Joey Porter estuvo con asistentes de Steelers tras su arresto

PITTSBURGH — El entrenador asistente de los Pittsburgh Steelers, Joey Porter, está de vuelta con el equipo un día después que fueran retirados los cargos de asalto en su contra derivados de un supuesto altercado en un bar de Pittsburgh el domingo por la noche.

Porter, entrenador de apoyadores externos de los Steelers, pasó cuatro días con licencia para ausentarse del equipo pero será parte del cuerpo de asistentes para el partido de la Ronda Divisional de los playoffs el domingo en Kansas City contra los Chiefs, anunció el equipo.

Joey Porter fue arrestado horas después de la victoria de Pittsburgh Steelers sobre Miami Dolphins. AP Photo

«Hemos revisado la información disponible respecto al incidente que ocurrió el domingo por la noche», declaró mediante un comunicado el presidente de los Steelers, Art Rooney II. «También hemos revisado la comunicación con la oficina del fiscal de distrito del condado de Allegheny. Como organización, tenemos un gran respeto por el trabajo de la policía de Pittsburgh por nuestra comunidad. También respetamos el hecho que hay un procedimiento legal en curso derivado del inicidente. Aguardaremos el resultado del proceso legal y nos comunicaremos con la NFL respecto a las políticas de conducta personal antes de tomar más decisiones sobre un posible castigo».

En un comunicado separado emitido por el equipo, Porter –quien fue acusado en una denuncia penal de agredir a un portero tras negarle la entrada a un bar y tomar por las muñecas a un oficial de policía que intervino– indicó que está «agradecido» de volver a los Steelers.

«Me arrepiento de haber estado involucrado en un incidente que podría haber sido una distracción para nuestro equipo», declaró Porter. «Sobre todo, me arrepiento que toqué al oficial de policía y sinceramente me disculpo por esa acción. Afortunadamente, nadie resultó herido».

El fiscal de distrito Stephen Zappala Jr. decidió retirar los cargos de asalto agravado, resistirse al arresto y allanamiento de propiedad luego de ver el video de vigilancia del incidente, de acuerdo a The Associated Press. El estado de ebriedad en público y alterar el orden son los únicos cargos respaldados por el video de vigilancia, indicó Zappala. Los dos delitos tienen multas de hasta 500 dólares y 90 días en prisión.

CONTENIDO PATROCINADO

Comentar

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.