Fin de una era: Eli Manning va a la banca contra Oakland

Fin de una era: Eli Manning va a la banca contra Oakland

AFP

Geno Smith será el quarterback titular de los Giants este domingo, con lo que Manning quiebra una racha de 210 inicios consecutivos, la más larga en activo.

Estados Unidos Actualizado: 29 noviembre 2017 07:51h CET

Una semana después de convertirse en el primer quarterback en la historia de la NFL en acumular 100 derrotas con un solo equipo, Eli Manning visitará un lugar reservado para los quarterbacks de 100 derrotas y con marca de 2-9 en la temporada: la banca.

La sorprendente decisión del coach Ben McAdoo de darle la oportunidad a Geno Smith y, eventualmente al novato Davis Webb, pone fin a una racha de 210 inicios consecutivos de Manning, la más larga en activo y la segunda más longeva de la historia solo detrás de la cadena de 297 partidos de Brett Lorenzo Favre. Lo que no es sorpresa es que finalmente los Giants se hayan dado por vencidos en una temporada plagada de decepciones.

La última vez que el menor de la dinastía Manning vio un juego desde el banquillo fue el 14 de noviembre de 2004, cuando el ahora miembro del Salón de la Fama Kurt Warner, ocupó su última titularidad con los Giants. Para poner la racha de Manning en perspectiva dentro del Este de la NFC, desde 2004 Eagles y Cowboys han tenido a 12 pasadores distintos iniciando al menos un partido, mientras que los Redskins han colocado a 10 quarterbacks titulares detrás del centro.

Obviamente, la decisión no le cayó bien a Eli. McAdoo le presentó la opción de iniciar el partido para mantener vigente su racha, pero le explicó que no habría forma de que lo terminara ante su interés por probar las capacidades de Geno Smith. Manning mantuvo la clase hasta el final.

“Siento que si vas a poner a jugar a los demás, hazlo. Mandarme de titular solo para mantener la racha y saber que no vas terminar el juego y tener la oportunidad de ganarlo, para mí, no tiene sentido, además de que mancha la racha”, dijo Manning. “No es justo ni para mí ni para Geno”.

Manning no fue el único molesto con la situación. Tom Coughlin con quien ganó dos Super Bowls y ahora se desempeña como vicepresidente con los Jaguars fue claro.

“La palabra no es sorpresa”, dijo. “Mis sentimientos están del todo con Eli Manning. Amo a ese chico, es pura clase. No he seguido a los Giants pero sé que es un año decepcionante. Me enojé muchísimo cuando me enteré”.

Muchos lo hicieron, pero con una marca de 2-9 y un quarterback próximo a cumplir los 37 años de edad, todo indica que es el movimiento correcto. A fin de cuentas iba a llegar un momento en el que McAdoo y el gerente Jerry Reese tendrían que comenzar a plantear sus opciones en la posición.

“Esta mañana le dije a Eli que una organización no podía pedirle más a su quarterback franquicia. Ha sido eso y más. Nadie sabe lo que depara el futuro, pero en este momento, creemos que esto es lo mejor para la franquicia”.

Podría ser lo mejor para la franquicia, o podría no serlo. Lo que es cierto es que es el principio del final de Manning en Nueva York, que debido a la estructura de su contrato es casi un hecho que será cortado poco después de que finalice la temporada. Así que el equipo debe averiguar si Smith o Webb pueden llenar los zapatos de un jugador que le entregó al equipo sus últimos dos títulos de Super Bowl.

Y aunque el futuro de Manning en Nueva York es obscuro, no significa que no haya otras puertas abiertas. ¿Alguien dijo Jacksonville?

Deja un comentario

Your email address will not be published.