Para Joe Vellano, el Super Bowl LI no es un asunto de revancha

FLOWERY BRANCH — El pasado mes de septiembre, Joe Vellano era un jugador en busca de un empleo tras ser dejado en libertad por los New England Patriots y un hombre en busca de respuestas luego de que su departamento en un suburbio de Boston se incendiara días antes de ser cortado.

Ahora, en los últimos días de enero, el tackle es un rostro nuevo a lo largo de la línea defensiva Atlanta Falcons al tiempo que se preparar para enfrentar en el Super Bowl a su equipo previo.

Vellano tiene un anillo de Super Bowl escondido en un sitio seguro de su casa en New York, uno que obtuvo durante la campaña del 2014 con los Patriots. Nada le gustaría más que sumar otro a su colección cuando los Falcons batallen frente a los Patriots en el Super Bowl LI el 5 de febrero.

Vellano, quien pasó la campaña regular en la escuadra de prácticas de los Falcons, fue promovido a la plantilla activa hace una semana, luego de que el liniero defensivo Adrian Clayborn sufriera una lesión en el bíceps que terminara con su campaña en la Ronda Divisional. Realizó su debut para los Falcons durante el triunfo de la semana pasada por 44-21 sobre los Green Bay Packersen el Juego de Campeonato de la NFC, participando en 18 oportunidades para la rotación de línea defensiva y registrando una tacleada.

Joe Vellano (92) se alista para el partido más grande en su joven carrera de NFL. ESPN

«Simplemente el trabajo fuerte reditúa, más o menos», explicó Vellano. «Debes salir allá todos los días enfocado en el panorama grande. Simplemente entrenas fuerte y haces lo que puedes hacer día a día, y con suerte, te resulta».

Para Vellano, esto es más que un partido de venganza pese a su inoportuno corte después del último juego de pretemporada e inmediatamente después del incendio. En todo caso, ver a sus viejos entrenadores y compañeros de los Patriots será un recordatorio de cómo vio materializarse su oportunidad de jugar en la NFL, en primer lugar. Vellano fue un jugador no reclutado procedente de Maryland cuando fue firmado por los Patriots en mayo del 2013.

«El coach [Bill] Belichick me dio la oportunidad de ser mejor y realmente aprender el juego de fútbol americano», reconoció Vellano. «Aprendí mucho de mi tiempo allí. Simplemente aprecio todo de lo que fui parte allá».

Vellano inició ocho partidos para los Patriots como novato, reemplazando a un lesionado Vince Wilfork como tackle defensivo. Coincidentemente, la primera captura de por vida de Vellano ocurrió frente a alguien a quien ve todos los días: el mariscal de campo de los Falcons y favorito para ser nombrado Jugador Más Valioso, Matt Ryan.

«Lo recuerdo, y parece que no fue hace mucho tiempo», declaró Vellano. «Pienso que es un poco gracioso cómo funciono todo. Y de hecho fue en este estadio de aquí [el Georgia Dome]. Eso fue divertido».

Vellano fue cortado por los Patriots en cuatro ocasiones, un típico caso de malabarismo entre la plantilla activa y la escuadra de prácticas. En el 2014, pasó la mayoría de la campaña en la escuadra de prácticas antes de ser promovido a la plantilla activa y participar en el Juego de Campeonato de la AFC. Después, en el Super Bowl XLIX frente a su futuro entrenador en jefe para los Falcons, el ex coordinador defensivo de los Seattle Seahawks, Dan Quinn, Vellano estaba listo para jugar en el escenario más grande de su carrera en el University of Phoenix Stadium.

No sucedió.

«Estuve en la plantilla activa, pero terminé entre los inactivos», recuerda Vellano. «Te preparas toda la semana y te alistas para jugar, pero ellos toman esas decisiones.

Joe Vellano agradece los vínculos que formó en New England, incluyendo con Rob Gronkowski. AP Photo

«De todos modos fue un sentimiento grandioso. Todo se redujo a la última jugada. Fue un juego muy apretado. Y fue un año emocionante y grandioso ser parte de ello».

La siguiente temporada, Vellano pasó tiempo en la escuadra de prácticas de losIndianapolis Colts antes de volver a los Patriots para el campamento de entrenamiento del 2016. Las cosas lucían prometedoras, hasta principios de septiembre, cuando el departamento que rentaba se quemó.

«Fue unos 15 o 20 minutos antes de que disputáramos nuestro último encuentro de pretemporada [frente a los Giants]», dijo Vellano en su momento. «Simplemente recibí la llamada de que se había incendiado. No hubo nada que pudo hacer en ese momento».

Unos días más tarde, Vellano estuvo entre los recortes finales de los Patriots.

Sin importar qué suceda en el Super Bowl de este año, o qué rol desempeñe, Vellano se irá con gran aprecio por ambos bandos. No olvidará las relaciones que forjó en New England, como el vínculo con el lesionado ala cerrada Rob Gronkowski, quien le ofreció ayuda después del incendio.

«Sí perdí muchos recuerdos, algunas cosas del Super Bowl», explicó Vellano. «Es lo que es. Y Gronk fue un tipo grandioso por ofrecer su ayuda».

Vellano tampoco olvidará sus entrenamientos frente al pasador de los Patriots,Tom Brady.

«La cosa respecto a él es que sigue mejorando cada año», ofreció Vellano. «Fácilmente podría ser conformista, simplemente por cuán talentoso es. Pero creo que mejora cada partido, cada semana, cada año. Tiene la misma energía y el mismo compromiso todos los años».

Pero esos días con los Patriots han quedado atrás, ahora. En este punto, sólo hay una cosa sobre la cuál debe enfocarse.

«El Super Bowl es el partido más grande al nivel más alto», admitió Vellano. «Todos han tratado de alcanzarlo desde que eran niños pequeños. Tantas cosas deben salir bien para llegar allí. Se requiere mucho esfuerzo de todo el equipo para llegar a este punto. Debes tomar ventaja de la oportunidad cuando llegas».

Vellano cree que es parte de algo especial en Atlanta. Siente la energía cada vez que ingresa en el vestidor. Experimenta la vibra cada vez que trabaja con el entrenador de línea defensiva Bryan Cox.

«El coach Cox realmente ayudó a mejorar mi juego y simplemente progresar a lo largo de todo el año», reconoció Vellano. «Simplemente trabajar conmigo todos los días fue lo más importante».

Vellano también sabe que el hombre adecuado está al frente. Quinn se alista para su tercer Super Bowl en los últimos cuatro años.

«El coach Quinn, admiro su consistencia», dijo Vellano. «Nunca vas a sorprenderlo. Es realmente gran motivador. Trata de sacar lo mejor de todos, y simplemente creo que hace un gran trabajo con ello».

CONTENIDO PATROCINADO

Comentar

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.