Trofeos en la NFL

Si eres seguidor de la NFL es un hecho que sabes que el Trofeo Vince Lombardi es el premio otorgado al ganador del Super Bowl.

Pero conoces cuáles son los trofeos que le son entregados a los campeones de la AFC y la NFC.

El campeón de la Conferencia Americana recibe el Trofeo Lamar Hunt, que rinde honores al dueño fundador de los Kansas City Chiefs.

El campeón de la Conferencia Nacional recibe el Trofeo George Halas, que rinde tributo al legendario jugador y entrenador de los Chicago Bears.

Muchos aficionados neófitos afirman que el mejor entrenador de la historia es Bill Belichick. Sin dudas «el monje» estará en el Hall of Fame por ser el mejor y más exitoso head coach del siglo XXI pero en mi opinión en la historia de la NFL por victorias, gloria y legado están por encima de él Bill Walsh (49ers), Tom Landry (Cowboys), Chuck Noll (Steelers) y Paul Brown (Browns y Bengals).

Aquí les dejo material para que conozocan más.

El trofeo Vince Lombardi es el trofeo entregado cada año al equipo ganador del juego por el campeonato de la NFL conocido como Super Tazón o Super Bowl. El trofeo fue llamado originalmente World Championship Game Trophy (Trofeo del Juego por el Campeonato Mundial) en 1967, cuando el Super Bowl se llamaba AFL-NFL World Championship Game (Juego de Campeonato Mundial de la AFL-NFL). Fue renombrado en 1970 en memoria del legendario coach de los Green Bay Packers Vince Lombardi después de su repentina muerte por cancer y para conmemorar sus victorias en los primeros dos Super Bowls.

A partir del Super Bowl XXX, se le entrega al dueño del equipo ganador en el terreno de juego inmediatamente después de finalizado el encuentro. Anteriormente, le era entregado dentro del vestidor. El trofeo, creado por la Tiffany & Co. esta valuado en $25,000 dólares y representa un balón de tamaño natural en posición de ser pateado. Está hecho íntegramente de plata y tiene 23 cm. de altura y 3.2 kg. de peso. Se requieren aproximadamente 4 meses y 72 horas/hombre para crearlo.

Las palabras «Vince Lombardi Trophy» son grabadas y el escudo de la NFL es adherido en un punto aparte de la base. Después de ser otorgado, se manda de regreso a Tiffany para que se le grabe el nombre del equipo ganador, la fecha y el marcador final del Super Bowl. Después se manda de regreso al equipo.

En los primeros cuatro juegos por el campeonato los escudos de la NFL y la AFL (American Football League) se encontraban ubicados en el centro. A partir del Super Bowl V y hasta el XLII, el escudo de la NFL con más de 20 estrellas había estado en la parte frontal. Para el Super Bowl XLIII un nuevo y modernizado escudo de la NFL (con ocho estrellas y un balón rotado para asemejarse al que se encuentra en la parte superior del trofeo) reemplazó el logo antiguo.

Vince Lombardi

Un trofeo de Vince Lombardi

Vincent Thomas Lombardi (11 de junio de 19133 de septiembre de 1970) fue un entrenador de fútbol americano estadounidense de ascendencia italiana. Lombardi fue Entrenador en jefe (Head Coach) de los Green Bay Packers de la NFL entre 1959 y 1967 y de los Washington Redskins por una temporada (1969). Comenzó su carrera en las laterales como entrenador asistente de los New York Giants. Además, fue Gerente General en Green Bay en 1968. Ganó con esa franquicia los 2 primeros Super Bowls de la historia (en ambos casos como entrenador); su registro en temporada regular de por vida es 96-34-6 y en Playoffs logró un increíble record de 9-1, totalizando récord total de 105 ganados, 35 perdidos y 6 empatados.

Lombardi murió en 1970 de un cáncer de colon grave que le diagnosticaron en junio de 1970, semanas antes de dirigir su segundo Campamento de entrenamiento al frente de los Redskins. 1 semana antes de su muerte, la NFL nombró al trofeo del campeón del Super Bowl «Trofeo Vince Lombardi» en su honor.

