Feb 09

Nuevo Super Mega Combo de Noticias Variadas 35

¿Qué hace a los Eagles hablar de dinastía tras ganar su primer SB?
El head coach Doug Pederson dijo que su foco está en comenzar a trabajar para ganar su segundo Super Bowl cuando el equipo vuelva a reunirse en abril. Getty Images
2:55 AM CET

Tim McManus

Facebook
Twitter
Facebook Messenger
Pinterest
Correo-e
Imprimir
Comentar

PHILADELPHIA — La charla sobre construir una dinastía comenzó mientras el confeti caía en Minnesota.

“Sólo es el comienzo”, dijo el safety de los Philadelphia Eagles, Rodney McLeod. “Lo dijimos justo después del juego: Éste es el comienzo de una dinastía y eso es lo que vamos a hacer”.

La conversación era entre McLeod y el receptor abierto Alshon Jeffery, dos veteranos que vinieron a Eagles “a hacer historia”. Ayudaron a hacerlo, mientras los Eagles ganaron su primer trofeo Lombardi con una victoria por 41-33 sobre los New England Patriots en el Super Bowl LII.

En su última reunión con el equipo antes de desocupar los vestidores el miércoles, el coach Doug Pederson estableció las expectativas ahora que se cumplió con la primera meta.

“Se los dije, dije, ‘saben, si quieren, acostúmbrense a esto. Ésta es la nueva norma en Philadelphia, jugar y con suerte, jugar en febrero cada año. Es la nueva norma, así que, acostúmbrense. Un receso de temporada corto y hagamos esto”.

Pederson habló del lado “no tan glamoroso del éxito”, lo que incluye preguntas sobre potenciales retenciones y jugadores buscando contratos grandes o permitir cosas como el endoso de contratos para disminuir sus responsabilidades.

“Me mantengo responsable, soy como los jugadores. No puedo aceptar cada cosa que hay por ahí”, dijo. “No puedo estar de acuerdo con cada cosa que se dice allá afuera porque mi meta es ganar otro (título). Si pierdo mi tiempo haciendo otras cosas, ése no es el foco de atención, y ése es el punto en el que estamos ahora como equipo”.

Los Eagles están bien posicionados en términos de éxito a largo plazo. Su quarterback franquicia, Carson Wentz, tiene 25 años, y muchos de los jugadores clave están asegurados para el futuro por venir. Pero, como Pederson comenzó ya a decir en casa, será necesario comprometerse a largo plazo para mantener el buen ritmo de las cosas.
Lleva ESPN a todos lados

Si quieres recibir la mejor información del mundo deportivo, descarga la App ahora. espn.com/app »

“Tenemos todas las piezas. Todo estará en nuestra mentalidad”, dijo McLeod. “Vamos a tener la misma concentración, vamos a brindar la misma energía, el mismo impulso y la misma determinación que tuvimos este año, aún cuando fue nuestro primero. Si queremos ser todavía mejores y grandiosos, tenemos que ganar otra vez. Así que ése va a ser nuestro foco de atención en cuanto regresemos aquí el 16 de abril. Tenemos que planificar y nuestra meta va a ser la misma: Queremos alzar ese Lombardi otra vez al final del año”.

Los jugadores seguían con el ánimo a tope, el miércoles, mientras reunían sus cosas para meterlas en bolsas de basura. Había cascos y balones del Super Bowl LII firmados esperándolos mientras entraban al vestidor. El defensivo veterano Chris Long colocó una botella de Crown Royal en cada una de sus sillas, felicitando a sus compañeros por convertirse en campeones del mundo. Pasaron mucho tiempo reviviendo su victoria sobre los Patriots y hablando sobre lo que esperaban del desfile del jueves. Pero también tenían medio ojo puesto hacia el futuro.

“No hemos terminado todavía”, dijo el ala defensiva Brandon Graham. “Con suerte podemos regresar y hacerlo de nuevo, o mejor”.
Comentar
¿Cuán cerca está tu equipo de NFL de ganar un Super Bowl?
ESPN Illustration
4:47 AM CET

ESPN

Facebook
Twitter
Facebook Messenger
Pinterest
Correo-e
Imprimir
Comentar

En esta época del año pasado, las probabilidades de los Philadelphia Eagles de ganar el Super Bowl LII eran de 60-1. Todos sabemos cómo terminó eso.

¿Cuán cerca está tu equipo de ganar el título de la temporada que viene? Los reporteros de la Nación NFL ranquean a los clubes de acuerdo a la siguiente escala:

– Expectativas realistas

– Deben ser contendientes, pero hay interrogantes

– En medio del pelotón

– Hay mucho trabajo por delante

– Ni cerca

Nota: Cada apartado comienza con las probabilidades del equipo de ganar Super Bowl LIII de acuerdo al Westgate Las Vegas SuperBook (al 3 de febrero), pero están ordenandos alfabéticamente dentro de cada categoría.
EXPECTATIVAS REALISTAS
Green Bay Packers

12-1: La primera vez que Aaron Rodgers se fracturó la clavícula –en el 2013–, regresó a la siguiente campaña y tuvo uno de sus mejores años. Su regreso podría ser suficiente para tapar los huecos que quedaron expuestos en su ausencia la temporada pasada. — Rob Demovsky
New England Patriots

5-1: Ningún equipo fue asignado con mejores probabilidades que los Patriots, incluso con un Tom Brady que regresa a los 41 años de edad. Pero existe un tema a considerar: ¿el kilometraje adicional les pasará factura? — Mike Reiss
New Orleans Saints

16-1: Esas probabilidades suenan adecuadas para los Saints. Estuvieron lo suficientemente cerca para oler el Super Bowl esta temporada, pese a finalizar con 10 titulares proyectados en la lista de reservas lesionados. Y solamente deben mejorar. — Mike Triplett
Philadelphia Eagles

16-1: Los Eagles llegaron antes de lo proyectado. Pocos imaginaron que competirían seriamente por un campeonato en el segundo año del head coach Doug Pederson y el quarterback Carson Wentz, y todavía menos pensaron que completarían la misión cuando Wentz quedó marginado por lesión y Nick Foles ingresó para jugar. Y el núcleo de la plantilla de Super Bowl seguirá intacta. — Tim McManus
Pittsburgh Steelers

8-1: La derrota en la Ronda Divisional ante Jacksonville mostró algunas grietas en los dientes de la defensiva de los Steelers, pero están lejos de necesitar una reconstrucción. Están demasiado cerca como para una limpia. — Jeremy Fowler
DEBEN SER CONTENDIENTES, PERO HAY INTERROGANTES
Atlanta Falcons

18-1: Nada le gustaría más a los Falcons que convertirse en el primer equipo en jugar un Super Bowl en su propio estadio. Para que eso se convierta en realidad, deben redescubrir el éxito ofensivo que disfrutaron cuando alcanzaron el Super Bowl al término de la campaña del 2016. — Vaughn McClure
Carolina Panthers

30-1: El camino de los Panthers hacia el Super Bowl LII fue frenado por los Saints. Ahora, los expertos en apuestas ponen a los Panthers detrás de Seattle (20-1) y Dallas (20-1), dos equipos que ni siquiera se metieron a los playoffs en la NFC. Casi pueden escuchar al head coach Ron Rivera hablando de “la falta de respeto”. — David Newton
Dallas Cowboys

20-1: Luego de una campaña de 13-3 en el 2016 con Ezekiel Elliott y Dak Prescott entrando a sus segundas temporadas, los Cowboys tenían expectativas realistas de Super Bowl. Al menos, eso parecía. Pero, ¿por qué no serían iguales las expectativas con Elliott regresando para una temporada entera y Prescott por iniciar su tercera campaña? — Todd Archer
Houston Texans

20-1: Los Texans recibirán un enorme impulso por el regreso de un sano Deshaun Watson, pero todavía hay varios huecos que deben ser llenados a ambos lados del ovoide. — Sarah Barshop
Jacksonville Jaguars

20-1: Los Jaguars deben ser uno de los mejores equipos de la AFC en el 2018. Pero despilfarrar una ventaja de 10 puntos en el último cuarto ante Tom Brady y los Patriots en el Juego de Campeonato de la AFC fue un recordatorio de que Jacksonville todavía tiene trabajo por delante. — Michael DiRocco
Kansas City Chiefs

25-1: Una de las interrogantes es el quarterback Patrick Mahomes, quien reemplaza a Alex Smith. Los Chiefs han rodeado a Mahomes con jugadores de primera línea, pero sigue siendo una incertidumbre si puede entregar de manera consistente como titular a tiempo completo. — Adam Teicher
Los Angeles Chargers

25-1: Algunos jugadores y coaches manifestaron que los Chargers podrían haber llegado lejos en playoffs en caso de alcanzar la postemporada. Pero después de abrir la campaña en 0-4, no hay nadie más a quién culpar que ellos mismos. — Eric Williams
Los Angeles Rams

25-1: Alas expectativas han crecido de modo dramático para los Rams, lo suficiente como para que un segmento importante de la afición se verá decepcionada sin duda con las probabilidades de Super Bowl más recientes. Al menos existe una posibilidad decente de que la ofensiva titular entera regrese intacta alrededor del quarterback Jared Goff. Pero no se puede decir lo mismo de la defensiva. — Alden Gonzalez
Minnesota Vikings

12-1: La carrera improbable de los Vikings acabó a un partido de su meta final, pero Vegas espera que Minnesota tenga otra temporada positiva en el 2018 con la cuarta mejor probabilidad para conquistar el Super Bowl LIII. No obstante, con un Aaron Rodgers sano en Green Bay, la cruzada de los Vikings por títulos consecutivos divisionales luce como una prueba brutal. — Courtney Cronin
Los Angeles Chargers

20-1: Dos días antes de que Jon Gruden fue presentado nuevamente como el head coach, las probabilidades de Oakland para ganar el Super Bowl LIII eran de 30-1. Miren ahora. Pero la regresión del año pasado no puede ser culpada solamente al quarterback Derek Carr. — Paul Gutierrez
EN MEDIO DEL PELOTÓN
Tennessee Titans

40-1: Quizás expectativas más bajas ayudarán a los Titans luego de que el ruido del 2017 se disolviera rápidamente. Pero todo comienza con el quarterback Marcus Mariota, quien viene de su peor año como profesional. — Cameron Wolfe
Baltimore Ravens

40-1: Los Ravens han sido la definición de mediocridad a lo largo de las últimas cinco temporadas con una marca de 40-40. — Jamison Hensley
Detroit Lions

60-1: Los Lions tienen piezas sólidas como para pelear en el 2018. Pero existen algunos motivos que los tienen rezagados en el medio del pelotón. — Michael Rothstein
San Francisco 49ers

30-1: Fue difícil elegir entre “en medio del pelotón”, y “deben ser contendientes”, pero es difícil declarar a los Niners como candiatos genuinos en este momento. Cerraron la campaña pasada con una marca de 5-0 con el quarterback Jimmy Garoppolo tomando por sorpresa a la liga y cambiando la percepción de la franquicia. Pero esos triunfos no significan mucho para el 2018. — Nick Wagoner
Seattle Seahawks

