Top 100 NFL 2017

Autor : Ing. Edgar Rodríguez Castellanos

La clasificación de este listado es más objetivo de lo habitual, mi meta no es tratar de resaltar glorias pasadas ni figuras que ya tienen su asentamiento creado en la NFL, sino resaltar jóvenes figuras o figuras que debido a su potencial habían rendido por debajo de lo esperado, pero en las últimas campañas tuvieron su despertar o “breakout season”. Aunque cabe la pena destacar a esos jugadores de experiencia que a pesar de los años siguen estando en el máximo nivel y que los números están ahí como prueba de la constancia, esos no pueden faltar. Además, se evaluará la proyección que puedan tener estas figuras para las temporadas venideras. Igualmente, el 2017 fue una temporada complicada referente a lesiones de largo plazo y afecto a muchas de los mejores atletas de este deporte en la actualidad, figuras como: David Johnson, Aaron Rodgers, JJ Watt y Odell Beckham Jr. entraran en este top ya que son tan determinantes que sin su presencia en el campo las probabilidades de postemporada de sus distintos equipos bajan drásticamente. Por último, pero no menos importante descatar la labor de los novatos, y en este 2017 hubo nombres que desde su arribo pusieron números de espanto, elevaron la competencia a otro nivel y revolucionaron franquicias, los Kamara, Lattimore y Hunt también estarán en el top. Sin más disfruten de la lista….

 

  1. Joe Staley 49ers (T)

Es cierto que Staley nunca volverá a tener la campaña que tuvo allá por el 2012, pero pese a lo que digan de que los años no pasan en vano el tackle tuvo un año sólido en el que tuvo que proteger a un joven mariscal mientras se adaptaba a una nueva ofensiva. La eficiencia de sus bloqueos a favor del pase (pass-blocking efficiency) fue de 96.7 siendo la 10ma mejor entre todos los tackles de la liga, además de solo permitir un total de 24 presiones al QB en todo el año de las cuales cedió para solo 4 sacks, al mismo tiempo supo mantener su buen juego abriendo espacios para la carrera (run-blocking).

 

  1. Kendall Fuller Redskins (CB)

Kendall Fuller tuvo una verdadera temporada de despunte (breakout season) en 2017, esto lo llevo a ganarse un PFF grade de 90.0 y bajo su cobertura permitió menos de 10 yardas por recepción de sus rivales. Cuando los pases fueron lanzados en dirección de Fuller solo el 56.3% llegaron a su objetivo, mientras que cubriendo la posición del slot el porcentaje de pases completos fue de 55% (segundo mejor entre esquineros), dándole una calificación en cuanto al grado de cobertura (coverage grade) de 88.5, octavo entre esquineros. No permitió en esta campaña un juego de más de 38 yardas y solo le han anotado un TD en su dirección, terminando con 4 intercepciones (revisar).

 

  1. Golden Tate Lions (WR)

El 2017 de Tate ha sido su mejor año desde que llego a la franquicia de Michigan y tal vez sea el mejor de su trayectoria como atleta, lo demostró con una puntuación (PFF grade) de 86.4, la cual es la máxima de su carrera en la NFL. Tate lideró la liga en rompimientos de tackleadas entre WR, con un total de 22 jugadores que fallaron en parar al receptor cuando tenía el balón en sus manos. Demostró ser un slot receiver sobresaliente al ser rankeado 2do en yardas ganadas desde la posición de slot y 3ro en cuanto a touchdowns desde la misma posición con 5. También fue 7mo en la liga en recepciones con 92 y yardas x toques 10.4.

 

  1. Mycah Hyde Bills (S)

Hyde fue uno de los pilares que pasaron por debajo del radar pero que sin dudas fue artífice de la primera clasificación a la postemporada de Buffalo en casi 20 años. Procedente de Green Bay se ajustó al momento al esquema defensivo del equipo y revoluciono la secundaria. Terminó la temporada 4to con el mejor grado de cobertura entre todos los safeties 89.8 gracias a las 5 intercepciones (5to en la liga) y 5 rompimientos de pases. Hyde permitió 80 yardas después de atrapadas que es la octava marca más baja para profundos que han disputado más de 500 snaps.

 

  1. Mike Daniels Packers (DT)

Tal vez no haya una posición más profunda y competitiva que la de defensivo interior en la liga, pero Mike Daniels sigue con su rendimiento excelente año tras año. A pesar de que los Packers no pudieron llegar a playoffs de manera consecutiva desde 2009. Daniels tuvo un total de 33 presiones al QB y 32 detenidas defensivas (defensive stops), que lo mantuvo como uno de los jugadores defensivos de Green Bay. El interior de los Packers es uno de solo 5 DT en liga que esta rankeado top 21 en ambas categorías de % de defensa contra la carrera y productividad de defensa contra el pase.

 

  1. Aqib Talib Broncos (CB)

Es cierto que el 2017 fue un año duro para un equipo que hace un par de temporadas si coronaba campeón del Super Bowl, pero la calidad de algunos de sus jugadores no disminuye a pesar de esto, uno de ellos es Aqib Talib. Si las estadísticas del 2016 parecen de otra galaxia comparada con esta campaña el esquinero todavía tiene que demostrar en la liga. Talib solo permitió 250 yardas y solo fueron atrapados el 54.3% de los pases dirigidos a su posición, no permitió un pase mayor de 32 yardas a lo largo del año. Desde el 2016 tiene el mejor rating contra pases dirigidos a su posición entre todos los esquineros de la liga con 63.1

 

  1. Andrew Norwell Panthers (G)

Norwell ha sido a lo largo de su carrera en competitivo guardia ofensivo, pero el 2017 marcaba su entrada a la agencia libre y se aparece con la mejor temporada de su carrera, por lo que cabe esperar que sea muy cotizado por varios equipos con déficit en esa posición. Durante toda la temporada no permitió ni un solo sack, ni golpe al quarterback; mientras que solo se sometió a 15 presiones (hurries) de los 1140 snaps que disputo a incluidos la postemporada. El bloqueo para la carrera fue una vez más su punto fuerte en su juego, pero lo elevo al tener una protección al pase notablemente bueno este 2017 al punto tal de ser rankeado con esta estadística 2do en toda la liga con una calificación de 98.3 de eficiencia protegiendo el pase.

 

  1. Telvin Smith Jaguars (LB)

Telvin Smith dio a la calurosa afición de Jacksonville muestras de su atletisismo esta temporada y se convirtió en uno de los mejores defensores contra la carrera en el transcurso del 2017 y fue uno de los pilares que llevo a Jacksonville junto con el ataque por tierra a disputar el Campeonato de Conferencia Americana. Smith alcanzó su máximo de 50 paradas defensivas en temporada regular (+14 que consiguió en los 3 juegos de postemporada que disputo), además de ser 13ro entre LB con un total de 33 acarreos detenidos. Su cobertura en la defensa contra el pase lejos de ser sólida se puede clasificar de espectacular según PFF se ubica líder entre todos los linieros con un puntaje de 94.1.

 

  1. Hunter Henry Chargers (TE)

El 2017 sirvió para que los Chargers lograran encontrar a una de las incógnitas que mantenían despiertos tanto al HC como al GM de la franquicia: ¿Quién sustituiría al mítico Antonio Gates? Pero por cosas del deporte o del destino tal parece que la respuesta ya estaba en el equipo: Hunter Henry. Aunque solo ganó 579 yardas de los 596 snaps que disputo en el 2017, logro capturar el 75% de los pases que fueron lanzados en su dirección que significo un rating de 127.0 (3ero entre TE), según PFF Elite Stat, Henry fue ubicado segundo entre alas cerradas con 2.05 yardas por ruta corrida. Además de tener una excelente técnica de bloqueo para abrir espacios dándole dimensiones de jugador all-around faceta que nunca domino Antonio Gates.

  1. Mark Ingram Saints (RB)

Ingram fue uno de los motivos por el cual los Saints gustaron tanto este 2017 y a pesar de tener a un verdadero “gunslinger” como mariscal de campo el equipo terminó 4to en cuanto a yardas terrestres y lideraron la liga en TD con 23, de los cuales 12 fueron de Ingram ubicándolo 2do entre RB de la liga. Así mismo el corredor que llega a su 7ma como profesional, fue 5to en yardas terrestres con 1124, 4to en yardas x acarreos con 4.9 y 7mo en yardas terrestres x juego 70.3 y yardas desde la línea de scrimmage 1540. Lo que derivó en un merecido viaje al Pro Bowl y un puesto en este top.

 

  1. Lane Johnson Eagles (T)

Pasado el 2017 Lane Johnson continúa demostrando porque es uno de los mejores tackles derechos de la NFL temporada tras temporada, no solo fue dominante a lo largo de la campaña, sino que decidió dar su máximo nivel de juego en el SB LII donde mantuvo una apertura limpia para protección al pase a tal punto tal de marcar por sexta ocasión en la temporada un juego sin presiones al QB por el lado derecho. Su habilidad de crear espacios para que se impusiera el juego terrestre de los Eagles fue uno de los factores que llevaron a esta línea ofensiva a ser la no.1 rankeada según PFF. Entre los tackles con al menos 178 snaps donde protegieron el pase, Lane se ubica 6to con una eficiencia de 97.2.

 

  1. William Jackson III Bengals (CB)

El siguiente jugador es de los tantos casos de atletas que a lo mejor no tienen la atención de los medios o no están en equipos de alto pedigrí; pero cuando uno se detiene a analizar estadísticas se da cuenta del nivel que tienen, uno de estos es William Jackson III. Si uno llegara a compilar alrededor de 6 estadísticas de coberturas defensivas, Jackson tendría una de las mejores temporadas estadísticamente hablando de los últimos 12 años según PFF. Solamente con decir lo que hizo con Antonio Brown en los dos partidos que disputaron este año como rivales de división que son, donde tuvo 7 pases dirigidos en su dirección, con 0 recepciones y 4 desvíos de balón. ¿Les mencione que marcaba a Antonio Brown? Además, lideró la liga en el % más bajo de pases completos dirigidos en su dirección con 34.9, asi como en el average de coberturas en snaps jugados por recepción permitida (average cover snaps played per reception allowed) con 26.4.

 

  1. DeMarcus Lawrence Cowboys (DE)

A lo mejor debería estar más arriba en este ranking, pero la única razón que termina aquí es porque es la primera temporada remarcable que tiene este jugador, pero créame cuando les digo que si Lawrence hace la mitad de lo que hizo esta temporada es un fácil top 50 de esta lista. El edge de Dallas se convirtió en uno de los mejores de su posición de la noche a la mañana. ¿Cómo lo hizo? Realizó un total de 15 capturas a mariscales de campo (¡7 de ellas en el mismo juego!) y logro un total de 79 presiones en la temporada, la cual es la segunda mejor marca entre todos los defensive edge de la liga, así mismo tuvo la defensa contra pase-acarreo más productiva de toda la liga (14.8), no es más que una medida de la presión que ejerce un jugador por snaps que disputa.

 

  1. Philip Rivers Chargers (QB)

Philip Rivers es una muestra de que la constancia lo es todo. ¿Cuántas veces no hemos escuchado que la que curva rendimiento de los mariscales de campo empieza a mostrarse a los 35 años? ¿Qué se comienzan a ver indicios de perdida de reflejo o de potencia en el brazo? Pues bien, Philip Rivers tiene 36 años y no se ha dado por enterado de estos indicios, sino lo creen miren sus estadísticas: yardas aéreas 4515 (2do), pases para anotación 28 (5to), yardas aéreas por juego 282.2 (3ro), yardas completas por intentos 7.9 (4to); y para rematar disminuye el número de intercepciones con respecto al 2016 en 11, lo que dice que también es más preciso. Obtuvo su clasificación más alta en PFF con 85.5.