Fue seleccionado al Salón de la Fama del Fútbol Americano Profesional en 1971.[1]

Lombardi es considerado como uno de los mejores entrenadores de fútbol americano de la historia, así como figura representativa del juego del football y del espíritu ganador, de tal manera que se han elaborado numerosos documentos fílmicos y otros se están preparando otros como la película que protagonizará Robert De Niro. Se ha llegado a estrenar también una obra en Broadway.

Frases de Vince Lombardi

– Mídete con los grandes y serás un grande.

– Si te gusta ganar, pero crees que no puedes vencer, es casi un hecho que vas a perder.

– Si tú crees que estás derrotado, lo estás. Si crees que no te atreves, no lo harás.

– Ganar no lo es todo, es lo único.

– La confianza es contagiosa igual que la falta de ella.

– Aún el jugador veterano deberá empezar igual que el novato, como si nunca lo hubieramos visto jugar antes.

Discurso para nuevos integrantes: «Mi nombre es Vince Lombardi, le doy la bienvenida a los Green Bay Packers. Los Green Packers caso sin precedente, han ganado tres títulos mundiales consecutivos. Los Green Bay Packers ganaron cinco campeonatos mundiales en los últimos diez años. A usted lo hemos elegido, lo hemos invitado aquí, porque pensamos que tiene el talento necesario y la habilidad para hacer el trabajo. Si tiene la dedicación y tiene también el orgullo necesario para formar parte de éste equipo construido en el orgullo, será uno de los nuestros. El equipo también se basa en la confianza, demuéstrenos que tiene la ambición y el sentido competitivo de que sucedan las cosas y créame que será un Packer. El futbol americano es un juego espartano que exige cualidades de sacrificio y esfuerzo. Es un juego también de encuentros violentos y por ese violento contacto, requiere una disciplina personal que poco se encuentra en otras situaciones en este mundo moderno. Vamos a pedirle que trabaje más duro que en toda su vida pasada, porque toda la historia de la liga de futbol americano prueba que muchos juegos se ganan en los últimos dos minutos de la primera mitad o de la segunda mitad. Y suele ser el equipo mejor preparado el que gana el juego. Vamos a exigirle 100% de esfuerzo todo el tiempo, algo menos que esto no sería suficiente. Es un juego también de grandes lecciones, requiere exhaustivo trabajo al punto de ser rutinario. Es un juego que brinda 100% alegría al ganar, 100% de felicidad al triunfar y que exige 100% de resolución al perder. El éxito del individuo, sin embargo está siempre sujeto a la satisfacción que reside en formar parte del éxito del grupo. Es un juego parecido a la vida, ya que enseña que la perseverancia y la dedicación, el trabajo competitivo y duro, el sacrificio y el respeto por la autoridad, son el precio que debemos pagar por lograr las metas más valederas.»[2]

El mayor de cinco hijos, Vince Lombardi nació en Brooklyn, Nueva York el 11 de junio de 1913. Como hijo de un inmigrante italiano, Lombardi fue criado en una familia católica estricta. En 1928, a la edad de 15 años, Lombardi entró en el Colegio Catedral de la Inmaculada Concepción a estudiar para el sacerdocio. Decide sobre un camino diferente, dos años después, Lombardi es trasladado a San Francisco y entra a la Preparatoria donde interpretó el papel de fullback en el equipo de fútbol. Al graduarse, asistió a la Universidad de Fordham pertenecio al equipo de fútbol, donde fue miembro del famoso Fordham «Bloques de Granito Siete». Después de graduarse Magna Cum Laude de Fordham en 1937, asistió a la escuela leyes en las noches mientras trabajaba para una compañía de financiamiento durante el día. Lombardi, una vez más cambió de marcha, decide tomar una enseñanza en el fútbol en el puesto de entrenador asistente en la Escuela Secundaria de Santa Cecilia en Englewood, Nueva Jersey. Durante su exitosa estancia de 8 años que pasó en Santa Cecilia, se casó con María Lombardi Planitz en 1940 (con quien tuvo dos hijos, Vince Jr. y Susan).

