Russell Wilson y la defensiva derrumban a Wentz y los Eagles

Russell Wilson y la defensiva derrumban a Wentz y los Eagles

OTTO GREULE JR

AFP

Los Eagles pierden por primera vez desde la semana 2 y le ceden a Minnesota el primer lugar de la NFC.

León Felipe Girón Seguir

Ciudad de México Actualizado: 4 diciembre 2017 06:41h CET

Russell Wilson sacó nuevos trucos de su chistera. Los Philadelphia Eagles, en cambio, lo único que tuvieron por ofrecer fueron errores y malas decisiones.

Wilson ofreció nuevas clases de escapismo y lanzó tres touchdowns, Carson Wentz tuvo dos pérdidas de balón _ ambas en las diagonales _ y los Seattle Seahawks vencieron 24-10 a unos Eagles que no se habían mostrado tan erráticos en toda la campaña.

Philadelphia se había encumbrado como el mejor equipo de la NFL con una fórmula básica: Tomar buenas decisiones, no entregar balones y ser eficientes en tercer down. No llevaron nada de eso en su viaje a Seattle.

Los Eagles, que le entregaron a los Vikings el primer lugar de la NFC, cedieron dos veces la posesión por pérdida de downs, Wentz tuvo un fumble en la yarda uno del rival _ que representó un columpio de 14 puntos _ y una intercepción en las diagonales en un pase desesperado, y la indisciplina de su defensiva entregó cuatro primeros y diez. Así se cocina una derrota.

No pasó mucho tiempo para darse cuenta que no era la noche de Philadelphia.

Abajo 3-0 a finales del primer cuarto, el perímetro de los Eagles cometió castigos para 21 yardas  en jugadas consecutivas y Wilson capitalizó de inmediato al encontrar a Jimmy Graham para un touchdown de 11 yardas que demostraba que Seattle defendería con sangre, sudor y lágrimas su posición provisional como sexto lugar en la NFC.

Sangre, sudor y lágrimas corrieron por toda Philadelphia con la primera serie de la segunda mitad.

Con la pizarra en contra 10-3 y con ánimos renovados, los Eagles llegaron hasta la yarda cuatro de Seattle. En la siguiente jugada, en un read-option, Wentz decide acarrear por el centro y justo antes de cruzar el plano Sheldon Richardson le arrebató el ovoide, que terminó saliendo por la línea de fondo para un touchback.

Lo que vendría a continuación no sería menos dramático.

Wilson (20 de 31 para 227 yardas) nuevamente hizo uso de sus inagotables recursos para montar una ofensiva de 11 jugadas, con un nuevo castigo de Philadelphia en tercer down, para escribir otro capítulo de la tragedia de los Eagles. Encontró a Tyler Lockett para un touchdown de una yarda tres jugadas después de la recepción de 47 yardas de Doug Baldwin dejara a los Seahawks tocando la puerta.

Si alguien llegó a pensar que los Eagles estaban muertos, Wentz (29 de 45 para 348 yds) silenció de inmediato las dudas con dos espectaculares envíos, primero uno de 51 yardas sobre la carrera, sin apoyo y arrinconado contra la banda para encontrar a Nelson Agholor en tercera y 13. Cuatro jugadas después  repitió la conexión con Agholor para un touchdown de 27 yardas que acercó a los Eagles 17-10 con 12:08 en el reloj.

Cinco minutos después, Wilson decidió firmar el acta de defunción de los Eagles.

Una nueva improvisación de Wilson a Mike Davis en tercera y ocho se convirtió en una ganancia de 17 yardas, que le dio vida a la ofensiva con la que Seahawks puso el marcador 24-10 gracias al envío de 15 yardas de Wilson a J.D. McKissic.

Incluso con siete minutos y medio por jugar, la racha de Philadelphia estaba muerta. Un pase incompleto en cuarto down y una intercepción de Byron Maxwell fueron el epitafio.

Deja un comentario

Your email address will not be published.