Dak Prescott no dejará descansar a sus receptores

Dak Prescott no dejará descansar a sus receptores

El quarterback de los Dallas Cowboys va a entrenar con su grupo de wide receivers hasta que comiencen los campos de entrenamiento de la pretemporada.

Dak Prescott, quarterback titular de los Dallas Cowboys, no quiere dejar pasar ni una sola oportunidad de mejorar las opciones de su equipo de pelear la Super Bowl la temporada que viene. Ni siquiera quiere respetar el mes de vacaciones oficioso de la NFL que se abre ahora mismo ante los equipos, que cierran sus puertas hasta que, pasada la mitad del mes de julio, comiencen los campos de entrenamiento de la pretemporada propiamente dicha.

Prescott ha cogido la idea que muchos de sus compañeros en la liga siguen y va a reunir a sus receptores para trabajar juntos este mes y, a la vez, establecer vínculos de unión personal en unos, digámoslo así, días de convivencia grupal. Como si fueran con los agustinos.

“Sí, vamos a hacerlo este año”, explicó Prescott, “vamos a ir a algún sitio, trabajar fuerte por la mañana y salir y tomar algo por las tardes”.

Lo cierto es que es normal que el quarterback de los Dallas Cowboys piense que necesita trabajo extra con su grupo de wide receivers.

En un sólo año se le han ido Dez Bryant y Jason Witten, que han sido dos de los objetivos favoritos de cualquiera que haya tenido que pasar el balón para el equipo durante la última década.

El grupo ha sufrido un cambio profundo y radical. Terrence Williams se está recuperando de una lesión en el pie. Allen Hurns llegó en la agencia libre como uno de los fichajes estrelllas del equipo; también en la agencia libre se fichó a Deonte Thompson. Tavon Austin se incrporó al equipo vía traspaso. Y, por último, Michael Gallup fue elegido en la tercera ronda del draft. Sólo Cole beasley se mantiene como una de las referencias claras de años anteriores.

Los Dallas Cowboys van a ser un equipo corredor. Zeke Elliott sigue siendo la gran referencia en ataque para acumular yardas. La franquicia acaba de convertir a Zack Martin en el guard mejor pagado de la liga (84 millones de dólares por seis temporadas) y se suma a Tyron Smith y Travis Frederick en la OL más cara de la NFL y, por lo tanto, la clave absoluta de la unidad ofensiva en el equipo.

Sin embargo, eso no hace que la labor de los receptores y el quarterback sea menor. Ni mucho menos. Es este un juego de equilibrios en los que cada parte funciona sólo sin funciona todo lo demás; el juego de carrera nunca será importante si el aéreo no es una amenaza, así que el trabajo de Prescott y sus chicos es crucial para que todo tenga una estructura sostenible. Así que es lógico, desde todo punto de vista, que este nuevo grupo dedique cada minuto del año en conocerse, mejorar y, a la postre, hacer a los Dallas Cowboys aspirantes a ganar la Super Bowl.

1 comentario

    • Rey Cowboy on 02/07/2018 at 9:42 am
    • Responder

    Que bueno,necesitamos un trabajo fuerte en todo el equipo para llegar a la elite en la que debe de estar este gran equipo.

Deja un comentario

Your email address will not be published.