George Halas

George Halas

Pete Rozelle (izquierda) y George Halas (derecha) a principios de los 80s

Posición(s):
Dueño
Entrenador en jefe
End
Numero(s):
7
Fecha de nacimiento:
2 de febrero de 1895
Bandera de los Estados Unidos Chicago, Illinois
Fallecimiento:
31 de octubre de 1983
Chicago, Illinois
Información de Carrera
Año(s): 1920 – 1983
Universidad: Illinois
Equipos
Como jugador

Como entrenador

Como dueño

Estadísticas
Récord de partidos ganados – perdidos   318-148-31
% de partidos ganados   .682
Partidos   497
Estadísticas en NFL.com
Reconocimientos
  • Rose Bowl MVP (1919)
  • 6 Campeonatos de la NFL (1921, 1933, 1940, 1941, 1946, 1963)
  • Entrenador del Año de la NFL por AP (1963, 1965)
  • Entrenador del Año de la NFL por The Sporting News (1963, 1965)
  • Entrenador del Año de la NFL por UPI (1963, 1965)
  • Equipo de la década de los años 1920 de la NFL
  • Récord de mayor número de vistorias para los Chicago Bears (324)
  • Número 7 usado en Chicago retirado
  • 318-148-31 (récord de temporada regular)
  • 6-4 (récord de playoff)
  • 324-152-31 (récord en general)
Pro Football Hall of Fame

George Stanley Halas, Sr. (2 de febrero de 1895 – 31 de octubre de 1983), apodado «Papa Bear» y «Mr. Everything», fue un jugador, entrenador, dueño y pionero estadounidense en el fútbol americano profesional y el líder icónico durante más de 60 años de los Chicago Bears de la NFL.

//

Primeros años y carrera deportiva temprana

Halas, nacido en Chicago, Illinois en una familia de inmigrantes checos, tuvo una carrera deportiva muy variada. En 1915, Halas trabajó de manera temporal para la compañía Western Electric. Después de graduarse de la escuela Crane High School en Chicago, asistió a la Universidad de Illinois, jugando fútbol americano para el entrenador Bob Zuppke; también practicó béisbol y baloncesto, para finalmente graduarse en Ingeniería Civil. En 1918 ayudó a Illinois a ganar el título de fútbol americano del Big Ten.

Sirviendo como alférez en la Armada de los Estados Unidos durante la Primera Guerra Mundial, jugó para el equipo en la Great Lakes Naval Training Station, y logró ser nombrado como el MVP del Rose Bowl en 1919. En un equipo que incluía a Paddy Driscoll y Jimmy Conzelman, Halas anotó dos touchdowns y regresó un pase interceptado para anotación de 77 yardas en la victoria por 17-0, sin lograr anotar en este último.

Después, Halas jugó en el béisbol de ligas menores y semi-profesional, eventualmente ganándose una promoción para el equipo de los New York Yankees, donde jugó en 12 partidos como jardinero en 1919. Sin embargo, una lesión en la cadera terminó con su carrera en el béisbol.

Carrera en el fútbol americano profesional

Trabajando para una compañía llamada A. E. Staley Company, una fábrica de fécula de Decatur, Illinois, como representante de la misma, jugador en el equipo de béisbol patrocinado por la misma compañía, y jugador-entrenador en el equipo de fútbol americano patrocinado por esa compañía, Halas seleccionó los colores de su alma mater (naranja y azul oscuro) para los uniformes de esos equipos. En 1920, Halas representó a los Staleys en la reunión en la cual se formó la American Professional Football Association (que se convertiría en la NFL en 1922) en Canton, Ohio.

Después de sufrir pérdidas financieras a pesar de terminar con una marca de 10-1-2, el fundador de la compañía, Augustus E. Staley, cedió el control del equipo a Halas en 1921. Halas mudó al equipo a Chicago y tomó a su compañero de equipo Dutch Sternaman como socio. Los ahora llamados «Chicago Staleys» ganaron el campeonato de la NFL en ese año. Tomaron el nombre de Bears en 1922 como tributo al equipo de béisbol Chicago Cubs, quienes les permitieron usar el Wrigley Field como campo local, el cual compartirían por casi 50 años (de 1921 a 1970).

