creativas. McCarthy se quedó sin corredores, así que transformó al receptor Ty Montgomery en uno de ellos y respondió con 162 yardas en el triunfo ante los Bears. Ya van cuatro semanas desde que el mago certificado Aaron Rodgersexternó que «debían dar vuelta a la situación» y desde entonces los Green Bay Packers tienen marca de 4-0. Una victoria más y prepararán la mesa para un juego por el título divisional ante Detroit en la Semana 17. Sé que existen altos estándares en Green Bay debido a que tienen siete visitas consecutivas a los playoffs, pero considerando la mala racha que vivieron a media temporada, es difícil pensar que su era en Green Bay ha llegado al final.

Las vacantes de entrenador en jefe llegan con dudas en la posición de QB

Nadie que no esté enamorado con Jared Goff tomará el puesto con Los Angeles Rams y lo mismo ocurre con respecto a Blake Bortles y los Jacksonville Jaguars. Eso suena como algo obvio, pero las actuaciones en 2016 de Bortles son ejemplo perfecto de lo que puede pasar si no están bien en esa posición. Ambos son grandes proyectos y las franquicias en cuestión deben tener cuidado en el desarrollo y cuidado de estos jugadores cuando se decidan por un entrenador en jefe.

CONTENIDO PATROCINADO

Comentar

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.