 

  1. Gerald McCoy Buccaneers (DT)

Como siempre se repite el caso McCoy es la fuerza dominante de la naturaleza en la línea defensiva de Tampa Bay, es impresionante como un físico de 1.93 m y 136 kg puede moverse con la agilidad y rapidez que lo hace Gerald, esto lo hace visitante casi permanente en los backfield de los rivales. Su defensa contra el pase es más que extraordinaria y lo certifica un total de 47 presiones contra el pase en todo el 2017, pero su defensa contra la carrera tampoco se queda atrás, donde los especialistas de PFF, le otorgaron una calificación de 85.0. McCoy fue ubicado 10mo en total de presiones y en productividad de la defensa contra el pase entre todos los linieros internos de la liga este año.

 

  1. Cam Newton Panthers (QB)

Creo que no soy el único que piensa que “algo” se rompió en Cam Newton después de la derrota en el SB 50 hace dos años frente a los Broncos. Newton no ha sido el mismo desde que ganó el premio MVP en el 2015 cuando 45 TD en total (35 por pase y 10 en carrera) y tuvo promedios excelentes en % de pases para anotación con 7.1, un rating de 99.4 y un valor aproximado (Aproximated Value) de 20. Pero las dos últimas dos temporadas solo promedia 21 TD, 220 yardas áreas por juegos y un anémico rating de 78.3. Pero Newton tiene el talento para ser un top 5 en su posición en la liga, condiciones físicas las tiene, solo falta que el mismo crea que puede ser de nuevo el Super Cam del 2015.

 

  1. Steffon Diggs Vikings (WR)

Tal vez a Diggs la mayoría de las personas lo recuerden por la mejor jugada del año: “El Milagro de Minneapolis”, pero su campaña se resume a mucho más que ese último snap, donde fue un wide receiver de los más completos y un competitivo de nivel top. Diggs lideró la NFL en % de recepción bajo marcaje (contested catch) con un absurdo 64.9 %, que significo un rating para esta estadística de 145.2 por encima de un tal Antonio Brown, todo esto a pesar de ser relativamente bajo de estatura para su posición. Terminó 7mo entre todos los WR con el rating de pase más elevado (120.4) cuando es blanco de pases de su mariscal. Tal vez las lesiones lo han llevado más fuerte de lo que él esperaba, pero no hay duda de que cuando está sano es un competidor de los más feroces en la liga.

 

  1. Kareem Hunt Chiefs (RB)

Kareem Hunt puso bien claro que llego para quedarse en la NFL y dejó a todos atónitos cuando en 4 de sus primeros 5 juegos al máximo nivel sobrepaso con creces las 100 yardas por partido. Después bajo un tanto su rendimiento (a niveles de seres humanos normales), pero seguía siendo bueno, al punto tal que al terminar la temporada fue líder en yardas terrestres con 1327 y yardas después del contacto con 839, dando un average de 3.1 yardas por acarreo después del primer contacto, fue 4to en yardas terrestres por juego con 82.9, tuvo ganancia de 527 yardas en “corridas de ruptura” (jugadas de más de 15 yardas). Estableció record en la NFL en cuanto a tackles fallados (missed tackles) por un novato con 61, 13 más que el siguiente RB que le siguió, si a estas le agregamos las 16 que tuvo como receptor son 77 tackles; moraleja: ¡traten de ir a las piernas!!

 

  1. Damon Harrison (DT)

Quizás no exista un defensor contra la carrera tan feroz como Damon Harrison, el tackle defensivo de los Giants. Por segunda ocasión consecutiva el liniero defensivo logra el título al mejor defensor contra la carrera según PFF, principalmente a que conquistó estadísticas como defensas de acarreos y porcentaje de defensas de acarreos (run stops and run-stop percentage). Con sus 40 defensas de acarreos (líder en la liga en este renglón por 3ra temporada en fila), suma la tercera temporada con 40 o más de ellas, siendo el único defensivo interno que ha logrado esto desde el 2006. En una época donde cada vez más se pasa el ovoide y el juego terrestre ha perdido protagonismo Harrison es tan bueno que continúa siendo una excepción de la regla.

 

  1. Kevin Byard Titans (S)

El profundo de los Titans estalló en su segundo año como uno de los mejores free safeties de la liga. Lideró la liga en intercepciones con 8 y fue segundo en yardas de retorno por intercepción con 130 yardas, asi como sus 62 tackles y 25 asistencias clasifican como entre los primeros diez para la posición de profundos, todo esto lo hizo merecer su primera selección al Pro Bowl y su primer equipo All Pro de su corta carrera. Solo permitió 0.52 yardas por cobertura en los snaps donde los pases fueron lanzados a su posición (4to entre los profundos). Es una lástima que lo último que recordemos de el en la temporada fue ese fatídico juego frente a los Patriots donde tuvo la casi inhumana tarea de marcar a Gronk y al final, todos sabemos cómo termino esa historia; pero lejos de ese día los números están ahí y el talento y potencial están ahí.

 

  1. Kevin Zeitler Browns (G)

 

Zeitler viene dando muestras desde su llegada a la liga en 2012 como pick 27 de la primera ronda del draft que es uno de los guardias más sólidos y confiables que tiene la competición. En 2016 solo permitió un sack y un total de 19 presiones a su mariscal. Con esta lleva 6 campañas consecutivas donde tiene una clasificación según PFF grade superior a los 80 puntos, lo que le valió para firmar en el cierre del 2016 un contrato de 5 años por 60 millones con los Browns, pero a pesar de sus sobresalientes campañas solamente ha podido mantener el balance en la protección al pase y la apertura de espacios para el juego terrestre en solo una de ellas, este año tuvo actuaciones por momentos irregulares, capaz de tener partidos sobresalientes frente algunos equipos de la liga y en otros se vio superado contra los mejores linieros ofensivos de la liga. Lo cierto es que Zeitler tiene atributos para seguir consolidándose en su posición, pero necesita mejorar en la estabilidad de su juego.

 

 

 

  1. Josh Sitton Bears (G)

 

Sitton sin duda alguna es el mejor guardia en la liga protegiendo el pase y pese a batallar con lesiones en los últimos años que le costó su lugar titular en Green Bay, terminando fichando por los Bears, ha tomado un segundo aire en su carrera y esta campaña es prueba de ello. Sus 10 presiones a su quarterback durante 335 snaps (un total de 12 partidos) en jugadas de pase fueron de lejos la cifra más baja entre los guardias de la NFL en 2017, también no quedó a deber abriendo huecos para los acarreos, donde tuvo en algunos partidos actuaciones dominantes en este renglón lo que derivó en la temporada extraordinaria que tuvo su corredor Jordan Howard. El sitio PPF grade le otorgó una calificación total de 86.6 ubicándolo 10mo en la lista de los mejores 25 linieros defensivos del 2017.

 

 

 

  1. Devonta Freeman Falcons (RB)

 

Freeman fue otro de los tantos jugadores ofensivos de Atlanta que se vieron afectado su desempeño con respecto al 2016 después de la salida de Kyle Shanahan a San Francisco, por primera vez en 3 años desde que es corredor titular de los Falcons, no llega a las 1000 yardas terrestres, 10 anotaciones y 200 intentos de acarreos; súmenle además que sufrió un terrible coche que lo hizo perderse par de partidos por protocolo de conmoción. A pesar de todos estos contratiempos se las arregló para terminar con 7 TD, casi 900 yardas terrestres y 4.4 yardas x acarreo; si bien es cierto que no clasifica como una temporada top 10 en su posición, Devonta, tiene el potencial y determinación para volver en el 2018 con más fuerzas. Todavía este joven atleta no nos regala las mejores temporadas de su carrera.

 

 

 

  1. Jared Goff Rams (QB)

 

No hay quien pueda ocultar el enorme salto de calidad que dio Jared Goff en su segunda campaña en la NFL, esta vez bajo la tutela del joven HC Sean McVay. Según su clasificación en PFF grade, Goff, mejoró de un desastroso 45.6 en 2016 a un 79.8 esta campaña. Si tenían alguna duda de lo que podía llegar a hacer el egresado de la Universidad de California, después de un primer año para el olvido, espero que sus 28 anotaciones (5to), 100.5 puntos de rating (5to), 12.9 yardas por pases completos (1ro) y su porcentaje de pases para TD de 5.9 (4to), solo 7 intercepciones y casi 4000 yardas aéreas ofrezcan una versión real del talento que tiene el novel mariscal de campo. Es cierto que aún quedan aspectos a pulir y que todavía no alcanza su total potencial, pero la aptitud está ahí. Este 2018 va a ser muy interesante para los Rams.

 

 

 

  1. A.J. Green Bengals (WR)

 

La única razón por la que A.J. Green no se encuentra en la primera mitad de este top es porque la temporada ofensiva de los Bengals fue un caos, y a pesar que el receptor abierto tuvo un ligero descenso en cuanto a los números que nos tiene acostumbrados fue por mucho lo mejor del equipo ofensivamente hablando en el año; un Dalton que mostró muchos huecos en su juego, un Eifert invisible y plagado de lesiones, un LaFell errático como de costumbre y un juego terrestre casi inexistente, dejaron a Green solo con el ataque, y volvió a demostrar porque es uno de los mejores un su posición, si bien es cierto que obtuvo su segunda calificación más baja según PFF grade desde que llego a la liga en 2011 quedó 10mo en entre los WR’s con 2.09 yardas ganadas por ruta corrida con un mínimo de 40 pases en su dirección, además termino con 8 TD y rebaso por 6 vez en 7 temporadas las 1000 yardas por recepción con 1078.

 

 

 

  1. Derek Carr Raiders (QB)

 

Este es un jugador que siempre espero por ver sus juegos, soy fiel fervoroso que Carr tiene todo el material para luchar por el MVP de la temporada he incluso ganarlo, tiene muy buen juego de pies, excelente visión del campo, trabajo fino en la bolsa de protección y un cañón de brazo, pero esto último término por ser su kriptonita en el 2017. Es cierto que sus receptores baluartes (Cooper y Crabtree) no estuvieron cerca del nivel que se espera y que el regreso de “Beast Mode” disto mucho de lo que esperaban los fans de Oakland; pero Carr no estuvo exquisito en cuanto a precisión y tuvo demasiados errores de ejecución en la campaña, pese a todo se las arregló para arribar a otro Pro Bowl. Varios ajustes tendrá que hacer el nacido en California ahora bajo la tutela del famoso John Gruden que trabajará por sacar toda la pólvora que tiene el brazo de Derek Carr.

 

 

 

  1. Doug Baldwin Seahawks (WR)

 

El jugador al final de cada “milagro” de Russell Wilson esta temporada responde al nombre de Doug Baldwin. Baldwin quien ha llevado la posición de slot a otra dimensión, sigue siendo unos de los jugadores más subvalorados de la NFL, según expertos tiene la mejor liberación de marca desde la línea de scrimmage y pese a no llegar a las 1000 yardas por recepción, sus 8 TD’s y 67% de pases atrapados lo hacen digno de un espacio en este top. PFF grade lo ubica 4to en la razón de pases tirados (drop rate) entre receptores abiertos con al menos 41 envíos dirigidos en su dirección con (1.32), Baldwin solo tiro al suelo 1 (si leyeron bien) de 76 pases atrapables en el 2017. Desde el 2015 nadie tiene más anotaciones desde la posición de slot que el “89” de Seattle con 21 (8 + que su más cercano seguidor).

 

 

 

  1. Reuben Foster 49ers (LB)

 

Dejando las lesiones de lado la temporada de Reuben Foster no puede calificarse de otra forma que no sea espectacular, a tal punto de que si hubiera jugado más pudiera fácil haber sido una docena de posiciones más en la lista. Siguiendo la reciente tradición de linebackers dominantes y físicos que caracteriza en los últimos años a los 49ers, su rapidez no es como la de los demás apoyadores, a veces parece que juega a otra velocidad lo que le permite anticipar jugadas con éxito. Su ranking overall de 90.7 según PFF grade es de los mejores en la liga y el segundo mejor entre los novatos solo después de Tre’Davious White, ah y solo jugo 553 snaps. Entre los linebackers internos se ubica 5to en cuanto a porcentaje de defensas de acarreos (run-stop percentage) con 11.2.