Halas no solo jugó como end (wide receiver en la ofensiva, defensive end en la defensiva) sino que también estuvo en la taquilla vendiendo boletos y manejando el equipo como negocio. Como si fuera poco, Halas también era el entrenador en jefe. Su mejor jugada fue en 1923, cuando le zafó el balón a Jim Thorpe, recuperó el fumble, y lo regresó 98 yardas (un récord de la liga que permanecería hasta 1972). En 1925, Halas persuadió a la estrella de Illinois Red Grange para que se uniera a los Bears; fue un paso significante en el establecimiento tanto de la respetabilidad como de la popularidad de la liga, la cual había sido vista anteriormente como un refugio de jugadores de menor calibre.

Después de diez temporadas, Halas se retiró de los Bears en 1930, retirándose tanto como jugador como de la posición de entrenador; pero permaneció como dueño del club, convirtiendose en el único dueño en 1932. Sin embargo, Halas regresó en 1933 como entrenador por otros diez años. Durante su ausencia como entrenador, el equipo ganó el campeonato de 1932. En 1934 terminaron invictos hasta que perdieron el partido de campeonato contra los New York Giants.

A finales de los años 1930, Halas (con el entrenador de la Universidad de Chicago, Clark Shaughnessy) perfeccionó el sistema de la formación T para crear un revolucionario y pasmoso estilo de juego, con el que lograron aplastar por marcador de 73-0 a los Washington Redskins en el juego de campeonato de la NFL en 1940. Todos los otros equipos en la liga trataron inmediatamente de imitar ese formato. Los Bears repitieron como campeones de la NFL en 1941, y los años de 1940 serían recordados como la era de los «Monstruos del Midway.»

Halas y Shaughnessy habían creado un concepto revolucionario con el sistema ofensivo de la formación T. Los complejos giros, fintas, y la versatilidad atlética requerida para ejecutarla, limitaron a los posibles jugadores disponibles. Halas reclutó al quarterback de la Universidad de Columbia Sid Luckman en 1939. Luckman comenzó su carrera (la cual lo llevaría al Salón de la Fama), jugando en esa posición de 1939 a 1950. Halas nunca estuvo satisfecho con otros jugadores que vinieron después de Luckman. Durante esta etapa como entrenador, tuvo en su plantel a dos futuros miembros del Salón de la Fama, a Bobby Layne en 1948 y a George Blanda de 1949 a 1958. Otros jugadores notables fueron el ganador del Heisman Johnny Lujack de 1948 a 1951 y Zeke Bratkowski de 1954 a 1960. Blanda jugó en la NFL hasta 1975; Bratkowski se fue a los Green Bay Packers de Vince Lombardi, jugando ahí de 1960 a 1971; y Bobby Layne después fue quarterback de los Detroit Lions en tres juegos de campeonato de la NFL entre 1952 y 1954, ganando dos de ellos.

Halas tuvo otra interrupción de tres años en sus funciones durante la Segunda Guerra Mundial, sirviendo en las Fuerzas Armadas de 1943 a 1945, mientras los Bears ganaban otro título en 1943. Regresando al campo de juego en 1946, fue entrenador por otra década mas, de nuevo ganando otro título en su primer año en su regreso como entrenador. Después de un pequeño receso en 1956 y 1957, de vuelta tomó las riendas del equipo por una década más (la última) de 1958 a 1967, ganando su último campeonato en 1963. Sin embargo ya no gozó del éxito que tuvo antes de la guerra. Ganó su partido número 200 en 1950 y su partido 300 en 1965, convirtiéndose en el primer entrenador en alcanzar ambos hitos. En 40 años como entrenador, solo tuvo seis temporadas con marca perdedora.

