Oct 09

Todos los resultados de la Semana 5 en la NFL

Todos los resultados de la Semana 5 en la NFL

Todos los resultados de la Semana 5 en la NFL

Kevin Jairaj

USA Today Sports

Los Kansas City Chiefs siguen invictos mientras que los Green Bay Packers se alzan con el título de equipo más temido por toda la liga.

Los Kansas City Chiefs siguen siendo el único equipo invicto de la NFL y, mirando línea por línea, son los mejores de estas primeras cinco semanas. Pero sin duda, además. El problema es que no infunden miedo. No lo hacen porque, con los cambios de rigor de año en año, son un grupo que nunca ha dado el puñetazo encima de la mesa que se requiere para ser élite. ¿Sabéis quienes dan ese miedo aunque no parezcan tan fiables, ni tan completos? Exactamente: los Green Bay Packers. Puro terror alrededor de la liga en cuanto ven a Aaron Rodgers con el balón, un minuto por jugar y la obligación de anotar. Menuda thriller con final conocido.

Cleveland Browns 14 – New York Jets 17

El equipo que iba a pasarse toda la temporada perdiendo a posta para asegurarse el número uno del draft ya lleva tres victorias. El equipo que se había reforzado convenientemente para que su joven proyecto comenzase a volar luce un catastrófico 0-5 en el récord. Josh McCown lidera un ataque solvente. A DeShone Kizer se le sienta para que juegue Kevin Hogan. Nadie sabe nada, amigos míos.

Detroit Lions 24 – Carolina Panthers 27

Aún y a pesar de los esfuerzos finales, que acercaron el marcador a los guarismos finales, los Carolina Panthers estuvieron en control del resultado casi que de principio a fin del encuentro. Me parece una victoria muy importante, a domicilio, ante un rival serio, como para pasarla por alto. Este equipo empieza a carburar de verdad.

Indianapolis Colts 26 – San Francisco 49ers 23

Los Colts, otros que iban de cabeza hacia el “tankeo” indiscriminado y que se niegan a ello. Jacoby Brissett se está ganando que, al menos, se le tenga en cuenta en futuros mercados de quarterbacks. Andrew Luck aún no está para jugar y, entre tanto, el chico se reivindica. Los 49ers enlazan dos semanas seguidas perdiendo en la prórroga, lo que es excesivamente cruel para un proyecto que aún está tan verde.

Miami Dolphins 16 – Tennessee Titans 10

La grada de Miami ya pide a Moore en el lugar de Cutler. Hay que ver que poco dura la alegría en la casa del pobre. Los Titans están viviendo una temporada como no esperaban en absoluto. Un partido feote y descorazonador para ambos.

Cincinnati Bengals 20 – Buffalo Bills 16

He aquí un partido definido por un sólo jugador. Claro que no es un jugador cualquiera. A.J. Green, uno de los grandes atletas de esta liga, se bastó y se sobró para dominar el encuentro desde todos los puntos de vista. Conquistó la barbaridad de 189 yardas, anotó un touchdown, cometió un fumble, se le escaparon dos balones que acabaron siendo interceptados… todo A.J. Green. Claro, que eso suele significar que los Bengals ganan.

New York Giants 22 – Los Angeles Chargers 27

En el año 2004, en la cima del draft, había dos quarterbacks que hacían suspirar a los equipos. Eran Eli Manning y Philip Rivers. El primero se negó a jugar para los San Diego Chargers y hubo que montar un entente, un traspaso muy forzado, para que acabase en los Giants mientras que Rivers se iba a San Diego. Han dado grandes momentos a sus respectivas franquicias, eso es innegable, pero en un encuentro entre ambos, de nuevo, y esta vez con 0-4, quedó claro que el final les acecha. Los Giants, además, se han quedado casi sin receptores tras cuatro (¡!) lesiones ayer en la misma unidad.

Pittsburgh Steelers 9 – Jacksonville Jaguars 30

Cinco intercepciones como cinco soles de Ben Roethlisberger, algunas de ellas con una sensación de desinterés muy poco edificante, nos llevan a poder acercarnos a uno de esos sueños que Doug Marrone explicó en pretemporada: ganar sin pasar ni una sola vez. No fue tanto, pero Blake Bortles sólo lanzó 14 veces y Leonard Fournette llevó todo el peso el ataque de los Jaguars. Eso suelen significar buenas cosas para ellos. El duelo de Jalen Ramsey (¿ya el mejor cornerback de la liga?) con Antonio Brown fue una pura delicia.

Philadelphia Eagles 34 – Arizona Cardinals 7

La seriedad y seguridad que muestran la defensa de los Eagles, así como su línea ofensiva, el remodelado grupo de receptores, el nivel de Zach Ertz… todo suma para que Carson Wentz pueda lucir su talento, que lo tiene, y mucho. Es un equipo fabuloso de ver ahora mismo, y un rival imposible para los tristes Cardinals.

Los Angeles Rams 10 – Seattle Seahawks 16

El mejor ataque de la liga, los Rams, se estrellaron contra una defensa que ya se ha comido pimpines similares a lo largo de los últimos años. Los Seahawks anularon a Todd Gurley y ahí se acabaron Los Angeles. Pero ese árbol no debe impedirnos ver el bosque: este equipo de Seattle es vulnerable porque no se puede vivir con esa OL. Y, con que alguna de las jugadas claves del partido hubiese caído del lado de los Rams, sólo con alguna, estarían hoy en un hoyo gigantesco en la NFC Oeste.

Oakland Raiders 17 – Baltimore Ravens 30

Jugó E.J. Manuel en vez de Derek Carr y eso podría ser suficiente para explicar el resultado. Pero no lo es, por desgracia para los Raiders. Porque ni el quarterback suplente fue un desastre ni se le puede culpar de todos los males de la derrota. Es más, la defensa contra la carrera puede que sea quien deba cargar con más culpa. Baltimore… bombazo va, bombazo viene; como método de futuro no lo veo.

Dallas Cowboys 31 – Green Bay Packers 35

¿Hace falta añadir algo más a la magia de Aaron Rodgers? No se le da el balón con un minuto por jugar, es que no hay más. Subrayar que el último drive de los Dallas Cowboys fue primoroso, perfecto, que era lo que tenían que hacer, que Zeke es un maestro… y que si no llegan a lanzar un incompleto en segunda y dos en plena red zone justo la jugada anterior al touchdown de Dak Prescott igual hoy estábamos hablando de otra cosa. Igual.

Houston Texans 34 – Kansas City Chiefs 42

Los Kansas City Chiefs son el mejor equipo de la NFL a nueve de octubre de 2017. No creo que se pueda dudar. Son el mismo equipo bien construido de la era Andy Reid, más talento ofensivo del calibre de Kelce, Hunt y Hill, que es muchísimo. En el lado de los Texans, una noche durísima; la derrota es lo de menos al lado de ver a J.J. Watt y Whitney Mercilus abandonar el campo sabiendo que no volverán en todo el año.

Tampa Bay Buccaneers 14 – New England Patriots 19

No andan bien las cosas por el paraíso de New England. Cuando ganan forzados, casi que pidiendo la hora en desafortunado símil futbolístico, y con Tom Brady jugando a su mejor nivel, es que los problemas estructurales son serios. En defensa y también en la línea ofensiva, porque a Brady se le golpea demasiado para lo que debería ser ideal.

Deja un comentario

Your email address will not be published.