 

 

 

  1. Mike Evans Buccaneers (WR)

 

El caso de Evans es similar al de A.J. Green, y es que la posición de WR depende en gran parte de la labor que desempeñe al QB y Winston se quedó con mucho a deber en 2017 y esto se hizo sentir en los números de Evans que más del doble de TD por recepción este año (5) con respecto al 2016 cuando tuvo 12, sus yardas recibidas por juego también se vieron visiblemente afectadas al disminuir de un 82.6 a un 66.7; a pesar de este se las arregló para lograr 1001 yardas recibidas (cuarta temporada consecutiva con + 1000) y termino con un muy buen promedio de 14.1 yardas por atrapada. Si Winston encuentra la puntería y toma mejores decisiones Evans volverá a ser dominante en la liga y sobretodo en la red zone donde es uno de los mejores WR’s de la NFL.

 

 

 

  1. Jadeveon Clowney Texans (DE)

 

Anótenme a Clowney si estuviera haciendo un equipo con jugadores de los que más me llaman la atención. Lejos de su físico imponente de 1.96 m y 122 kg, es un atleta que goza de una técnica exquisita; los primeros años plagados de lesiones han quedado atrás y después de dos full seasons, Clowney pinta para seguir subiendo en este top. PFF grade ha catalogado las campañas de 2016 y 2017 del edge de los Texans con 88.3 overall grade. Supo suplantar las ausencias sensibles de JJ Watt y Whitney Mercilus, y no defraudó al terminar con 8 sacks, 14 golpes y 42 hurries al quarterback, adiciónenle 40 paradas defensivas lo que demuestra la polivalente que puede ser en el frente defensivo ya sea haciendo presión al QB como deteniendo ataques terrestres. Terminó empatado en el lugar 14 entre los edge de la liga en cuanto a total de presiones con 64.

 

  1. Eric Berry Chiefs (S)

    Todo el mundo ha sido testigo del temple y la decisión dentro y fuera de la cancha de Eric Berry; lo demostró hace en el 2014 cuando venció en una lucha por la vida contra un linfoma de Hodgkin’s, y cuando regreso a la competición varios pensaron que sería un jugador de la media en la liga, pero Berry respondió con el premio al retorno del año 2015, dos invitaciones al Pro Bowl y dos primeros equipos All Pro, debido a su versatilidad en su forma de juego con excelente cobertura de ataque terrestre y jugador sumamente competitivo contra el pase varios especialistas de ESPN lo ubicaron en 2016 como el mejor strong safety de la NFL. Solo nos queda esperar a ver como se recuperará de la rotura de ligamento anterior que sufrió en la semana 1 de la pasada campaña frente a los Patriots. Pero no desesperen si algo nos ha demostrado los recientes años es que Eric Berry siempre regresa.

    69. Alex Smith Redskins (QB)

    Alex Smith sin duda tuvo progresión que lo puso en la conversación por el más valioso de la temporada durante las primeras 7 semanas del campeonato, antes de caer en un slump que le costó incluso posiciones más elevadas en este ranking. La versión 2.0 de Alex dejó a todos con ganas de ver más en los años que siguen, pasó por primera vez en su carrera las 4000 yardas aéreas, fue 6to en yardas aéreas por juego (269.5) y en pases completos por juegos (22.7), además de este lidero la liga en rating con 104.7 eso es 13 puntos más de lo que hizo en 2016!! Lo más sorprendente de todo es que esta season no hubo un QB mejor que Smith en lo que se refiere a pases profundos en la liga, donde obtuvo estadísticas de 1344 yardas aéreas por concepto de estos pases, 12 touchdowns y una efectividad 56.5%, superando a nombres como Brees, Roethlisberger y Stafford verdaderos pistoleros de la liga.

    68. Tre’Davious White Bills (CB)

    Esta campaña los novatos pusieron tierra de por medio en sus actuaciones en la liga, nombres como: Lattimore, Kamara y Hunt son las muestras más obvias a la hora de hablar de los rockies, pero un jugador que debió tener más reflectores de los medios fue Tre’Davious White. White solo permitió el 50.6 de pases completos tirados a su dirección en la temporada regular mientras que en los playoffs no cedió uno solo. Tuvo 4 picks y 12 rompimientos de pases todo esto le sirvió para convertirse en el cornerback No.1 de Búfalo en la difícil tarea de sustituir a Ronald Darby. Lideró los esquineros novatos en coberturas en snaps jugados por recepción permitida (average cover snaps played per reception allowed) con 15.8. Los especialistas de Pro Football Focus le otorgaron el título del mejor novato de 2017 en lo que PFF overall grade se refiere con 92.0 superando a Lattimore y Kamara. Desde 2006 no existe un CB con mejor PFF overall grade en su primera temporada en la NFL.

    67. Andrew Whitworth Rams (T)

    Muchos pensaron que el fichaje de Whitworth por los Rams en 2017 era el comienzo de la caída del veterano de 12 prominentes temporadas en la NFL con 4 Pro Bowl y 2 selecciones al equipo inicial de All Pro, pero se equivocaron, porque Andrew Whitworth llegaría a Los Angeles para dar espectáculo y protección a un mariscal inexperimentado y gracias a sus aportes, bueno ya sabemos lo que fue capaz de hacer Goff en 2017. Whitworth solo permitió 21 presiones al QB a lo largo de 443 snaps con protección del pase (pass blocking snaps). Es cierto que tiene un su cuerpo el peso de 36 años, pero sigue siendo de los mejores tackles en liga al punto tal de tener este año un overall grade de PFF de 83.6, lo que le bastó para estar ubicado en el top 15 de mejores linieros ofensivos de la NFL y top 5 entre los tackles.

    66. T.Y. Hilton Colts (WR)

    Uniéndose a los casos de Evans y Green, se encuentra Hilton como los WR que pueden ser un “game changer” pero que debido a una actuación deficiente de sus mariscales se vieron visiblemente afectados. Hilton no conto a lo largo del año con Andrew Luck, por lo que sus opciones de QB se vieron seriamente afectadas al tener que depender la mayor parte de la season de Jaccoby Brissett que no es Luck. Los números de Hilton se vieron disminuidos después de un 2016 asombroso, sus recepciones se redujeron en casi 40; las yardas por recepción fueron cerca de 500 menos en comparación al ’16 y sus yardas recibidas por juego cayo 30 puntos. Pero a pesar de todas las negativas se las manejó para promediar 16.9 yardas por recepción, más del 52% de pases atrapados y 966 yardas por recepción. Los números sin duda no fueron de lo que esperamos del jugador de los Colts, pero Hilton es uno de los mejores receptores de la liga y sin dudas el mejor velocista, asi que cuando Luck regrese en septiembre de este año, habrá que contar con T.Y. Hilton.

    65. Darius Slay Lions (CB)

    De alguna forma la temporada de Darius Slay pasó desapercibida, a pesar de los números de espanto que dejo en cuanto a la cobertura. El cornerback de los Lions permitió un rating de 55.6 (6to entre todos los esquineros de la liga) cuando los pases fueron dirigidos a su dirección y no cedió un pase de más de 37 yardas a lo largo de la campaña regular. Además, su producción se reflejó en las 21 acciones combinadas (intercepciones + pases defendidos), liderando a todos los esquineros al momento de finalizar la temporada, asi mismo terminó empatado con Kevin Byard en el liderato de intercepciones con 8. A pesar de que los mariscales lanzaron 87 veces a su posición (3ra mayor cifra entre CB), Darius, se coloca en la 12ma posición en cuanto al grado de cobertura este 2017 con 87.0.

    64. Davante Adams Packers (WR)

    La aun joven carrera de Davante Adams se puede calificar con una sola palabra, en “ascenso”. Si, esa es la palabra para para definir lo que viene haciendo el egresado de Fresno State que en su 4ta temporada siguió madurando con cada snaps, en unos Packers a los cuales llego para discutir el puesto de WR3 poco a poco se ha ido quitando a competidores de su camino como: Randall Cobb y Geronimo Allison con el puro peso de sus actuaciones; a tal punto del pasado 2017 después de la fatídica lesión de Rodgers en la semana 6, Adams dio la cara por la ofensiva y suplió el bajón de rendimiento de Jordy Nelson y culmino una season con: 10 TD’s, casi 900 yardas x recepción, un 63% de pases atrapados y unas 12.0 yardas ganadas x cada atrapada. Todo esto lo logro con un mariscal sin experiencia en la NFL, asi que cuando retorne AR12 a plena forma en este 2018, Adams le hará de las suyas a las secundarias que lo enfrenten.

    63. Melvin Gordon Chargers (RB)

    Melvin Gordon en los últimos 2 años se ha convertido en la válvula de escape de Philip Rivers, a lo mejor les resulta raro que ponga en este top un corredor en un equipo donde hay un QB pasador nato como Rivers, pero sin dudas Gordon ha hecho los deberes para estar aquí. Si lo que hizo en el 2016 no tuvo suficientes méritos para que se ganara un mayor seguimiento por los espectadores de la NFL, el 2017 si lo logró; alcanzó máximas de su carrera en cuanto a intentos de acarreos con 284 (3ro), yardas en acarreos 1105 (7mo), anotaciones vía terrestres con 8, yardas desde la línea de scrimmage 1581 (5to) y en toques de balón con 342 (4to). Pero por si esto fuera poco también funciona como receptor, su mariscal logro conectar con él en 58 ocasiones para un % de recepción de casi 70, además se agencio 4 touchdowns vía pase y termino 4to en la liga en TD totales con 12.

    62. Demar Doctson Buccaneers (T)

    El 2017 de Doctson fue complicado, las lesiones fueron en varias ocasiones las protagonistas de las noticias de este jugador que a pesar de todo se las arregló para intervenir en 11 partidos y su calidad se hizo ver en cada uno de ellos. El tackle de Tampa solo cedió en la temporada a 2 sacks y 14 presiones a su mariscal, es cierto que su protección a la carrera no es dominante como tiempos atrás, pero sus números continúan siendo por encima de la media, mientras que en la protección contra el pase es uno de los mejores, la revista PFF le adjudico una eficiencia en la protección del pase de 97.6% (la 4ta más alta entre linieros ofensivos de la NFL) y clasifica con un PFF overall grade de 85.0.

    61. Kirk Cousins FA (QB)

    Cousins tuvo su ultimo “rodeo” con los Redskins y no termino de convencer a una directiva que llevaba un par de temporadas dándole la etiqueta de jugador franquicia, por lo que el mariscal de 29 años probará suerte en la agencia libre de este 2018. Pero si bien los números de Cousins disminuyeron con respecto al 2016: 27 pases para anotación, 4093 yardas aéreas, 255.8 yardas aéreas por juego, 64.3% de pases completos y un rating de 93.9, el mérito de Cousins se encuentra en saber darle el giro a una temporada que un su inicio pintaba como desastre al perder vía agencia libre a dos receptores de más de 1000 yardas en DeSean Jackson y Pierre Garçon, mientras que su línea de protección se vio disminuido visiblemente con las lesiones de Trent Williams y Brandon Scherff. Sera muy interesante ver como encajará el quaterback en ofensivas como Denver o Minnesota.

 

 

  1. Adam Thielen Vikings (WR)

    Thielen es el ejemplo claro de que el talento no lo es todo para triunfar, también se necesita de arduo trabajo y profesionalismo y en eso el WR de Minnesota es un dotado. Después de un 2016 donde salió del anonimato ha logrado constancia en la pasada temporada para callar ciertos comentarios que anunciaban que lo del receptor abierto había sido solo eso “una campaña”. Adam logró terminar 8vo en la liga en cuanto a recepciones con 91 para un porcentaje de atrapadas del 64.1%, también 5to en yardas recibidas por juego con 79.8, en yardas por recepción totales con 1276, en % de recepción bajo marcaje (contested catch) y terminó 2do en cuanto a rango de producción (production rate) para un receptor desde el slot. Entre los WR’s de la liga con al menos 120 rutas realizadas desde el slot, Thielen terminó empatado 2do con un average de 2.11 yardas por rutas realizadas (yards per route run).