20-1: “No podría sentir mayor optimismo respecto a nuestras posibilidades de ser realmente buenos nuevamente”, dijo el head coach Pete Carroll después de que la decepcionante campaña de Seattle terminara antes de lo esperado. La perspectiva de Carroll es difícil de reconciliar con los retos que enfrentan los Seahawks mientras tratan de revertir una tendencia a la baja que culminó en su primera campaña sin aparición de playoffs desde el 2011. — Brady Henderson
Washington Redskins

80-1: Washington al menos estabilizó su situación de quarterback, Ya sea que Alex Smith sea una mejoría sobre Kirk Cousins puede ser debatido, pero sin importar quién alinee como quarterback, los Redskins necesitan brindarle mayor ayuda. — John Keim
HAY MUCHO TRABAJO POR DELANTE
Arizona Cardinals

80-1: Las probabilidades de los Cardinals de llegar y conquistar el Super Bowl pueden variar significativamente dependiendo de a quién encuentran para ser su quarterback titular. Al momento, no tienen uno. — Josh Weinfuss
Buffalo Bills

80-1: Podría ser una clasificación sorpresiva para un equipo que se metió a los playoffs en el 2017 y parecía ir a la alza, pero así ha sido la temática del gerente general Brandon Beane en sus comentarios públicos dese que finalizara la campaña. “Tenemos un largo camino por recorrer”, dijo Beane a inicios de enero. — Mike Rodak
Chicago Bears

100-1: Los Bears nunca serán considerados contendientes legítimos hasta que lleguen a los playoffs de manera consistente. Y mucho tiene que suceder para que disfruten progreso significativo en el primer año de Matt Nagy como head coach. — Jeff Dickerson
Cincinnati Bengals

80-1: Los Bengals eran considerados contendientes para el Super Bowl hace apenas tres años, pero perder a piezas clave como Marvin Jones y Andrew Whitworth lastimó a su ofensiva. — Katherine Terrell
Denver Broncos

30-1: Los Broncos todavía tienen a un Jugador Más Valioso del Super Bowl en su mejor momento –Von Miller– y un vestidor repleto de jugadores que fueron parte del campeonato del 2015. Pero Vance Joseph fue casi despedido después de su primera campaña como head coach y el equipo tiene una enorme interrogante en la posición de quarterback. — Jeff Legwold
Indianapolis Colts

40-1: Los Colts tienen mucho trabajo por delante para alcanzar al resto de la AFC. Han dejado de ser el mejor equipo de su propia división. — Mike Wells
Miami Dolphins

80-1: Luego de alcanzar los playoffs en la primera campaña de Adam Gase como head coach en el 2016, los Dolphins dieron un paso atrás en la temporada. Su éxito o fracaso en el 2018 dependerá de su habilidad para fortalecer la posición de quarterback.
New York Giants

80-1: Los Giants vienen de una campaña desastrosa. El nuevo head Pat Shurmur, y el nuevo gerente general Dave Gettleman, tienen el trabajo cortado a la medida para ellos en la Gran Manzana. — Jordan Raanan
New York Jets

100-1: De acuerdo a Vegas, los Jets no están “ni cerca” porque nadie tiene peores probabilidades que los Jets, pero les damos una pequeña mano porque construyeron una base parcial la temporada pasada. — Rich Cimini
Tampa Bay Buccaneers

60-1: Si se tratara del 2016 cuando los Bucs finalizaron con marca de 9-7, ellos estarían “en medio del pelotón” y peleando por un puesto de playoffs. Pero la inexistente presión sobre los quarterbacks, problemas de secundaria, carencia de juego terrestre y dificultades en zona roja del 2017 sugieren que realmente hay mucho por hacer en el 2018. — Jenna Laine
NI CERCA
Cleveland Browns

100-1: Se puede argumentar que entre todo el capital de draft que poseen y un estimado de 110 millones de dólares bajo el tope salarial, los Browns finalmente deben encontrar la salida de la parte más baja del listado. Excepto que el juicio es para la campaña que viene, y no importa qué tan bien lo hagan en el draft, los Browns no llegarán al Super Bowl. — Pat McManamon
Comentar
Fuentes: Vikings contrata a John DeFilippo como coordinador ofensivo
Como coach de quarterbacks de Eagles, DeFilippo fue pieza clave en el desarrollo de Carson Wentz y Nick Foles. Getty Images
4:38 AM CET

Courtney Cronin

Facebook
Twitter
Facebook Messenger
Pinterest
Correo-e
Imprimir
Comentar

MINNEAPOLIS — Los Minnesota Vikings tienen a su nuevo coordinador ofensivo.

Horas después de que los Eagles tuvieron un día de celebración con su desfile de Super Bowl, el coach de quarterbacks de Philadelphia, John DeFilippo, fue contratado por los Vikings para tomar las responsabilidades de coordinador ofensivo, confirmó una fuente a Adam Schefter, de ESPN.

Los Vikings tenían el propósito de esperar hasta después del Super Bowl para hacer una contratación. El ex coordinador ofensivo, Pat Shurmur, se convirtió en head coach de los Giants, el 26 de enero, el día que Mike Zimmer inició entrevistas para su reemplazo, en su rancho, en Northern Kentucky. Minnesota entrevistó a cuatro candidatos en la semana del Super Bowl, incluido el coach de quarterbacks de los Vikings, Kevin Stefanski, el ex coordinador ofensivo de los Seahawks, Darrell Bevell, el coach asistente de alas cerradas de los Saints, Dan Campbell, y el coach de quarterbacks de Texans, Sean Ryan.

El contrato original de DeFilippo está vigente hasta el 14 de febrero, pero los Eagles le dieron permiso para entrevistarse con los Vikings el jueves. Minnesota no perdió tiempo para asegurar a su nuevo coordinador ofensivo. Por las dos temporadas pasadas, DeFilippo trabajó con los quarterbacks en Philadelphia y ayudó en el desarrollo de Carson Wentz como candidato a MVP antes de desagarrarse el ligamento cruzado anterior en la Semana 14. DeFilippo también trabajó con el suplente Nick Foles, quien encaminó a los Eagles a su primera victoria de Super Bowl, el domingo pasado, mientras se ganaba los honores del MVP del juego.

“Al coach Flip le gusta pulir su trabajo”, dijo Foles el lunes. “Apenas duerme. Fundamentos, dándonos el plan de trabajo, es extemadamente detallista. Estoy agradecido con él. Hizo un gran trabajo este año. No es fácil cuando no cuentas con tu quarterback franquicia. Pero lo mejor acerca de nuestro equipo y nuestro staff de coaches es que se trabaja bien juntos y se hace todo juntos… Somos muy afortunados como jugadores de tener un staff de coaches tan bueno”.

DeFilippo fue uno de los pocos candidatos para Minnesota con experiencia para mandar jugadas. En 2015, fue coordinador ofensivo en Cleveland.

Si los Eagles llegan a otro Super Bowl la temporada próxima, tendrán que hacerlo sin otra pieza clave en su ofensiva. El coordinador ofensivo de Philadelphia, Frank Reich, es candidato para head coach de los Colts, puesto que quedó vacante esta semana después de que Josh McDaniels optó por permanecer como coordinador ofensivo de los New England Patriots.

En Minnesota, DeFilippo tendrá las llaves de la ofensiva de Vikings, mientras en Philadelphia, un ascenso a coordinador ofensivo, si Reich se fuera, no le daría las mismas libertades. El head coach de los Eagles, Doug Pederson, tiene la responsabilidad de mandar jugadas los días de partido.

Ahora que los Vikings tienen a su coordinador ofensivo, la atención cambiará pronto a encontrar a su quarterback para la temporada 2018. El gerente general Rick Spielman dijo la semana pasada que el próximo coordinador ofensivo tendrá participación para determinar qué mariscal de campo liderará a los Vikings la próxima temporada.

“Tendrá una participación mayor en el proceso de tomar la decisión”, dijo Spielman. “Estará profundamente involucrado en eso. Pero la forma en la que estructuramos todo es que todos sean parte del proceso de tomar la decisión; yo, el coach Zimmer, nuestro departamento de scouteo y todos nuestros coaches. Cada vez que tomamos grandes decisiones, tenemos un enfoque sistemático que creo que es muy completo para tomar las mejores decisiones posibles y en esto no será diferente, quien sea que venga”.
Comentar
Fans devuelven teléfono extraviado a Sidney Jones durante desfile
play

Carlos Nava, con el reporte del desfile de los Philadelphia Eagles. (1:58)
11:30 PM CET

Servicios de ESPN.com

Facebook
Twitter
Facebook Messenger
Pinterest
Correo-e
Imprimir
Comentar

El esquinero novato de los Philadelphia Eagles, Sidney Jones, recibió una agradable sorpresa este jueves en el desfile de campeonato de su equipo.

Durante el recorrido de la caravana con jugadores y entrenadores de los Eagles, del Lincoln Financial Field al museo de arte de Philadelphia, Jones extravió su teléfono, mismo que fue recuperado por un grupo de aficionados.

“Adivinen quién dejó caer su teléfono en el desfile. Lo devolveremos”, señala un mensaje en la cuenta de Instagram de Jones acompañado por una fotografía de un grupo de aficionados con jerseys y ropa de los Eagles.

Un par de horas más tarde, Jones publicó una fotografía con el grupo de aficionados agradeciendo el gesto.

“Los increíbles aficionados que me devolvieron el teléfono”, escribió el back defensivo de Philadelphia.

Los Eagles reclutaron a Jones en la segunda ronda del draft del 2017 procedente de Washington pero fue colocado en la lista de jugadores con lesiones ajenas al fútbol americano y fue activado hasta el 30 de diciembre, terminando la temporada con sólo dos tacleadas. Jones no estuvo activo en los playoffs.

Philadelphia ganó el primer título de Super Bowl de su historia tras derrotar 41-33 a losNew England Patriots.
Comentar
Actores piden a Rob Gronkowski probar suerte en el cine
play

El crimen ocurrió durante su viaje a Minneapolis para disputar el Super Bowl LII con los Patriots. (0:44)
7:29 PM CET

ESPN.com (EE.UU.)

Facebook
Twitter
Facebook Messenger
Pinterest
Correo-e
Imprimir
Comentar

Olvídense de Iron Man. Estados Unidos podría tener pronto a Gronk.
Lleva ESPN a todos lados

Si quieres recibir la mejor información del mundo deportivo, descarga la App ahora. espn.com/app »

¿Está planeando el ala cerrada de los New England Patriots, Rob Gronkowski, una segunda carrera en Hollywood?

Esto de acuerdo a un reporte del Eagle-Tribune de Lawrence, Massachusetts, que señala que Gronkowski ha sido instado por Dwayne “The Rock” Johnson y Sylvester Stallone a probar suerte en el mundo del cine.
El ala cerrada Rob Gronkowski ha grabado algunos comerciales a lo largo de su carrera. Cortesía de Dunkin’ Donuts

El diario, citando una fuente anónima, señala que Johnson, ex luchador profesional, y Stallone, famoso por las películas de “Rocky”, han dicho a Gronkowski que podría ganar millones de dólares en películas de acción.
Super Bowl LII

No te pierdas la mejor cobertura del Super Bowl LII entre los Philadelphia Eagles y New England Patriots a través de ESPN Digital. Leer

Gronkowski indicó el domingo, luego de la derrota ante los Philadelphia Eagles en el Super Bowl LII, que se tomaría algunas semanas para evaluar su futuro y no descartó la idea de retirarse.

