Tony Romo podría ser la pieza faltante para Chiefs

KANSAS CITY, Mo. — Quarterbacks veteranos de élite no están disponibles muy seguido. El último lo estuvo en 2012, cuando Peyton Manning dejó a los Indianapolis Colts y fue a jugar con los Denver Broncos.

Cuando un quarterback experimentado de buen nivel sale al mercado, todos los equipos con la necesidad de un pasador deben, al menos, investigar.

Es por esta razón que este año, ante la posibilidad de que los Dallas Cowboys ofrezcan a Tony Romo, los Kansas City Chiefs necesitan evaluar los riesgos y recompensas de tomar una decisión contraria a quienes consideren que hay que mantener el status quo.

No será una decisión sencilla, principalmente porque el cuerpo de Romo, quien cumple 37 años en abril, sufre ya las consecuencias del cúmulo de golpes recibidos durante varios años.

Romo no juega una campaña completa desde 2014 y la posibilidad de que pueda completar una en 2017 es una interrogante para cualquiera.

Jerry Jones dijo hace unos días que sólo él puede decidir sobre el futuro del mariscal de campo. AP

Pero más vale que, al menos, a los Chiefs se les haya ocurrido que han logrado llegar lo más lejos que podían con Alex Smith como su quarterback.

Smith ha sido suficientemente buen pasador para los Chiefs durante la campaña regular, en la que han ganado 43 juegos desde que lo adquirieron en 2013. Ese total de triunfos es excedido sólo por los tres recientes ganadores del Super Bowl, los PatriotsSeahawks y Broncos.

Los Chiefs tienen marca de 1-3 en Playoffs con Smith como quarterback. Las derrotas fueron ante Andrew Luck, de los ColtsTom Brady, de Patriots, y Ben Roethlisberger, de Steelers.

Su único triunfo en Playoffs fue sobre Brian Hoyer, de los Texans.

La posición de quarterback quizá sea la que, de hecho, separa a los Chiefs de los equipos en el Juego de Campeonato en la AFC. Fuera de eso, Kansas City tiene un roster lo suficientemente bueno para ubicarse en la final de conferencia.

Sin embargo, los Chiefs no tienen un Roethlisberger o un Brady, un Aaron Rodgers o un Matt Ryan. Romo podría darles uno de ellos.

Romo lanzó 34 pases de touchdown en 15 juegos en 2014. Ese total es más del doble que el de Smith en 2016. Romo fijó una marca personal con 4,900 yardas en 2012. La marca personal de Smith es de 3,500 y la registró en 2016.

Es difícil negar la mejoría que los Chiefs tendrían con Romo.

Sin embargo, la decisión es mucho más compleja. Aun si Romo se mantiene sano y dura toda la temporada, no hay forma de saber si será el mismo jugador que fue en los primeros años de su carrera.

Romo está en una edad en la que las habilidades de muchos quarterbacks comienzan a disminuir y añadir su contrato a un tope salarial ya comprometido es otro problema que tendría que resolverse.

Adquirir a Romo sería una decisión atrevida para los Chiefs, una que incluye muchos riesgos, pero luego de perder en la Ronda Divisional de los Playoffs en las últimas dos temporadas, el camino en el que Kansas City está parece no tener el Super Bowl como destino.

CONTENIDO PATROCINADO

Comentar

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.