Características y fundamentos de la posición de apoyador

Apoyador  (Linebacker)

 

Generalidades

Jugador de la defensa que se alinea por detrás de los linieros defensivos. A los linebackers se les conoce como “apoyadores” debido a que su función es apoyar tanto a la línea defensiva como a la defensiva secundaria en diferentes labores y objetivos dependiendo de la situación, incluyendo la presión al quarterback, realizando coberturas o defendiendo contra la carrera.

Existen formaciones defensivas que tienen entre dos y cinco linebackers, aunque lo más usual es que sean tres (dos externos y uno central). El linebacker central que se coloca en medio de los otros dos es el encargado de identificar la formación ofensiva del equipo contrario, de colocar y ajustar su línea defensiva; por eso es popularmente conocido como el “quarterback de la defensa”.

Los linebackers externos tienen que ser más rápidos que los centrales, ya que hay jugadas en las que tienen más espacio que cubrir. Por otro lado, el linebacker central casi siempre tiene que ser un jugador fuerte, incluso si eso significa que no será tan veloz como los linebackers externos, debido a que continuamente debe enfrentarse con los linieros ofensivos, que son los hombres físicamente más grandes y fuertes de los equipos.

En la NFL solo pueden usar los dorsales del 50 hasta el 59 y del 90 hasta el 99.

Fundamentos de la posición

Son jugadores que necesitan ser muy fuertes, duros y pesados pero, a su vez, también deben de ser rápidos y explosivos.

Defendiendo el pase deben ser capaces de perseguir a hombres más veloces que ellos en rutas profundas, así como cerrar cualquier intento de pase en zonas más cortas y cualquier hueco abierto en la línea defensiva que permita avanzar a los corredores.

Una de las características más importantes de un linebacker, es la capacidad de lectura de la ofensiva consistente en analizar la formación planteada para tener una idea del tipo de jugada que la ofensiva planea ejecutar. Cuando la jugada está en desarrollo, los linebackers tienen que leer a los otros jugadores para así anticiparse a los movimientos de la ofensiva.

Por ejemplo, un linebacker sabe que los linieros ofensivos no pueden ser elegibles para recibir pase (de otro modo se marca penalización), así que si el linebacker nota que el liniero ofensivo inicia el movimiento hacia delante, es porque muy probablemente la jugada será por tierra.

Asimismo, poseer una buena técnica de placaje o tacleo para derribar al rival es fundamental para que el linebacker pueda efectuar su trabajo con eficacia. Lo primero que debe hacer el tackleador es centrarse en los números de la camiseta del rival, no en algunas partes del cuerpo. Eso sí, jamás debe de ir a golpear con su casco en esa parte. Además de ser ilegal, conlleva un gran peligro para ambos jugadores.

El tacleo ha de hacerse con la vista siempre arriba, sin bajar la cabeza  viendo dónde y cómo  avanza el portador del balón. El peso del cuerpo debe ir hacia delante, debe bloquear sus caderas y “abrazar” con los dos brazos a su contrario.

Conclusiones

En un partido de fútbol americano todos intentan engañar al rival antes de que comience cada jugada. El ataque mueve jugadores para destapar a la defensa y la defensa hace lo propio con los suyos para confundir al mariscal. Es un juego de simulaciones, donde una vez que el centro le entrega el balón al mariscal, todo se descubre y el más rápido en las lecturas de juego sale victorioso. En esta situación los linebackers o apoyadores realizan una labor fundamental como núcleo central de las defensas y como enganche entre el primer nivel defensivo representado por los linieros y el último bastión de protección personificado por la defensiva secundaria, siendo los apoyadores uno de los jugadores más polivalentes de la defensa porque tienen que hacer de todo.

En esta posición podemos mencionar a leyendas del pasado como Brian Urlacher, Dick Butkus, Junior Seau, Mike Singletary y Ray Lewis, así como a grandes estrellas en activo como Bobby Wagner, Clay Matthews, Luke Kuechly, Navorro Bowman, Sean Lee, Thomas Davis y Von Miller, éste último MVP del Super Bowl 50.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Your email address will not be published.