Fuentes dijeron a Jeff Darlington de ESPN que Gronkowski estaba reflexionando sobre su carrera incluso antes del Super Bowl.

Dos fuentes que han hablado con Gronkowski refirieron a Darlington que Gronkowski comenzó a contarle a personas cercanas a él, incluso antes que sufriera una conmoción cerebral en el Juego por el Campeonato de la AFC, que el fútbol americano le estaba cobrando factura a su cuerpo y que estaba contemplando el final de sus días como jugador.

Selecciones Editoriales

Reportes: Allanan casa de Rob Gronkowski

La policía se presentó la tarde del lunes al lugar, ubicado cerca del Gillette Stadium en Foxborough, y permaneció ahí varias horas.
Rob Gronkowski deja su futuro en el aire tras derrota en el Super Bowl

El ala cerrada de los Patriots pensará en si desea seguir jugando luego de caer frente a los Eagles, 41-33, en el U.S. Bank Stadium.
Eagles ganan el primer Super Bowl de su historia ante Patriots

Eso era algo que Gronkowski planeaba hacer –ganar o perdiera– explicaron las fuentes a Darlington.

Si Gronkowski prueba suerte en Hollywood, no sería la primera vez que intenta actuar. Gronkowski aparece en comerciales de Dunkin’ Donuts y Tide, e interpretó a un oficial de policía en “You Can’t Have It”. Sólo tuvo una línea en la película, sin embargo, apareció en el póster.

De acuerdo al Boston Globe, Gronkowski también se interpretó a sí mismo en la película del 2015, “Entourage”, y participó en los films del 2017, “The Clapper” y “Deported”, donde interpreta un personaje llamado Party Guy Jake.

Y no siempre se trata que las películas sean material ganador de algún Premio de la Academia. Johnson, de acuerdo a Forbes, ganó 65 millones de dólares el año pasado.
Comentar
La NFL espera a que Kirk Cousins redefina el mercado para QBs
play

Nick Foles y Carson Wentz son dos joyas en el roster de los ganadores del Super Bowl LII, la pregunta es: ¿Cuál será el titular para la próxima campaña? (1:14)
8 feb, 2018

Dan Graziano

Facebook
Twitter
Facebook Messenger
Pinterest
Correo-e
Imprimir
Comentar

Kirk Cousins está a poco más de un mes de mostrarnos lo que puede suceder cuando un quarterback titular de primera línea, sano, y en su mejor nivel, llega al mercado de la agencia libre. Será algo sin precedentes. En la era de la etiqueta de jugador franquicia, solamente dos pasadores de primera línea se han convertido en agentes libres –Peyton Manning en el 2012 y Drew Brees en el 2006– y ambos venían de una lesión mayor en su momento.

Cousins tiene 29 años de edad, está sano, y viene de su tercera temporada de 4,000 yardas aéreas en fila en un momento de rápido crecimiento para el tope salarial. Cuando llegue el 12 de marzo, cuando agentes para los agentes libres pendientes pueden comenzar a hablar con otros equipos, Cousins estará en posición para imponer un nuevo estándar en la parte alta de la estructura salarial de la NFL.

Ahora, como sé que algunos de ustedes preguntarán: No, no pienso que exista la posibilidad de que los Washington Redskins designen a Cousins jugador franquicia por tercer año consecutivo. Ciertamente es verdad que se ha considerado etiquetarlo e intentar canjearlo en un esfuerzo por evitar perderlo sin nada a cambio. Y en esta etapa del proceso, es la postura que deben asumir hacia el exterior, simplemente para el caso de que algún equipo desee ofrecer algo descabellado. Pero yo, y las fuentes con que he charlado sobre el tema, consideran que una tercera etiqueta de jugador franquicia para Cousins (que le costaría a Washington unos 34.5 millones de dólares) es un resultado completamente fuera de la realidad.

¿Por qué? Bueno, cualquier equipo dispuesto a entregar algo de importancia por Cousins querrá saber si pueden firmarlo a largo plazo, y por cuánto. Washington probablemente terminaría con una selección compensatoria de tercera ronda si deja caminar a Cousins, lo que significa que algún equipo probablemente necesitará ofrecer una selección de segunda vuelta para obtenerlo, ¿y por qué haría eso un equipo si todo lo que hay garantizado es una temporada por 34.5 millones de dólares?

Si Washington etiqueta a Cousins, seguramente se apresurará a firmar la oferta para poner al equipo en una posición imposible. Esos 34.5 millones de dólares golpearían inmediatamente el tope salarial de Washington para el 2018 junto con los 24 millones que cuesta Alex Smith bajo el límite de nómina, probablemente obligando a cortes no deseados en otras partes y básicamente imposibilitando al equipo hacer algo más en términos de adquisición de jugadores hasta que sea transferido Cousins.
Todo indica que Kirk Cousins tendrá un amplio de dónde elegir a su próximo equipo de NFL. Getty Images

En teoría, Cousins podría facilitar mucho las cosas para Washington negociando con potenciales socios de canje un acuerdo a largo plazo antes de que se finalice la transferencia, pero no existe motivo para creer que Cousins está o estará interesado en hacer favores. Si Washington decidiera etiquetar a Cousins, la razón más probable sería que se arrepintiera del acuerdo por Smith y decidiera echarse hacia atrás antes de finalizarlo. A partir del martes por la noche, le llamamos a esto “Hacer un McDaniels”. No digo que sucederá, pero si la noche del martes nos enseñó algo es que nada está asegurado hasta el final.

Lo que desea Cousins –y cree merecer– es la oportunidad de llegar al mercado abierto sin limitaciones, con un menú de potenciales destinos de dónde elegir. Parece una certeza que obtendrá eso, y cuando suceda, su contrato podría promediar 30 millones de dólares o más por campaña con una cifra superior a los 90 millones de dólares en garantías. Las preguntas entonces serán cuántos equipos subastarán tan alto y cuánto le gusta la idea de jugar para alguno de ellos.

Los Minnesota Vikings, quienes vienen de una campaña de 13-3 con sus tres quarterbacks en plantilla elegibles para la agencia libre, deben estar en la cima de la lista de deseos de Cousins. Tienen el espacio bajo el tope salarial para hacer que suceda. Cuentan con una defensiva de élite, receptores de primera línea, un sólido ataque terrestre y una línea ofensiva que –aunque podría necesitar algo de mantenimiento en los siguientes años– hizo un gran trabajo para mantener a Case Keenum limpio en el 2017. La interrogante con los Vikings es cuán comprometidos están con desarrollar a Teddy Bridgewater como su solución a largo plazo y recompensar a Keenum por lo que hizo en el 2017. Si retienen a uno o ambos pasadores, probablemente queda descartado Cousins. Pero si se consideran a un Cousins de distancia del Super Bowl, podrían cambiar el plan y arriesgarse.

Los New York Jets también cuentan con el espacio bajo el tope salarial y la necesidad. Su plantilla requiere más trabajo que la de Minnesota, pero los receptores mostraron promesa esta campaña, el coach acaba de recibir una extensión, y Cousins ha hablado buenas cosas del nuevo coordinador ofensivo Jeremy Bates. Quizás le llame la atención hacer ruido en la Gran Manzana.
Lleva ESPN a todos lados

Si quieres recibir la mejor información del mundo deportivo, descarga la App ahora. espn.com/app »

Los Buffalo Bills vienen de una campaña de 9-7 y cuentan con un receptor abierto N° 1 en Kelvin Benjamin y un corredor de élite en LeSean McCoy. Si a Cousins le gusta lo que Sean McDermott está armando en Buffalo, los Bills se convierten en una opción interesante que podría no estar lejos de pelear por un título.

Los Jacksonville Jaguars serían interesantes si encontraran el modo de desprenderse de Blake Bortles, pero su opción contractual de 19 millones de dólares podría terminar quedando totalmente garantizada si Bortles, quien recién se sometió a una cirugía en la muñeca, no puede pasar un examen de condición física para principios de marzo.

Los Cleveland Browns tendrán toda clase de dinero para gastar, pero esa situación llega con bastante incertidumbre. ¿Cuánto tiempo seguirá Hue Jackson como coach? ¿Haría click inmediato Cousins con el coordinador ofensivo Todd Haley? ¿Cuán cerca, realmente, está un equipo que recopila marca de 1-31 a lo largo de los últimos dos años de ser contendiente?

Existe incertidumbre a largo plazo con los coaches de los Denver Broncos, quienes también deberán mover mucho dinero para crearle un espacio a Cousins. Y mientars que los Arizona Cardinals tienen la necesidad y aparenta ser en lugar más agradable para vivir que algunas otras opciones, los Cards parecen estar en una situación de comenzar desde el inicio luego de los retiros de Bruce Arians y Carson Palmer (y posiblemente el de Larry Fitzgerald, también).

El resultado: Cousins probablemente encontrará un contrato histórico en el mercado abierto, pero no necesariamente será sencillo para él llegar allí. Cada destino potencial tiene obstáculos que él o el equipo deberán sortear. Probablemente no sabremos los parámetros exactos del mercado para Cousins hasta después del Combinado, cuando el panorama de la agencia libre comience a enfocarse. Pero cuando se aclare el humo, esperen ver a Cousins al tope de la temporada baja más interesante para quarterbacks en la historia reciente.

Un rápido vistazo a los otros nombres que estarán –o potencialmente podrían estar– en el mercado:
Drew Brees, New Orleans Saints

Status para el 2018: Agente libre irrestricto.

Brees obviamente sería el mejor quarterback en el mercado de no haber sido tan vocal sobre su deseo de regresar. Los tres años finales de la extensión firmada por Brees hace dos campañas quedan sin efecto el 14 de marzo, lo que lo convertiría en agente libre. Esperen ver al pasador de 39 años de edad y los Saints acordar algo, incluso si se trata de convertir uno o dos de los años rescindibles en años reales para mantenerlo en New Orleans y evitar un oneroso impacto al tope salarial del 2018.
Case Keenum, Minnesota Vikings

Status para el 2018: Agente libre irrestricto.

Como se mencionó arriba, es posible que Minnesota desee a Keenum de vuelta luego del año que acaba de disfrutar. También es posible (y tendría sentido) que Keenum quiera convertir su espectacular campaña del 2017 en un contrato tan cuantioso como le sea posible obtener, dado que podría no volver a tener una temporada de ese calibre. Si es lo segundo, esperen que los descartados por Cousins muestren interés.
Case Keenum se ganó una legión de seguidores tras una campaña insólita con los Vikings. Getty Images
Jimmy Garoppolo, San Francisco 49ers

Status para el 2018: Agente libre irrestricto.

Sería impactante si los Niners no firmaran o designaran a Garoppolo como jugador franquicia.
Teddy Bridgewater, Minnesota Vikings

Status para el 2018: Agente libre irrestricto.

Asumiendo que su contrato no lo amarra por cuestiones de lesiones, Bridgewater llegaría al mercado de agentes libres sin restricciones. Si no persiguen a Cousins, esperen ver a los Vikings traerlo de vuelta bajo un contrato razonable.
Sam Bradford, Minnesota Vikings

Status para el 2018: Agente libre irrestricto.

