Canal de desarrollo

La NFL sabe que la parte más importante del deporte son sus jugadores. Los fanáticos miran los partidos cada semana para ver a las superestrellas de su deporte favorito en su más alto nivel.

Encontrar y desarrollar a los mejores jugadores requiere que la liga mantenga un canal de talentos para producir su próxima generación de estrellas. Pero la NFL sabe que desarrollar talento es más que generar grandes jugadores de fútbol americano: se trata de generar grandes personas. Por eso, la liga respalda programas como el Programa de Transición para Principiantes, que brinda a los jugadores jóvenes los recursos y las habilidades para ayudarlos a lograr el éxito en la vida, sin importar el camino que transiten.

Los jugadores actuales y exjugadores suelen decir que se enamoraron por primera vez del fútbol americano cuando eran niños. La alegría que provoca participar en Pop Warner o jugar en un partido informal inspira a los jugadores jóvenes a involucrarse en el fútbol americano organizado mediante la escuela media, la escuela secundaria y la universidad.

“El espíritu, el deseo de ganar y la voluntad para superarse son las cosas que perduran. Estas cualidades son mucho más importantes que los sucesos que ocurran”.

Vince Lombardi

La NFL invierte en programas que promueven un interés temprano y duradero en el deporte y los respalda infundiendo respeto por sus valores fundamentales: trabajo en equipo, compromiso y liderazgo, entre otros. Los programas de la liga desarrollan no solo a la próxima generación de atletas y jugadores de fútbol americano, sino también a jóvenes adultos exitosos y capaces.

No todos los jugadores llegan a ser profesionales, por eso, la NFL busca formas en las que el fútbol americano pueda ser un catalizador para un mayor desarrollo personal. Es algo más grande que simplemente formar a la próxima generación de estrellas de fútbol americano; se trata de formar a la próxima generación de grandes líderes, dentro y fuera del campo.

PROGRAMAS PARA JUGADORES UNIVERSITARIOS

Cuando los jugadores llegan a la universidad, se enfrentan a nuevos desafíos en cuanto a equilibrar las demandas de su deporte y, al mismo tiempo, avanzar en su educación superior. Dominar esas demandas ayuda a formar a los estudiantes atletas y los prepara para la vida después del estudio. Es por eso que la NFL trabaja estrechamente con la NCAA a través del programa de Extensión Universitaria y el Comité Asesor Universitario para ayudar a los jugadores a capitalizar las oportunidades atléticas y académicas disponibles para ellos, garantizando que estén preparados para tener éxito en la universidad y después de ella.

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.