La paridad estuvo ausente en la Ronda de Campeonato

MÉXICO — La semana pasada en este mismo espacio, hacía referencia a la disparidad de varios enfrentamientos durante estos playoff. El juego de la Final de la Conferencia Nacional estuvo en esa tesitura.

Es increíble la facilidad con la que los Atlanta Falcons se llevaron la victoria ante los Green Bay Packers en un duelo que se esperaba fuera mucho más equilibrado.

En ambos lados del balón los Falcons fueron infinitamente superiores. Pero ¿cómo Atlanta pudo superar con esa pasmosa facilidad a un equipo que parecía al menos en papel un formidable rival?

Matt Ryan se destapó con cuatro pases de touchdown en la victoria de los Atlanta Falcons. AP Photo

LA IMPLACABLE OFENSIVA DE FALCONS
En la plática para el Jugador Más Valioso de la temporada está más que nunca Matt Ryan. Impresionante la ejecución del plan de juego que le pasó por encima a una defensiva como la de los Packers que ya sabíamos no es de la mejores.

Para que la defensiva de Green Bay pudiera haber tenido alguna oportunidad deberían haber ofrecido el juego de su vida. Muy lejos la pobre actuación de la unidad más débil de los de Wisconsin.

Julio JonesMohamed SanuAustin HooperDevonta FreemanTevin Coleman, en fin la baraja de extraordinarios jugadores ofensivos parece que no termina.

PRESIÓN SOBRE AARON RODGERS
Todo mundo sabe que el jugador más importante de los Packers es su mariscal de campo. La movilidad, precisión y liderazgo de Rodgers lo han convertido en un jugadorazo. La presión sobre el, evitar que salga de la bolsa de protección en roll out es una prioridad. Y a pesar de que todo mundo sabe la teoría, llevarlo a practica es muy complicado.

Aaron Rodgers no logró encender la ofensiva de los Green Bay Packers. AP Photo

La defensiva de los Falcons realizó un trabajo impecable, presionando, escondiendo las cargas y manteniendo dentro de la bolsa a Rodgers, quien fue duramente castigado por una defensiva muy física, rápida y agresiva.

Por tierra imposible. La única esperanza de Green Bay era su pasador y receptores. Pero no fue este el juego donde podrían lucir.

PITTSBURGH STEELERS vs NEW ENGLAND PATRIOTS
La semana pasada, Tom Brady ante los Houston Texans tuvo uno de sus peores porcentajes de efectividad con 47.7 por ciento. Para darnos una idea durante la temporada regular fue de 67.7 por ciento, su segunda mejor temporada en ese rubro.

Sí, es cierto que, pese a ese bajo porcentaje, Brady y los Pats lograron imponerse a los Texans.

Tom Brady tuvo muy pocos problemas ante la defensiva de los Pittsburgh Steelers. AP Photo

EL FACTOR BRADY
En la Final de Conferencia, Brady tuvo un mejor desempeño que en la Ronda Divisional ante Houston. Difícilmente el N° 12 de los Pats podría tener dos juegos mediocres.

Chris HoganJulian EdelmanLeGarrette Blount, estuvieron a la altura de el reto.

No errores, no entregas de balón, no castigos absurdos fueron entre otras las claves de la victoria.

Estudio, planeación y ejecución de la ofensiva de los Pats fue vital para el triunfo.

LA ACTUACIÓN DE UNA DEFENSIVA CASI ANÓNIMA
Durante casi todo el año en la discusión de las mejores defensivas siempre estuvieron las de Denver BroncosNew York Giants, Houston y Kansas City Chiefs, por mencionar algunas, pero la defensiva de los Patriots, de la que casi nadie ha hablado, dio un partidazo. Durante la temporada regular, New England aceptó 15.6 puntos por partido. Argumento suficiente para poner a prueba a los Steelers.

SELECCIONES EDITORIALES

El mariscal de campo de Atlanta acabó con la defensiva secundaria de Green Bay para llevar a los Falcons al Super Bowl.

Los New England Patriots y los Atlanta Falcons chocan por primera vez en la disputa por el trofeo Vince Lombardi.

De acuerdo al Westgate SuperBook, New England está arriba en las apuestas por 3 puntos para vencer a los Falcons.

Matt Patricia, el coordinador defensivo, para no variar realizó un extraordinario plan de juego para secar a las «B’s» de Pittsburgh. Ni Ben Roethlisberger, ni Le’Veon Bell, quien salió lesionado, ni Antonio Brown, pudieron brillar. Más bien pasaron inadvertidos.

Brown recibió doble cobertura durante casi todo el juego. Malcolm Butler en la esquina, fue principalmente el encargado de «secarlo».

Al final es cierto, el juego tampoco respondió a las expectativas de paridad.

Ambas finales fueron ganadas de manera holgada. Con más de 20 puntos de diferencia, Falcons sobre Packers y con 19 unidades New England a Pittsburgh.

Resta solo un juego por delante, el más grande, el más importante. Esperemos que la tan ansiada paridad, finalmente haga acto de presencia. El juego entre Falcons y Pats al menos en papel, así luce.

CONTENIDO PATROCINADO

Comentar

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.