    59. LeSean McCoy Bills (RB)

    Después de 9 temporadas en la NFL, McCoy, todavía sale al terreno como si fuera su primer día de novato, con la mentalidad de demostrar a todos de que es de los mejores corredores de la liga… y vaya si lo demuestra. Este deporte es brutal y las lesiones son una parte más importante de lo que quisieran los jugadores, LeSean no ha pasado ileso por los quirófanos y salas de rehabilitación, pero a pesar de todo aquí es donde “Shady” demuestra su maestría; de las 9 temporadas en su haber en 6 ha logrado sobrepasar las 1000 yardas x acarreos, este año fue más de lo mismo para la figura ofensiva de los Bills, sus 1138 yardas terrestres (4to), 287 intentos de acarreos (2do) y 1586 yardas desde la línea de scrimmage (4to) dan fe lo importante que es en el esquema ofensivo de Búfalo. A pesar de llegar a los 30 años continúa teniendo esa velocidad vertiginosa al punto de totalizar 16 carreras explosivas (+15 yardas) en el 2017 y logró romper 33 tackles en sus 287 acarreos realizados.

    58. Deion Jones Falcons (LB)

    En su segunda temporada como profesional Deion Jones se va consolidando como un linebacker top de la liga. A sus excelentes números impuestos como rookie de 75 tackles, 31 asistencias, con 3 intercepciones de las cuales 2 retorno para TD, lo que derivó en un valor aproximado (aproximated value) de 7 y entrar en varias conversaciones para el premio al novato defensivo del año. El 2017 Jones retomo las cosas donde las había dejado al punto tal de ser considerado por los especialistas de PFF como el mejor linebacker en cobertura, muestra de esto lo da sus 10 pases defendidos, 91 tackleadas, 47 asistencias y 3 intercepciones logradas súmenle a sus atributos técnicos su físico excepcional, el instinto de localización que tiene y la habilidad de jugar en espacios abiertos. Al cierre del 2017 fue ubicado 7mo entre los linebackers en yardas permitidas por snaps cubiertos (yards allowed per cover snap) con 0.74.

    57. Glover Quin Lions (S)

    La remarcable temporada que labró el safety de los Lions lo ha puesto en la órbita de varios analistas de ESPN y en conversaciones como uno de los profundos más versátiles. Quin demostró ser una potencia tanto en la cobertura contra el pase como en la protección contra la carrera, al punto tal de alcanzar 27 paradas defensivas (defensive stops) a lo largo del año. Solo permitió un rating de pasador (passer rating) de 55.4 cuando lo toco realizar cobertura primaria, cediendo un máximo de 7.1 yardas por recepción en ese tipo de jugadas, además finalizó 7mo entre safeties permitiendo 0.19 yardas por snaps cubiertos (yards allowed per cover snap).

    56. J.J. Watt Texans (DE)

    Las lesiones es parte de la vida cotidiana de este deporte y a lo largo de las temporadas se demuestra que le puede tocar a cualquiera incluso al todo poderoso J.J. Watt. Estas últimas dos temporadas han sido sin lugar a dudas duras para la estrella de los Texans. En 2016 tuvo que someterse a dos operaciones de hernias discales que lo limitaron a solo 3 juegos disputados, mientras que en 2017 tuvo que dar por terminada su temporada en la fecha 5 del campeonato cuando sufrió una fractura en la tibia. Pero sería un sacrilegio dejar fuera al que para mi modesta opinión cuando está al 100% de salud es el mejor jugador defensivo de la liga y uno de los mejores a nivel general. En una época donde prevalece el juego ofensivo y pases espectaculares, Watt es tan bueno que puede hacer que te enamores de este asombroso deporte. Al momento de lesionarse el 2017 tenía en 5 partidos: 11 tackles, 4 asistencias y 2 pases defendidos, asi de bueno es J.J. Cuando comience la temporada 2018 de la NFL, las lesiones (y roguemos porque no sea asi) pueden ser los único que impidan a JJ “Swatt” de no estar discutiendo su tercer premio a jugador defensivo del año.

    55. Travis Frederick Cowboys (C)

    Por otra temporada consecutiva Travis Frederick se menciona en las conversaciones de los mejores centros de la liga, y aunque para algunos analistas no sea mejor que Jason Kelce (Eagles), en mi criterio es el más balanceado entre la protección del pase y abriendo huecos a los acarreos. Travis no concedió un solo sack al mariscal en el año en sus 555 snaps con protección al pase y sus 12 presiones permitidas parecen efímeras en comparación a los más de 1000 snaps que disputó. Su juego terrestre es de igual de dominante al punto tal de crear huecos que se convirtió en yardage positivo incluso en los juegos donde no conto con su corredor estrella Ezekiel Elliot.

    54. Larry Fitzgerald Cardinals (WR)

    Majestuosa es la palabra que emplearía para definir la carrera del futuro Hall of Fame, Larry Fitzgerald. Sus 14 temporadas intachables con múltiples honores con promedio de casi 90 recepciones por temporada, más de 1100 yardas recibidas y 8 touchdowns son muestra de que Larry es realeza entre los WR’s que han pasado por los terrenos de la NFL. Ahora a lo mejor recuerdan lo que dije al principio de la lista que no hablaríamos de glorias pasadas ni jugadores “veteranos”, pero es que Fitzgerald sigue siendo dominante aún con casi 35 años en sus rodillas y lo demuestran sus 102 recepciones (4to en la liga), 1156 yardas por recepción que lo colocan en el top 10, 6 anotaciones y un % de recepción impresionante de 67.7, ahh y lo más admirable fue que lo hizo con una situación de quarterbacks bastante precaria, ya que Carson Palmer no rindió y después saldría lesionado. Entre los receptores abiertos que corrieron al menos 112 rutas desde el slot, Larry fue 9no en yardas por ruta corrida (yards per route run) con 1.93, nada mal para un “veterano”.

    53. Matthew Stafford Lions (QB)

    Se sabe del potencial que posee Matthew Stafford desde su llegada a la NFL en 2011, su carrera ha sido hasta el momento de altos y bajos, es cierto que ha sufrido por difíciles transiciones en el equipo como el retiro de su “target” por excelencia: Calvin Johnson hace ya un par de temporadas; pese a esto Stafford se ha logrado reinventar y ahora posee dos receptores como: Tate y Jones que le hacen el trabajo más fácil. El 2017 fue un año bastante bueno para el QB y dejó estadísticas de: 4446 yardas aéreas (3ro), 29 pases para TD (4to), 277.9 yardas aéreas por juegos (4to) y un rating de 99.3 que lo ubico 6to en la liga. Pero para dar el salto a la elite en su posición Matthew precisa de encontrar consistencia en sus actuaciones, según PFF grade, la pasada temporada el mariscal tuvo 6 juegos con clasificación por encima de 80.0, pero en contraparte tuvo 5 partidos donde tuvo calificaciones por debajo de 55.0.

    52. Everson Griffen Vikings (DE)

    Sería injusto calificar la defensa de Minnesota por la impresión que dejaron en el juego por el Campeonato de la Conferencia Nacional cuando cayeron vapuleados por Philadelphia. Los Vikings fueron primeros en la liga en yardas permitidas, yardas por jugadas y en cuanto a anotaciones permitidas a sus rivales, mucho dice esto del valor de su defensa, y en medio de esta unidad se encuentra Griffen que no solo es uno de sus mejores jugadores defensivos sino también es líder del equipo. A lo largo de la pasada contienda regular se anotó un total de 61 presiones al mariscal (55 producidas desde el lado derecho), adiciónenle 5 más que logro en los dos juegos de playoffs que disputó, en lo que resultó en su mejor temporada de su carrera en cuanto a la defensa contra el pase, mientras que se mantuvo con una defensa competitiva frente a la carrera.

    51. Adrian Amos Bears (S)

    La liga cuenta con safeties capaces de cambiar el rumbo de un partido con una jugada, nombres como: Harrison Smith, Earl Thomas y Landon Collins sin dudas son los más mediáticos y renombrados en esta posición, pero como había dicho este top no solo se basa en nombres sino también en hombres y uno de esos hombres sin dudas es Adrian Amos. El profundo de los Bears ha dejado un 2017 sólido en cuanto a desempeño; sus impresionantes calificaciones según PFF grade evidencian lo invariable de sus buenas actuaciones tanto en la cobertura como realizando tackleadas a los corredores y lo inusual que es verlo tener jugadas negativas para los Bears. Amos solo fallo 6 tackles a lo largo de la campaña de un total de 76 intentos y solo tuvo 2 paradas defensivas menos que Harrison Smith (Vikings). Entre los profundos se clasificó 19th en cuanto a efectividad del tackleos (tackling efficiency) con 12.7

 

  1. Marshon Lattimore Saints (CB)

    Con la llegada del draft 2017 la meta de la directiva de New Orleans era sencilla mejorar la defensa secundaria que hacía años era de las más débiles de la liga y necesitaban subir el nivel con el fin de darle a Drew Brees su segundo trofeo Vince Lombardi; y sí que lo hicieron y dieron el golpe en la mesa al escoger en primera ronda al egresado de Ohio State: Marshon Lattimore. Lattimore no se hizo esperar y le dio un vuelco de 180 grados a la secundaria de los Saints, fue tan buena su actuación que a pesar de ser novato se le dio la responsabilidad de hacer cobertura a los mejores WR’s y Marshon no permitió un TD a lo largo de la temporada y los quarterbacks solo lograron obtener frente a su defensa un rating de pasador de 45.3, liderando a todos los esquineros novatos de la liga; y el juego que más yardas por recepción cedió fue 38 frente a un “tal” Julio Jones. Actuaciones como estas lo hicieron hacerse del premio a novato defensivo del año, y sinceramente no sabemos dónde está el techo en cuanto al nivel de Lattimore que en su primera temporada en la liga dejo 5 intercepciones, 18 pases defendidos y 1 fumble.

    49. Zach Ertz Eagles (TE)

    Ertz tal vez en cuanto a números no sea Gronk ni Travis Kelce, pero sin duda alguna es uno de los alas cerradas más especiales de la liga; y el 2017 fue su año consagratorio en la NFL. Sus 824 yardas por recepción quizás suenen como “normal” para cualquier receptor, pero lo que hace diferente esta estadística es que en un equipo con Torrey Smith, Alshon Jeffery y Nelson Agholor, verdaderos velocistas en su posición, haya sido Ertz el líder en yardas recibidas del equipo. Además de esto logró 8 anotaciones (empatado en 5to de la liga), un % de recepción de casi 68, 58.9 yardas por juego y 74 recepciones. En los playoffs siguió con su excelente nivel de juego y manos seguras al punto tal de promediar en el juego de campeonato de conferencia y en el SB LII, con 16 recepciones para 89% de pases atrapados, 80 yardas por juego, 10 yardas por recepción y el touchdown que significó a la postre el triunfo de Philadelphia sobre New England en Minneapolis.

    48. Leonard Fournette Jaguars (RB)

    Siguiendo con la asombrosa demostración que dejaron en los emparrillados los novatos del draft 2017 no se nos puede olvidar mencionar a Fournette. Pick no.4 global el graduado de LSU dio un vuelco a una ofensiva de Jacksonville que daba mucho que desear con Bortles un mariscal con excelente potencial pero demasiado inestable y con los receptores Robinson y Hurns que después del excelente 2015 no han sido lo mismo, entre todo esto Fournette demostró de que está hecho. Sus 268 acarreos, 1040 yardas terrestres, 80.0 yardas terrestres x juego, 304 toques de balón y 9 anotaciones vía acarreo, lo colocaron en el top de 10 de cada una de estas estadísticas y pusieron a los Jaguars como top 5 en la liga en ataque terrestre, ah y se perdió 3 juegos por lesión.

