Mar 16

¿Quiénes han firmado los mejores acuerdos de agencia libre?

El arranque de la agencia libre llega con suficientes números como para marear a un matemático de Princeton. Pero no todas las cifras que escuchan en estos tiempos son lo que parecen.

Tomen por ejemplo, los casos relativamente cercanos de los esquineros agentes libres Stephon Gilmore y A.J. Bouye. El primero acordó con los New England Patriots por cinco años y 65 millones de dólares. El segundo acordó con los Jacksonville Jaguars por cinco años y 67.5 millones de dólares. A primera vista, parece que Bouye “venció” a Gilmore, dado que su salario promedio anual de 13.5 millones de dólares es medio millón más alto y eleva el mercado para convenios futuros con esquineros del modo en que Janoris Jenkins moved lo hizo hace un año.

Pero miren más de cerca, y hallarán que Gilmore consiguió un mejor acuerdo. Viene con un total garantizado por lesiones de 40 millones de dólares, y un total de 31 millones completamente garantizados, incluyendo un bono por firmar de 18 millones y salarios completamente garantizados de 4.5 millones de dólares en el 2017 y 8.5 millones de dólares en el 2018. Además, 9 millones de su salario de 9.5 millones del 2019 está garantizado contra lesión al momento de la firma.

El acuerdo de Bouye llega con “solamente” 26 millones en garantías: un bono por firmar de 10 millones y salarios completamente garantizados de 3 millones de dólares este año y 13 millones en el 2018. No existe garantía por lesión para el 2019. Gilmore obtuvo más dinero inmediato y mayor seguridad más allá del 2018. De los dos, el suyo está más cerca a ser un “acuerdo a tres años”, contrario a la mayoría de “acuerdos de dos años” que firman la mayoría de agentes libres. El convenio de Gilmore viene con incluso mayor protección, dado que 5 millones de su salario del 2019 se convierte en garantía completa si está en plantilla al tercer día del año de la liga del 2019. Los Patriots tendrían una ventana reducida –básicamente un mes entre el Super Bowl y el arranque del año de la liga del 2019– si desean cortarlo sano para evitar pagarle dinero en el 2019.

Stephon Gilmore aterrizó en New England con uno de los mejores contratos de la agencia libre. USA TODAY Sports

Como tal, incluso sin decir nada acerca de sus mayores probabilidades de jugar un Super Bowl durante la vida de su contrato, Gilmore obtuvo el mejor convenio.

Mientras tanto, aquí está un intento por descifrar lo más notable que nos ha brindado la agencia libre hasta el momento:

  1. El mercado de liniero ofensivos enloqueció

La desesperación impulsa mucho de lo que sucede en la agencia libre. Existe una carencia de tackles ofensivos en la liga, y el draft de este año no aporta muchas soluciones. Si eras un tackle ofensivo en el mercado abierto, ahora eres muy rico. Los Minnesota Vikings dieron a Riley Reiff 26.3 millones de dólares completamente garantizados como parte de su acuerdo por cinco temporadas y 58.75 millones, y a Mike Remmers 10.5 millones de dólares completamente garantizados como parte de su acuerdo de cinco temporadas y 30 millones. Luego de que los problemas de la línea ofensiva destruyeran una prometedora campaña de los Vikings en el 2016, estaban determinados a solucionar los problemas. Reiff, quien fue movido del tackle izquierdo al tackle derecho de los Detroit Lions en la pasada temporada, es una especia de “Ave María” por lo que respecta a solución por el lado izquierdo. Pero de los agentes libres, era el que tenía mayor experiencia en el lado izquierdo y, de nuevo, los Vikings estaban desesperados.

Y así siguió con la línea ofensiva. Los Angles Rams obtuvieron a Andrew Whitworth de los Cincinnati Bengals al garantizarle un bono de plantilla de 2.5 millones de dólares para el 2018, además de su bono por firmar de 5 millones y un salario de 7.5 millones. Russell Okung, quien actuó como su propio agente hace un año y se vio rostizado por los Denver Broncos en negociaciones contractuales, empleó a un consultor esta vez, y aseguró un total completamente garantizado de 25 millones a lo largo de los primeros dos años de su acuerdo por cuatro años y 53 millones de dólares con los desesperados Los Angeles Chargers. El tackle derecho Rick Wagner obtuvo un bono por firmar de 14.5 millones de dólares y un total de 29.5 millones en garantías contra lesión como parte de su convenio pro cinco años y 47.5 millones de dólares con los Lions.

