Chargers presentan a Lynn como nuevo coach

CARSON, Calif. — Como cualquier otro en Los Angeles, Anthony Lynn aún tiene que acostumbrarse al nuevo nombre del equipo.

A una semana de que la franquicia anunció su entrada a un nuevo mercado, Lynn sufrió un resbalón al afirmar que estaba orgulloso de ser el nuevo entrenador en jefe de los San Diego Chargers en lugar de los recientemente renombrados Los Angeles Chargers.

“Ups. Quise decir L.A. Chargers”, dijo Lynn al autocorregirse.

El resbalón fue comprensible, considerando que la mayoría de quienes trabajan en la organización de los Chargers aún se acostumbran a la idea de que el equipo esté en la Ciudad de Ángeles.

John Spanos, director de operaciones deportivas de los Chargers, alabó el liderazgo de Lynn y afirmó que el equipo consiguió al hombre adecuado para guiarlo.

Lynn, el ex coach interino de los Buffalo Bills, señaló a tres pesos pesados en la posición de entrenador en jefe como sus principales influencias en su camino a convertirse en el primer coach afroamericano en la historia de los Chargers: Bill Walsh, Mike Shanahan y Bill Parcells.

Y como ese trío de ganadores de Super Bowl, Lynn dijo que se basará en disciplina y fortaleza mental en la transición de los Chargers de San Diego a Los Angeles.

Lynn dijo que Walsh vio potencial en él para convertirse en coach durante la carrera de Lynn como corredor. Shanahan le dio a Lynn su primera oportunidad como entrenador en la NFL al darle el puesto de asistente de equipos especiales en Denver.

Anthony Lynn señaló que enfocará mucho de su esfuerzo en su primer año al frente de los Chargers en ayudar a los jugadores en la transición de jugar en San Diego y en 2017 en Los Angeles. AP Photo

Y Lynn trabajó para Parcells como coach de corredores con los Dallas Cowboys.

“Vamos a ser fuertes y vamos a ser disciplinados en el campo”, aseguró Lynn. “Vamos a jugar con inteligencia y de acuerdo a las situaciones y vamos a tener un buen y eficiente desempeño del quarterback”, agregó.

Lynn dijo que cree que la posición de entrenador en jefe de los Chargers era la que mejor le acomodaba de las seis vacantes que se abrieron este año y que tener a un quarterback como Philip Rivers fue un elemento atractivo.

Lynn dijo que aún no termina de conformar su staff de coacheo, pero confirmó que Ken Whisenhunt se quedará como coordinador ofensivo y que sigue en su intento de persuadir al ex coach de los Jacksonville Jaguars, Gus Bradley, para hacerlo su coordinador defensivo.

Los Chargers presentaron a Lynn en el que será su hogar temporal, el StubHub Center, donde jugarán sus primeras dos temporadas antes de irse al estadio que compartirán con Los Angeles Rams en Inglewood.

Spanos dijo que los Chargers eligieron el StubHub Center con los aficionados del equipo en mente y por el ambiente íntimo que tiene el inmueble con capacidad para 30,000 personas.

“En realidad, estoy emocionado por tener una agradable pantalla gigante donde podamos ver, realmente podamos ver de forma clara el marcador y las repeticiones”, dijo Spanos en lo que no fue un sutil golpe a la anterior casa del equipo, el Qualcomm Stadium de San Diego.

“Ahora, nuestro coach podrá decidir rápidamente si quiere o no retar alguna jugada”, agregó.

Los Chargers ganaron sólo nueve juegos en las últimas dos temporadas, lo cual provocó el despido de Mike McCoy como coach a inicios de enero, sin embargo, Lynn dijo que cree que el equipo tiene las piezas necesarias para ganar de inmediato.

“(Lynn) puede inspirar a una persona y puede inspirar a todo un equipo. Puedo decir que es un coach para el que me gustaría jugar”, señaló Tom Telesco, gerente general de los Chargers. “Tengo dos hijos y quisiera que jugaran para él. Nuestros jugadores van a adorar jugar para él y jugarán al máximo para él”.

CONTENIDO PATROCINADO

Comentar

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.