Con el cambio de Tyrod Taylor, los Bills empiezan de cero

Con el cambio de Tyrod Taylor, los Bills empiezan de cero

LeSean McCoy y Tyrod Taylor

Getty Images

Después de romper con un maleficio de 17 años sin postemporada, los Buffalo Bills dan un giro de 180 grados para la próxima temporada de la NFL.

Estados Unidos Actualizado: 10 marzo 2018 13:20h EST

Tyrod Taylor tal vez nunca iba a ser el quarterback que le entregara a los Buffalo Bills el primer título de Super Bowl de su historia. Pero sí consiguió lo que ninguno de sus 12 predecesores pudo: regresar a la franquicia a playoffs después de 17 temporadas de sequía.

La recompensa para Taylor por devolver a los Bills a postemporada fue ser enviado el viernes a los Cleveland Browns a cambio de una selección de tercera ronda en el próximo draft.

También te puede interesar: Jarvis Landry y Tyrod Taylor, la nueva dupla letal de los Browns

Para un equipo como los Bills, que no ha sido precisamente el más afortunado al momento de acumular talento en la posición de quarterback, el canje llama particularmente la atención.

Es difícil de comprender pues el pensamiento convencional indica que una vez que un equipo joven alcanza la postemporada, lo lógico es rodear de talento a la base existente, y no desmantelarla para intentarlo todo de nuevo.

Estaba claro que el coach Sean McDermott nunca vio a Taylor como una solución a largo plazo, como lo demostró el movimiento de la semana 11 cuando optó por enviarlo a la banca. Pero, con sus cinco intercepciones en la primera mitad del duelo ante San Diego, el novato Nathan Peterman le demostró a McDermott que había tomado la decisión equivocada.

Taylor nunca convenció a McDermott, y Peterman no ha convencido a nadie. Eso significa que el equipo que llegó a playoffs la temporada pasada no tiene un capitán al timón. Y ese es un problema mayúsculo.

Sin embargo, el movimiento parece obedecer al plan a largo plazo del gerente Brandon Beane y del coach McDermott, pues ahora los Bills tienen dos selecciones en cada una de las primeras tres rondas del draft.

También te puede interesar: Los Buffalo Bills buscan una mejor posición en el Draft 2018 de la NFL

Con todas esas selecciones adicionales, Beane y los Bills podrían armar un seductor paquete para colocarse en posición de tomar en el próximo draft a uno de los cinco grandes prospectos de la posición en esta generación: Sam Darnold, Josh Allen, Josh Rosen, Baker Mayfield o Lamar Jackson, quienes posiblemente estén fuera del tablero si Buffalo se queda con su selección original, la número 21.

También te puede interesar: He aquí los quarterbacks por los que perder la cabeza en el Draft

Power Ranking: Los 10 mejores quarterbacks del NFL Combine

1.- Sam Darnold (USC)

El quarterback de los Trojans tiene todo para ser el próximo gran jugador de la NFL. Aunque los reflectores no apuntan en su dirección, tuvo uno de los mejores tiempos en el 40 yard dash y destacó en las pruebas de lanzar el ovoide por su presición y fuerza. La liga le otorga la mejor puntuación con 7.1, con lo cual debería tener un lugar asegurado en el profesionalismo.

Foto: Getty Images /

2.- Josh Rosen (UCLA)

El exquarterback de UCLA tiene una calificación de 6.19 para la NFL, por lo cual debería convertirse en titular a su llegada a la liga. No demostró ser tan rápido como debería ser para tener un puesto en el futbol americano profesional, pero es uno de los mejores leyendo a las defensivas.

Foto: Getty Images /

3.- Josh Allen (Wyoming)

La campaña para hacer que Allen llegue a la NFL podría cumplir su cometido rápidamente. El antiguo quarterback de Wyoming tuvo un gran Combine, apareciendo en el top-5 de las seis pruebas en las que estuvo en cinco ocasiones.

Foto: Getty Images / Matthew Holst

4.- Baker Mayfield (Oklahoma)

Mayfield tiene un problema muy notorio: su estatura. Los demás quarterback con los que compite superan el 1.90 m., pero Baker es cinco centímetros más bajo. A pesar de ello, tiene un brazo potente y podría solventar el tema de la altura con su presición.

Foto: Getty Images /

5.- Mason Rudolph (Oklahoma ST.)

Rudolph es uno de los quarterbacks más altos de cara al NFL Draft con 1.95 m. A pesar de ello, es un jugador sumamente rápido (4.9 segundos en el 40 yard dash). Podría mejorar su fuerza y presición, pero es algo que se modifica con un entrenamiento profesional.

Foto: Getty Images /

6.- Lamar Jackson (Louisville)

Si Lamar decide mantenerse firme con sus intenciones de ser quarterback, la NFL podría dejarlo fuera de la primera ronda del Draft. Es un jugador sumamente rápido y con una habilidad impresionante para acarrear el ovoide, por lo cual los scouts se han interesado más en él como un posible receptor.

Foto: Getty Images /

7.- Luke Faulk (Washington St.)

Luke Faulk únicamente participó en las pruebas de salto vertical y de longitud, en donde ni siquiera estuvo dentro de los cinco mejores. Sin embargo, es un quarterback bastante seguro y podría irse en la segunda o tercera ronda del Draft.

Foto: Getty Images /

8.- Riley Ferguson (Memphis)

Riley decidió cursar toda su carrera en Memphis antes de declararse listo para la NFL. Eso le otorgó madurez y la experiencia que otros prospectos en este Combine no tienen. Ferguson está arriba del promedio para llegar a un equipo de la NFL, pero tendrá que trabajar su brazo si quiere ser titular.

Foto: Getty Images / Alex Menendez

9.- Kyle Lauletta (Richmond)

Kyle proviene de una familia que siempre estuvo inmersa en el futbol americano, aunque ninguno lo practicó profesionalmente. Es un líder nato, pero necesita mejorar la potencia en su brazo si quiere hacerse de un lugar en la NFL.

Foto: Getty Images /

10.- Mike White (Western Kentucky)

Mike White tiene una ventaja que los otros quarterbacks no. El antiguo quarterback de Western Kentucky practicó softball en la secundaria, por lo cual tiene la potencia y precisión necesarias para poner el ovoide en las manos correctas. Su debilidad surge cuando sale de la bolsa de protección por un deficiente movimiento de pies.

Foto: Getty Images /
1 / 10

La otra opción es que con los casi 8 millones de dólares que se ahorraron y los más de 36 disponibles en el tope salarial, los Bills vayan a permanecer activos en el nutrido mercado de agentes libres que incluye nombres intrigantes como A.J. McCarron, Case Keenum y Sam Bradford. Sin embargo, Buffalo no ha tenido mucha suerte en su historia al momento de reclutar pasadores en la agencia libre.

También te puede interesar: Los 5 mejores quarterbacks en la agencia libre

Ya sea en el draft o la agencia libre, Buffalo tiene la posibilidad de convertir el canje de Tyrod Taylor en algo positivo. Aunque en una franquicia en la que nombres como Brian Brohm, Jeff Tuel y Thaddeus Lewis han iniciado juegos en los últimos 15 años, está latente la posibilidad de tomar una decisión equivocada y echar por la borda todo el “progreso” que les tomó 17 años conseguir.

Deja un comentario

Your email address will not be published.