Recuento de la temporada 2017 de los Houston Texans

Los Texans vieron la luz y la sombra en 2017. Entre lesiones y la aparición de un huracán que dejo daños considerables podemos resumir que fue un año difícil para la ciudad de Houston y para los Texans.

En un inicio tomaron la decisión de llevar poco a poco el desarrollo del novato Deshaun Watson y darle la oportunidad a Tom Savage de manejar la ofensiva. Sin embargo en el primer juego de la temporada Savage tuvo un inicio muy pobre, motivo por el cual tuvieron que apresurar el debut de Watson en la NFL.

A partir de ese momento, la temporada para los Texans cambio de forma positiva y descubrieron que Watson podía ser el QB que tardaron años en encontrar. Lamentablemente Watson no pudo terminar la temporada por una lesión de ligamentos de su rodilla y las aspiraciones de los Texans se vieron seriamente afectadas

El mejor momento de los Texans en 2017

Los mejores momentos de los Texans fueron de la mano de Watson. El juego en Seattle en la semana 8 reflejó el gran potencial de este jugador y sólo debido a que del otro lado se encontraba Russell Wilson los Texans no se llevaron la victoria en aquel partido. Pero sin duda, descubrir que Watson puede ser su QB para el futuro fue el mejor momento para los Texans en 2017.

El peor momento de los Texans en 2017

Cuando se confirmó que Watson se perdería el resto de la temporada regular después de romperse un ligamento de su rodilla durante el entrenamiento previo a la semana 9. El novato que estaba rompiendo las estadísticas se llevaría consigo las esperanzas de los Texans en el año.

La temporada 2017 de los Texans se acabó cuando…

Deshaun Watson abandonó el entrenamiento de los Texans después de romperse un ligamento de su rodilla. Los primeros reportes no eran alentadores y horas más tarde se confirmó que Watson perdería el resto de la temporada. Con la duda que representaba Savage en los controles de la ofensiva, los Texans no tendrían oportunidad de competir con un jugador al cual tuvieron que reemplazar más tarde en la temporada. Además, el juego terrestre liderado por Lamar Miller tampoco logró ser consistente.

2 estadísticas clave de la temporada 2017 de los Texans

  • Deshaun Watson estaba encaminado a ser el Novato del Año. En cuatro juegos acumuló 16 TD y estableció esa marca como un récord de todos los tiempos para un novato en la NFL. Además, en sólo siete juegos acumuló 19 TD, otra marca para un novato.
  • El aporte de DeAndre Hopkins fue espectacular. No hay duda de que está entre la elite de WR en la NFL. En 2017 logró acumular 1 378 yardas (número 4) y 13 TD (número 1). Los números hablan de lo valioso que es este receptor para los Texans.

3 razones para ser optimistas con los Texans en 2018

  • Tendrán de regreso a Deshaun Watson en la ofensiva y a J.J. Watt en la defensiva. Los Texans recuperarán a dos elementos importantes en ambos esquemas.
  • Analizando su actual roster a profundidad, tienen los elementos necesarios para hacer mucho ruido en 2018. Además no tienen agentes libres de alto perfil en riesgo.
  • Disponen de cerca de 50 mdd para invertir en la agencia libre y podrán reforzar su defensiva, en especial su perímetro.

3 razones para ser pesimistas con los Texans en 2018

  • Deshaun Watson volverá, sin embargo, es difícil asegurar el mismo nivel en sus primeros juegos. Hay una probabilidad de que no esté al 100%.
  • Bill O’Brien no termina por convencer como entrenador de los Texans. En cuatro años al mando posee un record de 31-33, el cual me parece muy mediocre.
  • El precio que pagaron a Cleveland para seleccionar a Deshaun Watson se verá reflejado en el próximo Draft. No tienen pick de primera ronda.

Deja un comentario

Your email address will not be published.