El veterano desea seguir jugando, pero la condición de su rodilla limitará severamente su valor en el mercado.
Josh McCown, New York Jets

Status para el 2018:: Agente libre irrestricto.

Tiene mucho sentido como quarterback puente para un equipo que desarrolle a un recluta de draft (¿Browns?).
AJ McCarron, Cincinnati Bengals

Status para el 2018: Agente libre irrestricto.

Una audiencia este mes determinará si McCarron será agente libre con o sin restricciones, y eso obviamente afectará su valor en el mercado y movilidad. No descarten a Cleveland, donde el head coach Hue Jackson es un ex coordinador ofensivo de los Bengals.
Tyrod Taylor, Buffalo Bills

Status para el 2018: Potencial víctima del tope salarial.

Es casi una certeza que será cortado por Buffalo, y Taylor podría atraer a algún equipo que busque una opción experimentada o a un pasador puente mientras preparan a un novato.
La consecución del Trofeo Lombardi cambiará la óptica bajo la que se mira a Nick Foles. Getty Images
Nick Foles, Philadelphia Eagles

Status para el 2018: Potencial candidato a ser canjeado.

El improbable Jugador Más Valioso del Super Bowl está firmado para el 2018 por 7 millones de dólares en salario y bonos, de los cuales 3 millones son garantizados. Mientras exista incertidumbre acerca del tiempo de recuperación del titular Carson Wentz de una lesión de ligamento anterior cruzado, tiene sentido para los Eagles retener a su condecorado suplente. Pero si alguien llega ofreciendo una selección de segunda o tercera ronda –ninguna de las cuales tienen al momento los Eagles para el 2018– podría ser tentador vender a Foles e invertir en otra opción como reemplazo.
Blake Bortles, Jacksonville Jaguars

Status para el 2018: Potencial candidato a ser canjeado.

Como se mencionó arriba, es posible que la lesión de muñeca de Bortles podría detonar su garantía contra lesión por 19 millones de dólares y atar las manos de Jacksonville. Pero si pueden hallar el modo de disminuir esa cifra para el 2018, podrían terminar canjeando a Bortles, cortándolo, o manteniéndolo para traer a alguien más que le compita por la titularidad.
Jay Cutler, Miami Dolphins

Status para el 2018: Agente libre irrestricto.

Fuentes cercanas a la situación dicen que los Dolphins están comprometidos con Ryan Tannehill. Esperen que Cutler investigue si sigue disponible el empleo en el palco de transmisiones. Pero si Tannehill se lastima de nuevo o alguien más llega ofreciendo 10 millones de dólares, ¿quién sabe?
Trevor Siemian, Denver Broncos

Status para el 2018: Potencial víctima del tope salarial.

Un candidato a ser cortado (lo que ahorraría 1.9 millones de dólares contra el tope), Siemian abrió la campaña como titular de los Broncos en el último par de temporadas y ha mostrado destellos. Podría ser atractivo en el mercado donde todos siempre están en busca de quarterbacks.
Comentar
U.S. Bank Stadium debe reemplazar asientos tras Super Bowl LII
play

Las mejores jugadas de los Eagles en la Temporada. (3:29)
7 feb, 2018

AP

Facebook
Twitter
Facebook Messenger
Pinterest
Correo-e
Imprimir
Comentar

MINNEAPOLIS — Operadores del estadio en Minneapolis que celebró el Super Bowl tienen que reemplazar algunos asientos, incluyendo uno que fue tomado por un aficionado de los Philadelphia Eagles que fue detectado con el asiento hurtado en el aeropuerto.

Video del fanático con su asiento morado en la entrega de abrigos del estadio había generado unas 185,000 vistas en Facebook hasta el miércoles en la mañana. Un viajero más tarde capturó una imagen del hombro con su souvenir atado a su equipaje de mano en el Minneapolis-St. Paul International Airport.
Algunos fanáticos de Philadelphia perdieron el control tras el triunfo de los Eagles en el Super Bowl LII. Getty Images

El Star Tribune señaló que la Minnesota Sports Facilities Authority dijo que su equipo de seguridad investiga el robo.

Aparte del asiento robado, la agencia señaló que un número de asientos dañados serán reparados o reemplazados de inmediato. Zak Fick dijo haber visto a aficionados de los Eagles rompiendo tres asientos luego de la victoria de Philadelphia en el Super Bowl.
Comentar
Philly se posiciona como sucesor a la dinastía de New England
play

La mesa de NFL Live analiza si Philadelphia puede sumar más títulos en los próximos años. (2:55)
7 feb, 2018

Raúl Allegre

Facebook
Twitter
Facebook Messenger
Pinterest
Correo-e
Imprimir
Comentar

Poco después de que el pase de “Ave María” resultara incompleto, el primer pensamiento que cruzó por mi mente fue, ¡Murió el Rey! ¡Viva el Rey!

El Super Bowl XLII fue una batalla como dicen “sin dar ni pedir cuartel”. Philadelphia ganó porque realizaron más jugadas en momentos críticos que New England. Tan sencillo como eso. Dos grandes ofensivas nos dieron el partido con más yardas en la historia de la NFL y un partido que se decidió en la última jugada.

Estos son dos párrafos de la nota que se publicó el martes antes del partido:

Volviendo a Pederson, lo considero el entrenador en jefe equivalente a Belichick pero del lado ofensivo. Con la excepción de Tom Couhglin, contra cuyo equipo perdieron dos veces, Belichick ha sido muy superior a los entrenadores de sus rivales de Super Bowl. Mike Martz era un genio, pero también temperamental e indisciplinado. Andy Reid, pues es Andy Reid. Un excelente entrenador que se complica la vida el mismo. Pete Carroll es excelente, pero tiende a ser impulsivo y eso le costó en el Super Bowl XLIX. Dan Quinn, es buen líder, pero toma malas decisiones en momentos clave. Doug Pederson es cerebral, calculador y frío al decidir. Es quien escoge las jugadas ofensivas de su equipo. En postemporada, los coordinadores defensivos de Atlanta y Minnesota no pudieron ajustar porque cuando lo hacían, Pederson ya estaba usando otro concepto ofensivo.
Doug Pederson es a la ofensiva lo que Bill Belichick es a la defensiva. Getty Images

Ahora se pueden añadir Bill Belichick y Matt Patricia a los entrenadores especializados en defensiva que no pudieron ajustar a tiempo a lo que hacía Pederson, y vaya que lo intentaron durante el transcurso del Super Bowl. Jacksonville jugó a no perder contra los Pats y los dejaron vivir cuando pudieron ser agresivos. Pederson nunca quitó el pie del acelerador. Mi única crítica hacia él, como lo dije durante la transmisión, fue “perseguir los puntos” al ir por dos después del segundo touchdown del partido. Esto pudo costarles la victoria en el último cuarto cuando Brady conectó con Rob Gronkowski y el punto extra le daba una ventaja mínima a los Pats.

Al final, anticipo que el partido se va a decidir por el equipo que maneje mejor las situaciones especiales, o como dicen en inglés, “situational football”. Estas situaciones incluyen jugadas en tercera oportunidad, dentro de la yarda 20, ofensivas en serie al final del segundo o cuarto periodo y en equipos especiales.

La defensiva de Pats no tuvo respuesta a lo largo del partido en tercera oportunidad y dos veces en cuarta. Belichick es excelente anticipando y preparando este tipo de situaciones, pero en dos ocasiones, la recepción para touchdown de Foles y la conversión en cuarta faltando 5:39 desde su propia yarda 45, le comieron el mandado. En esta última jugada, el diseño fue excelente con una pantalla (pick) completamente LEGAL para que quedara desmarcado Zack Ertz. En total, cinco de las siete recepciones de Ertz fueron en tercera o cuarta oportunidad. Todas resultaron en primero y 10 o anotación.

La gran interrogante sería cómo respondería Nick Foles a la presión de ir “golpe con golpe” contra el quarterback con más anillos de campeón en la historia de la NFL. Nick Foles dio el partido de su vida. Doug Pederson le tuvo confianza y echó la casa por la ventana incluyendo jugadas no de laboratorio, sino de preparatoria, para sorprender a Patricia y a Belichick. Pederson abrió todo el libro de jugadas y Foles ejecutó como si hubiera sido titular todo el año.

Pats pudieron eliminar las jugadas de “Run Pass Option” (RPO) que habían sido tan importantes contra Atlanta y Minnesota, pero al hacerlo quedó vulnerable a pases largos. Foles aprovechó y completó dos pases de touchdown de 34 yardas a Alshon Jeffery y de 22 yardas a Corey Clement, otro de los que fueron clave durante el partido. Tom Brady fue excelente lanzando para 505 yardas con tres anotaciones sin intercepción, pero sufrió captura y balón suelto cuando buscaba una serie ofensiva para remontar el marcador. A Foles le llegó pocas veces la presión, y con tiempo suficiente y una gran precisión, completó pases de antología.

También hubo misterio en este juego. Malcolm Butler, el héroe del Super Bowl XLIX, y el jugador de Pats que participó en más jugadas defensivas durante la temporada regular y todas en los dos primeros partidos de playoffs, no jugó en el Super Bowl excepto en una jugada de equipos especiales. Su lugar lo tomó Eric Rowe. Se especula sobre la razón, o razones como dijera Belichick, que llevaron a la decisión de que no jugara Butler. El resultado fue una defensiva secundaria reajustada y tentativa. Stephon Gilmore, que toda la temporada fue esquinero por derecha, jugó por la izquierda contra Philadelphia. Cuando Gilmore estuvo fuera tres partidos, su lugar lo ocupó Johnson Bademosi. La esquina izquierda fue el hogar de Butler en cada partido menos contra New Orleans en la segunda semana. Ese día, Rowe jugó como esquinero izquierdo y Butler cubriendo al receptor interno. Este experimento no funcionó y Butler regresó a su posición habitual, y Rowe, hacia el final de la temporada, como tercer esquinero.
Defensiva de Patriots

Participación en porcentaje de oportunidades defensivas para New England en el año.
Temporada regular Playoffs
Malcolm Butler 97.7 65.0
Devin McCourty 97.1 92.1
Patrick Chung 87.5 94.6
Stephon Gillmore 77.0 100
Duron Harmon 65.8 60.1
Jordan Richards 25.8 20.2
Eric Rowe 24.8 78.8
Johnson Bademosi 20.3 4.4

Rowe jugó solamente un partido como esquinero titular excepto partidos cuando abrieron en níquel (cinco en la secundaria). En el juego más importante de la temporada, Belichick lo colocó como esquinero por derecha, posición que no había jugado. Al principio del encuentro, Patrick Chung, quien es safety y juega cerca de la línea de golpeo, tomó el lugar de Rowe marcando al receptor interno, que por lo general fue Nelson Agholor. Doug Pederson aprovechó el regalo y fueron duro tras Rowe y tras Chung. A lo largo del encuentro hubo muchos ajustes. Vimos a Bademosi, a Jordan Richards y a Duron Harmon alternar puestos. En ocasiones llegué a ver a cuatro de los cinco safeties de Pats al mismo tiempo.

