La nieve, el peor enemigo de los pateadores en la NFL

Los Indianapolis Colts y los Buffalo Bills vivieron un episodio poco cotidiano la última temporada durante el invierno. Adam Vinatieri se preparaba para patear un punto extra, cuando staff del equipo entró para limpiar la nieve y darle el espacio necesario al veterano en la ejecución. Los árbitros perdieron toda su autoridad en ese momento.

En la pasada campaña, los referees no supieron qué hacer, se estaba violando de cierta manera el reglamento, pero no existía un castigo que se pudiera implementar a dicha acción. Por ello, el próximo curso, esto no podrá volver a suceder por ninguna de las instituciones o los jugadores en cancha sufrirán un castigo de 15 yardas.

En ese entonces, los jueces no podían hacer nada más que intentar retirar a los apoyadores del emparrillado, pero en realidad no tenían los argumentos de lanzar los famosos pañuelos amarillos debido a que esta solo era una política de operaciones.

El nuevo reglamento indica que no está permitido que personal de campo u otro miembro del equipo entre para quitar la nieve previo a cualquier tipo de patada.

Otro caso similar sucedió en el año de 1982 cuando Mark Henderson, quien se encargaba de remover la nieve del camino, le dejó el camino libre a John Smith (Patriots) para patear la patada ganadora contra los Miami Dolphins en un juego que terminó con marcador de 3 a 0 en favor de los de New England.

Ahora ni Vinatieri tendrá suerte la próxima campaña. Esa ocasión los Colts llevaron el juego a tiempo extra gracias a su anotación, pero terminaron por perder 13 a 7.

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.