La experiencia de Riley Reiff por el lado izquierdo le hizo acreedor a una suma importante de dinero. AP Photo

A los guardias también les fue bien. El contrato de Kevin Zeitler con los Cleveland Browns es enorme, y es uno de los pocos que luce como un seguro “acuerdo a tres años”. Zeitler obtuvo 60 millones por cinco temporadas, incluyendo un bono por firmar de 12 millones y un salario completamente garantizado de 6 millones en el 2017. Su salario de 10 millones del 2018 está completamente garantizado contra lesión, y 5 millones están totalmente garantizados al momento de firmar. El resto queda completamente garantizado al décimo día del año de la liga en el 2018. De su salario base de 10 millones de dólares para el 2019, 3.5 millones están garantizados contra lesión ahora, y quedan totalmente garantizados si sigue en plantilla al tercer día del año de la liga del 2018. Como tal, Zeitler recibe 23.5 millones en garantías para la tercera semana de marzo del 2018.

Ronald Leary obtuvo que se garantizaran completamente sus salarios del 2017 y 2018 de Denver, 18.65 millones completamente garantizados al momento de firmar. Larry Warford se anotó un bono por firmar de 8.4 millones además de 17 millones en garantías totales con los New Orleans Saints. El nuevo compañero de equipo de Zeitler, guardia Joel Bitonio, obtuvo una colosal extensión de contrato que sumó 10 millones de dólares en efectivo a sus ingresos del 2017, además de un salario completamente garantizado de 5.5 millones de dólares para el 2018 y un salario garantizado contra lesiones de 6.5 millones en el 2019.

Es un buen año para ser liniero ofensivo, con toda seguridad.

  1. No así el mercado de receptores abiertos

Al final de la semana del Combinado de Talento de la NFL en Indianapolis, me dijeron que el mercado para los agentes libres Alshon Jeffery y Terrelle Pryor no se estaba desarrollando del modo en que esos jugadores esperaban, y que DeSean Jackson podría ser el receptor abierto al que mejor le iría en la agencia libre. Así fue el caso.

Terrelle Pryor no encontró el acuerdo que buscaba en el mercado abierto. USA TODAY Sports

El acuerdo de Jackson con los Tampa Bay Buccaneers es por tres años y 33.5 millones de dólares, incluyendo 20 millones completamente garantizados al momento de firmar: su salario de 6.5 millones del 2017, un bono de plantilla de 6 millones del 2017, y 7.5 millones de su salario de 11 millones del 2018. Eso es un poco mejor en términos de garantías de lo que obtuvo el ex compañero de Jackson con los Washington RedskinsPierre Garçon, obtuvo de los San Francisco 49ers. El acuerdo de Garçon es técnicamente un acuerdo de cinco temporadas y 47.5 millones de dólares, pero solamente 17 millones de ellos están completamente garantizados a la firma, y las tres campañas finales son opciones en poder del club que deben ser ejercitadas antes del fin del año de la liga previo.

Mientras tanto, el acuerdo por una temporada de Jeffery con los Philadelphia Eagles, originalmente reportado como contrato de 14 millones de dólares, es de hecho por 9.5 millones. Existe un bono por firmar de 7.75 millones, un salario de 1 millón para el 2017, y un bono de entrenamientos de 750,000 dólares. Los otros 4.5 millones deben llegar vía incentivos ligados a recepciones, yardas, touchdowns y premios de postemporada como selecciones All-Pro y de Pro Bowl.

Pryor rechazó una oferta a largo plazo de Cleveland, y los Browns entregaron entonces 10.5 millones de dólares en garantías totales y 17 millones en garantías contra lesión a Kenny Britt. Pryor se conformó con un acuerdo por un año y 6 millones de Washington. Originalmente se reportó como un convenio por 8 millones, pero 2 millones están listados como incentivos “probablemente no alcanzables”, así que básicamente son solamente 6 millones.

Por lo que respecta a los alas cerradas, parece que Jack Doyle de los Indianapolis Colts, por improbable que parezca, fijó el mercado desde el inicio con una acuerdo de tres temporadas y 18.9 millones de dólares que le garantiza 7.5 millones de dólares al momento de la firma y le permite volver a llegar al mercado a la edad de 30. No es nada que imponga marca, pero se convirtió en el estándar a partir del cual se desenvolvió el mercado.