El inicio de temporada fue duro para la secundaria de los Patriotas. Les tomó cuatro partidos para entrar en ritmo. En esas primeras cuatro semanas hubo errores de comunicación que llevaron a muchos pases de touchdown largos. Eran la peor defensiva de pase de la liga, pero una vez que se conjuntaron fueron más que efectivos. En el Super Bowl sólo Devin McCourty jugó en su posición habitual. La defensiva secundaria jugó muy tentativamente, y Pederson y Foles fueron por la yugular.

Bill Belichick será criticado por décadas por dejar fuera a Butler y reajustar días antes del partido. Declaró que fueron varias razones por las que Butler no jugó, aludiendo que los jugadores y el plan de juego usado le daban la mejor oportunidad de ganar al equipo. Este no fue el caso. Fue notoria la tristeza de Butler durante el himno nacional. Por un lado, Belichick se adhirió a sus principios aun cuando expuso a su equipo ante una gran ofensiva y un excelente estratega como Pederson. Eso requiere agallas. Por otro lado, si la razón de la salida de Butler NO fue por violación de reglas o por indisciplina, cometió el error más grande de su carrera como entrenador.
Lleva ESPN a todos lados

Si quieres recibir la mejor información del mundo deportivo, descarga la App ahora. espn.com/app »

A diferencia de la temporada pasada cuando el futuro de los Pats era prometedor, la temporada 2018 empezará con muchas caras nuevas. En el momento de escribir esta nota no sabemos con certeza si Belichick regresa con Pats. Se habla que tiene una junta pendiente con Robert Kraft para limar asperezas. Sabemos que un coordinador y entrenadores de posición nuevos. Me pregunto qué haría Tom Brady si Belichick decide dejar la organización. Han sido 18 años de excelencia de esta franquicia, similares a los que tuvieron Cleveland en los 40s y 50s, San Francisco a finales de los 70s, en los 80s y parte de los 90s, y Dallas en los 70s, 80s y 90s.

La otra cara de la moneda indica un futuro brillante para Philadelphia. Durante la semana, en el partido, y en los reportes después del final, mencioné que veía a las Águilas como el posible sucesor de New England como la siguiente gran dinastía de la NFL. Cleveland fue dominante desde que llegaron Paul Brown y Otto Graham en 1946. Bill Walsh y Joe Montana arribaron en 1978 a San Francisco. Tom Landry y Roger Staubach no llegaron el mismo año, pero Jimmy Johnson y Troy Aikman sí. Belichick y Brady entraron a Pats en el 2000. Pederson y Wentz empezaron con Philadelphia en 2016. Es el común denominador, pero estamos en otra era. Philadelphia tiene problemas con el límite de nómina. Por el momento están en números rojos para 2018. Corren el riesgo de tener que desmantelar al equipo como lo hicieron Baltimore y Seattle. Howie Roseman, el gerente general, ha sido extraordinario armando el equipo desde que reemplazó a Chip Kelly tomando las decisiones de personal. Si maneja bien la cuestión de salarios y la nómina, habrá Águilas para rato.
Nick Foles demostró que todavía posee las cualidades para ser quarterback titular. Getty Images

Wentz será el titular a menos de que no se recupere de la rodilla lastimada. Foles, Doug Williams y Jeff Hostetler, ganaron el Super Bowl sin iniciar más de tres partidos de temporada regular. Al igual que Doug Williams, Foles fue nombrado el jugador más valioso (MVP) del Super Bowl.

Quarterbacks que son MVPs del Super Bowl no regresan a la banca.

Nick Foles es humilde y siempre pone al equipo antes de sus intereses personales. Aceptará la decisión de Roseman. Pederson, un eterno quarterback suplente, y Frank Reick uno de los mejores quarterbacks suplentes de la historia, valoran la importancia del reserva. La diferencia ahora es que Foles demostró que tiene con que para ser titular.

Esta es la última nota de la temporada. Agradezco la atención que me brindaron este año por este medio y durante las transmisiones de los partidos.

Hubo muchos momentos buenos y algunos no tanto, pero siempre con el interés de ser lo más objetivo e imparcial posible.
Comentar
Nick Foles sugirió el “Philly Special” en el Super Bowl LII
play

El mariscal de campo de los Eagles encabezó el tradicional desfile en Magic Kingdom. (0:37)
7 feb, 2018

Tim McManus

Facebook
Twitter
Facebook Messenger
Pinterest
Correo-e
Imprimir
Comentar

Una de las más grandes jugadas en la historia deportiva de Philadelphia, la “Philly Special”, fue pedida por el quarterback Nick Foles.

Los Philadelphia Eagles enfrentaban cuarta y gol desde la yarda 1 a finales del segundo periodo. Un video del programa “Inside the NFL” de Showtime muestra a Foles acercándose al head coach Doug Pederson en la lateral antes de la jugada, y preguntando, “¿Philly Philly?”. Pederson Lo miró de vuelta antes de finalmente responder, “Sí, hagámoslo”.
Nunca antes, un quarterback había anotado touchdown en recepción en un Super Bowl, hasta que llegó Nick Foles. Getty Images

Foles actuó como si estuviera ordenando un audible y el centro Jason Kelce envió el balón directamente al corredor novato Corey Clement, quien lo pasó al ala cerrada Trey Burton en una reversible. Foles salió en ruta de flat y Burton conectó con él en las diagonales, elevando la ventaja de los Eagles a 22-12 antes de la mitad.
Lleva ESPN a todos lados

Si quieres recibir la mejor información del mundo deportivo, descarga la App ahora. espn.com/app »

“Eso fue algo en lo que hemos estado trabajando, y Doug y yo hablábamos, fue como, ‘Vamos a ejecutarla’. Y fue un buen momento”, expresó Foles, quien fuera designado el Jugador Más Valioso del encuentro. “Y el ala estaba un poco más abierto de lo que pensaba, así que tuve que venderlo como si no estuviera haciendo nada. Y funcionó, Burton realizó un tremendo pase preciso; solamente lo seguí con la mirada. Trabajamos en ello por un tiempo [en la práctica], así que estaba emocionado por poder emplearlo en el Super Bowl”.

Tomaron la jugada de los Chicago Bears, quienes la habían ejecutado frente a los Minnesota Vikings a inicios de la campaña. De acuerdo al coordinador ofensivo Frank Reich, consideraron emplearla frente a Minnesota en el Juego de Campeonato de la NFC, pero no la necesitaron. Así que la guardaron para el partido en el escenario más grande, a petición de Foles.
Comentar
Falcons toman nota en Minneapolis para el Super Bowl LIII
6 feb, 2018

Vaughn McClure | ESPN.com

Facebook
Twitter
Facebook Messenger
Pinterest
Correo-e
Imprimir
Comentar

Ahora que los Philadelphia Eagles vencieron a los New England Patriots en el Super Bowl LII, podemos prestar atención al juego del próximo año en lo que, seguramente, será un ambiente más cálido.

Atlanta será la sede del Super Bowl LIII, lo que significa que el dueño de los Falcons, Arthur Blank, tiene la oportunidad de mostrarle al mundo el Mercedes-Benz Stadium de $1,5 billones, inmueble que abrió sus puertas el año pasado y recibió favorables críticas fuera de algunos problemas con el techo retractil.

Miembros del comité organizador de Atlanta estuvieron en Minneapolis para tomar notas del Super Bowl de este año para tener una mejor idea de cómo prepararse. La organización de los Falcons mandó a 25 personas para ayudar a adelantar la estrategia.
En Atlanta aseguran que la cercanía de los puntos de interés en el centro de la ciudad, así como la arquitectura del estadio, harán del Super Bowl LIII una experiencia formidable para los visitantes. Getty Images/Don Juan Moore

“Tuvimos un contingente grande en Minneapolis para revisar todo y ver qué nos gustaba, lo que no, lo que podríamos cambiar, lo que podríamos hacer mejor”, dijo Blank en charla telefónica en días pasados. “Nuestro ambiente es un poco diferente porque las cosas están más cercas las unas de las otras. Esa es una de las razones por la que nuestro estadio ha tenido éxito: estamos a media milla de más de 10,000 cuartos de hotel. Se tiene el Centro de Congresos Mundial de Georgia justo ahí, así que tienes todas estas cosas que le facilitan la vida a los aficionados, a la prensa y a todos”, agregó el propietario.

Directivos del comité organizador aseguran que el techo no será problema la próxima temporada. Otra preocupación que ha surgido es la congestión dentro del estadio y la facilidad para que los aficionados salgan del mismo luego de los partidos. Blank confirmó que existe un plan para añadir dos puertas a las ya existentes.

“Hay un par de puertas más que se van a instalar en puntos de mucha afluencia. Es algo que ya están arreglando”, indicó Blank. “No sé exactamente cuándo lo terminarñan, pero sé que ya se están ocupando de eso. Cualquier problema que afecte el camino de la gente, lo tenemos que arreglar y modificar”.

El Mercedes-Benz Stadium, construido en un periodo de 39 meses, tiene 71,000 asientos, pero su aforo puede aumentar a 75,000. Hay 24 bares y restaurantes y 673 concesiones puntos de venta. El inmueble mantendrá el programa “Fan First Menu Pricing” para el Super Bowl LIII con productos a un precio de $2 como hot dogs y refrescos y de $3 como nachos y rebanadas de pizza.

Blank espera que sus Falcons estén en la pelea por el título de la NFL el próximo año. Ningún equipo ha jugado el Super Bowl en su propio estadio.
Lleva ESPN a todos lados

Si quieres recibir la mejor información del mundo deportivo, descarga la App ahora. espn.com/app »

“Ser el primer equipo en ser sede y jugar el Super Bowl, sería, creo, algo increíblemente especial y único”, indicó Blank. “Sería un gran honor y habiendo dicho eso, tenemos que dar muchos pasos entre ahora y que eso suceda”.

Atlanta ganó el derecho a organizar el Super Bowl de 2019 en mayo de 2016. El del año siguiente será el primer Super Bowl celebrado en Atlanta desde el 30 de enero del 2000, cuando los entonces St. Louis Rams vencieron a los Tennessee Titans 23-16 en la edición XXXIV.

Una helada golpeó a la ciudad la semana previa a ese juego, el cual se disputó bajo el domo del ahora demolido Georgia Dome. Blank dijo que otro dueño de equipo expresó su preocupación porque otra helada azote a Atlanta y señaló que le respondió que fue “una cosa de esas que pasan una vez cada 100 años” y que era improbable que ocurriera otra vez.
Comentar
10 valientes predicciones para la próxima temporada de la NFL
Getty Images
5 feb, 2018

Sebastián Martínez Christensen

Facebook
Twitter
Facebook Messenger
Pinterest
Correo-e
Imprimir
Comentar

MINNEAPOLIS, Minn. — Siempre que terminar un Super Bowl tenemos una sensación agridulce porque después de disfrutar del juego decisivo, sabemos que tendremos que esperar unos largos seis meses para volver a disfrutar de una nueva temporada.

Por esa razón, agarramos nuestra bola de cristal y ya empezamos con las predicciones tempraneras de cara al 2018:

1) Los que quieran retirar a Brady se equivocarán otra vez

Todos los años parece que hacemos la misma danza, y nos preguntamos cuándo se va a retirar Tom Brady. Después de todo, tiene 40 años y en algún momento deberá comenzar la curva del descenso. No obstante, 2018 no es el momento.

