El Super Bowl LI posee una profunda conexión con Cleveland

Los Cleveland Browns nunca han ido a un Super Bowl.

No obstante, estarán bien representados en el juego de este año.

De acuerdo al Elias Sports Bureau reporta que los Browns han conseguido un estándar de Super Bowl antes de que el juego sea disputado. Cinco de sus ex jugadores están actualmente en las plantillas de 53 hombres de los Atlanta Falcons y New England Patriots, empatando el número más alto de la liga (junto a los Washington Redskins).

Sí, esta cuestión de los ex jugadores ha sido reportada con anterioridad.

Alex Mack está en su primera campaña en Atlanta tras siete años con los Browns. USA TODAY Sports

De igual modo, sigue siendo algo sorprendente.

Y por triste que sea decirlo, también lo son los Browns, porque no para con los jugadores.

También incluye al coordinador ofensivo de los Falcons, Kyle Shanahan, quien pasó una campaña en Cleveland antes de que la franquicia le ofreciera una salida a los dos últimos años de su contrato. Los Browns no buscaron compensación cuando se fue. La idea en su momento era que no es sabio forzar a alguien a quedarse en un sitio donde no quiere estar. La pregunta en este momento es: ¿Qué dijo Shanahan? El asistente nunca lo discutió; será interesante ver si es un tema que aparece en las entrevistas de Super Bowl.

Desde que dejara Cleveland, Shanahan solamente ha crecido como entrenador. Será firmado como entrenador en jefe de los San Francisco 49ers después del Super Bowl.

Esa no es la única conexión con los Browns. Remontándonos en el tiempo, Bill Belichick fue entrenador en jefe de los Browns desde 1991-95. Quedó sentenciado con la mudanza de Art Modell. El gerente general asistente de los Falcons, Scott Pioli, trabajó bajo Belichick y entrevistó para unirse a los Browns en el 2009. Pero el entonces propietario Randy Lerner eligió a Eric Mangini como entrenador en jefe y Mangini no iba a ceder la última palabra en todas las decisiones, por lo que Pioli no fue contratado. Sí, fue el mismo año en que Bruce Arians estaba por entrevistarse con los Browns solamente para enterarse por los medios que Mangini había sido contratado.

Thomas Dimitroff, actual gerente general de Atlanta, también trabajó bajo Belichick en los Browns de aquella época, primero como uno de los encargados de los campos y después como visor.

La presencia de Belichick en el Super Bowl es una vieja espina clavada en el costado de Cleveland. Era más complicada cuando Dimitroff, Pioli y Belichick trabajaban juntos en New England, pero ahora tiene un giro interesante dado que trabajan para los dos equipos protagonistas.

Los cinco jugadores son el corredor Dion Lewis, liniero defensivo Jabaal Sheardy apoyador Barkevious Mingo para New England; y el receptor abierto Taylor Gabriel y centro Alex Mack para Atlanta.

Lewis es la conexión más forzada con respecto a los Browns. Estuvo en Cleveland por un año, el cual pasó en la lista de reservas lesionados. No obstante, Joe Banner, ex CEO del equipo, tenía grandes planes para él antes de que se lastimara.

Jabaal Sheard lleva 13 capturas en dos campañas para New England, tras cuatro años en Cleveland. Getty Images

Sheard y Mingo son ex reclutas de segunda y primera ronda, respectivamente. Sheard emigró como agente libre por razones que todavía no entendemos. Mingo nunca funcionó y fue canjeado.

Mack fue un recluta de primera vuelta. También salió como agente libre, alejado gracias a los constantes cambios y las derrotas. Deseaba una organización ganadora, y la halló.

Gabriel fue un receptor no reclutado que descubrió Ray Farmer, ex gerente general, que fue víctima de un cambio de régimen y el reclutamiento de cuatro receptores. Ha producido mucho más en Atlanta que lo logrado en Cleveland, pero también se vio reunido con Shanahan y ha recibido mayores oportunidades.

En algunos casos, existen razones válidas por las que estas personas ya no están en Cleveland.

Pero en otros, los jugadores y entrenadores que se han ido son emblemáticos de los fracasos de las temporadas recientes del equipo (malos drafts, cambios constantes, no retener jugadores jóvenes para desarrollar).

Existe una conexión más con respecto a los Browns y el Super Bowl; aunque no es directa, es válida. Julio Jones fue el jugador seleccionado por Atlanta cuando los Browns salieron de ese turno en el orden en el 2011. Los Browns anunciaron la movida como una que iba a ayudar al equipo a reconstruirse con un número de jugadores. Terminaron seleccionado al tackle defensivo Phil Taylor, receptor Greg Little, fullback Owen Marecic, quarterback Brandon Weeden y corredor Trent Richardson.

Ninguno de esos cinco sigue con los Browns hoy.

Jones acumuló 1,409 yardas y seis touchdowns este año, y ha promediado 1,268 yardas y siete touchdowns en sus seis campañas de NFL.

Realmente, eso es simplemente muy Browns.

CONTENIDO PATROCINADO

Comentar

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.