Abr 04

Características y fundamentos de la posición de mariscal de campo

Mariscal de campo (Quarterback)

 

Generalidades

El quarterback o mariscal de campo es la principal posición ofensiva del fútbol americano y su rendimiento generalmente acaba por influir en el resultado final del juego. Es el encargado de dirigir las jugadas de ataque, escogiéndolas y cambiándolas en función de la defensa.

Una vez que recibe el balón, puede correr con él, dejárselo en mano a otro jugador o intentar un pase. Su papel es uno de los más importantes y visibles del equipo. Toca el balón prácticamente en todas las jugadas ofensivas y está sometido a una gran presión y responsabilidad al verse obligado a tomar importantes decisiones sobre el terreno de juego. Mientras que en otras posiciones los jugadores pueden ser sustituidos fácilmente para evitar la fatiga, la mayoría de los mariscales están en el campo la mayoría del tiempo que el equipo tiene posesión en ataque.

Para escoger las mejores jugadas, los mariscales estudian los puntos débiles de la defensa, mientras están fuera del campo. Cuando los jugadores se encuentran en formación, el mariscal inicia la jugada mediante una palabra en clave, un número o una combinación de ambas.

 

Fundamentos de la posición

Un mariscal necesita de varias “armas” para ser un buen jugador y poder llevar la ofensiva de su equipo con cierta efectividad. Poseer un brazo potente, destreza para eludir a los defensores, precisión con el balón, movilidad, creatividad, capacidad de  improvisación, control del reloj de juego, serenidad y habilidades para descifrar los planteamientos defensivos son los elementos más importantes para un óptimo desempeño.

Cuando el ataque está sobre el campo todo lo que ocurre tiene que ser controlado por el mariscal. Debe conocer las virtudes y defectos de su equipo y del rival, memorizar y dominar completamente el libro de jugadas,  las rutas y bloqueos que cada jugador efectuará, ser capaz de mover a sus compañeros dentro del esquema ofensivo, sincronizar y conectar con ellos para sacar el máximo rendimiento en cada jugada.

 

Conclusiones

Podemos decir que si bien mariscal no es todo el equipo su valor es transcendental v sin duda, con un mal mariscal, las probabilidades de éxito de un equipo se reducen mucho.

Los mariscales son elegidos frecuentemente entre los primeros puestos del Draft y suelen firmar contratos muy lucrativos. En la NFL, solo pueden utilizar números del 1 al 19 para llevar en su camiseta.

En esta posición podemos mencionar a leyendas como Joe Montana, Johnny Unitas, Otto Graham, Peyton Manning y Terry Bradshaw,  así como a los aún activos Aaron Rodgers, Drew Brees y Tom Brady.

 

 

Deja un comentario

Your email address will not be published.