El Super Bowl LII fue la clara muestra de cómo los números a veces cuentan una historia incompleta; Brady jugó uno de los mejores partidos de la historia, y perdió.

El fútbol americano es un deporte de equipo, y Brady acaba de ganar su tercer MVP y mostró estar más vigente que nunca. Él dijo que quiere jugar hasta los 45, y si sigue jugando de esta manera, no creo que los New England Patriots tengan problemas con que juegue hasta los 50.

El mariscal de los Patriots ya anunció que estará de regreso la próxima temporada.

2) Kirk Cousins va estar detrás del centro para los Denver Broncos

Con el arribo de Alex Smith, la puerta se abrió para que salga Kirk Cousins Getty Images

En las últimas horas, han surgido rumores acerca de que los Redskins podrían potencialmente etiquetar a Cousins una vez más como jugador franquicia para cambiarlo, pero eso no va a suceder.

Washington estaría corriendo demasiados riesgos, dado que Cousins estaría enojado si eso sucede, y puede estirar el cambio y mientras tanto esos 34 millones de dólares contarán contra el tope de los Redskins, o decirles a los equipos que no firmará con ellos a largo plazo para bajar su valor.

Si las cosas se dan como pienso, Cousins sabe que será un hombre millonario de una manera u otra, y seguramente podrá elegir equipo dado que la diferencia entre contratos ofrecidos no será mucha. Si ese es el caso, los Broncos son un equipo que podría estar a un Cousins de volver a ser relevantes.

3) Miami Dolphins no igualarán oferta por Jarvis Landry, y se arrepentirán

La situación entre los Dolphins y Jarvis Landry está tensa hace un rato ya. Seguramente Miami termine etiquetando como jugador de transición a Landry. Esencialmente cualquier equipo puede hacerle una oferta a Landry y luego los Dolphins tendrán la posibilidad de igualar la oferta por siete días.

Miami piensa que Landry vale cerca de $11 millones por temporada, Landry quiere $14 por año. Dado su talento y su comienzo de carrera, no me quedan dudas de que alguien le va a ofrecer el dinero que quiere. En ese caso, no veo a los Dolphins igualando la oferta, y pese a que recibirían un pick compensatorio, creo que terminaría siendo un error.

4) Será la última temporada de Ben Roethlisberger en la NFL
Una de los posibles desenlaces de la temporada de 2018 podría ser el retiro del quarterback de los Steelers, Ben Roethlisberger. Kevin C. Cox/Getty Images

Ya desde la pasada temporada baja que ‘Big Ben’ está coqueteando como el retiro. Incluso en plena campaña se preguntó ante los medios “si todavía tengo el deseo de ganar”.

Cuando un atleta profesional abre esa puerta, es difícil cerrarla. Realmente creo que Roethlisberger, quien levantó su nivel considerablemente en la segunda mitad de temporada, anunció que seguirá jugando porque sabe que tiene un potencial candidato en los Steelers. Pero aunque gane o Pittsburgh se termine quedando corto de la gloria en 2018, creo que será la última temporada de Big Ben.

A Pittsburgh le conviene empezar a trabajar en su sucesor porque están medio quedados en ese aspecto.

5) Los Raiders volverán a estar en la postemporada

La última vez que Jon Gruden tomó las riendas de los Raiders, heredó una defensiva que estaba ranqueada 29 de 30. Y si bien en aquel entonces no llevó a Oakland a los playoffs en su primer año, creo que esta próxima temporada será diferente.

A diferencia de aquel primer paso por los Raiders, en la cual Jeff George no funcionó hasta encontrar a Rich Gannon, Gruden tiene a su mariscal.

Pese a que no jugó bien este pasado año, soy un fiel creyente en Derek Carr. Con un par de buenas selecciones defensivas en el draft, los Raiders volverán a los playoffs en 2018.

6) Los Giants tendrán el mejor diferencial de victorias-derrotas con respecto a 2017

Shurmur (centro), de corte ofensivo, tiene la encomienda de regresar a los Giants a playoffs AP Photo

No es un secreto que los Giants fueron probablemente la mayor decepción de la pasada temporada. La defensiva, sobre todas las cosas, es una unidad que venía de tener una campaña fenomenal y brilló por su ausencia concentrándose más en sus novelas con Eli Apple, que en recuperar su nivel.

Es cierto que hay cierta controversia en la posición de mariscal, dado que no sabemos qué va a suceder con Eli Manning, pero los Giants son un muy buen equipo y ganarán bastante más partidos de los tres que ganaron en 2017.

7) Patrick Mahomes lanzará para más de 3000 yardas

Los Chiefs estaban listos para dar vuelta la página con Alex Smith. No tanto por el nivel de Smith, por el cual sabían obtendrían buena recompensa, sino más bien por lo ilusionados que están con Patrick Mahomes.
Lleva ESPN a todos lados

Si quieres recibir la mejor información del mundo deportivo, descarga la App ahora. espn.com/app »

Es un pistolero que ha sido comparado con Brett Favre por su brazo, y si bien no creo que tenga una carrera como el miembro del Salón de la Fama, sí creo que veremos fuegos artificiales en Kansas City.

Mahomes no tiene miedo a tomar riesgos, a veces comete errores, y regalará muchas emociones y yardas a los fanáticos de los Chiefs esta temporada.

8) Los Cleveland Browns ganarán más de tres juegos en 2018

Entiendo que estoy corriendo el riesgo de caer en las garras de los Browns. Digo esto porque siempre parecen ser competitivos hasta que cometen errores que sólo Cleveland parece poder cometer.

Tienen la primera y la cuarta selección del draft, con las cuales seguramente elijan un mariscal.

Tener un novato en los controles probablemente signifique que van a tener que vivir con algunos errores que vienen con el territorio, pero a mi juicio ese plantel tiene talento y el bloqueo es más que nada mental.

Si ganan un partido rápido, sabrán dar vuelta la página, y sorprenderán a más de uno.

9) Deshaun Watson tendrá una mejor temporada que Carson Wentz

Deshaun Watson y Carson Wentz están llamados a ser los nuevos rostros de la NFL Getty Images

No necesariamente esto significa que soy un mayor aficionado de Watson que de Wentz.

Pero por el momento en el cual los dos mariscales sufrieron sus respectivas lesiones de rodilla, sí estoy en condiciones de decir que tengo la certeza de que Watson estará listo para los Texans en el comienzo de la temporada.

No puedo decir lo mismo de Wentz — ojalá que sí — y los Eagles por eso quizás demorarán su decisión acerca de Nick Foles. Los dos son tremendos jóvenes mariscales que tienen un futuro gigante en la NFL, aunque Watson le lleva ventaja a Wentz en su recuperación, y no hay que olvidarse que Watson promedió 34 puntos por partido con los Texans.

10) Los Angeles Rams volverán a ganar la NFC Oeste

Si los premios de fin de año fueron un indicativo acerca del futuro de los Rams, creo que la gente está sonriendo en Los Angeles.

Sean McVay ganó el premio al Entrenador del Año, Aaron Donald ganó el premio al Jugador Defensivo del Año y Todd Gurley hizo lo propio con el premio al Jugador Ofensivo del Año. Honestamente no creo que haya sido cosa de un año lo de Rams, sobre todo porque creo que han encontrado al líder del barco en McVay. Si a eso le sumamos que los 49ers todavía tienen que sumar algunas piezas, que los Seahawks están en una especie de transición y que los Cardinals hoy no tienen mariscal, yo le pondría unas fichitas a los Rams para el año entrante.
Comentar
Steelers comparan las recepciones de Zach Ertz y Jesse James
6 feb, 2018

Jeremy Fowler

Facebook
Twitter
Facebook Messenger
Pinterest
Correo-e
Imprimir
Comentar

PITTSBURGH — Algunos jugadores de los Pittsburgh Steelers recurrieron a las redes sociales luego del touchdown de la ventaja anotado por el ala cerrada de los Philadelphia Eagles, Zach Ertz, con 2:21 por jugar en el Super Bowl LII.
JuxtaposeJS

Y se preguntaron lo mismo: ¿Por qué Ertz consiguió un touchdown y Jesse James no?

“¿Esa es una recepción?”, escribió Ryan Shazier en su cuenta de Twitter. “¿Entonces qué fue la recepción la recepción de Jesse James?”.

Selecciones Editoriales

Eagles ganan el primer Super Bowl de su historia ante Patriots

“Es una locura porque eso es lo mismo que hizo Jesse y se marcó incompleto”, refirió Le’Veon Bell en la red social. “Supongo que ya no sé más qué es una recepción”.

Los Steelers podrían haber encontrado el camino hacia el Super Bowl si James hubiese completado el proceso de recepción para anotar un touchdown en los segundos finales del partido de Pittsburgh en la Semana 15 contra los New England Patriots que al final determinó la ventaja de la localía y el sembrado N° 1 en la AFC. Los oficiales anularon el touchdown de James porque el balón no estaba asegurado mientras se estiraba hacia la línea de gol.
Lleva ESPN a todos lados

Si quieres recibir la mejor información del mundo deportivo, descarga la App ahora. espn.com/app »

Ertz, también, perdió el control del balón una vez que cayó al suelo, aunque hubo una diferencia fundamental en la jugada en comparación a la de James: Ertz dio tres pasos antes de caer al suelo, convirtiéndose en corredor.

Algunos miembros de los Steelers podrían argumentar que James también podría haber sido corredor porque tuvo posesión clara del balón y estaba haciendo un movimiento de fútbol americano. Los Steelers sentían que no había evidencia indiscutible para revertir la llamada en el campo. Sin embargo, la esencia de la regla de sobrevivir al suelo se rompió.
Super Bowl LII

No te pierdas la mejor cobertura del Super Bowl LII entre los Philadelphia Eagles y New England Patriots a través de ESPN Digital. Leer

Quizás el entrenador en jefe de los Steelers, Mike Tomlin, y el resto del comité de competencia pueden generar claridad en la regla de recepción en las reuniones de propietarios en marzo. Por ahora, deben lidiar con que el Trofeo Lombardi está en casa a cerca de 300 millas al otro lado de Pennsylvania.

El único consuelo para Pittsburgh, que fue eliminado por los Jacksonville Jaguars en la Ronda Divisional es que los Steelers siguen siendo la única franquicia con seis títulos de Super Bowl. New England se quedó con cinco.
Comentar
Al final del día, la defensa de los Patriots abandonó a Tom Brady en el Super Bowl
play

Carlos Nava comenta los detalles de cómo Philadelphia consigue desarrollar su juego y terminar como los campeones del Super Bowl LII. (1:13)
5 feb, 2018

Carlos A. Nava | ESPN Digital

Facebook
Twitter
Facebook Messenger
Pinterest
Correo-e
Imprimir
Comentar

MINNEAPOLIS — Los Philadelphia Eagles celebraron su triunfo de Super Bowl como pocos equipos han hecho.

Mucho tuvo que ver que es el primer campeonato de su historia. Más aún, que vencieron a un equipo que abrió las apuestas como favorito por seis puntos; un conjunto con el quarterback más legendario y con aura de invencibilidad.