Después del retiro

Después de la temporada de 1967, Halas (entonces el dueño de más edad en la historia de la liga), se retiró como entrenador. Continuó como el dueño mayoritario de los Bears, y tomó un papel activo en las operaciones del equipo hasta su muerte. Fue honrado en 1970 y 1980 como la única persona relacionada con la liga a lo largo de sus primeros cincuenta y sesenta años de existencia. Su hijo George, Jr. fungió como presidente de los Bears de 1963 hasta su repentina muerte en 1979 a los 54 años de edad. Uno de los últimos actos signicativos de Halas como dueño, fue contratar a Mike Ditka como entrenador en jefe en 1982 (Ditka jugó para Halas en los años 60s).

Halas murió de cáncer pancreático en Chicago el 31 de octubre de 1983 a los 88 años de edad. Su hija mayor, Virginia Halas McCaskey, le sucedió como dueña mayoritaria. En la temporada de 1985, cuando Chicago ganó su primer Super Bowl, los integrantes del equipo grabaron una canción llamada «Super Bowl Shuffle.» En la misma, el quarterback de reserva Steve Fuller dice «Esto es para Mike (el entonces entrenador Mike Ditka) y Papa Bear Halas.»

Impacto en el fútbol americano

Halas jugó un papel integral en la segregación de la liga en los años de 1930, al negarse a firmar a jugadores negros para los Bears. Fritz Pollard, quien fue el primer entrenador afroamericano en la historia de la liga, culpó a Halas por mantenerlo fuera de la NFL en los años 1930 y los 1940. Halas eventualmente cambió de parecer y ayudo a integrar a los jugadores negros, seleccionando en 1949 al primer jugador negro (desde 1933), George Taliaferro, aunque Taliaferro no jugó con los Bears; Halas después firmó a Willie Thrower, quien se convirtió con los Bears en el primer quarterback negro.

Antonio Pierce de los New York Giants sosteniendo el Trofeo Halas.

Un pionero tanto dentro como fuera del campo de juego, Halas convirtió a los Bears en el primer equipo en tener sesiones de prácticas diarias, en analizar películas de sus oponentes para encontrar debilidades y maneras de atacar, en colocar entrenadores asistentes en los palcos de prensa durante los partidos, y en transmitir sus partidos por radio. También ofreció compartir los ingresos sustanciales de los derechos de televisión con equipos en ciudades pequeñas, firmemente creyendo que lo que era bueno para la liga, al final sería bueno para su equipo. Un firme disciplinario, Halas mantuvo un férreo control de su equipo y nunca toleró la desobediencia ni la insubordinación por parte de sus jugadores. También insistió en la integridad y honestidad absolutas en el manejo del juego, creyendo que un apretón de manos era suficiente para finalizar un negocio; pocos intermediarios eran necesarios.

El anaquel de la carrera de George Halas se llena de los siguientes datos:

  • 63 años como dueño.
  • 40 años como entrenador.
  • 324 victorias.
  • 8 títulos de la NFL como dueño o entrenador.
  • Fue miembro fundador del Salón de la Fama del Fútbol Americano Profesional en 1963.
  • El Salón de la Fama está ubicado en la avenida George Halas Drive.
  • El trofeo de campeonato de la NFC lleva su nombre.
  • En 1963 y 1965 fue seleccionado por The Sporting News, AP y UPI como el Entrenador del año de la NFL.
  • En 1997 se presentó un sello postal en los Estados Unidos como uno de los entrenadores legendarios del fútbol americano.
  • Ha sido reconocido por ESPN como una de las diez personas más influyentes en los deportes en el Siglo XX, y uno de los más grandes entrenadores.
  • Finalmente en 1993, el entrenador de los Miami Dolphins, Don Shula sobrepasó a Halas en victorias totales. Hasta la fecha (2009), los uniformes de los Chicago Bears llevan las iniciales «GSH» en las mangas del lado izquierdo de sus uniformes en tributo a George Stanley Halas.

1 comentario

  1. Otros legendarios entrenadores fueron Don Shula (Dolphins), George Allen (Redskins), John Madden (Raiders) y Curly Lambeau (Packers).

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.