    47. Matt Ryan Falcons (QB)

    Sin dudas fue una regresión en cuanto al nivel de Ryan respecto al 2016 cuando se le vió coronarse MVP de la liga y llevar a su equipo a un cuarto de ganar el Super Bowl LI (y no quiero hablar de esto). La partida en pretemporada de su coordinador ofensivo Shanahan rumbo a San Francisco fue más dura de lo que el mariscal de campo se esperaba y le costó algún tiempo adaptarse al nuevo esquema ofensivo, pero en la segunda mitad fue encontrando su ritmo y termino con una campaña que tal vez no pase como una de sus mejores, pero sin duda supo dar el giro en el momento necesario para guiar a los Falcons a postemporada en la complicadísima división sur de la conferencia nacional. En el espacio de 2011 a 2017, Ryan es el 3er mariscal de campo con mejor promedio de yardas aéreas por temporada en las ultimas 7 temporadas con media de 4 533, solo superado por Brees y Stafford; 5to en mejor rating con 96.04 y en menor promedio de intercepciones por temporada con 13.14.

    46. David Johnson Cardinals (RB)

    David Johnson es el rey del fantasy football, muchos de la familia de “NFL en Cuba”, se hicieron de sus servicios en la primera edición del fantasy de NFL en Cuba (¡una vez más, gracias al hermano Kike!!), pero lo que no contaban era con la fractura en el dedo que sufrió en el primer partido de la temporada que no solo lo sacó de la competición de manera total, sino que dejo a algunos equipos del fantasy a la deriva. ¿Y se preguntaran, como un atleta que el pasado año “casi” no jugo puede estar en la primera mitad de este top 100? La respuesta es sencilla, cuando Johnson está en la cancha no solo vuelve peligrosa una ofensiva “mediocre” sino que vuelve equipos “corrientes” del fantasy en máquinas de hacer puntos. El 2016 solo Aaron Rodgers tuvo más puntos en el fantasy que Johnson, el único del top 10 de máximos anotadores del fantasy que no era quarterback. Sus más de 2000 yardas desde la línea de scrimmage, 20 TD totales y 80 recepciones lo hicieron valerse de un valor aproximado de 15 (aproximated value). ¡En fin, anótamelo este año como mi corredor titular del fantasy Kike!

    45. Landon Collins Giants (S)

    Si comparamos lo hecho por Landon Collins en el 2016 con respecto a la pasada temporada es innegable que hubo descenso en cuanto al nivel que le permitió estar en la conversación sobre el defensivo del año además de ganar el premio al “Breakout Player” según la revista PFF hace dos temporadas atrás. El 2017 fue considerado un completo desastre para los Giants en ambos lados del balón y a pesar de que Collins no pudo repetir los números de impacto del año anterior continúo siendo uno de los safeties más solventes de la liga y dotado de excelentes cualidades técnicas; Collins labró 37 paradas defensivas (9 menos que en el 2016), pero también en menor cantidad de snaps jugado debido a una lesión que sufrió. Entre los profundos con al menos 113 snaps defensivos contra la carrera (run-defense snaps), el profundo de los Giants se ubicó 5to con un total de 20 defensas contra la carrera.

    44. Kawann Short Panthers (DT)

    Temporada tras temporada Kawann Short sigue elevando su nivel de juego y se va acercando a los estándares de excelencia de la liga; muy pocos jugadores fueron tan consistentes como el liniero defensivo de los Panthers y llego a convertirse en una total garantía para su equipo tanto en la defensa contra el pase como contra la carrera. A sus 10 capturas a mariscales, súmenle 9 golpes y 32 presiones, así como si fuera poco consiguió 30 paradas defensivas contra los acarreos de los rivales (en este aspecto fue rankeado en el lugar 8 entre defensores internos con una productividad contra la carrera de 9.2). En 2017 no fuimos capaces de ver ni un solo juego “malo”, todo lo contario sus mejores actuaciones llegaron frente a equipos con las mejores líneas ofensivas de la liga.

    43. Brandon Brooks Eagles (G)

    Con su excelente juego de protección Brandon Brooks es uno de los artífices principales de que Nick Foles diera en juego de su vida en el Super Bowl LII, el guardia se sacó de la chistera en juego absolutamente inmaculado donde fue asombroso dándole cobertura al ataque terrestre, además de no permitir una sola presión a su quarterback lo que significó su 9no juego de este tipo logrado en el 2017 (así de espectacular fue su temporada). A lo largo de la campaña solo cedió 14 presiones en más de 560 snaps con protección al pase, lo que lo posiciona 7mo entre los guardias con una efectividad de 97.9

    42. Geno Atkins Bengals (DT)

    Los Bengals dieron otra campana que pasara sin glorias ni penas donde casi todos los jugadores quedaron por debajo de lo que se espera de ellos…bueno y digo “casi todos”, porque en ese grupo no entra Geno Atkins. Atkins dio una season descomunal recordando porque era considerado el mejor liniero defensivo de la liga hasta la llegada de Watt y Donald a la liga. Sus 70 total de presiones (capturas, golpes y presiones) realizadas en 2017 (2do solo detrás de Aaron Donald) lo califican como devastador para las líneas ofensivas que se enfrenten a él tanto en el pase como en la carrera. Alcanzo la 2da mejor productividad contra el pase-carrera (pass-rushing productivity) con un 11.8. Geno fue una fuerza dominante en ambos aspectos de su defensa incluso su lado más “débil” fue en la defensa contra carrera y aun así se las arregló para que PFF le diera una calificación de 85.5.

    41. Michael Thomas Saints (WR)

    La campaña como rookie de Michael Thomas con los Saints fue simplemente espectacular, pero sabíamos que estaba aún lejos de su real potencial a demostrar en la liga y todos nos quedamos con ver qué retos traía consigo para el 2017, y créame no defraudo en nada. Sus 104 recepciones (3ro), 1245 yardas recibidas (6to), 1.89 fue la proporción de balón suelto cuando tiene marcaje (5to mejor de la liga), además de promediar 12.0 yardas x toques de balón (5to) lo convierten en una de las mejores armas de la liga, pero eso no quedo ahí, a su juego solvente en la temporada regular lo sucedieron actuaciones impresionantes en los playoffs, contra Carolina atrapo 8 de 9 pases para un total de 131 yardas, antes de ir en el juego divisional frente a uno de los esquineros más competitivos de la liga Xavier Rhodes de los Vikings y hacerlo ver en ridículo al endosarle dos touchdowns.

 

 

  1. Jordan Howard Bears (RB)

    La ofensiva de los Bears pasan por momentos difíciles al punto tal de promediar 17.9 puntos por juego en las últimas tres temporadas y su futuro depende del correcto empleo del potencial de un puñado de jóvenes atletas que han llegado al equipo en las últimas tres temporadas como: Mitchell Trubisky, Tarik Cohen, Adam Shaheen <https://en.wikipedia.org/wiki/Adam_Shaheen_(American_football)>  y Jordan Howard, todos de excelente proyección pero todavia sin dar la clarinada, pero solo Howard es el único que ha demostrado su calibre de jugador Pro Bowl desde su llegada a la liga en 2016. Después de su primera temporada, Jordan continúo haciendo los deberes en la cancha y dando prueba de si tiene lo necesario para triunfar en la liga. Clasifico en el top de 10 entre los corredores en: intentos de acarreos (276), Yardas terrestres (1122), touchdowns terrestres (9), toques de balón (299) y en yardas terrestres por juego con 70.1.

    39. Carson Wentz Eagles (QB)

    La principal razón por lo cual no pongo a Wentz más arriba de mi top es por el hecho que los Eagles fueron una unidad compacta y lo demostraron que pese a perder a su mariscal titular por lo que quedaba de campaña y en vista a los playoffs supieron alcanzar los triunfos y a la postre alzarse con el Vince Lombardi. La temporada 2017 de Wentz fue sin duda digna de MVP, y en mi modesta opinión lo era (mis disculpas fanáticos de Brady) hasta la fatídica ACL en la semana 13; Carson lidero a todos los mariscales de la liga con al menos 150 jugadas de acción (play action) con un rating de 104.1, en jugadas donde fue sometido a presión logro un rating de pasador de 81.7, cuarto mejor entre QB. El cielo parece ser el límite para este portento físico, sus 33 TD, 12.4 yardas por pases completos, 1.6% de pases interceptados, 5.0% de pases para touchdown y un rating de 101.9, son algunas de los números de impacto que nos dejó Wentz en apenas 13 partidos.

    38. A.J. Bouye Jaguars (CB)

 

 

 

La defensa de los Jaguars fue colosal esta temporada, mientras que la frontal se ganaba el apodo de “Sacksonville”, la secundaria le daba otro significado a la palabra cobertura y uno de estos artífices fue Bouye que llego a Jacksonville vía agencia libre para hacer dupla con Ramsey. Bouye fue objeto de 84 pases dirigidos a su posición en la temporada pasada, y tuvo un rating de 8 puntos más bajo que en el caso que esos pases hubieran sido lanzados hacia el piso. Según PFF, termino con un grado de 90.9 en cuanto a cobertura (4to entre todos los esquineros), todo esto gracias a sus 6 intercepciones y no permitió un solo touchdown en la temporada regular pese a ser el CB con más snaps de cobertura disputados en la liga con 517. Lidero su posición con un rating de pasador permitido de 31.6 y cuando fueron lanzados los pases a su posición su rating incluso bajo a 26.0 (moraleja:  lancen el balón hacia A.J.)

37. Alex Mack Falcons (C)

Alex Mack es sinónimo de regularidad para los centros de la liga a lo largo de su carrera, desde su etapa de 7 años en Cleveland donde pudo hacerse de 3 visitas a Pro Bowl y un segundo equipo All Pro, hasta el momento en que sufrió la lesión y cuando muchos esperaban que los snaps de Mack en el emparrillado estaban a punto de finalizar fue vendido a Atlanta y su carrera volvió a despegar y esta vez para ser en mi opinión un top 3 entre los centros de la liga. En el 2017 puso una de sus mejores temporadas, tal vez la mejor; al no permitir una sola captura a su mariscal y un ínfimo numero de 15 presiones a lo largo de la temporada, su excelente trabajo en la protección de la carrera, se vio contrastado con una protección contra el pase sin fisuras al punto tal de ser catalogado como uno de los mejores centros de la liga en ese aspecto, con una eficiencia de 98.5 (6ta mejor de la liga).

36. Ben Roethlisberger Steelers (QB)

En la pretemporada pasada uno de los tópicos más recurrentes fue que Big Ben estaba contemplando seriamente la idea del retiro y cuando llego la campaña regular los primeros 5 juegos parecía que era un hecho que Roethlisberger había tirado la toalla; pero como solo los grandes pueden en su momento hacerlo, tomo un segundo aire en la season y se empezó a ver el nivel del mariscal de campo ganador de dos trofeos Vince Lombardi y un auténtico pistolero del viejo oeste; al finalizar en 2017 Big Ben terminó con la tercera mejor calificación entre quarterbacks con 88.4 según PFF grade y una nueva asistencia al Pro Bowl, gracias a sus 4251 yardas aéreas, 28 touchdowns, 360 pases completos, 283.4 yardas aéreas por juegos, 97 pases de + 20 yardas y una ofensiva total de 4159 yardas. Roethlisberger tuvo un rating de pasador de 114.7 en jugadas de play-action (6to en la NFL).

35. Jarvis Landry Dolphins (WR)

Landry no tiene el físico privilegiado de Julio Jones, ni la velocidad de T.Y. Hilton, pero de lo que no hay dudas es que es uno de los receptores abiertos más completos y competitivos de la NFL. Temporada tras temporada el antiguo compañero de equipo de OBJ se reafirma en la liga como uno de los WR más seguro y viable. Pese a serias carencias en la posición de mariscal en Miami en los que ha tenido que ver a un Tanehill erróneo, un Alex Moore inexperimentado y un Jay Cutler que no necesita adjetivos en las últimas temporadas, Landry promedia 100 recepciones por temporada (logrando 112 en 2017, máxima de su carrera), un porcentaje asombroso de recepción de 70.7, 1010 yardas recibidas por temporada y un total de 22 TD. Ahora ha dejado el equipo de Miami con rumbo a Cleveland, si la directiva de los Browns pone un su esquema un quarterback que sepa explotar al máximo las capacidades de Landry, tendremos temporada sin duda una temporada especial para el wide receiver.