Jared Cook deseaba más de los Green Bay Packers de lo que obtuvo Doyle de los Colts, así que Green Bay recurrió entonces a Martellus Bennett, quien aceptó 6.3 millones de dólares en garantías en un acuerdo de tres años y 21 millones de dólares. El hecho de que Bennett apenas pudo superar el convenio de Dion Sims con los Chicago Bears (tres años y 18 millones de dólares con 6 millones completamente garantizados) nos habla del lugar donde se encuentra el mercado para alas cerradas, y eso podría deberse a que salen muchos con gran calidad en el draft de este año.

  1. Seguimos esperando a los corredores…

El acuerdo de Kyle Juszczyk en San Francisco es el que llama la atención hasta el momento, reportado como 21 millones de dólares por cuatro años con 10.5 millones en garantías. No conozco los detalles de ese acuerdo aún, pero si esos son los números, es claro que Kyle Shanahan tiene algunas ideas creativas sobre cómo emplear al ex fullback de los Baltimore Ravens en su ofensiva.

Pero no han firmado demasiados corredores. Danny Woodhead obtuvo un convenio de tres años y 8.8 millones de dólares (3.25 millones completamente garantizados) en Baltimore, pero seguimos esperando con Adrian PetersonEddie LacyLeGarrette BlountLatavius Murray y Jamaal Charles. Ese cúmulo de veteranos, además de los corredores de impacto que estarán disponibles en el draft de abril, sugieren una depresión para el mercado en la posición.

  1. … Y tackles defensivos

Brandon Williams obtuvo un acuerdo notable para quedarse en Baltimore. Son cinco años y 52.5 millones con 24.5 millones en garantías totales al momento de firmar: un bono por firmar de 12.5 millones y salarios completamente garantizados de 3.5 millones en el 2017 y 8.5 millones en el 2018. Comparen eso al acuerdo que recibió Damon Harrison de los New York Giants hace un año, y es un promedio más alto en sueldo anual (10.5 millones comparado a los 9.25 millones de Harrison), un bono por firmar más alto (12.5 millones contra 8 millones) y más garantías (24.5 millones contra 20 millones).

Es un salto bastante grande para el mercado de tackles defensivos en solamente un año, y el hecho de que tipos como Johnathan Hankins y Dontari Poe siguen sin formar indica que otros equipos (aparte de Baltimore) podrían no estar tan cómodos con ello.

Brandon Williams está convertido en uno de los mejores tackles nariz de la liga, y ahora cobrará como tal. Icon Sportswire

  1. Calais Campbellla sacó del parque

El agente Tom Condon tuvo una gran semana, asegurando el acuerdo de Zeitler, un contrato grande para Matt Kalil con los Carolina Panthers y el acuerdo de Campbell con los Jaguars, que es enorme para un tipo que cumple 31 en septiembre.

El convenio de Campbell es por cuatro años y 60 millones de dólares, 15 millones anuales si lo agota. Pero incluso si eso no sucede, es un acuerdo muy inclinado hacia el jugador. Obtuvo un bono por firmar de 6 millones de dólares y salarios completamente garantizados de 9 millones en el 2017 y 15 millones en el 2018. Eso significa que tiene la certeza de recibir 30 millones de dólares, y los Jaguars tienen una opción con bono de 3 millones de dólares sobre la que deben decidir 22 días antes del arranque del año de la liga en el 2019.

Los especialistas en presionar al mariscal de campo siempre cobran un premium, motivo por el cual tipos como Chandler JonesJason Pierre-Paul Melvin Ingram fueron franquiciados y por qué Nick Perry consiguió un bono por firmar de 18.5 millones en su nuevo acuerdo de cinco temporadas y 60 millones con los Packers. Pero el convenio de Campbell sigue resaltando como una de las joyas de la clase de agentes libres de este año.

  1. Y el acuerdo de Mike Glennonno es tan descabellado como parece

Glennon cobrará 16 millones en efectivo de los Bears en el 2017, incluyendo su bono por firmar de 3 millones de dólares, salario de 8 millones y bono de plantilla de 5 millones. Eso lo ranquearía en algún lugar entre el N° 20 y 25 en cuanto a salarios de mariscales de campo titulares para el 2017. Los Bears pueden escapar del contrato sin penalidad después de un año, e incluso si desean esperar y ver nuevamente en el 2018, el único dinero garantizado para Glennon para el siguiente año sería un bono de plantilla de 2.5 millones de dólares que tendrían que ejercitar los Bears para el tercer día del año de la liga en el 2018. Asumiendo que planean iniciar con Glennon en el 2017, lo que han dicho que harán, su compromiso hacia él está lejos de ser irracional.

Comentar

Deja un comentario

Your email address will not be published.