Pero sobre todo, los Eagles vencieron a unos New England Patriots con una de las peores defensivas que ha llegado al Super Bowl y que al final de la noche se comportó como tal. De hecho, si la defensiva de New England, la 29 peor en yardas permitidas de la NFL hubiera jugado poco mejor, es probable que hoy estarían festejando su sexto campeonato en la era Bill Belichick-Tom Brady.
El quarterback de los Patriots, Tom Brady, reacciona tras perder un balón suelto en los últimos minutos del Super Bowl LII ante los Philadelphia. A pesar de haber lanzado para 505 yardas, Brady no pudo cargar a su equipo a la victoria. Patrick Smith/Getty Images

“Tom merecía algo mejor de nuestra parte”, consideró el linebacker Kyle Van Noy. “Jugamos uno de los peores partidos que recuerde. Debimos hacer todo diferente. Fallamos en aspectos demasiados fundamentales. Hay que darles crédito (a los Eagles). Pero jugamos muy mal”.

Los Patriots llegaron al juego grande con la segunda peor defensiva en la historia del Super Bowl, como sucedió en el 2011. En ambas ocasiones perdieron.

“Si no puedes detener a tu rival, ni siquiera Tom Brady puede salvarte”, agregó Van Noy.

Los Eagles tampoco detuvieron a nadie, pero como señaló el quarterback Nick Foles, pudieron hacer algunas jugadas más que los Patriots a la ofensiva. La ofensiva de los Patriots era la mejor de la NFL comparada con la vigésimo novena defensiva.

Selecciones Editoriales

CB Butler: Los Patriots dejaron de confiar en mí

El esquinero aseguró a ESPN no tener idea de por qué no fue usado en la defensiva en el Super Bowl LII, pero el coach de los Patriots, Bill Belichick, aseguró que no se trató de ninguna medida disciplinaria.
Patriots -y toda la AFC Este- tiemblan al disputar el Super Bowl ante la NFC Este

La victoria de los Eagles en la edición LII sobre los Patriots dejó de manifiesto el dominio de su división sobre su contraparte en la AFC en el Super Bowl.
La defensiva termina por hundir a Patriots

Aunque mejoró, la unidad dirigida por Matt Patricia no fue capaz de contener al ataque de los Eagles en el Super Bowl y mostró el pobre nivel con el que inició la temporada.

Liderados por Foles, los Eagles acumularon 538 yardas en total, anotaron en ocho de las 10 veces que tuvieron el balón rumbo al triunfo por 41-33.

“Nadie podrá quejarse de que Tom no nos puso en posición de ganar”, coincidió el esquinero Stephon Gilmore. “Jugó increíble, simplemente nosotros no hicimos el resto del trabajo”.

A sus 40 años, Brady sumó 505 yardas y tres anotaciones contra la cuarta mejor defensiva de la temporada regular, con una línea agresiva y una secundaria que fue barrida en el Super Bowl.

“Se trataba sólo de hacer una parada más”, dijo el profundo de los Eagles Malcom Jenkins. “No fue el partido más limpio, pero pudimos hacer la jugada necesaria. Aquí simplemente se trataba de ganar el campeonato”.

El ala defensiva Brandon Graham capturó y forzó balón suelto de Brady con 2:09 por jugarse para asegurar el triunfo y el título de Philadelphia, cuando todos en el estadio esperaban que el quarterback más exitoso de la historia encabezara otra remontada, como hizo en los cinco campeonato de Super Bowl que tiene en su currículum.

“Fue una jugada espectacular”, dijo Brady, minutos después del partido. “Quizá debí moverme más rápido o soltar el pase antes. Muchas cosas te pasan por la cabeza en este momento, aunque ya nada cambian. Hicieron el trabajo suficiente para ganar el partido”.

La defensiva de los Patriots fue la 30 en la clasificación contra el pase e hizo lucir el domingo por la noche al quarterbacks suplente de Filadelfia como si fuera Brady. Tampoco ayudó que uno de los mejores esquineros de los Patriots, quien les dio un campeonato hace tres años, fue dejado en la banca por misteriosas razones, que el mundo tardará en enterarse y entender mucho tiempo.

No participó en una sola jugada; ni siquiera pisó el campo aunque sea equipos especiales.

“Es decisión de los entrenadores”, dijo Belichick al medio tiempo. “Pensamos que así como estamos jugando tenemos la mejor oportunidad de ganar”.

Foles completó 28 de 43 pases para 373 yardas, tres touchdowns y una intercepción. Su ofensiva concretó 10 de 16 intentos en tercera oportunidad, incluyendo cinco de ocho en la primera mitad.

El coordinador defensivo de New England, Matt Patricia, se va del equipo para convertirse en entrenador en jefe, después de que nunca encontró la manera de competir contra los Eagles y su brillante estratega Doug Pederson.

“Los muchachos ejecutaron bien el plan”, dijo Pederson sobre su ofensiva. “Se puede pedir poco más. Este equipo es especial y lo mostraron. Trabajaron fuerte y este es el premio.

Para los Patriots, era imposible pensar que podrían sobrevivir sin presión a Foles, combinado con una secundaria que permitió tres pases completos de más de 30 yardas y que al final aceptó 41 puntos. Ni Brady pudo salvarlos esta vez.
Lleva ESPN a todos lados

Si quieres recibir la mejor información del mundo deportivo, descarga la App ahora. espn.com/app »

Eagles logró en su obra maestra ofensiva 164 yardas por carrera y jugadas de 55, 36, 34, 26, 24, 22 y 21 yardas. Ni por enterados se dieron los Patriots de las jugadas de engaño que pensaba ejecutar Philadelphia, como pase al propio quarterback por parte de un ala cerrada en cuarto down, como intentó hacer antes, de manera fracasada, Brady a envío de Danny Amendola.

“Se llama Philly Special”, dijo el entrenador sobre la jugada sorpresa. Y así de especial será recordado este equipo, en el que nadie creyó por diversas razones desde que comenzó la temporada. Ahora creo que ya no seremos los desfavorecidos en buen tiempo”, añadió. “Saben que podemos competir”.

Philadelphia estará de fiesta por buen tiempo, antes de que deban tomar la decisión sobre Foles, quien portará con orgullo su anillo de campeón y mostrará su trofeo de Jugador Más Valioso del Super Bowl, cuando varios equipos se acerquen a los Eagles para preguntar su valor.

“Ahora mismo, sólo pienso en festejar”, afirmó Foles. “Es tiempo para ir a celebrar a Disney”.
Comentar
Eagles dejan huella en el triunfo ante los Patriots
play

En Nación ESPN hacen un resumen de lo más destacado del Super Bowl LII. (1:32)
6 feb, 2018
Sospechoso de provocar la muerte de Edwin Jackson está en EEUU ilegalmente
4 feb, 2018

Mike Wells

Facebook
Twitter
Facebook Messenger
Pinterest
Correo-e
Imprimir
Comentar

INDIANAPOLIS.- El sospechoso de manejar ebrio, atropellar y matar a Edwin Jackson, apoyador de los Indianapolis Colts, estaba viviendo ilegalmente en Estados Unidos, así lo informó el lunes la Policía del Estado de Indiana.

El chofer del camión que arrolló a Jackson y al chofer de Uber Jeffrey Monroe utilizaba el alias de “Alex Cabrera-Gonsales”, dijo la policía en su informe. El verdadero nombre de Gonsales es Manuel Orrego-Savala es ciudadano de Guatemala y había sido deportado en 2007 y 2009.

Monroe y Jackson estaban parados en el acotamiento de la carretera Interestatal 70, cuando fueron golpeados por el vehículo de Orrego-Savala en la mañana del domingo.

El conductor que se encontraba intoxicado y sin licencia trató de huir a pie de la escena del accidente cuando fue detenido.
Comentar
Conoce cuáles son las marcas que cayeron en el Super Bowl LII
5 feb, 2018

ESPN Digital

Facebook
Twitter
Facebook Messenger
Pinterest
Correo-e
Imprimir
Comentar

El esperado duelo entre los Philadelphia Eagles y New England Patriots tuvo algunas marcas que fueron igualadas o superadas.

Algunos fueron récords de franquicia y otros incluso fueron marcas en el Super Bowl, aunque no todas positivas.
Alshon Jeffery atrapó un pase de touchdown de 34 yardas en el primer cuarto contra los New England Patriots. Getty Images

Los Eagles ganaron el partido 41-33, los 74 puntos anotados son la segunda mayor cantidad en la historia del Super Bowl, uno menos que el triunfo de los San Francisco 49ers sobre los San Diego Chargers, 49-26, en el Super Bowl XXIX y New England se convirtió en el equipo perdedor del Super Bowl que más puntos anota en el partido, superando a los 49ers (SB XLVII) y Dallas Cowboys (XIII) que anotaron 31 puntos cada uno.

Las 1,151 yardas totales son la mayor cantidad en un partido en toda la historia de la NFL, temporada regular y playoffs, las 874 yardas aéreas combinadas fueron la mayor cantidad en un partido de playoffs en la historia, las 505 yardas aéreas del mariscal de campo Tom Brady fueron la mayor cantidad lanzadas en la historia en un partido de playoffs.

También, sólo hubo una captura, de Trey Burton que provocó un balón suelto de Brady, empatando con la menor cantidad en la historia del Super Bowl.

Por otra parte, el mariscal de campo Nick Foles se conectó con el receptor abierto Alshon Jeffery con 2:03 por jugar en el primer cuarto en una jugada de 34 yardas.
Lleva ESPN a todos lados

Si quieres recibir la mejor información del mundo deportivo, descarga la App ahora. espn.com/app »

Este fue el pase de anotación más largo en la historia de los Eagles en el Super Bowl.

También fue el tercer pase de touchdown más largo permitido por los Patriots en un Super Bowl en la era de Brady y el entrenador en jefe Bill Belichick.

Los pateadores también escribieron sus nombres en los libros de historia del Super Bowl.
Super Bowl LII

No te pierdas la mejor cobertura del Super Bowl LII entre los Philadelphia Eagles y New England Patriots a través de ESPN Digital. Leer

Tras el touchdown de Jeffery, Jake Elliott falló el punto extra posterior, convirtiéndose en el primer pateador en fallar un punto extra desde Mike Cofer de los San Francisco 49ers en el Super Bowl XXIV tras la temporada de 1989.

Minutos más tarde, Stephen Gostkowski falló un intento de gol de campo de 26 yardas, el más corto desde que Morten Anderson falló de la misma distancia en el Super Bowl XXXIII.

Gostkowski también falló un punto extra, convirtiendo el Super Bowl LII en el primero en la historia en que ambos equipos fallan patadas de punto extra.

El corredor de New England, James White, anotó su cuarto touchdown en un Super Bowl, empatado con la tercera mayor cantidad de todos los tiempos, detrás de Jerry Rice (ocho) y Emmitt Smith (cinco).

White está empatado con Roger Craig, John Elway, Franco Harris y Thurman Thomas.
Nick Foles se convirtió en el primer jugador en la historia del Super Bowl con un pase y una recepción de touchdown. AP Photo

Por su parte, Foles hizo historia al convertirse en el primer mariscal de campo de la historia en lanzar y atrapar al menos un pase de touchdown en un Super Bowl.

Foles atrapó un pase del ala cerrada Trey Burton con 38 segundos por jugar en la primera mitad. Burton jugó a nivel colegial en Florida, donde completó 11 de 17 pases para 103 yardas, pero nunca lanzó un pase de anotación.