34. Daryl Williams Panthers (T)

Sin dudas una de las sorpresas más agradables que nos han dejado los linieros ofensivos el pasado 2017 es el tackle derecho de Carolina Daryl Williams. Después de un comienzo un tanto lento ha sido unos de los mejores tackles de la liga a partir de la semana 4, particularmente en la protección del pase, solamente cedió 28 presiones en la temporada, 8 de las cuales vinieron en esas 3 primeras semanas; logro hilvanar 7 juegos consecutivos sin permitir un solo sack. Condiciones físicas tiene para continuar siendo dominante en esta posición por varios años en el futuro, si eleva un poco más su juego en la protección a la carrera se convertirá en un top 3 de su posición.  Según PFF grade, Williams obtuvo una calificación de 86.5 en 2017, lo que lo convierte en el tercer mejor tackle rankeado en la liga y el mejor desde el lado derecho de la línea. De sus 458 snaps con protección al pase, Williams solo permitió 3 capturas a su mariscal de campo.

33. Odell Beckham Jr. Giants (WR)

Quizás me gane algunos detractores por poner a OBJ en un lugar en el ranking tan elevado para un jugador que solo jugó 4 partidos (el ultimo sin terminarlo debido a una lesión) y que ha tenido una pretemporada con demasiados problemas fuera de la cancha que han llevado hasta pensar en un posible tradeo fuera de la franquicia de los Giants. Pero mi razón para ponerlo en este lugar es porque Beckham puede hacer todo lo que se proponga, porque él es su única barrera para el potencial que tiene; desde su llegada a la liga tiene la misma cantidad de TD por recepción que Antonio Brown con 35 (15 más que un tal Julio Jones), además de ser entre todos los WR de la liga en el intervalo de (2014-2017) tercero en yardas recibidas con 4122, 2do en yardas por recepción con 14.3, así como promediar 96 recepciones y 97 yardas por juego. Pese a jugar con un mariscal de campo como Eli Manning que ha visto ir sus mejores años se las arregló para terminar el 2016 con 1367 yardas recibidas, 10 TD y 100 recepciones además de romper 29 tackleadas. Si Odell pone su cabeza en su lugar y solo se concentra en el juego definitivamente no hay nada que no pueda hacer.

32. Luke Kuechly Panthers (LB)

En el último lustro, Kuechly sigue siendo uno de los mejores linebackers que hay en el terreno. Tal vez el 2017 no sea la mejor campaña de su carrera, pero aun así tuvo una de las mejores temporadas defensivas de este año, esto solamente hace muestra de lo excelente jugador que es, cuando el promedio de rating de pasador cuando un pase es lanzado en dirección a un linebacker en la liga es 104.0, Luke logra mejorar este dato en 30 puntos, ya que cuando un pase es dirigido hacia el apoyador de Carolina el rating baja a 73.5, además de tener un sentido de posicionamiento prodigio, posee unas manos seguras al punto de promediar casi 3 intercepciones por temporada en los últimos 5 años. Esta season continuo su excelente trabajo al lograr 3 intercepciones, 3 pases defendidos, un porcentaje de detenidas de acarreos (run-stop) de 11.3, 51 paradas defensivas y no permitió una recepción mayor de 25 yardas.

31. Alvin Kamara Saints (RB)

Cuando el egresado de Tennessee fue elegido en tercera ronda del draft 2017 por los Saints, nadie esperaba que Kamara, tuviera un primer año tan devastador, al punto tal de ser galardonado con el premio al novato ofensivo del año. Analizando su ataque terrestre a pesar de ser el respaldo de Mark Ingram, Kamara se las agencio para promediar unas absurdas 6.1 yardas por acarreo y 3.83 yardas después del contacto por acarreo (ambas record para novatos según PFF del 2006 al presente). Moviéndonos a su ataque aéreo, Alvin logro 826 yardas por recepción con un promedio de 2.81 yardas por ruta corrida (demostrando ser un Flex en el más puro estado), que le dejo una calificación como receptor de 92.7; además forzó total de 29 tacleadas falladas lo que lo hacen uno de los más difíciles de marcar en el juego con un rating de elusividad de 108.5. Al ser tan dinámico era capaz de también realizar los retornos de patadas y de despejes de los Saints, todo esto lo hizo terminar el 2017 con 1901 yardas propuestas y el retorno de patada para TD más largo de la temporada de 106 yardas.

 

 

  1. Earl Thomas Seahawks (S)

    Este año los Seahawks tendrán la pelea por los playoffs bastante difícil ya que en el papel los Rams y 49ers cuentan con mejor plantilla que los de Seattle. Su famosamente defensa conocida “Legion of Boom”, se quedó sin dos de sus baluartes: Sherman (vía 49ers) y Bennett (vía Eagles), pero a pesar de estas bajas sensibles siguen contando con uno de los profundos más constantes de la liga en las ultimas 6 campañas: Earl Thomas; su rango de cobertura, aceleración y excelente técnica de tackles lo hacen un jugador de impacto para esta defensa. Thomas presento un average de 46.5 snaps de cobertura por recepción permitida lo que lo ubico 4to entre los safeties con al menos 500 snaps de cobertura. Sus 56 tackles y 32 asistencias lo hacen uno de los profundos con más golpes de la NFL.

    29. Travis Kelce Chiefs (TE)

    Si no existiera en la liga un fenómeno como “Gronk”, sin lugar a dudas el mejor ala cerrada seria Travis Kelce. La explosión en su primera temporada de Kareem Hunt y el reencuentro con el óptimo estado de forma de Tyreek Hill hicieron al equipo menos dependiente ofensivamente de Kelce, pero a pesar estar más balanceado el ataque de los Chiefs siempre quedo claro de Travis es el jugador de estrella de esta ofensiva, y esto se evidenció en el juego de playoffs contra los Titans que desde que el momento que él TE abandono la cancha, la ofensiva no supo encontrar de nuevo el rumbo. Los números de Kelce son comparables con los mejores WR de la NFL, por segunda temporada consecutiva consiguió más de 1000 yardas por recepción (1038), con 83 recepciones para un 68%, además 12.5 yardas por atrapadas y anotó 8 touchdowns. Lideró todos los TE en tacleadas rotas (broken tackles) con 16, seis más que la segunda posición en este apartado, asi como fue tercero en yardas por ruta recorrida (yards per route run) entre los tight ends con 2.03.

    28. Ezekiel Elliot Cowboys (RB)

    Muchos piensan que lo que hizo Ezekiel Elliot en su año de novato en la NFL fue producto a tener en la línea ofensiva nombres como: Frederick, Smith y Martin que le dieron la protección adecuada y le abrieron los espacios cuando el corredor lo necesitaba, pero déjenme decirles que no todos pueden lograr correr para 1631 como novato (aunque tengan la línea completa de jugadores All Pro); el 2017 fue un año convulso ya que el comisionado Goddell después de semanas de novela mediática termino sancionando a “Zeke” por 6 juegos en la temporada; y esto al final le paso factura a los Cowboys que perdieron los primeros 3 de esos partidos de dicha sanción y vieron como sus posibilidades de playoffs se esfumaban. En 2018, mucho necesitara Dallas de que Elliot se encuentre en plenitud de forma y sin problemas fuera de la cancha. Pese a perderse 6 partidos el corredor termino con 983 yardas terrestres, 9 touchdowns totales y casi 100 yardas terrestres por partido.

    27. Joey Bossa Chargers (DE)

    Siguiendo con la excelente promoción del draft 2016, nos toca ahora hablar de al otro lado del balón. Joey Bosa en apenas su segunda temporada se ha convertido en uno de los edge rushers mas dominantes de la liga, sus 75 presiones totales lo clasifican como el 7mo mejor entre los edge de la NFL. Durante la parte media del campeonato prácticamente no tuvo rival y logro 8 capturas a mariscal en apenas 6 juegos además de lograr 36 presiones. El cierre de la liga termino mejorando todas sus estadísticas de su temporada de rookie con 12.5 capturas, 4 fumbles forzados, 54 tacleadas,16 asistencias y alcanzó duplicar su valor aproximado (aproximated value) hasta 13. Según PFF grade, Joey Bosa lidero a los edge rushers de la liga en (pass rusher grade) con 93.2.

    26. Chandler Jones Cardinals (DE)

    Jones tuvo que cargar con la labor de la presión al mariscal de campo este año en Arizona después de la partida de Calais Campbell a Jacksonville, y respondió como los grandes jugadores suelen hacer al imponer 17 sacks, 18 quarterback knockdowns (ambas máximas de su carrera), además de 41 presiones y 46 paradas defensivas a la carrera y un valor aproximado de 15, lo que evidenció lo versátil de su juego en el defensa contra la defensa por pase como terrestre. Chandler Jones lideró a todos los defensores con 65 presiones al QB desde el lado derecho de la defensa, nada mal para un jugador que tuvo una ayuda casi insignificante de la unidad defensiva de Arizona a lo largo de la season.

    25. Zack Martin Cowboys (G)

    Según PFF grade, Martin termino la temporada con una calificación de 92.2 al solo ceder un total de 11 presiones en los 16 juegos de la campaña (6 de los cuales fueron perfectos), a pesar de que Dallas tuvo serios problemas con su front seven esta temporada, con la lesión de Tyron Smith y un juego para el olvido que provoco 7 capturas a su mariscal por el mismo jugador, Zack siempre fue una constante positiva en las filas, pese a enfrentar a los mejores interiores de la liga como: Fletcher Cox y Mike Daniels. Según PFF Elite Stat, Martin obtuvo la segunda mejor calificación en cuanto a la eficiencia de la protección del pase (pass blocking efficiency) con un astronómico 98.0.

    24. Keenan Allen Chargers (WR)

    Por diferencia, los dos mejores receptores de la liga son Antonio Brown y Julio Jones, pero si nos detenemos a hablar de quien es el 3ero, salen varios nombres a la conversación como Odell Beckham Jr., DeAndre Hopkins y Keenan Allen, y este último en 2017 dio muestras de que es firme candidato para ese cargo. Después de la dolorosa lesión de ACL que sufrió en 2016, Allen resurgió y de qué manera al implantar los mejores números en su quinta campaña en la NFL que le permitieron ganar el trofeo a regreso del año. Sus 102 recepciones, 1393 yardas por recepción, 14.0 yardas por toques de balón y un promedio de yardas recibidas por juegos de 87.1, lo clasifican en el top 5 entre los receptores de la liga en cada una de estas estadísticas. Allen termino tercero entre receptores abiertos en yardas por ruta recorrida (yards per route run) con 2.55, solo por detrás de Brown y Jones, cuando los pases fueron lanzados en su posición logro un rating de receptor de 107.3.

    23. David Bakhtiari Packers (T)

    A pesar de solo haber jugado 12 juegos debido a una lesión que sufrió a principio de temporada, David Bakhtiari es el mejor tackle protegiendo el pase y uno de los mejores linieros ofensivos protegiendo el pase. Bakhtiari solo permitió 12 presiones al mariscal en los 12 juegos que participo, de las cuales 5 vinieron en el mismo juego frente a la defensiva de Minnesota y Everson Griffen. Este número ínfimo de presiones en jugadas de protección del pase lo llevo a liderar entre los tackles de la liga en cuanto a pass-blocking efficiency con una puntuación de 98.0. Pero sin embargo donde puso en verdad tierra de por medio fue en su protección del juego terrestre que históricamente había sido su talón de Aquiles, se ha aparecido este año con su mejor versión en la protección al juego por tierra de su carrera. La sesión PFF Elite Stat, lo calificó en el 5to lugar (primeros entre tackles) entre los mejores 25 linieros ofensivos de la liga en el 2017 con un puntaje de 86.8.

    22. David DeCastro Steelers (G)

    Desde su debut en la liga en 2012, David DeCastro tenía unas expectativas realmente altas que había que cumplir y sin duda alguna ha cumplido, pero lo más asombroso es que año tras año consigue elevar más aun su nivel de juego, el 2017 fue la tercera temporada consecutiva en la que obtiene una valoración según PFF grade superior a 90.0 (este año con 91.7). David no permitió una sola captura en toda la temporada, y únicamente fue responsable de dos knockdowns y 14 presiones en 569 snaps con protección al pase si contamos también el juego de postemporada contra Jacksonville, mientras que su protección terrestre también continúo evolucionando exponencialmente. Entre todos los guardias de la liga solo él y Brandon Brooks disputaron más de 550 snaps con protección al pase sin permitir una captura.

