¿Quiénes son Shaquill y Shaquem Griffin?

 

0

Shaquem Griffin fue la sensación de cara al Draft 2018 gracias a su tremenda historia, sin embargo no está solo en los Seahawks. Su hermano Shaquill lo acompaña y alza la mano para suplir a Richard Sherman y encabezar la defensiva de Seattle después de la Legion of Boom.

Presenciar hermanos jugando al mismo tiempo en la NFL no es extraño, la lista encabezada por los Manning (Peyton y Eli) es acompañada por más de 374 apellidos según el sitio del Hall of Fame (lista actualizada hasta 2015). Pero los casos de gemelos en la NFL es también selecta, con apellidos como Barber (Tiki y Ronde), Bell (Mark y Mike), Cash (Keith y Kerry), McCourty (Devin y Jason), Pouncey (Mike y Maurkice), Saul (Rich y Ron) y ahora Griffin: Shaquem y Shaquill.

Este año los Griffin podrían convertirse, junto con los McCourty, en los primeros gemelos en disputar un partido oficial de temporada regular en el mismo equipo desde 1926, cuando Tom y Gene Golsen disputaron cuatro encuentros oficiales en la temporada 1926 con los extintos Louisville Colonels.

Un elemento que hace más interesante la historia de los Griffin es lo que pasó desde que estaban  gestación. Durante el embarazo de Tangie Griffin, Shaquem sufrió el Síndrome de Bandas Amnióticas; esto se da cuando las fibras amnióticas del útero se desprenden y obstruyen o amarran extremidades del feto, interfiriendo en el desarrollo del mismo, en este caso la mano izquierda de Shaquem, la cual no pudo terminar de desarrollarse debido a esta circunstancia.

Durante el parto, Shaquill ganó la “carrera” y nació con un minuto de diferencia sobre Shaquem. A pesar de la malformación en la mano de Shaquem, sus padres no los diferenciaron en el trato para que el menor forjara su carácter y no viera la falta de una mano como una desventaja en la vida.

 

Lamentablemente, dicha malformación trajo consigo dolores insoportables para el niño, quien en un intento de aliviar su sufrimiento trato de autoamputarse con un chuchillo. Sus padres no esperaron más y de inmediato programaron la operación para quitarle la malformación y por fin Shaquem pudo sentirse aliviado al perder los dolores que le provocaban su mano malformada.

Los lazos entre hermanos siempre son especiales, pero entre gemelos se dice que que tienen una conexión muy especial. Los Griffin lo han demostrado en cada paso de su vida, siempre juntos, tomando decisiones pensando en los dos como un solo ser.

Ambos sobresalieron desde muy jóvenes en el football, incluso convirtiéndose en representantes de Estados Unidos en el combinado U-19. Sin embargo cuando su edad para el football colegial se acercaba muchos equipos veían con escepticismo el caso de Shaquem, mientras que Shaquill recibía ofertas de programas más prestigiados como Ole Miss, Florida o Miami.

Pero la determinación de los gemelos de jugar juntos y el respaldo de Shaquill hacia su hermano lo llevó a rechazar toda oferta que no viniera en paquete por ambos. Fue entonces cuando la Universidad de Central Florida se acercó a los gemelos y de inmediato se comprometieron con UCF para dar el próximo paso rumbo a la NFL.

Como freshman, Shaquill de inmediato escaló posiciones en el depth chart pero la suerte no fue la misma para Shaquem quien tuvo la designación Redshirt Freshman la cual se utiliza para dar un año más de elegibilidad de los cuatro años disponibles a un jugador, pero al mismo tiempo quiere decir que no lo consideran listo y tendrá limitada o nula participación con el equipo titular.

Del año 2013, en que Shaquem llegó a UCF, tuvo que esperar hasta 2016 para volverse pieza fundamental del equipo bajo las órdenes del Head Coach Scott Frost, quien revivió su carrera y le dio la oportunidad que tanto anhelaba. Shaquill por su parte se consolidó como prospecto de NFL y luego de 113 tackleadas y 6 intercepciones en su carrera con los Knights llenó el ojo de Pete Carroll para ser reclutado por los Seahawks con el pick 90 en la tercera ronda del Draft 2017.

Pese a perder a su hermano que partió rumbo a la NFL, el buen desempeño hizo que Shaquem se pusiera en el mapa de los scouts NFL al ser reconocido como el Defensive Player of the Year por la AAC.

Así, 2017 sería un año maravilloso para la familia Griffin. Por un lado el mayor se consolidó en los Seahawks. ganando un lugar como titular a media temporada y obteniendo su primer sack sobre Dak Prescott y su primera intercepción, cortesía de Drew Stanton. El menor tuvo una temporada maravillosa con UCF con la primera temporada invicta del programa (12-0) que culminó con una victoria sobre Auburn en el Peach Bowl 2018.

Nuevamente Shaquem fue galardonado con varios reconocimientos, incluyendo un Second Team All-American sin embargo no fue suficiente para recibir una invitación en primera instancia al Scouting Combine. Posteriormente recibió la invitación y colocó el mejor tiempo para un linebacker en la historia del Combine con 4.38 segundos en las 40 yardas, curiosamente mismo tiempo que registró Shaquill apenas un año antes.

 

Pete Carroll decidió darse una oportunidad con Shaquem y lo reclutó con el pick 141 en la quinta ronda para reunir a los hermanos en Seattle. El pasado 17 de mayo el menor de los gemelos firmó su contrato de novato por cuatro años y 2.8 millones de dólares con 300 000 garantizados, cumpliendo así el primer paso de todo joven que llega a la NFL.

Sin embargo la reunión de los Griffin con los Seahawks coincide con el final (o reconstrucción) de la Legion of Boom. Kam Chancellor acaba de anunciar su posible retiro, Richard Sherman se fue a los Niners y Earl Thomas podría salir en cualquier momento del equipo por lo que los Griffin, principalmente Shaquill por el tiempo que lleva, tienen que levantar la mano y cumplir con las expectativas para que su legado no sólo se quede en una bonita anécdota.

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.