En cuanto a marcas conjuntas, es la primera vez en la historia que ambos pasadores lanzan para 200 yardas o más en la primera mitad de un Super Bowl y las 673 yardas combinadas de Eagles y Patriots en la primera mitad son la segunda mayor cantidad, detrás de las 687 que tuvieron los Denver Broncos y Washington Redskins (Super Bowl XXII.

Como referencia, el duelo de Eagles y Patriots en el Super Bowl XXXIX tuvo 700 yardas combinadas totales.

Las 276 yardas que lanzó Tom Brady en la primera mitad son la tercera mayor cantidad en la historia del partido detrás de Doug Williams (306 en el Super Bowl XXII) y Kurt Warner (277 en el Super Bowl XXXIV).

En la segunda mitad, Brady se conectó con Rob Gronkowski dos veces para touchdown, empatando a Joe Montana y Rice (12) como la pareja de mariscal-receptor con más touchdowns en la historia de la postemporada.

Brady se convirtió en el primer mariscal de campo en la historia del Super Bowl que supera las 400 yardas aéreas antes del último cuarto y es el primero que supera esa marca en dos ocasiones.

Danny Amendola y Chris Hogan se convirtieron en la séptima pareja de receptores de un mismo equipo que superan la barrera de las 100 yardas recibidas en un mismo Super Bowl.

La recepción de touchdown de 26 yardas de Hogan fue la que elevó a Brady a 404 yardas lanzadas en el partido.

Brady y Foles se convirtieron en la primera pareja de mariscales de rivales en lanzar para al menos 300 yardas en el Super Bowl, uniéndose al mismo Brady-Jake Delhomme en el Super Bowl XXXVIII y Montana-Dan Marino en el Super Bowl XIX.

Desafortunadamente para Brady, quien terminó con 505 yardas aéreas, es el primer mariscal de campo de la historia que pierde un partido tras superas las 500 yardas aéreas, lanzar tres pases de touchdown sin intercepciones en un partido de temporada regular o playoffs.

Los Eagles terminaron con 163 yardas después del contacto, la mayor cantidad para un equipo en la historia del Super Bowl.

Finalmente, Corey Clement se unió a Torry Holt (Super Bowl XXXIV) como los únicos novatos en sumar 100 yardas recibidas y una recepción de touchdown en la historia del Super Bowl. Clement es el primer novato no reclutado en el draft en conseguirlo.

Con el triunfo de Philadelphia, LeGarrette Blount y Chris Long se convirtieron en los primeros jugadores en la historia en ganar el Super Bowl en temporadas consecutivas enfrentando a su ex equipo, luego de consagrarse campeones del 2017 con los Patriots.

Información de ESPN Stats & Information fue utilizada en la redacción de esta nota.
Comentar
Los ecos de la victoria de los Eagles
play

No te pierdas a los fanáticos de Philadelphia festejando y las opiniones sobre cuál fue la jugada clave que dio el triunfo al Super Bowl. (1:31)
5 feb, 2018
Tom Brady obtiene su tercer premio como Jugador Más Valioso de la NFL
AP
4 feb, 2018

Servicios ESPN.com

Facebook
Twitter
Facebook Messenger
Pinterest
Correo-e
Imprimir
Comentar

Tom Brady fue nombrado como el Jugador Más Valioso de la temporada 2017 en la entrega de premios NFL Honors en Minnesota previo a que dispute el octavo Super Bowl de su carerra. Es la tercera ocasión que consigue esta distinción en su carrera: 2007, 2010 y 2017.

El mariscal de campo de los New England Patriots completó el 66.3 por ciento de los pases que lanzó en la temporada regular para 4,577 yardas y 32 anotaciones y sólo fue interceptado en ocho ocasiones.

En el 2007 tuvo su mejor porcentaje de pases completos con 68.9 para 4,806 yardas y 50 touchdowns. Aquella temporada terminaron 16-0 y llegaron al Super Bowl, donde cayeron 17-14 ante los New York Giants.

Para el 2010 ganó 14 partidos y perdió en par de ocasiones con 65.9 por ciento de pases completos y 36 touchdowns en la campaña. Los Pats clasificaron a playoffs y en el juego divisional perdieron 28-21 ante los New York Jets.

Brady buscará su sexto anillo con New England en el SuperBowl LII contra los Philadelphia Eagles en el US Bank Stadium.

Desde 1999 no ha habido un jugador que logre ganar el premio al JMV y consagrarse campeón del Super Bowl en el mismo año. El último que lo consiguió fue Kurt Warner con los St. Louis Rams.

Brady buscará ser el decimoprimer jugador en la historia con esta gesta y unirse a otros como Bart Starr, Terry Bradshaw, Lawrence Taylor, Joe Montana, Emmitt Smith y Steve Young.

El receptor Julian Edelman, quien sufrió un desgarre en el ligamento cruzado durante la pretemporada, fue el encargado de recibir el galardón dado que el egresado de Michigan no pudo asistir a la gala por su participación en el Super Bowl.
Comentar
¿Hay una maldición para Jugadores Más Valiosos en el Super Bowl?
play

Los expertos de NFL Live discuten cuál será el factor que marcará la diferencia entre ambos quarterbacks. (1:55)
3 feb, 2018

Erick Cervantes

Facebook
Twitter
Facebook Messenger
Pinterest
Correo-e
Imprimir
Comentar

MÉXICO — Cada año la NFL reconoce lo mejor de la temporada otorgando premios individuales, el más codiciado de todos –sin duda– es del Jugador Más Valioso.
Lleva ESPN a todos lados

Si quieres recibir la mejor información del mundo deportivo, descarga la App ahora. espn.com/app »

Sin embargo, desde 1999 no ha habido un jugador que logre ganar el premio al JMV y consagrarse campeón del Super Bowl en el mismo año, de hecho, la cantidad de jugadores que recibieron el premio y perdieron el partido que define al campeón de la NFL esa temporada es, por decir lo menos, escandalosa.

Si bien la historia parecía augurar un largo matrimonio entre Jugadores Más Valiosos y campeones del Super Bowl cuando Bart Starr consiguió la hazaña en 1966, cuando el partido fue conocido como AFL-NFL World Championship Game antes de recibir el nombre de Super Bowl I de manera retroactiva, sólo 10 jugadores en total pudieron seguir sus pasos.
Desde 1999 el ganador del Premio al Jugador Más Valioso no ha ganado el Super Bowl en la misma temporada. AP Photo

Además de Starr, la lista incluye a Terry Bradshaw, Mark Moseley, Lawrence Taylor, Joe Montana, Emmitt Smith, Steve Young, Brett Favre, Terrell Davis y Kurt Warner.
Jugadores que han ganado el premio al JMV y el Super Bowl el mismo año
Posición Jugador Equipo Año de MVP Super Bowl que ganó
QB Bart Starr Packers 1966 Super Bowl I
QB Terry Bradshaw Steelers 1978 Super Bowl XIII
K Mark Moseley Redskins 1982 Super Bowl XVII
LB Lawrence Taylor Giants 1986 Super Bowl XXI
QB Joe Montana 49ers 1989 Super Bowl XXIV
RB Emmitt Smith Cowboys 1993 Super Bowl XXVIII
QB Steve Young 49ers 1994 Super Bowl XXIX
QB Brett Favre Packers 1996 Super Bowl XXXI
RB Terrell Davis Broncos 1998 Super Bowl XXXIIII
QB Kurt Warner Rams 1999 Super Bowl XXXIV

Existe la creencia que hay una maldición alrededor del premio para los mariscales de campo con 14 de ellos ganando el JMV y perdiendo el Super Bowl el mismo año.
Super Bowl LII

No te pierdas la mejor cobertura del Super Bowl LII entre los Philadelphia Eagles y New England Patriots a través de ESPN Digital. Leer

De hecho, los últimos tres pasadores que ganaron el premio al Jugador Más Valioso y llegaron al Super Bowl, perdieron el partido.

En el 2013, Peyton Manning se llevó el galardón y llegó al Super Bowl XLVIII con los Denver Broncos sólo para ser apaleado 43-8 por los Seattle Seahawks; en el 2015 fue el turno de Cam Newton, quien cayó 24-10 en el Super Bowl 50 ante los Broncos de Manning y la temporada pasada Matt Ryan fue superado 34-28 por los New England Patriots en el Super Bowl LI.
Jugadores que han ganado el JMV y pierden el Super Bowl el mismo año
Posición Jugador Equipo Año de MVP Super Bowl que perdió
QB Earl Morrall Baltimore Colts 1968 III
RB Larry Brown Washington Redskins 1972 VII
QB Ken Anderson Cincinnati Bengals 1981 XVI
QB Joe Theismann Washington Redskins 1983 XVIII
QB Dan Marino Miami Dolphins 1984 XIX
QB John Elway Denver Broncos 1987 XXII
QB Boomer Esiason Cincinnati Bengals 1988 XXIII
RB Thurman Thomas Buffalo Bills 1991 XXVI
QB Brett Favre * Green Bay Packers 1997 XXXII
QB Kurt Warner St. Louis Rams 2001 XXXVI
QB Rich Gannon Oakland Raiders 2002 XXXVII
RB Shaun Alexander Seattle Seahawks 2005 XL
QB Tom Brady New England Patriots 2007 XLII
QB Peyton Manning Indianapolis Colts 2009 XLIV
QB Peyton Manning Denver Broncos 2013 XLVIII
QB Cam Newton Carolina Panthers 2015 50
QB Matt Ryan Atlanta Falcons 2016 LI
* Compartido con Barry Sanders

La racha comenzó en 1968 con Earl Morrall, de los Baltimore Colts, quien cayó en el Super Bowl III ante los New York Jets. Ken Anderson (Cincinnati Bengals, 1981), Joe Theismann (Washington Redskins, 1983), Dan Marino (Miami Dolphins, 1984), John Elway (Broncos, 1987), Favre (Packers, 1997), Warner (St. Louis Rams, 2001), Tom Brady (New England Patriots, 2007) y Manning (Indianapolis Colts, 2009, y Broncos, 2013), son algunos de los nombres más destacados.

Selecciones Editoriales

Aparente empleado de Patriots tendría discurso de MVP de Tom Brady

Durante las sesiones de New England con la prensa, una persona fue vista con un borrador del documento con el que el pasador aceptaría el premio.

Entre los candidatos al Jugador Más Valioso este año figuran Brady (4,577 yardas y 32 touchdowns); el corredor de los Rams, Todd Gurley (1,305 yardas terrestres y 13 touchdowns, 64 recepciones para 788 yardas y seis anotaciones); el receptor abierto de los Pittsburgh Steelers, Antonio Brown (101 recepciones para 1,533 yardas y nueve touchdowns); y el mariscal de campo lesionado de los Philadelphia Eagles, Carson Wentz (3,296 yardas y 33 touchdowns).

De ellos, Brady, quien buscará el domingo su sexto Trofeo Lombardi frente a los Eagles, es el que llega como amplio favorito y podría tener la última palabra para romper la sequía de triunfos de los Jugadores Más Valiosos en el Super Bowl.

Después de todo, las marcas así como las malas rachas están para romperse.
Comentar

Deja un comentario

Your email address will not be published.