    21. Jalen Ramsey Jaguars (CB)

    La clase 2016 del draft de la NFL nos trajo talentos que asombraron a la liga desde su llegada: Wentz, Elliot y Bosa son muestra de ello, pero ninguno de ellos ha causado más impacto en su equipo que Ramsey. Jalen ha mantenido nivel de All Pro desde su primer snap en la liga, este 2017 el cornerback solo permitió el 51.1% completos de los pases 92 lanzados en su dirección, tuvo 4 intercepciones, 10 rompimientos de pases (pass breakups) y solo permitió en la temporada en solo touchdown, lo que lo hacen el 2do esquinero con la calificación más alta según PFF grade de este 2017 con 92.2. Su excelente nivel lo supo extrapolar a los playoffs donde frente a los Bills logró una intercepción primordial y permitió un rating de pase de 18.8. Entre todos los cornerbacks se encuentra en la posición 13 con rating de pasador permitido (passer rating allowed) de 63.9 y un mínimo de 325 snaps en cobertura.

 

 

  1. Khalil Mack Raiders (DE)

 

El 2017 no fue para Khalil Mack de la forma que él esperaba, como tampoco fue nada bien para el resto de los Raiders en una temporada donde tenían que dar el paso al frente de su división dejaron muchas cosas que desear. Pero volviendo a Mack a pesar de que no pudo poner los números que lo llevaron a ganar el premio al mejor defensa del 2016, aun así, se las agencio para terminar con una extraordinaria clasificación de 92.1 según PFF grade. Khalil tuvo en total 78 presiones a lo largo de la temporada y lidero la liga en paradas defensivas con 53 (6 más que el segundo en este apartado), además termino con su tercera temporada consecutiva con +10 sacks y +10 en valor aproximado, así como consiguió 3  pases defendidos, 61 tackles y 17 asistencias. Fue 6to entre todos los edges con un porcentaje de paradas de acarreos (run-stop percentage) de 11.2.

 

 

 

  1. Melvin Ingram Chargers (DE)

 

Si alguien influyo en el cambio de 180 grados que tuvo la defensiva y el equipo en general de los Chargers a mediados de la pasada temporada que los llevo a pelear por los playoffs hasta la última fecha, fue Ingram. El desarrollo de Melvin en las ultimas 3 seasons ha sido exponencial y este 2017 se puede catalogar como una verdadera “breaktrough season”, al punto tal de que logro por primera vez rebasar la barrera de 90.0 en clasificación de PFF grade al obtener 91.9. Esta fue su primera temporada como edge y después de que en 5 primeras se desempeñara como linebacker y Ingram nos dejó a todos con la boca abierta, sus 76 presiones totales lo ubican 5to entre los edge de la liga, fue el único en su posición en lograr al menos 3 presiones al mariscal en cada uno de los juegos que disputo en 2017, unido a esto logro 10.5 sacks, 43 tacleadas y 13 asistencias que le permitió por obtener un valor aproximado de 13 (máxima de su carrera). Su productividad en la defensa contra el pase (pass-rush productivity) fue de 12.3, 9no entre DE.

 

 

 

  1. Jason Kelce Eagles (C)

 

Rompiendo con el dominio impuesto por Dallas desde hace unos años, Philadelphia fue este 2017 la mejor línea ofensiva de la NFL, Lane Johnson y Brandon Brooks tuvieron campañas de All Pro en la toda la extensión de la palabra, pero lo que hizo a esta unidad realmente dominante fue tener al catalogado “mejor liniero ofensivo de la liga”: Jason Kelce. Después de un 2016 áspero, Kelce regreso poniendo la mejor calificación en protección a la carrera en los últimos 12 años, además de su protección por tierra posteo un anémico número de solo 22 presiones permitidas a través de los 19 juegos que disputo si contamos playoffs. Su impresionante habilidad para detener rivales, abrir espacios y ayudar en asignaciones no tuvo igual en esta temporada. Jason obtuvo en clasificación positiva de 24.88% en sus snaps de protección a la carrera (y si este era el aspecto más débil que tenía en su juego), mientras que en su protección contra el pase logro una eficiencia del 97.5%.

 

 

 

  1. Russell Wilson Seahawks (QB)

 

Russell Wilson es un crack! ¿Que, no me creen? Desde su llegada a la liga en el 2012, promedia 26.83 touchdowns (más que Big Ben y Matt Ryan), 9.33 intercepciones (menos que Drew Brees y Matt Ryan), 3696 yardas aéreas y un rating de pasador de 99.05 (4to entre todos los QB), todo esto con una de las peores líneas ofensivas de la NFL año tras año. El 2017 siguió teniendo una línea ofensiva patética, pero Wilson siguió siendo igual de impresionante, sus 34 pases para anotación (1ro), 6.1 % de pases para TD (6to), 4247 yardas de ofensiva total (4to), un valor aproximado de 16 y un rating de pasador de 95.4, lo pusieron una vez más en la conversación por el MVP. Wilson logro un rating de pasador de 109.6, séptimo entre QB con al menos 167 dropbacks, ahh! y fue líder en yardas terrestres de su equipo. ¿La verdadera pregunta seria, que puede hacer Russell Wilson si tuviera al menos una línea ofensiva cumplidora?

 

 

 

  1. Cameron Jordan Saints (DE)

 

Los Edges quizá sea unas de las posiciones con mayor calidad y competencia en la NFL, nombres como Khalil Mack, Chandler Jones y Everson Griffen son muestras del pedigrí que existe en este frente defensivo, pero este top no se basa solo en nombres sino en lo que se plasma en el terreno en cada juego, por eso sin lugar a duda tenemos que hablar este año de Cameron Jordan. El edge de los Saints mejora año tras año y sus actuaciones han convertido a la unidad de linieros de New Orleans en una de las más temidas de la competencia. Jordan fue el mejor DE de la liga punto final, sus 74 presiones totales en temporada regular lo clasifican 8vo entre todos los edge (solo 9 menos por detrás de Von Miller que lidero este apartado), además logro 13 presiones adicionales en los dos juegos de playoffs que disputo. Según PFF grade, obtuvo una calificación en grade breakdown de 92.9 en defensa contra la carrera (2do), 92.5 en defensa contra el pase (3ro), que derivó terminar con la mejor clasificación general entre todos los edge defenders de la NFL con 96.2

 

 

 

  1. DeAndre Hopkins Texans (WR)

 

DeAndre Hopkins fue tan bueno en 2017 que a pesar de perder a mitad de temporada a Deshaun Watson por lesión y tener que jugar el resto de los partidos con Tom Savage y T.J. Yates como QB titulares se las agenció para terminar como el tercer mejor receptor abierto de la liga ganándole la batalla a Keenan Allen. Después de un 2016 realmente pálido para el WR, volvió a encontrar su “mojo” y plasmo números espectaculares, así como atrapadas que figuran entre las mejores jugadas del año.  Sus 96 recepciones, 1378 yardas recibidas, average de 91.9 yardas recibidas por partido, y 13 touchdowns por recepción lo califican en el top 5 en todas estas estadísticas, evidenciando el temporadón que labro. DeAndre ganó 2.39 yardas por ruta corrida (yards per route run this season), cuarto entre receptores abiertos en esta temporada, además su (threat rate) fue el mayor de la liga con 35.2% por encima incluso de Brown y Jones.

 

 

 

  1. Drew Brees Saints (QB)

 

Hora de hablar de un “veterano”, si lo pongo entre comillas porque se supone que debo llamar así a Drew Brees que arribo a 39 años, pero ya quisieran los mariscales que tienen 10 años menos tener el rendimiento que tiene Brees año tras año en los emparrillados. Este 2017 fue extraño para el pistolero de los Saints ya que el ataque terrestre dijo presente y no tuvo que cargar él totalmente con el peso de la ofensiva, pero a pesar de no alcanzar las 5000 yardas aéreas por segundo año consecutivo Drew siguió siendo el mismo pistolero del viejo oeste que nos tiene acostumbrado. 4334 yardas aéreas, 103.9 rating de pasador, 270.9 yardas por partido, 72% de pases completos, 1.5% de pases interceptados y un valor aproximado de 16, son estadísticas que hablan de la capacidad del “veterano mariscal”. Según PFF grade, Brees terminó la temporada con una calificación de 88.6 siendo solo superado por Tom Brady.

 

 

 

  1. Casey Hayward Chargers (CB)

 

Hayward es uno de los jugadores más subvalorados de la NFL y sin duda es el cornerback mas subvalorado, pero recuerden que en este top lo que rige es las actuaciones hechas por los jugadores y su proyección para años venideros, y este 2017 no hubo mejor esquinero que Casey Hayward. Debido a las continuas lesiones de Verrett le hicieron con el puesto de CB No.1, y Hayward impuso un ritmo de otro mundo. Esta temporada el cornerback tuvo una calificación total según PFF grade de 96.4 (son 4 puntos más que el segundo CB en la lista), solo permitió el 42.7% de pases completos de los lanzados a su posición, mejor marca entre todos los esquineros titulares de la liga, además logro 4 intercepciones y 15 rompimientos de pases. Casey fue 4to entre los CB con un average de 17.7 snaps de cobertura jugados por recepción permitida (snaps played per reception allowed), además fue 9no con un rating de pasador permitido (passer rating allowed) de 58.6 entre esquineros que tuvieron más de 325 snaps de cobertura.

 

 

 

  1. Calais Campbell Jaguars (DT/DE)

 

Campbell es el principal culpable de que la unidad de linieros defensivos de Jacksonville haya pasado de ser gris a convertirse en uno de los fronts más dominantes y formidables del juego, vaya incluso les ayudo a ganarse el nombre de “Sacksonville”, su arribo a Jaguars se produjo vía agencia de Arizona y su impacto en el equipo fue notado de inmediato. Calais quien es capaz de jugar hasta en tres posiciones distintas, pero siempre con el mismo resultado para las ofensivas contrarias “brutal”, fue determinante a lo largo de la campaña, logro 73 presiones totales en el juego contra el pase y 28 paradas defensivas contra la carrera. Sus 14.5 sacks lo califican como el segundo en esta categoría solo por detrás de su antiguo compañero Chandler Jones, además tuvo una productividad en la defensa contra el pase-acarreo (dual pass-rush productivity) de 12.8 y un valor aproximado de 16 (6to en la NFL).

 

 

 

  1. Bobby Wagner Seahawks (LB)

 

Este año la mítica defensa de Seattle “Legion of the Boom” fue severamente diezmada por lesiones que afectaron el desempeño del equipo al punto tal de no clasificar a playoffs por primera vez desde 2012, pero Bobby Wagner es tan espectacular que hizo que una defensa que parecía que se sostenía a remaches luciera como una unidad de elite, ¡así de bueno es el mejor linebacker interno de la liga… si es una afirmación!! Wagner solo fallo 3 tacleadas en toda la temporada, liderando a todos los LB con 200 o más snaps en cuanto a eficiencia en el tackleo con 44.3. Entre todos los linebackers internos se encontró en el top 10 en porcentaje de paradas de acarreos (run-stop percentage), productividad en defensa contra pase-acarreo (pass-rush productivity), eficiencia en tacleadas (tackle efficiency) y promedio de snaps de cobertura por recepción permitida (average cover snaps played per reception allowed). Pese a jugar los últimos tres partidos del 2017 lesionado termino con una calificación según PFF grade de 96.7.

 

  1. Aaron Rodgers Packers (QB)

 

No hay quarterback en toda la NFL que tenga más condiciones y habilidades que Aaron Rodgers. La única razón por la que el mariscal de Green Bay aparece en la décima posición del top y no entre los 3 primeros es porque viene de sufrir su segunda lesión en la clavícula (esta vez en el brazo de lanzar) en los últimos 5 años. Recuerdo hace algún tiempo que alguien dijo que Aaron Rodgers es tan bueno que” … cuando está en la cancha los Packers son un equipo contendiente para campeonato y sin el son un equipo mediocre”. En el intervalo de 2011 a 2017, AR12 lidera todos los quarterbacks de la liga con la menor cantidad de intercepciones 46 (Brady tiene 57), es tercero en cuanto a touchdowns conseguidos con 226 (solo Brees con 253 y Brady con 227 lo superan), esto pese a sumar un par de temporadas que jugo a medias por lesión y también es primero en average de rating de pasador en este periodo con un “discreto” 105.95 lo siguen Brees con 102.17 y Brady con 100.88. Lo demás se los dejo a ustedes…

 

  1. Julio Jones Falcons (WR)

 

Llego el momento de hablar de una de las “fuerzas de la naturaleza” de la NFL; no creo que haya un receptor en la liga más dotado con características físicas y la capacidad de aventajar atléticamente a defensivos que Julio Jones. Envuelto una temporada más en la lucha sin cuartel frente a Antonio Brown por el título de mejor receptor de la liga, este año es cierto que Brown puede haberle ganado de manera global, pero Jones sigue siendo el más productivo de todos los WR, por tercera temporada en fila el receptor de los Falcons lidero la liga en promedio de yardas por ruta corrida (yards per route run) esta vez con 3.08 (único en toda la NFL en pasar la barrera de 3.0). Si bien es cierto que Julio presento problemas este año en la zona roja (solo consiguió 3 TD), sus 1444 yardas recibidas, 88 recepciones, 16.4 yardas por recepción y 90.3 yardas recibidas por partido lo hacen pieza clave en el esquema ofensivo de Atlanta.

 

  1. Harrison Smith Vikings (S)

 

Impecable, es la palabra que usaríamos para catalogar la temporada 2017 de Harrison Smith. El safety de Minnesota logro el premio que da la revista PFF a la mejor calificación de cualquier jugador de posición de la temporada, Harrison logro un astronómico 98.8 que además de ser la mejor marca de la liga fue la mejor marca de los safeties en la historia de PFF grade. La receta de su éxito en esta campaña se basó en su increíble constancia en cada juego que disputo y en su polivalencia de posiciones al punto tal que se le vio como strong safety, free safety, y en ocasiones protegiendo el slot cubriendo a alas cerradas, ya que se juego físico es igual de impresionante que el técnico. En la temporada regular termino en el top 15 entre los profundos en cuanto a porcentaje de paradas de acarreos (run-stop percentage), eficiencia de tackleos (tackling efficiency), yardas permitidas por snaps de cobertura (yards per cover snap allowed) y en productividad en defensa contra el pase-carrera (pass-rushing productivity).

 

  1. Rob Gronkowski Patriots (TE)

 

“Gronk” es el típico jugador que cada vez que el ovoide va dirigido a su posición sabes que va a pasar algo grande; Rob es un único en su clase, lo que llamaríamos un hibrido ya que su extraordinario físico de 1.96m y 120 kg lo equipara con una agilidad y soltura de sus movimientos propios de los mejores receptores abiertos de la NFL. Este 2017 Gronk siguió siendo Gronk y créame cuando les digo que llegara un momento en que ponerle hasta 3 marcas al TE de New England sea cosa de todos los juegos, a pesar de tener doble marcaje en más del 87% de los pases dirigidos a su posición, Rob logró obtener 1084 yardas recibidas (único TE en el top 10 de esta estadística) y un promedio de yardas recibidas por juego de 77.4 (más que Larry Fitzgerald, Mike Evans y A.J. Green). Gronkowski lidero todas las alas cerradas con un promedio de 2.40 yardas por ruta (0.35 yardas más que el segundo en fila), pero todavía escucho personas que dicen “su juego de bloqueo para proteger a los corredores no es bueno”, ok, este 2017 según PFF grade su bloqueo de protección (run-blocking) fue segundo entre todos los TE con 84.1, que demuestra su tremendo impacto en ambos lados del balón. Ah y en adición a esto, NADIE sabe festejar como el, #noGronknoParty.

 

  1. Le’Veon Bell Steelers (RB)

 

No creo que en la actualidad haya un jugador que pueda describir de manera más exacta la posición de flex que Le’Veon Bell. “The Juice” como lo llaman sus compañeros de equipo es conocido por ser un corredor con características físicas de un receptor y también por nunca cansarse. Le’Veon aparece en este top 10, debido a la habilidad que tiene de alargar jugadas, la “paciencia” en el segundo paso que lo caracteriza entre todos los corredores de la liga y a su capacidad para darle otra dimensión al ataque de Pittsburgh pese a tener armas como: Brown, Bryant, Smith-Schuster y un pistolero como Big Ben. Si bien su producción disminuyó un tanto en comparación con el 2016, Bell sigue siendo el flex por excelencia de la liga, líder en 321 intentos de acarreos, forzó 44 tackles fallidos (4to entre corredores), 1291 yardas terrestres, 9 touchdowns por acarreo, 1946 yardas desde la línea de scrimmage, 85 recepciones (único RB entre el top 10 en esta estadística) y un total de 406 toques de balón (60 más que el segundo en la lista), demuestra la valía de Bell en el esquema ofensivo de Pittsburgh.

 

  1. Von Miller Broncos (LB/DE)

 

La temporada de los Broncos no lleva otro calificativo que desastrosa, la franquicia de Denver fallo de forma estrepitosa y paso de tener un equipo contendiente y lleno de figuras en ambos lados del balón a terminar como últimos en su división y sus aspiraciones de playoffs habiéndose acabado apenas en la semana 9; pero lo que si continúo siendo constante fue el nivel excelente de Von Miller; este año tuvo más juego en la posición de edge que en su natural de linebacker, pero el resultado fue el mismo: total dominio del juego. Miller lidero todos los DE con 83 presiones totales en 447 pass-rush snaps y fue tercero en productividad contra el pase-carrera con un 14.5, según PFF grade este 2017 Von Miller ostenta la mejor calificación en la defensa contra la carrera con un 94.4, producto esto de 31 paradas de carreras (segundo entre su posición) y solo fallo 3 tackleadas en el juego contra la carrera. Su polivalencia en la defensa contra el pase-carrera y su evolución temporada tras temporada es lo que hace que Miller se encuentre tan alto en este top.

 

  1. Todd Gurley Rams (RB)

 

Quizás no haya persona más beneficiada con el cambio de directiva que se produjo en los Rams a principios del 2017 que Todd Gurley. Después de un 2016 verdaderamente funesto, el jugador de 3er año necesitaba encontrar el nivel que lo llevo a la cima entre los corredores de la liga en su año como novato, por suerte para él se encontró con McVay que le volvió a dar propósito y exploto su potencial de tal manera que Gurley fue uno de los finalistas esta campaña al MVP. El corredor de los Rams destruyo defensivas y tackleadas a lo largo de la season, sus 1305 yardas terrestres, 4.7 yardas por intento de acarreo, 87.0 yardas terrestres por juego, 19 touchdowns totales (13 acarreos + 6 recepción) y 2093 yardas totales; además su faceta como Flex le denoto mucha más importancia para el esquema ofensivo de los Rams, al lograr 76 recepciones para 788 yardas y 2.15 yardas por cada ruta corrida; todo esto le derivo en un valor aproximado de 19. PFF grade lo otorgo la calificación más alta entre todos los RB de la NFL con 92.0.

 

  1. Antonio Brown Steelers (WR)

 

El título del mejor receptor abierto de la liga puede ser un tema de polémica año tras año ya que tanto como Julio Jones como Antonio Brown tienen excelentes argumentos para disputarse este honor, pero el 2017 no fue uno de esos años ya que Brown sacó tierra de por medio a todos sus rivales incluyendo Jones. Brown fue tan bueno en todos los aspectos del juego que hasta por un momento se pensó que podía ser el MVP de la liga. Esta temporada alcanzo por quinta ocasión consecutiva quebrar la cifra de + 1000 yardas por recepción con 1533 (siendo líder en este rublo pese a perderse 21 snaps debido a una lesión), sus 101 recepciones, 1594 yardas propuestas, 14.1 yardas por toques de balón y 9 touchdowns por recepción lo ubican en el top 10 de estas estadísticas. Su promedio de yardas por juego fue de 109.5 es casi 20 yardas más que las logradas por DeAndre Hopkins (2do en la lista), además de lograr un extraordinario promedio de 2.87 yardas por ruta corrida (yards per route run) para WR con 40 o más pases atrapados, lo que le valió una calificación de 93.7 según PFF grade.

 

  1. Tom Brady Patriots (QB)

 

GOAT, Tom Terrific, Touchdown Tom, The Pharaoh, son algunos de los “nicknames” que se ha ganado Tom Brady a lo largo de su prestigiosa carrera, pero desde mi punto de vista hoy pudiéramos caracterizar al QB de New England con una frase: “los cuarentas son los nuevos treintas”, porque digo esto? Porque a pesar de cumplir 40 años el pasado agosto, Brady está jugando tal vez el mejor football de su vida, lo que hace dudar seriamente hasta que edad puede seguir jugando el mariscal de los Patriots (¡creo que hasta los 45!). El 2017 Brady dejo números magníficos, fue primero entre mariscales en yardas por aéreas, yardas aéreas por partido, pases completos por juego, en ofensiva total y fue líder el rating de pasador en jugadas bajo presión con un 96.6 de rating (10 puntos más que el segundo en la lista) además de archivar un valor aproximado de 19, todo esto en conjunto le valió su tercer premio MVP. Los Patriots una vez más con Brady en los controles llegó al Super Bowl LII (3ero en los últimos 4 años) aunque fue derrotado por los Eagles Brady, fue capaz de plasmar la mejor actuación de un mariscal de campo en la historia de los tazones al completar 40 pases, para un % de pases completos de 68, con 501 yardas aéreas y 4 touchdowns, les dije que Tom tiene 40 años, ¿verdad?

 

  1. Aaron Donald Rams (DT)

 

Era claro que el único jugador que podía ganarle al MVP de la campaña anterior era el Mejor Defensivo del año, esta afirmación va a traer algunas polémicas y permítanme explicar mi punto de vista. Al principio de este top había expuesto que el objetivo no era resaltar una carrera histórica ni señalar un nombre, sino que se basa principalmente en lo realizado en los años más recientes y en la proyección que pueden tener en las próximas temporadas a venir; si bien he dejado claro que no creo que haya un jugador más importante y determinante en la ofensiva como Tom Brady (sus números y actuación son su carta de presentación), tampoco creo que haya un jugador del otro lado del balón más determinante y con más talento que Aaron Donald, y la principal razón que pongo a Donald primero es porque tiene 14 años más joven que Brady y no hay que trabajar en la NASA para saber quién tiene más chances de dominar en la liga en los años venideros. Dicho esto, hablemos de Donald.

 

Aaron Donald lidero la liga entre todos los defensivos con un total de 91 presiones en 483 snaps defensivos (21 más que el segundo en lista), rompiendo con la legendaria barrera de los 90 solo reservadas para los edges, y lo hizo a pesar de perderse dos partidos en la temporada, por lo que hace pensar que el listón de las 100 presiones totales esta al doblar de la esquina. En los 14 partidos que disputo en 2017 logró, 41 golpes (32 tacles y 9 asistencias), 11 capturas a mariscales (igualando cifra máxima de su carrera) además de forzar 5 fumbles y recuperar uno. Su producción en la defensa contra el pase-acarreo fue la mejor de la NFL con un 14.8, nivel que continúo manteniendo durante los playoffs cuando en el partido de comodín frente a Atlanta registro un total de 10 presiones, lo que hizo replantearse seriamente a la ofensiva de los Falcons un cambio de estrategia. Según PFF grade Donald termino con una calificación de 98.4, lo que hace su tercera temporada consecutiva con calificaciones a 98.0 o superior, marcas que nunca se pensó que fueran posibles alcanzar. Desde el 2016 Aaron Donald ostenta 8 partidos donde ha logrado 9 o más presiones al mariscal de campo, ¡el resto de la liga en conjunto tienen solo 5!

 

Deja un comentario

Your email address will not be published.